Los ríos de Chiriquí en la mira de la hidroeléctricas

AMENAZAS FORÁNEAS.

Los ríos de Chiriquí en la mira

Rio Changuinola en Bocas del Toro, también pretende ser destruido junto con los bosques que le cobijan en la Reserva de la Biósfera La Amistad

Carlos Eduardo Galán Ponce
opinion@prensa.com

Si esta provincia es el centro más importante de producción agropecuaria del país y el más frecuentado destino nacional de ecoturismo, se debe a toda una serie de razones.

Condiciones naturales como la fertilidad de nuestros suelos, hermosas playas vírgenes, climas agradables, una gran flora y fauna nativa, bosques milenarios y caudalosos ríos de aguas cristalinas. Y una cultura de manejo responsable de este escenario natural, desde los albores de la República. A pesar de que las actividades agrícolas han afectado el entorno natural, especialmente en las zonas altas, sus efectos se ven mitigados por la diversidad de los cultivos que predominan en las diferentes zonas.

A esta diversidad se ha debido que exista una estabilidad en nuestros climas, que se mantengan las bajas temperaturas en las montañas y que los niveles de lluvias se conserven aceptables para la actividad agrícola. Estos factores, sumados a nuestra actual área de bosques, ha logrado que sea apreciable el caudal de nuestros ríos, cuyas aguas históricamente hemos sabido utilizar, tanto como fuente de energía, como con propósitos agrícolas.

En 1907 los fundadores de Boquete ya utilizaban su fuerza para mover desde maquinarias para beneficiar su café, hasta dínamos para obtener alumbrado. Pero no nos mantuvimos en ese pasado, todo lo contrario. En los años 30 ya contábamos con las plantas hidroeléctricas de Macho Monte y Boquete, ambas obra de empresas chiricanas. Continúa Empresas Eléctricas de Chiriquí, S.A. construyendo las plantas de Dolega y la de Caldera inaugurada en 1957, con una red de distribución que llevaba energía a nuestros pueblos más distantes, a tres centavos el kilovatio. En la misma época, en Volcán, ruedas Pelton eran utilizadas para llevar aguas a los canales de riego.

Y el recién inaugurado sistema de riego Remigio Rojas, en el distrito de Alanje, no es más que la modernización del eficiente canal de riego, construido por el agricultor del mismo nombre, hace más de 50 años. Fue la forma de hacerle frente a nuestras necesidades, sin excesos y cuidando el medio ambiente. Y aunque tradicionalmente empresas chiricanas han abastecido a la provincia de toda la energía eléctrica necesaria, tampoco se nos puede tildar de mezquinos. Con nuestros recursos hídricos hoy se generan para el país más de 500 megavatios de potencia. Que cuatro “vivos” convierten en dinero para sus bolsillos al precio del petróleo. Diez veces las necesidades de esta provincia.

Desde el nacimiento de la República, la ciudad capital y nosotros adoptamos estilos de vida totalmente diferentes. Mientras los pioneros de esta distante provincia se dedicaban a producir alimentos y tuvieron que ingeniarse para proveerse sus servicios básicos, en la ciudad capital tomaban lugar las actividades políticas, comerciales, de servicios y de entretenimiento, más cómodas y rentables. Empresas extranjeras le proporcionaban energía eléctrica, gas, agua y telefonía y hasta le construían las carreteras. Y aun en el comercio, cuando Empresas Romero en 1920 establecía almacenes en lugares de difícil acceso y distantes de David, para surtir esas poblaciones de los artículos necesarios, dándole golosinas de “ñapa” a los niños, la ciudad de Panamá hacía shopping en los comisariatos de la Zona.

Mientras aquí procurábamos conservar intactos los ríos donde aprendimos a nadar y las playas donde acampábamos en familia, la vida alegre de la ciudad capital convertía sus ríos en depósitos de basura y sus playas en pestilentes fosas sépticas. Les devolvieron los gringos un hermoso complejo urbanístico, similar a los hermosos barrios de antaño y hoy se dedican a destruir ambos. Recibieron de ellos extensas zonas boscosas naturales y mares y playas limpios y hoy, llenan esas playas de basura, rellenan los mares para su venta y para regalar a sus compinches y les faltan horas del día y de la noche para derribar los bosques.

El apetito insaciable de empresarios nacionales y extranjeros, en contubernio con la corrupción y la falta visión y de amor patrio de las autoridades, ha decidido convertir a la ciudad de Panamá en un hacinamiento humano. Una aglomeración de carros y de enormes cajones de vidrio y cemento donde en pocos metros de terreno apretujan a seres vivos por millares. Una importación de individuos que sin pagar impuestos exigen todo lo que cada día es más difícil proveer: agua, energía, calles, espacio, seguridad, comida. Servida con 25% de descuento… y para que seguir. Y a cambio, traen un dinero que cada día vale menos y depositan en el país cantidades generosas de gases contaminantes y de productos de su catabolismo. Sumados a la violencia creciente.

Hasta aquí pareciera que los chiricanos podemos lavarnos las manos, que eso es problema de ellos, que como dicen nuestros campesinos: “cada uno sabe dónde amarra su caballo”. Pero el problema es que esos nuevos corsarios quieren “amarrar su caballo” aquí. Repetir lo que hoy le hacen a su ciudad. Venir a Boquete a derribar los bosques para plantar cemento y crear asentamientos humanos. Venir a tomarse nuestros ríos, no para producir algo, sino para brindarles a los que vivan en esos mamotretos, golosos consumidores de energía, el placer de vivir refrigerados las 24 horas del día. Y vender energía a otros países.

Es el apetito desmedido de los mismos grupos económicos que nunca se preocuparon por proveer de los servicios básicos ni a su propia comunidad y que a pesar de que optaron por la comodidad de recibirlos de empresas extranjeras, eso no les impidió contaminar las fuentes de agua que Dios les dejó en confianza. Ahora quieren tomarse los ríos y los bosques que otros supieron cuidar y acabar con todo lo que ya destruyeron en su comunidad.

El autor es ingeniero agrónomo

About these ads

3 comentarios

  1. hola todos cmo estan de rrrrrrrrrrrrrrrriiiicccchharrdddddddddddd

  2. ayudaaaaaaa donde queda el rio chiriquiiiiii porfavor

  3. que gente mas mala van a destruir el ambiemte

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 510 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: