Hacienda Clayton o Camino de Cruces

EN ESTRICTO DERECHO, ESTOS BOSQUES SON INADJUDICABLES Y ADEMÁS SON AREAS PROTEGIDAS. EL ESPIRITU Y LETRA DE LAS LEYES QUE HAN DEFINIDO LA SUERTE DE ESTAS ÁREAS SON CONTUNDENTES.

LA MAYOR PARTE DE LA BASURA QUE SE VE EN EL SECTOR LA HAN LLEVADO LOS TRABAJADORES DE CARLOS PASCO EN LOS CAMPAMENTOS QUE LEVANTARON EN SECTOR PARA LAS LABORES DE AGRIMENSURA Y ULTIMAMENTE LA BASURA LA HAN DEJADO LOS GUARDIAS DE SEGURIDAD QUE CONTRATÓ EL SR. PASCO PARA INTIMIDAR A LOS ACTIVISTAS Y CIUDADANOS QUE VISITAN EL BOSQUE Y EL CAMINO DE CRUCES EN ESTE HERMOSO SECTOR.

JUSTAMENTE SE APROVECHARÁ EL DIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE (5 DE JUNIO) PARA REALIZAR UNA JORNADA DE LIMPIEZA DE NUESTROS BOSQUES Y EL CAMINO DE CRUCES.

COMITE PRO-INTEGRIDAD DE LOS BOSQUES URBANOS Y EL PARQUE NACIONAL CAMINO DE CRUCES
———————-

Hacienda Clayton o Camino de Cruces
Iván Carlucci

Hoy voy a tomarme la libertad de emitir mi humilde opinión dentro del contexto general de la polémica que se desarrolla entre un pequeño grupo, pero definitivamente muy bien organizado y con un poder de convocatoria envidiable por cualquier político, de residentes de Clayton que defienden la conservación de un tramo recientemente redescubierto del Camino de Cruces y la empresa P&P, la cual está en vías de desarrollar un proyecto habitacional en el lote CL-35 de Clayton.

El 31 de diciembre de 2003, el lote CL-35, ubicado en Clayton fue adquirido por la empresa P&P, en la licitación publica #10-ARI-2003.

Clayton conserva hoy garitas militares en sus 2 entradas para que nunca olvidemos que fuimos un país ocupado, mismas que debieron ser removidas el día en que la base militar revirtió a la jurisdicción panameña y que todavía hoy son regularmente ocupadas por elementos de seguridad que tienen el tupé de preguntarle a todo el que transita por área… ¿Qué a dónde va?

Clayton consta de 1,437 estructuras, de las cuales 707 son de uso residencial, distribuidas en básicamente 3 grupos, las que le fueron asignadas a la Ciudad del Saber, las que fueron asignadas a Ong`s y las que has sido licitadas y/o adquiridas por particulares para residencias privadas.

En Clayton residen aproximadamente 2,500 personas de manera permanente, la extensión de Clayton es muy superior a las 500 hectáreas de terreno sin incluir el Camino de Cruces y las aproximadamente 280 hectáreas que fueron anexadas al Parque Camino de Cruces, lo que me lleva a sacar la siguiente conclusión. Matemáticamente hablando en Clayton hay 5 personas viviendo por hectárea, pero el área asignada originalmente y destinada a la venta de residencias era de sólo 26.87 hectáreas, lo que me indica que las 470 hectáreas restantes se han convertido en un gran jardín, mantenido por el Estado con el dinero de nuestros impuestos.

En La Hacienda Clayton, de aproximadamente 500 hectáreas, están incluidas las casi 16 hectáreas comprendidas en el polígono CL-35 adquiridas por la inmobiliaria P&P, junto a las cuales se ha redescubierto un pequeño empedrado del supuesto Camino de Cruces original, el cual después de su redescubrimiento ha sufrido más deterioro en los últimos meses , que el que había sufrido durante los últimos 400 años, debido al trafico no controlado de funcionarios gubernamentales, grupos ecologistas, residentes de Clayton, políticos, curiosos, periodistas y público en general entre otros, los cuales no tienen la menor idea de cuáles son las reglas básicas para la conservación de monumentos históricos o arqueológicos.

En lo que considero hoy debería llamarse el Camino de la Discordia pude observar en la única visita que he realizado al área, muchos desperdicios tirados en el sendero como son, colillas de cigarrillo, latas de sodas, bolsas plásticas de papitas y hasta un muñequito de los que incluyen en las cajitas felices, las cuales estoy seguro no existían hace 400 años.

Mi primera recomendación a las autoridades sería: Acordonar el empedrado del supuesto Camino de Cruces original, el cual está colindante al terreno CL-35, para que fuera analizado de manera arqueológica y no a ojo de cubero, para saber si es o no el Camino de Cruces original.

Soy un fiel creyente de la conservación del medio ambiente y también soy un convencido del desarrollo de mi país a través de la inversión privada, basada en el principio de la seguridad jurídica, que es el motor de la economía nacional.

Definitivamente hay en Panamá temas más importantes que deben ser analizados por la ciudadanía como lo son, la mendicidad y desnutrición infantil, la pobreza extrema, la corrupción, y la Caja de Seguro Social, entre otros,

Mi opinión es que en este tema muy particular deben ser las autoridades competentes en estricto derecho y a través de mecanismos técnicos y no políticos las que deben dar un fallo definitivo, fundamentado en la base de que existe un punto de equilibrio en donde se puedan entrelazar y combinar los desarrollos urbanísticos con el medio ambiente.

El autor es empresario

Caravana por el Camino de Cruces

LOS ACTIVISTAS AMBIENTALES SE MANTIENEN FIRMES EN SU LUCHA.

Caravana por el Camino de Cruces
Alrededor de 50 autos participaron en la actividad que recorrió gran parte de la ciudad capital.

José González Pinilla
jagonzalez@prensa.com LA PRENSA/Maydée Romero /22 DE MAYO DE 2005

Caminatas, cadenas humanas, caravanas y vigilias, son parte de las actividades en defensa del Camino de Cruces y de los bosques urbanos.

En medio de la discusión y las protestas por las reformas a la ley de la Caja de Seguro Social (CSS), el Comité Pro Defensa de los Bosques Urbanos y Parque Nacional Camino de Cruces realizó ayer una caravana para rechazar la construcción del proyecto residencial Sendero Caminos de Cruces, en el área de Clayton de la ciudad.

El punto de encuentro de la caravana fue Plaza Edison, en la vía Ricardo J. Alfaro. Niños, jóvenes y adultos, con banderas verdes y pancartas sobre los autos, se ordenaron en fila para realizar el recorrido.

La actividad, programada para las 2:00 p.m., se retrasó una hora por las protestas contra las reformas del Seguro que en ese momento se realizaban en la Transístmica. El recorrido empezó frente al supermercado Mega Depot. Alrededor de 50 autos se enfilaron y siguieron por la calle Manuel Espinosa Batista, frente a la UP. El recorrido continuó por toda la Calle 50.

Durante todo ese trayecto, los pitos de los autos no dejaban de sonar, con lo que buscaban llamar la atención de los pocos transeúntes que circulaban por el área.

“Nosotros no vamos a bajar la guardia, aunque sabemos que hay otros temas importantes que le interesan a los panameños”, comentó Raisa Banfield, coordinadora del comité, mientras dirigía los autos.

Luego de llegar al final de la Calle 50, la caravana dobló a la derecha por la vía Israel, para salir frente al centro de Convenciones Atlapa, siguió por toda la Avenida Balboa hasta llegar a la Plaza 5 de Mayo.

El recorrido terminó en Clayton, cerca del consulado de Estados Unidos, a pocos metros donde el empresario Carlos Pasco pretende construir el proyecto residencial, dentro de una reserva que fue establecida para proteger no solo el bosque adyacente al canal interoceánico, sino la valiosa historia de la época hispánica, entre ellas el Camino de Cruces que sirvió de vía de comunicación entre el Atlántico y el Pacífico y que se usó por varios siglos.

Pasco ha dicho que varias instituciones estatales le han certificado que el lote en cuestión “no está dentro del Parque Nacional Camino de Cruces, ni afecta el propio Camino de Cruces”.

La Inmobiliaria P&P, empresa promotora de la urbanización Senderos Camino de Cruces, ha solicitado al Gobierno que la indemnice por los gastos en que ha incurrido y por los ingresos que dejará de percibir, en caso de no poder continuar con su proyecto inmobiliario en el lote CL-35 de Clayton.

La Ruta por Descubrir y la Ruta por Destruir

La polémica suscitada por la posible futura urbanización en el lote CL-43 de Clayton ha levantado todo tipo de comentarios, la mayoría en contra, de la construcción del mencionado proyecto. Los ciudadanos que están en contra del proyecto no están en contra de un inversionista en sí, sino mas bien por la forma como este lote fue modificado para ser urbanizado cuando originalmente se trataba de una reserva natural. Lo que agrava más el problema, es el valor histórico del lugar ya que cerca del polígono en referencia, se encuentra parte del tramo del Camino de Cruces.

El debate sobre esta situación es mucho más profundo de lo que parece ya que en él se confrontan los intereses de los inversionistas que creen en Panamá, el desarrollo con responsabilidad social, la preservación de nuestro patrimonio histórico, cultural y natural de Panamá, la satisfacción de la vivienda (aun cuando sea de alto costo y baja densidad esta situación podría repetirse en cualquier otro lugar de nuestro país), las consecuencias del desarrollo económico sin las respectivas mitigaciones de los efectos que podría generar, entre otros.

Es plausible la presión ciudadana que se ha levantado al respecto y este es un pequeño aporte a la misma. El poder ciudadano, bien orientado, dirigido a la solución de problemas que afectan al conglomerado en aras de un mejor país es siempre importante siempre que la misma se haga dentro del marco del respeto hacia los demás (como no cerrar calles) y de la legalidad (siempre que la razón asista hay que creer en la Justicia por muy desacreditada que se encuentre hoy en Panamá).

El aporte se presenta en este blog como una caricatura del artista Carlos “Chic” Martínez cuyo personaje Petrolón cumplió en Abril de 2005, 35 años.

Referencia: http://petrolon.blogcindario.com/2005/05/00005.html