Destrucción de Isla Viveros se agudiza

De nada ha valido que los ecologistas de Panamá hayan objetado desde hace varios años, la destrucción de los archipiélagos y costas de Panamá por efecto de la Ley 2 de 2006 que permite la especulación inmobiliaria en sus prístinos paraísos insulares y costeros.

Es lamentable que organizaciones como ANCON en vez de objetar este dañino modelo de desarrollo pretenden hacer ver solamente que el relleno, gota que derrama el vaso de desastre ambiental, sea lo que les preocupe. Lo que en refleja un discurso equivocado, oportunista y acomodaticio. Es hora que ANCON, así como los demás grupos ecologistas y ambientalistas de Panamá sean más directos y menos hipócritas de cara a la defensa de los caros intereses nacionales, hoy depredados rampantemente por especuladores que se dizfrazan de saco y corbata y se camuflan en los corrillos gubernamentales para lograr “aprobaciones legales” de tales crímenes ambientales en nombre del desarrollo, que evidentemente no es de desarrollo. Es realmente un vulgar mercado especulativo que destruye nuestros recursos y los enajena.

La destrucción en el Archipiélago de Las Perlas continúa a grandes pasos y Ligia Castro, Administradora General de la Autoridad Nacional del Ambiente sigue permitiendo este nefasto concepto de desarrollo en nuestro país. La corrupción y la ineptitud nuevamente hacen festín por doquier y es lo que lamentablemente uno puede esperar en un país parasitado con tráfico de influencia y corrupción en el funcionarato de la cosa pública, que cual adláteres de este sistema mercantilista se presten para permitir que este tipo de proyectos de sus jefes inversionistas y los capos superiores del gobierno sean desarrollados con éxito arrogante y estrépito de ignorancia.

Es evidente que ANAM al mando de Ligia Castro y/o Eduardo Reyes, quien es la mano que mece la cuna en esa institución, están dejando un pérfido legado de venta de nuestro país a cambio quien sabe de qué. Será corrupción, ignorancia, estupidez? Qué será?

Amerita que todo este proyecto sea detenido y punto.

Burica Press.
———————————————–

NUEVA POLÉMICA EN ISLA VIVEROS

Pista de aterrizaje en el mar

Grupos ambientalistas advierten que la extensión de un aeródromo hacia el pacífico pone en peligro un corredor biológico de ballenas jorobadas.

Rafael E. Berrocal R.
rberrocal@prensa.com

La empresa Viveros Development presentó un modificación de su proyecto en isla Viveros, el cual establece la ampliación de un aeródromo de mil metros de longitud hacia el mar a través de un relleno de piedra y arena.

El relleno ha levantado voces de protestas entre los biólogos y grupos ambientalistas, como la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Ancon), que temen que la estructura interrumpa un corredor biológico de ballenas jorobadas en medio del archipiélago de Las Perlas.

Belisario Polo, representante de Viveros Development, aceptó que cerca de la isla hay un corredor ocasional de ballenas, pero asegura que el relleno terminará antes de su interrupción.

La empresa sostiene que la ampliación del aeródromo que construye es necesaria para poder recibir vuelos internacionales. El aeródromo es el complemento de un proyecto turístico de 100 millones de dólares que incluye la construcción de tres hoteles y la venta de residencias.

Alida Spadafora, presidenta de Ancon, calificó de preocupante todas las afectaciones que está teniendo el ecosistema del archipiélago de Las Perlas con los proyectos turísticos que se están construyendo en el área.

“Las autoridades deben evaluar con detenimiento el caso del aeródromo en isla Viveros y, de ratificar la afectación sobre el corredor de ballenas, deben negar su construcción sobre el mar”, concluyó. El Smithsonian confirmó que el sitio es paso de ballenas.

Viveros Development ya ha sido sancionada dos veces por daños ambientales, según confirmó la Autoridad Nacional del Ambiente.

——————————-

LA EMPRESA ASEGURA QUE LA ESTRUCTURA NO INTERRUMPIRÁ EL CANAL BIOLÓGICO

Relleno de isla pone en peligro paso de ballenas

Viveros Development ha pedido permiso para rellenar mil metros de longitud en el mar, para concluir la pista aérea del proyecto turístico.

CICATRICES QUE NO SANAN. La empresa que desarrolla el proyecto ha sido sancionada en dos ocasiones por daños al ambiente y tala ilegal en la isla. LA PRENSA/Carlos Lemos

Rafael E. Berrocal R.
UNIDAD DE INVESTIGACIÓN

rberrocal@prensa.com

La problemática por los rellenos en el mar ya no es un tema exclusivo de la Avenida Balboa o la calzada de Amador. La empresa Viveros Development, multada en dos ocasiones por daños ambientales, ha pedido autorización para realizar un relleno de mil metros de longitud en pleno corazón del archipiélago de Las Perlas, poniendo en peligro un área incluida dentro del corredor biológico de las ballenas jorobadas en Panamá.

La empresa ha determinado que las 17 hectáreas de terreno que deforestó en la isla Viveros para construir una pista para aviones no son suficientes.

Viveros Development dice ahora que necesita más espacio del que le brinda el ancho de la isla, y que su única salida es rellenar mil metros de longitud en el mar.

La solicitud fue presentada a la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) y la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP). Pero el estudio de impacto ambiental del relleno presenta unas dimensiones distintas a las señaladas a un grupo de funcionarios que realizó una gira al proyecto.

El pasado 27 de octubre, Viveros Development llevó a los inspectores y técnicos de la AMP, Anam y ARAP al sitio de la obra, donde les notificó que el relleno es de 150 metros de longitud.

Sin embargo, la solicitud que está pendiente de aprobación señala que serán 550 metros de longitud solo para la ampliación de la pista o aeródromo, y que el relleno total será de mil metros de longitud en el mar.

La región metropolitana de la Anam está elaborando un cuestionario sobre las diferencias que encontró en el proyecto; entre ellas, el tema de las dimensiones exactas del relleno y de dónde se sacará el material para realizarlo.

Viveros Development aceptó, dentro del estudio de impacto ambiental, que el área que intervendrá es parte del sistema marino costero de la isla, donde conviven especies pelágicas, demersales, fito y zooplancton, algas marinas y fauna betónica. También reporta que esa zona es área de paso de las ballenas jorobadas.

“Pero no encontramos evidencias que sustenten que dichas ballenas utilizan el canal existente en la isla Viveros para su desplazamiento”, sostiene Viveros Development en la información reportada a la Anam.

Lo que afirma la empresa contrasta con opiniones de biólogos y ambientalistas que confirman que el sector es paso de las ballenas jorobadas y que, además, forma parte de un importante ecosistema marino que ya ha sufrido el impacto del proyecto turístico en la isla Viveros.

Alida Spadafora, directora de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Ancon), calificó la situación de preocupante, ya que, dijo, se trata de un ecosistema muy sensible y que el país debe conservar como patrimonio natural.

Indicó que las autoridades deben revisar bien este proyecto, y de confirmar la afectación sobre el área de paso de las ballenas deben negar su aprobación.

“Sí pasan ballenas jorobadas por el lugar”, aseveró Héctor Guzmán, experto del Instituto Smithsonian.

Informes de esa entidad indican que el paso de estos animales tiene sus temporadas y que muchas veces las ballenas no salen a la superficie, sino que pasan cinco metros por debajo del mar.

El propio ambientalista de la compañía, Belisario Polo, reconoció que hay un canal de tránsito de las ballenas que pasa cerca de la isla Viveros. Aunque señaló que el relleno terminará antes de la intercepción con el canal.

La Autoridad Marítima de Panamá (AMP) le notificó a la compañía que no es la institución responsable de aprobar o negar este proyecto, sino el Ministerio de Economía y Finanzas.

Augusto De León, jefe de concesiones de la AMP, dijo que “el caso de la pista aérea fue enviado por error a nuestro despacho”. “A nosotros solo nos compete el caso de un atracadero que ellos también quieren construir en la isla”, dijo De León.

Aeródromo para ‘jets’ privados

Viveros Development sustenta el relleno para su pista en que necesita tener capacidad para atender a dos jets privados por semana, los cuales podrían traer al país entre 200 y 500 turistas. Se trata de vuelos directos a la isla Viveros, sin tener que llegar al Aeropuerto Internacional de Tocumen.

La inversión total del proyecto, según la empresa, asciende a 100 millones de dólares, incluyendo 5 millones por el relleno. El estudio de impacto ambiental enumera de forma somera los daños que causaría el proyecto: contaminación del agua superficial por derrames de combustible, cambios en los niveles de turbiedad del agua, eliminación de la fauna en el área del relleno y en el sitio de la extracción de la arena submarina, y contaminación del aire. Viveros Development acepta que por cada una de las 17 hectáreas devastadas para la pista de aviones se eliminaron 169 árboles. Unos 2 mil 873 árboles en total, sin incluir la tala por la construcción de las carreteras y los tres hoteles.

Megaproyecto turístico se levanta en Archipiélago de Las Perlas

Se preguntará usted por qué tanto apuro en aprobar una ley insular y costera que le permite al Estado vender con título de propiedad las islas? Para permitir que estos proyectos que no pagan impuestos se adueñen y hagan el negocio de su vida de nuestras islas como el caso que a continuación presentamos. O sea nuestros intereses de ciudadanos dueños titulares de las islas según la Constitución, fueron burlados.

Para nosotros los “megas” son prefijos muy peligrosos y este parece serlo sin lugar a dudas, dado que ya nos hemos percatado que se le aprobó un EIA cat. 2 en vez de cat. 3 y lo realizó la misma consultora que hizo el EIA del Camino Ecológico, que era una aberración científica. No podemos esperar nada bueno de lo que allí está ocurriendo y de los verdaderos impactos que este megaproyecto genera.

Estamos viendo el final de nuestras islas, si no hacemos un esfuerzo serio en recuperlas de la especulación y los piratas.

Como pueden ver en este proyecto hay corrupción, ya que ANAM se hizo de la vista gorda y ni siquiera exigió un EIA de la categoría que correspondía. Este proyecto es más inmobiliario que turístico y aquí no pasa nada.

Burica Press

En España, Puerto Rico, República Dominicana y otros países se han dado campañas ciudadanas para evitar que sus costas fueran destruidas con moles de concreto, bajo el pretexto de desarrollo. Desarrollo de qué y para quién?. Fuente: http://www.greenpeace.org/espana/campaigns/costas/campa-as-de-greenpeace-para-pr

Los que pretenden vendernos que las moles de concreto y afines en nuestras islas y costas son desarrollo, como si fuéramos ignorantes, sepan que existimos personas que sabemos que estas son falacias, ya que todos sabemos que el desarrollo nunca produce destrucción, ni pérdida de derechos ciudadanos sobre los bienes nacionales, legados por la Constitución. El eje transversal del desorrollo debe ser la formación del individuo, especialmente a través de la educación. Un individuo formado es un individuo libre y es por si un motor de desarrollo.
————————————————————————————–
Proyecto turístico se levanta en el Archipiélago de Las Perlas

El proyecto se enfoca a la clase media alta y de fuerte poder adquisitivo, por los altos precios residenciales.

Costará más de 500 millones de dólares y generará 800 empleos directos.

Raúl A. Bernal – La Prensa, 12 de enero de 2006
rbernal@prensa.com

El francés André Beladina llegó hace cinco años atraído por la particular belleza y encanto de Panamá. Su objetivo era establecer su residencia permanente en el país, pero poco tiempo después se encontró con un grupo de amigos e inversionistas que lo motivaron a ingresar en un “sueño” que hoy se ha constituido en uno de los proyectos más ambiciosos del sector turístico.

El proyecto residencial y turístico Isla Viveros, ubicada en el archipiélago de Las Perlas, contempla una inversión que superaría los 500 millones de dólares. En el proyecto intervienen inversionistas europeos, mexicanos y panameños, y se espera que la obra culmine en su totalidad en el 2012.

Lujosas villas, con precios que inician en 700 mil dólares, hoteles cinco estrellas, condominios; así como canchas de golf, marinas, centros comerciales, restaurantes y áreas de entretenimiento, son parte del diseño, cuya primera fase inició con la rehabilitación de una pista de aterrizaje para avionetas y jets privados. Los primeros 80 millones de dólares se destinarán a infraestructura.

Según Beladina, presidente del Grupo Viveros, el proyecto promoverá el desarrollo en el archipiélago de Las Perlas, al generar más de mil empleos directos e indirectos en su etapa de construcción y unos 800 permanentes una vez culminen las obras.

El proyecto se promueve a nivel internacional en las 300 oficinas de la inmobiliaria CB Richard Ellis, en su sitio web y en revistas locales. Según Luigi Bemporad, ejecutivo de la empresa, ya existen reservaciones y una lista de clientes potenciales.

Y tiembla la tierra

A pesar de que sus promotores aseguran que el proyecto conserva el aspecto natural de la isla y que se ha cumplido con los estudios de impacto ambiental exigidos, hay voces que protestan contra lo que consideran un atentado hacia las áreas verdes.

El ambientalista Ariel Rodríguez lo considera un proyecto “antiecológico”, porque se miden las ganancias económicas y no las pérdidas ambientales.

Según Rodríguez, la cantidad de desechos sólidos y líquidos que generaría un desarrollo de esa magnitud coparía la capacidad de carga ecológica de ese territorio insular.

Además, hace dos meses el abogado Juan Ramón Sevillano presentó una denuncia en la Fiscalía 12 contra el proyecto, por haberse excedido en la quema y tala de árboles para construir una pista de aterrizaje. Pero Grupo Viveros asegura que en mayo pasado la Autoridad Nacional del Ambiente aprobó el estudio de impacto ambiental, que incluye la renovación de la pista de aterrizaje.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 504 seguidores