En defensa de la libertad de expresión

En defensa de la libertad de expresión
.. Para nuestro desarrollo como panameños y como sociedad, los recientes ataques a la libertad de expresión no pueden ser pasados por alto.


Miguel Antonio Bernal
CATEDRATICO TITULAR
Panamá América 15 de julio de 2005

PARA QUIENES estamos persuadidos que el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la información son esenciales para nuestro desarrollo como panameños y como sociedad, los recientes ataques a la libertad de expresión no pueden ser pasados por alto. Es así que, en medio del silencio de algunos y la indiferencia de otros, en las últimas dos semanas un número plural de ciudadanos panameños ha venido actuando en defensa de la libertad de expresión, reagrupado en un comité bajo esa apelación y han realizado actividades que son compiladas en esta breve cronología, producto de su acción como ciudadanos:
“Junio 27: Gran manifestación en la Curia para conocer la posición de la Iglesia. Fuimos recibidos por Luis Alberto Díaz, Tesorero de la Junta Directiva de Fe-TV y Monseñor Pablo Varela, Rector de la USMA. El Magisterio Panameño Unido entregó una carta en repudio de la decisión tomada contra el programa Confrontación de la licenciada Maribel Cuervo de Paredes. Se redactó carta al Ing. Vicente Pascual, presidente encargado de la Junta Directiva de Fe-TV. Esa misma noche, un grupo de ciudadanos preocupados se reúne y se elige el nombre a utilizar y se programan las actividades a realizar los días siguientes.
Junio 28: Manifestación pacífica en el Arzobispado. Al anochecer se hace una vigilia en el Colegio La Salle donde se celebraba la cena de Pan y Vino
Junio 29: Conferencia de Prensa. Participan en la misma para brindar su respaldo, el ex presidente de la República Guillermo Endara Galimany y Miguel Antonio Bernal. Se realiza vigilia ante el arzobispado
Junio 30: Marcha por la Libertad de Expresión, partiendo del Arzobispado, ubicado en Carrasquilla. Participan más de 500 ciudadanos. La casi totalidad de los medios televisivos, escritos y radiales no informan sobre el hecho.
Julio 1: Se investiga en el Registro público y se obtiene una copia de los estatutos de la Fundación Fe-TV.
Julio 2: Se convoca y lleva a cabo una segunda reunión de Ciudadanos por la Libertad de Expresión (con asistencia de nuevos miembros), cuyo principal objetivo fue analizar los estatutos y se toma la decisión de enviar una carta a Fray Manuel Blanquer, en su calidad de Presidente Ejecutivo de la Fundación Fe-TV. Se redacta la misma.
Julio 4: Se solicita una reunión con Fray Manuel Blanquer y, finalmente, al no tener respuesta se hace entrega la carta en varios sitios, entre ellos en la Sede de la Conferencia Episcopal (con un piqueteo con pancartas), en la Nunciatura y en el Arzobispado.
Julio 5: Vigilia en la residencia Monseñor José Dimas Cedeño y entrega de carta dirigida a él como Arzobispo de la Arquidiócesis de Panamá, solicitándole reincorporar el programa ‘Confrontación’ y mantener abierto TV-5, el único medio con información imparcial de que dispone el pueblo. Se entrega copias a la Nunciatura y nuevamente en la Sede de la Conferencia Episcopal. Nos reunimos en FETV, Canal 5 con el Licenciado Carlos Lee, director de noticias.
Julio 6 y 7: Se llama en diferentes ocasiones a Monseñor José Dimas Cedeño y a Fray Manuel Santiago Blanquer sin lograr ni recibir respuesta alguna.
Julio 8: Se solicita a la Universidad de Panamá un salón para la realización del programa ‘Confrontación’, en vivo.
Julio 9: Se convoca a reunión para estructurar mejor la organización y crear Comisiones de Trabajo. La preocupación es mayor al ver la indiferencia como los medios han tratado este tema.
En medio del silencio de algunos y la indiferencia de otros, durante las últimas dos semanas un número plural de ciudadanos panameños ha venido actuando en defensa de la libertad de expresión.
Julio 11: Participación en el programa radial ‘Alternativa’, para manifestar a la comunidad la preocupación de la agrupación e invitar a la segunda Marcha por la Libertad de Expresión y a la realización en vivo del programa Confrontación.
Julio 12: Reunión para ultimar detalles de la segunda Marcha y del programa Confrontación en vivo. Se solicita una reunión con la Defensoría del Pueblo.
Julio 13: Nos reunimos con el Lic. Guido Rodríguez, de la Defensoría del Pueblo, quien nos manifiesta su apoyo para reintegrar cuanto antes un programa independiente donde muchos panameños se sienten identificados.
Julio 14: Segunda Marcha por la Libertad de Expresión. Realización de Confrontación en Vivo”.
Que quede, pues, constancia que, como nos enseña la Declaración de Principios sobre la Libertad de Expresión, aprobado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en su numeral 13: “la utilización del poder del Estado y los recursos de la hacienda pública, la concesión de prebendas arancelarias; la asignación arbitraria y discriminatoria de publicidad oficial y créditos oficiales; el otorgamiento de frecuencias de radio y televisión, entre otros, con el objetivo de presionar y castigar o premiar y privilegiar a los comunicadores sociales y a los medios de comunicación en función de sus líneas informativas, atenta contra la libertad de expresión y deben estar expresamente prohibidos por la ley”, son incompatibles con la libertad de expresión y cada vez más, más ciudadanos se oponen a ello.

Cárcel para Maribel

Cárcel para Maribel

Luis Murillo

ESCRITOR Y DOCENTE
El Panamá América 23 de julio de 2005

Eso se venía venir. Esa mujer hablaba demasiado. Y a las mujeres perequeras hay que ponerlas en su lugar. Ya hasta parecía comunistoide con esa cantaleta de justicia para el pueblo y de que había que rechazar la nueva ley de la Caja de Seguro Social que incrementa las cotizaciones de aquellos que ganan poco, como los trabajadores y los profesionales de clase media, y libera de contribuciones las porciones salariales altas de aquellos que ganan mucho como los ministros y amigos del presidente. Según la nueva ley, los pobres pagarán más en proporción de sus bajos salarios, mientras los acaudalados pagarán menos en proporción de sus altos salarios. En pocas palabras, el pobre pagará más y el rico pagará menos.
Que bonito. L! a nueva majadería repetida en los medios es que los manifestantes son “comunistas”.
Es más, esa mujer salió a defender a los árboles a sabiendas de que en Panamá hay un exceso de vegetación. Atacó, causándole dolores de cabeza, a Carlos Pasco, ese amante de la naturaleza, amigo del presidente y contribuidor desinteresado de su campaña política. Pero ahí no para la cosa. Esa Maribel, quien intentó ponerle al gato el cascabel, es causante indirecta de la súbita caída de la popularidad de nuestro líder Martín y de todo aquel que lo rodea. Martín solicitó, en aras de la diversidad de opiniones, que todos los corresponsales de televisión estuviesen en su democrática rueda de prensa hace dos semanas. Pero Martín hizo una excepción: prohibió la presencia de la susodicha mujer y otras como ella, a pesar de que ella era lejos la más popular de todas las corresponsales de televisión. Decisión sabia, pues nuestro líder no iba a contestar preguntas difíciles. !
Esa caída precipitosa de los índices de aceptación de la gestión del presidente y del gobierno perredé era preocupante. Había que hacer algo.
La autocensura de los medios era un primer paso. Es claro que los medios no están reportando todo lo que está pasando. Pero la autocensura de los medios no era suficiente, ya que esa mujer seguía hablando y su programa televisivo seguía cosechando triunfos. Así que Juan Carlos Tapia, ese parangón de la democracia y defensor incontrovertible de la libertad de expresión, entró en acción. Dijo: “Esto se arregla a trompadas” (parece que al tipo le gusta el boxeo). Y sin más contemplaciones le asestó un puñetazo al candente programa de televisión cerrándolo de inmediato. Delicado, el tío ese. (¡Buena esa, Juan Carlos, el PRD te lo agradece!) También parece que la oficina de Monseñor Cedeño está infiltrada de agentes del PRD que le causan daño a los principios cristianos.
No de! bemos parar en la clausura de noticieros perequeros. Aquí hay que organizar una quema de libros. Una fogata bien bonita en la plaza de Santa Ana donde se tiren todos los libros que cubren la historia reciente de Panamá, ya sea en español o en inglés, y que no demuestren el debido respeto para nuestros líderes militares del reciente pasado. Por ahí anda circulando un volumen gordo, candidato perfecto para la fogata, que habla mal de Omar y de Manuel Antonio.
Los buenos panameños se deben unir y ponerle coto a tanto libertinaje apoyando los cierres de programas populares de televisión que plantan ideas de primer mundo en las cabezas de los ciudadanos. La censura es a veces necesaria cuando los intereses de los poderosos se ven amenazados.
No se puede permitir que Panamá se convierta en Suiza, ya que la civilización es mala. Gente como Maribel y su socio Rolando deben ir presos. Panamá avanza hacia el cuarto mundo. Después de 21 año! s de dictadura Panamá quedó acostumbrada a la ley militar. Es natural que le cueste trabajo desarrollar su democracia. La represión es buena. Ya lo dijo Vivian: “a mi esposo se le está acabando la paciencia”. Que suelten a los doberman. El partido en el poder, lleno como está de fieles seguidores de la dictadura, está abonando el terreno para otro golpe.

EL SILENCIO DE MONSEÑOR A LOS FIELES

A raíz del cierre de programas de opinión en FETV, Canal 5 se organiza el grupo de Ciudadanos en defensa de la Libertad de Expresión, el cual ha enviado varias notas dirigidas a Monseñor José Dimas Cedeño solicitando una explicación del cierre de estos programas, las cuales han sido ignoradas hasta la fecha.

En declaraciones del Expresidente Endara, se desprende que durante su gestión cedió la frecuencia del canal FETV que tendría propósitos educativos sin fines de lucro y se adiciona la concesión de Cable Onda, televisión por cable para garantizar los gastos de operación, mantenimiento, la cual fue posteriormente vendida a 32 millones dólares. Afirmar que razones administrativas y financieras son las causales del cierre de los programas CONFRONTACION Y 3600 SEGUNDOS no parecen reales, mas aún considerando las recientes inversiones de 5.5 millones en infraestructura y equipo.

El cierre de los programas obstaculiza nuestro derecho de estar bien informados y consideramos que su silencio es un silencio cómplice.

Opinión Pública de Comité Por la Libertad de Expresión en Panamá
17 de julio de 2005

Existe un deber moral de explicar al pueblo panameño los cambios que se le están haciendo al canal

Declaraciones del Lcdo. Guillermo Endara Galimany
Ex presidente de la República de Panamá
para los Ciudadanos en Defensa de la Libertad de Expresión

Después de nuestro encuentro y atendiendo vuestra solicitud, paso a exponerles las circunstancias en la que mi gobierno concedió a la Iglesia Católica las frecuencias del Canal 5, señal televisiva que era asignada a los presidentes de turno del régimen dictatorial para ser utilizada para su beneficio personal y político.

El propósito de otorgar a nuestra Santa Madre Iglesia la concesión de estas frecuencias era utilizarlas para fomentar una programación sin fines de lucro que promoviera y propiciara los valores morales, culturales, educativos y religiosos. Nunca se pretendió que la explotación de esta frecuencia por parte de la Iglesia Católica, buscara ni tuviera fines comerciales, antes por el contrario, todo lo que hicimos fue a sabiendas que sería una empresa deficitaria que requeriría ser subsidiada como comprendimos todos los que este asunto intervinimos, como lo fuimos Monseñor Marcos Gregorio McGrath (q.e.p.d.), entonces Arzobispo de Panamá, representantes de las televisoras comerciales, y mi persona como Presidente de la República, el Ministro de Gobierno y Justicia y varios de mis subalternos. Como el propósito claro fue que no sería comercial, también se comprendió perfectamente que su objetivo no sería competir por “ratings” o crear algún tipo de competencia con las televisoras comerciales panameñas. En resumen, Canal 5 fue concebido para promover la formación integral de los panameños.

