Texto “Por el cual se establece el Parque Nacional Volcán Barú, en la Provincia de Chiriquí”

DECRETO No. 40

(Del 24 de junio de 1976)

 

“Por el cual se establece el Parque Nacional Volcán Barú, en la Provincia de Chiriquí”

 

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

En Uso de Sus Facultades Legales y

 

CONSIDERANDO

 

Que de acuerdo a las normas vigentes legales es obligación del Estado adoptar las medidas que sen necesarias con miras a lograr la protección de aquellas áreas que por sus condiciones ecológicas, edáficas y topográficas influyen directamente en el régimen hidrológico y en la conservación y defensa de los suelos, la fauna silvestre, la flora, la vida humana y la obras levantadas por el hombre;

 

Que de acuerdo a estudios técnicos realizados por expertos, a solicitud del Gobierno Nacional, es conveniente someter a un régimen especial de protección, conservación y manejo del área del Volcán Barú;

 

Que el Volcán Barú, por sus características escénicas naturales, biológicas y geológicas únicas en el país, debe servir como centro de recreación, investigación científica y educación a nivel nacional e internacional y como parte del desarrollo turístico del país;

 

Que las tierras del Volcán Barú y áreas adyacentes se ha visto en repetidas ocasiones afectadas por deslizamientos, derrumbes, inundaciones, que han causado pérdida de vidas humanas y daños a poblaciones, a sistemas hidroeléctricos y riegos, así como a diversas actividades agropecuarias de la zona, por razón de la explotación altamente destructiva de que se han visto sometidos los recursos naturales del área;

 

Que el Decreto –Ley No. 39 de 29 de septiembre de 1966 faculta al Gobierno Nacional, para reglamentar el ejercicio de los derechos sobre los bosques y tierras forestales de propiedad pública y privada, estableciendo las restricciones necesarias de uso;

 

Que es deber del Estado promover la conservación y uso racional de los recursos naturales del país,

 

DECRETA

 

Artículo I.  Establece el Parque Nacional Volcán Barú, comprendiendo dentro del mismo las tierras circunvecinas al Volcán Barú, ubicadas en los distritos de Bugaba, Boquete, Boquerón, Dolega y David, en la Provincia de Chiriquí, que se encuentran a más de mil ochocientos (1800) metros de elevación sobre el nivel del mar.

 

DESCRIPCIÓN DE LOS LÍMITES

 

Partiendo desde el punto en donde el camino que va al Aguacate se le une a la carretera que va desde Volcán a Cerro Punta, sigue el camino que va al Aguacate hasta recorrer 1,725 metros; partiendo de este punto en dirección Este a una distancia de 1,650 metros; encontramos el siguiente punto; de aquí se parte en dirección Sur hasta recorrer 3000 metros; se sigue después en dirección Este hasta los 1000 metros;  de aquí en dirección Sur hasta 2000 metros; luego y en dirección Norte hasta encontrar la divisoria de aguas a unos 12000 metros;  siguiendo la divisoria de aguas en dirección Noreste a 9500 metros se parte en dirección sur hasta los 3400 metros; de aquí en dirección Este a 600 metros de distancia, se rodea el Cerro Respingo por el Sureste hasta recorrer 800 metros; partiendo de este punto en dirección Sur se recorren 1600 metros; para luego seguir en dirección oeste hasta recorrer 3050 metros; se parte en dirección Oeste hasta encontrar la carretera que va de Volcán a Cerro Punta a una distancia de 2800 metros; de aquí se sigue dicha carretera hacia volcán hasta encontrarse con el camino que va a Aguacatal a 3000 metros de distancia, el cual es el punto de partida.

 

Artículo II. Los propietarios con títulos de propiedad circunvecinas al Volcán Barú, ubicadas a más de mil ochocientos metros de altura (1800 msnm) e incluidos dentro de límites descritos, no serán afectados en sus derechos por el establecimiento del Parque Nacional, sin embargo,  deberán adoptar las disposiciones sobre el uso de la tierra que emanen del Servicio Forestal de la Dirección General de Recursos Naturales, tendientes a proteger los suelos, el régimen hidrológico, la fauna silvestre y la flora del área, pudiéndose prohibir en ellas cualquier actividad perjucicial.

 

Articulo III.  Considerense tierras forestales y bosques especiales y declárense inadjudicables, como parte del patrimonio forestal del Estado, las tierras señaladas en el artículo I de este decreto.

 

Artículo IV.  El servicio forestal de la Dirección General de Recursos Naturales Renovables del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, efectuará el deslinde enel terreno del área destinada al Parque Nacional a que se refiere este Decreto Ejecutivo.

 

Artículo V. Queda terminantemente prohibido la ocupación, explotación, pastoreo, así como la tala y quema en el área destinada para el Parque Nacional Volcán Barú.

 

Artículo VI.  Todo aquel que ejecute alguno de los actos prohibidos por el Artículo anterior o el de cualquier otra manera adquiera madera u otros productos forestales o especímenes faunísticos provenientes del área comprendida en el Parque Nacional Volcán Barú, no exceptuados por la Dirección General de Recursos Naturales Renovables, se harán acreedores a multas de 50 balboas a 500 balboas, que será impuesta por la Dirección General de Recursos Naturales Renovables, sin perjuicio de las sanciones que pueda imponer el Servicio Forestal en virtud del Artículo VI del Decreto Ejecutivo No. 39 del 29 de septiembre de 1966.

 

Artículo VII.  Las tierras de propiedad privada que se encuentran comprendidas dentro del área del Parque Nacional Volcán Barú, se ajustarán al régimen de uso de la tierra que establezca el Ministerio de Desarrollo Agropecuario.

 

Artículo VIII. La administración, ordenación, manejo y desarrollo del Parque Nacional, estará a cargo del Servicio Forestal de la Dirección General de Recursos Naturales del Ministerio de Desarrollo Agropecuario.

 

Artículo IX.  La Dirección General de Recursos Naturales Renovables del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, hará gestiones con instituciones internacionales a fin de lograr asistencia técnica y financiamiento para Desarrollo del Parque Nacional Volcán Barú.

 

Artículo X. Las donaciones efectuadas por personas naturales o jurídicas, para los fines específicos del Manejo y Desarrollo del Parque Nacional Volcán Barú, serán deducibles del pago del Impuestos sobre la renta.

 

Artículo XI.  Los propietarios de los terrenos boscosos o de vocación forestal dentro del Parque Nacional Volcán Barú, declarados como tales por el Servicio Forestal de la Dirección General de Recursos Naturales, serán amparados a todos los beneficios fiscales de que trata el Decreto Ley No. 39 del 29 de septiembre de 1966, siempre que se ajusten a los planes de manejo establecidos por el Servicio Forestal.

 

Artículo XII.  Este decreto comenzará a regir a partir de su promulgación.

 

COMUNÍQUESE Y PUBLÍQUESE

 

Dado en la Ciudad de Panamá a los 24 días del mes de junio de mil novecientos setenta y seis.

 

 

Ing. Demetrio B. Lakas                               TTE. CNEL. Rubén Darío Paredes

Presidente de la República                        Ministro de Desarrollo Agropecuario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: