Piden auditoría a generadoras de AES Panama

Piden auditoría para Estí y Bayano

WILFREDO JORDAN S.
wjordan@prensa.com

La planta de generación Estí, que ya inició las pruebas de interconexión con la línea de transmisión, comenzará a generar energía para al mercado eléctrico a partir de noviembre próximo.

Seis empresas de generación eléctrica solicitaron al Centro Nacional de Despacho (CND) de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (ETESA) revisar los métodos de cálculo de la capacidad de generación asignadas a las centrales hidráulicas de Estí y Bayano.

La solicitud aparece en una carta enviada al gerente del CND, Oscar Rendoll, y está firmada por los gerentes de las empresas generadoras Copesa, Fortuna, Panam, PEP, Bahía Las Minas y Pedregal Power.

Según estas generadoras, Estí cuenta con un embalse que solo mantiene reserva por un día y el 40% de su agua proviene de Fortuna. “Nos es difícil entender cómo se le ha asignado una potencia firme de 111.5 megavatios”, cuestiona la carta.

En el caso de Bayano, añaden las generadoras, “no entendemos el criterio utilizado para aumentar la potencia firme de 108 megavatios a 157 megavatios”. Por ello, solicitan que se dé a conocer el método de cálculo, “porque los números no salen”, comentó Max Kelly, gerente de la termoeléctrica Bahía Las Minas.

Las generadoras cuestionan el método de cálculo de la potencia firme a largo plazo de Estí y Bayano “basado en datos históricos de los aportes de los ríos y de las otras hidroeléctricas que entregan sus aguas a la presa Barrigón”.

Por su parte, el CND no aceptó la solicitud formulada por las empresas generadoras “por considerarla contraria a las normas legales y reglamentarias que regulan esa materia”.

Rendoll respondió que para desarrollar una auditoría se requieren recursos económicos, y Etesa no cuenta con ellos.

Si alguno de los participantes del mercado considera que se requieren cambios, estos se deben proponer en las audiencias públicas que organiza el ERSP, añadió el funcionario.

 

AES Panamá se defiende

AES Panamá, que opera las centrales hidroeléctricas (Bayano, La Estrella-Los Valles y el nuevo Proyecto Estí), afirmó que dichas generadoras tienen una potencia firme calculada en base a las reglas y normas aplicables vigentes en el mercado eléctrico mayorista.

De acuerdo con la empresa de generación, estas normas fueron fijadas y ampliamente conocidas por todas las empresas que desde 1998 decidieron invertir en Panamá.

Nos preocupa enormemente, dice AES Panamá, que un grupo compuesto por el resto de los generadores, en forma conjunta y coordinada, sugieran la adopción de medidas y acciones no amparadas en las normas y leyes vigentes, las cuales perjudicarían significativamente a AES Panamá, S.A. y al mercado en general.

Para AES Panamá, la petición de una auditoría a Estí y Bayano “atenta contra la autonomía del CND y viola el Reglamento de Operación”. También se atenta “contra la seguridad, economía y calidad del servicio en el Sistema Interconectado Nacional, conducta esta que está prohibida a través del Artículo 75 de la Ley 6 de 3 de febrero de 1997”.

La Prensa, 24 de septiembre de 2003

Anuncios