Ideas encontradas. Juzgue Ud. Quién defiende intereses particulares y quién intereses de Tercera Generación?

Qué son los derechos de tercera generación?
———————————————————————————-
Sr. Carlos González:

Como usted aparenta estar totalmente informado de esta Ley, le agradezco si me pudiera aclarar dos artículos solamente, tengo muchas mas dudas pero por ahora solo estos.

Qué características exactamente deben reunir las islas para ser declaradas de interés turístico? El artículo 19 muy vagamente dice que las islas deben reunir especiales condiciones. Pero yo quiero saber cuáles exactamente son estas condiciones, físicas, paisajísticas, distancia del continente. Cuáles???

En este mismo artículo se menciona que debe haber garantía de generación de empleo significativo. Ok…descríbame por favor «significativo», dependiendo del tamaño del proyecto, cuantas personas?? Debería introducirse además en este artículo, que los empleos deben ser 95% mano y recurso humano PANAMEÑO. Porque ya he visto que en otros super proyectos hoteleros, la mayoría son empleados de otros países y la comunidad sigue sin trabajo.

Según los promotores de la ley, la misma es para beneficio del estado y asumiría yo que de la mayoría de los panameños. Sin embargo, no veo como se beneficiarán los mas pobres, que son los más. Aquí se están beneficiando las bienes raíces, los menos, pero poderosos.

El artículo 26 lee: A las personas naturales residentes en el área, que puedan demostrar, por cualquier medio, que han mantenido una ocupación permanente e ininterrumpida de terrenos del Estado en territorio insular, por un periodo no inferior a 10 años anteriores a la entrada en vigencia de la presente Ley, utilizando dichos terrenos como vivienda principal o asiento de su actividad agrícola con fines de sustento propio, se les otorgará la concesión de dichos terrenos por 90 años, sin que para ello deban consignar fianza alguna pro dicha concesión. Esta concesión solo podrá ser transferida cumpliendo con el tramite que establezca esta ley.

MI PREGUNTA: Entonces después de los 90 años, estas personas pierden sus tierras y su inversión? Obviamente el promotor no estará en este mundo, pero sus nietos?? todo lo heredaría el gobierno de turno??Y que pasa si no es la vivienda principal, pero temporal? Perdería la misma sin mas?

Los requisitos adicionales según articulo 26: Req. No3. Si se trata de parcelas con explotación agrícola, estas no podrán ser superiores a una hectárea, y en razón de una por familia debidamente constituida. La parcela debe estar en plena producción, y así debe ser demostrado, con una antigüedad no menor de 5 años, contados regresivamente a partir de la vigencia de la presente ley.

Mi comentario: Que pasa si este año no hubo producción por alguna enfermedad agraria o cambio climático? La pierde también? Y si tenía mas de una hectárea?? Las otras las pierde??

Sr Gonzalez, los proyectos que deben promoverse en este país son para ayudar a las comunidades a que sean sus propios empresarios, darles incentivos para que monten sus negocitos en estas áreas rurales y logren salir de la pobreza. NO queremos simples empleados de grandes transnacionales que ganan salario mínimo y jamás logran salir del hueco. Eso no es turismo sostenible ni desarrollo. Adicionalmente, turismo residencial no es turismo. El turista es aquella persona que pasa menos de 1 año fuera de su hogar. El turista que viene a comprar acá, es turista mientras no compre..una vez que compre ya no es turista, es residente. No usará hotel, no usará agencia de turismo. Es más, a veces ellos mismos montan sus negocios y luego desplazan al panameño. En este país caben varios tipos de turismo, el masivo, el residencial y el menos dañino y más conservacionista de todos, el ecológico. Sin embargo, no se puede generalizar y tratar de hacer cualquier tipo de turismo en cualquier lado. Las Islas no deben ser para turismo masivo ni residencial.

Me gustaría me respondiera mis dudas y aprecio cualquier comentario suyo.

Atentamente,
Rina Stella Barba
Ambientalista y Experta en Administración de Turismo

—————————— Mensaje original ———————-
De: Carlos E. Gonzalez
Para: ‘A. R. Rodriguez
Enviado: Miércoles, 19 de Octubre de 2005 11:46 a.m.
Asunto: RE: Venta de playas e islas de Panamá–Proyecto de ley VENDEPATRIA

Nada puede ser más falso y alejado de la realidad que lo que aquí escribes. No sé qué proyecto has leído, pero paso a resumir lo que está equivocado:

La Comisión de Hacienda ha venido discutiendo este proyecto, con amplia participación (entre los que me incluyo). Producto de la participación de los habitantes de Bocas, Colón y la ANAGAN, además de sus diputados que, sin ser miembros de la comisión, asistieron a los debates y participaron, el proyecto ha sido reformado de manera sustancial. En particular para que no afecte los derechos posesorios existentes en la actualidad, sean estos legales o de hechos.

El proyecto lo que permite es que el gobierno de en concesión o enajene tierras baldías de propiedad del Estado y que se encuentren en áreas declaradas de interés turístico por el gabinete. De hecho, las concesiones ya se pueden dar con la legislación vigente, pero tiene un término que hace que no sea atractiva la inversión a largo plazo, la cual requiere el país.

Entre estas áreas pueden estar los territorios insulares. En estos territorios, el gobierno sólo puede dar en concesión o enajenar tierras baldías que no tengan interés ecológico o científico, que no se encuentren dentro de un parque nacional o en comarca indígena, que no sea de interés estratégico para la Nación y que no se encuentren a 10Km de la frontera.

Por lo anterior, lo que puede dar en concesión en islas es muy poco, ya que la mayoría de las islas del país o son parte de un parque(Coiba, Bastimentos, Portobello) o son comarcas indígenas(Kunayala). De lo que queda, básicamente Las Perlas y algunas islas de Chiriquí y Veraguas, casi la totalidad está en manos de derechos posesorios o, como es el caso de Las Perlas, con títulos de propiedad (más del 60% del territorio) que vienen de antes del año 1918.

Además, para que el gobierno enajene o concesiones dichas tierras sólo puede hacerlo para un proyecto de desarrollo turístico y el contrato incluye la realización de un Estudio de Impacto Ambiental y su cumplimiento en la etapa de desarrollo del proyecto (su incumplimiento puede conllevar la rescisión del contrato).

Lo anterior significa que la Ley va a atraer inversiones limitándolas a que se lleven a cabo desarrollos sostenibles. De hecho, la ley sólo viene a permitirle al Estado hacer lo que ya los particulares están haciendo con sus terrenos, los cuales son, como dije antes, mayoritarios en el territorio insular.

Sus planteamientos alarmistas no lo sustentas ni en un análisis de la situación ni de la ley. Denota un completo desconocimiento de la realidad y un claro interés en detener cualquier tipo de inversión por considerar que la inversión privada es dañina. De hecho, el proyecto lo que viene es a establecer criterios de desarrollo sostenible, los cuales no existen en la actualidad.

Saludos,

Carlos Ernesto Gonzales Ramírez
Fundación Libertad
Buffete Morgan y Morgan
Representante de Inversionistas Interesados en Islas

———————- Mensaje original ———————–
Estimado Carlos Gonzales R.:

Por conocer vuestra escuela de pensamiento y tus intereses me abstengo de hacerte entrar en razón y lo que te digo a continuación es sólo para que sepas que contrario a ustedes, nuestro interés en proteger las islas y costas amenazadas con este proyecto de ley es por nobleza y compromiso generacional, más de allá de mis familiares y amigos. Lo de ustedes lo hacen por mero lucro, sin importarles las consecuencias de sus actos. Después de todo tu filosofía neo-liberal libertaria indica que las siguientes generaciones deben remediar los males que esta generación les deja. Como Homo sapiens (especie más evolucionada conocida sobre la faz de este planeta) nos negamos a ser meros animales, cual jauría de lobos, donde sólo sobreviven los más fuertes.

Esta ley es nociva para el país, por que te cuento que ahora está también incluyendo costas de tierra firme. Como lo ves está muy bueno el camarón. Cuatro en uno: apoderamiento de las islas más hermosas del país, apoderamiento de las costas más hermosas, excepción de impuestos y negociado de tierras.

Este proyecto destruirá en el mediano y largo plazo la biodiversidad y magia de nuestras islas y costas.

Se vende Isla Solarte


Obsérvese lo que está ocurriendo en Bocas del Toro. La ley que intenta legalizar la venta de nuestras islas no salvará de la depredación y sobrepoblación de nuestras islas de propios y extraños. Ambos grupos,sean pobres o ricos igualmente destruirán en el mediano y largo plazo toda la biodiversidad y belleza que actualmente tienen nuestras islas.

Por favor, ciudanos/as panameño/as acceda a este sitio que vende Isla Solarte pedazo a pedazo y díganos quienes estamos realmente perdiendo y quienes están ganando?

Donde está el gobierno nacional defendiendo los intereses de todos los panameños? Creando leyes para legalizar definitivamente la toma de todas las islas y costas de Panamá?

Islas de Panamá. Archipiélago de San Blas o Kuna Yala

Archipiélago de San Blas o Kuna Yala
…os contaré mis experiencias de San Blas, que han sido fabulosas: Algunas islas están muy cerca de otras, muchas están deshabitadas, y otras tienen sólo una cabaña que es del guardián de los cocos, base de la economía de las islas junto con la pesca, y desde hace poco el turismo. Hay bastantes islas «de foto», pequeñas, circulares, con playa de arena blanca que la rodea, un palmeral en el centro, y agua color turquesa protegida por la barrera de coral.