Para subsidiar esta empresa deficitaria, Monseñor McGrath primero exploró la posibilidad de que asumiera este subsidio la Iglesia alemana, que tanto ha ayudado a la panameña, pero la jerarquía alemana sólo pudo comprometerse, según fui informado por el propio Arzobispo, con “el lanzamiento” de esta empresa televisiva, y después tendría que descontinuar su ayuda. Ante esta situación, Monseñor McGrath me informó de la imposibilidad de la Iglesia panameña de cubrir este déficit, por lo que se veía en la penosa situación de no poder aceptar nuestra propuesta. Entonces mi gobierno tomó la decisión de asignar, en adición a frecuencias de televisión, la concesión de la televisión por cable, hoy, Cable Onda, S.A, empresa que también, bajo la dictadura militar, era asignada al Presidente de turno, para su provecho personal y de sus amigos. Con esta asignación económica importante, mi gobierno garantizaba así una amplia liquidez y un subsidio muy cómodo con los cuales se cubrían los gastos de operación, mantenimiento y un superávit abundante para la viabilidad económica de la televisora cuyas frecuencias se autorizaban.

Con ese fin, se creó la Fundación para la Educación en la Televisión (FETV) integrada por varías grupos religiosos donde el señor Arzobispo de la Iglesia Católica sería su presidente y representante legal. La constitución de esta fundación, no sólo contó con la complacencia de mi gobierno, sino que además con la satisfacción de los propietarios de los otros canales comerciales existentes en ese momento, pues estimaban que su operación no era competencia para ellos.

Años después la iglesia recibe de una empresa extranjera una propuesta de 35 millones de dólares por la compra de la concesión de la televisión por cable, y públicamente se me consultó al respecto. Yo respondí que me parecía una propuesta excelente desde el punto de vista económico para la Iglesia, ya que el negocio de la televisión por cable no parecía ser apropiada para la Iglesia, y estimaba que los dineros recibidos se podrían invertir sabiamente y recibir el subsidio que necesitaba la televisora. Sin embargo, declaré además que no me parecía correcto ni conveniente a Panamá, que un extranjero adquiriera un medio masivo de comunicación. Admito que no se que fue lo que ocurrió en los días siguientes con las negociaciones, pero la venta se realizó finalmente por la suma antes mencionada, pero a un panameño.

Por todo lo anterior, me sorprende muchísimo, y me resisto a creer que FETV Canal 5 tenga dificultades económicas y estoy convencido que existe un deber moral de explicar al pueblo panameño los cambios que se le están haciendo al canal donde dejan de cumplir los objetivos principales que garantizan una opción diferente y un permanente intercambio de ideas en todos los aspectos morales, culturales, sociales y religiosos.

Panamá, 20 de julio de 2005

“Servir hasta el sacrificio”

Guillermo Endara Galimany
Ex presidente de la República de Panamá – 1990-1994

Otro periodismo ¡es posible!

Otro periodismo ¡es posible!

Los cinco años que tengo como directora ejecutiva del Centro Latinoamericano de Periodismo (CELAP), institución dedicada a la capacitación de periodistas en América Latina, me han permitido escuchar a los maestros del periodismo de excelencia del continente, alertarnos sobre las amenazas de la libertad de expresión, el acceso a la información y la calidad del ejercicio del periodismo que hoy se practica en la región.
Durante este lapso, he enriquecido mi visión a través de la variada y profusa información que sobre este importante tema se hace en el mundo entero. Para nadie con criterio analítico, independiente, honesto y firme en sus convicciones democráticas, es una sorpresa que, el periodismo que hoy se ejerce desde muchas de las redacciones de las corporaciones mediáticas, es profundamente criticado y rechazado por los ciudadanos que entienden cuán alejada está esa profesión de su valiosa misión. Los grandes y verdaderos periodistas intelectuales del mundo no rehuyen la discusión sobre la severa crítica que se le señala al ejercicio del periodismo de hoy. Quienes no tienen ni su palabra, ni su pluma, ni su voz y mucho menos su bolsillo empeñado para, por y en beneficio de los poderes económicos o políticos de su país, han planteado con firmeza, en la agenda mundial, la discusión abierta y descarnada sobre el periodismo que hoy se ejerce en el mundo y que atenta contra la propia democracia, contra la libertad de expresión, contra el derecho a la información y contra el propio ciudadano.
¿Cuánto y por qué se ha alejado el periodismo de hoy de su función de informar en forma veraz y oportuna? ¿Por qué evita entregar la información necesaria que cree opinión para controlar a los poderes? ¿Qué matices se introducen en el contenido informativo para complacer a los poderes económicos y políticos y engañar al ciudadano? ¿Cuáles son los mecanismos aceptados por el periodismo para encubrir la información? ¿A qué papel juegan los gremios periodísticos? ¿Por qué aumentan su membresía con los traficantes de información y guardan silencio con los mercaderes del periodismo? ¿Se censura o se autocensuran los periodistas? Hay innumerables escritos, conferencias, denuncias y libros de intelectuales como Ramonet, Chomsky, Estefanía, Rubiales, Moore, Galeano, Verbisky, entre otros, que no guardan silencio sobre el abandono o entrega placentera, cómplice y asquerosa que, los seudo periodistas, hacen de tan delicada tarea. Para quienes en Panamá nutrimos la esperanza de que otro periodismo es posible, leemos con avidez y aplaudimos los señalamientos que estos maestros le hacen a periodistas y medios responsabilizándolos de las inequívocas muestras de corrupción en la profesión, de sus silencios cómplices, de su coquetería, seducción y entrega con el poder, del divorcio que mantienen con la función fiscalizadora del poder, de no constituirse en críticos de ellos, de olvidar, ex profeso, su obligación con la verdad y de la cobarde traición que hacen a la lealtad inquebrantable que le deben a la ciudadanía.
Así por ejemplo, hoy el mundo periodístico discute el último libro del Dr. Francisco Rubiales, La Democracia Secuestrada, donde señala que el periodismo no está cumpliendo con el deber que pactó con los ciudadanos cuando nació la democracia moderna en el siglo XVIII y que permitió el surgimiento del Estado moderno. Para Rubiales el medio o periodista, que no cumpla con el ejercicio riguroso y permanente de fiscalizar al Estado a través de la información, la investigación y la generación de opinión, no está ejerciendo periodismo. El presidente del grupo Euromedia, denuncia que los medios han traicionado sus orígenes cayendo en la tentación de ser el cuarto poder, cuando eran mucho más que eso, eran la emancipación de los ciudadanos… eran el poder supremo por encima de todos los otros. Los medios se constituyeron en un poder más, establecieron alianzas con los políticos y los grandes poderes mercantiles y, esas alianzas, han coartado la libertad; como consecuencia, las redacciones han perdido el poder, la objetividad y la independencia. Los directores han dejado de ser directores de equipos de periodistas para convertirse en una especie de aliados de las empresas destinadas a pastorear a periodistas (Periodista Digital, 30/3/05). Sentencia Rubiales que los medios de comunicación se han mercantilizado vendiéndose al poder que les proporciona publicidad e influencia en los partidos políticos. En el pacto existente entre el periodismo y los sectores económicos/políticos, el gran perdedor es el ciudadano, quien no tiene a su servicio un periodismo democrático, independiente, objetivo y veraz (Revista Fusión, 2005).
¡Ah… cuánta falta nos hace en Panamá contar con intelectuales del periodismo que tengan la integridad y compromiso de estos maestros! Con ellos nutro mi esperanza y fortalezco mi utopía de que, a pesar de quienes hoy deshonran esta profesión, hay quienes sabemos que otro periodismo ¡es posible!
Maribel Cuervo de Paredes
La autora es comunicadora social
La Prensa