La Carta de la Tierra

———————————–
La Carta de la Tierra: una promesa
Leonardo Boff
———————————–
Los días 6-7 de noviembre se realizó en Amsterdam un balance de los 5 años de la aprobación de la Carta de la Tierra. Este documento nació como respuesta a las amenazas que pesan sobre el planeta, y como forma de pensar articuladamente los muchos problemas ecológico-sociales, con la Tierra como referencia central. En 1992, con ocasión de la Cumbre de la Tierra en Rio de Janeiro, fue propuesto tal documento que, por razones que no cabe referir aquí, no fue aceptado. En su lugar se adoptó la Declaración de Rio sobre Medio Ambiente y Desarrollo. De esta forma, la Agenda 21, el documento más importante de la ECO-92, quedó privado de fundamentación y de una visión integradora. Insatisfechos, los organizadores, especialmente Maurice Strong, de la ONU, y Mikhail Gorbachev, director de la Cruz Verde Internacional, lanzaron la idea de que se creara un movimiento mundial para formular una Carta de la Tierra que naciese desde abajo hacia arriba. Debería recoger lo que la humanidad desea y quiere para su Casa Común, la Tierra.

Después de reuniones previas y muchas discusiones, se formó en 1997 la Comisión de la Carta de la Tierra, compuesta por 23 personalidades de los varios continentes (yo entré por Brasil), para dar seguimiento a una consulta mundial y redactar el texto de la Carta de la Tierra. Efectivamente, durante dos años, tuvieron lugar reuniones que involucraron a 46 países y más de cien mil personas, desde favelas, comunidades indígenas, universidades y centros de investigación, hasta que a inicios de marzo de 2000 en el espacio de la UNESCO en París, fue aprobado el texto final de la Carta de la Tierra.
Es uno de los textos más completos que se han escrito últimamente, digno de inaugurar un nuevo milenio. Recoge lo mejor que el discurso ecológico ha producido, los resultados más seguros de las ciencias de la vida y del universo, con una gran densidad ética y espiritual. Todo está estructurado en cuatro principios fundamentales, detallados en 16 proposiciones de apoyo. Los cuatro principios son: 1) respetar y cuidar la comunidad de la vida; 2) integridad ecológica; 3) justicia social y económica; 4) democracia, no-violencia y paz.

El sueño colectivo propuesto no es el «desarrollo sostenible», fruto de la visión intrasistémica de la economía política dominante, sino «un modo de vida sostenible» fruto del cuidado para con todo ser, especialmente para con todas las formas de vida y de responsabilidad colectiva frente al destino común de la Tierra y de la Humanidad. Este sueño bienaventurado supone entender «la humanidad como parte de un vasto universo en evolución» y la «Tierra como nuestro hogar, y viva»; implica también «vivir el espíritu de parentesco con toda vida», «con reverencia, el misterio de la existencia, con gratitud, el don de la vida que utiliza racionalmente los bienes escasos para no perjudicar al capital natural a las generaciones futuras; ellas también tienen derecho a un Planeta sostenible y con buena calidad de vida.

Las cuatro grandes tendencias de la ecología –ambiental, social, mental e integral- están ahí bien articuladas, con gran fuerza y belleza. Si es aprobada por la ONU, la Carta de la Tierra será agregada a la Carta de los Derechos Humanos. Así tendremos una visión holística de la Tierra y de la Humanidad, formando un todo orgánico, sujeto de dignidad y de derechos.

Exposición de motivos para proteger el Archipiélago de Las Perlas

A continuación la exposición de motivos del Proyecto de Ley 151,

QUE DECLARA EL ARCHIPIÉLAGO DE LAS PERLAS COMO ZONA ESPECIAL DE MANEJO Y SE DICTA OTRAS DISPOSICIONES,

que tiene como objetivo establecer una Zona Especial de Manejo en el Archipiélago de Las Perlas, la cual se localiza en el distrito de Balboa, provincia de Panamá, con el propósito de proteger los recursos de la zona costera, mantener la productividad y biodiversidad de los ecosistemas, proteger los recursos culturales y patrimoniales y mejorar la calidad de vida de las comunidades que dependen de dichos recursos. Confiamos en la buena fé y la responsabilidad generacional de los proponentes y los diputados que esta este proyecto no será desnaturalizado en el Pleno y pierda el magninimo sentido que busca.

Las futuras generaciones le estarán agradecidos de las decisiones sabias tomadas en estos momentos. Con este proyecto 151 (hasta donde hemos visualizado) se hace patria, sin embargo con el proyecto de ley 132 se venden los recursos de todas las generaciones, que ello la convierte en un instrumento lesivo al interés nacional. Nótese que el martes 29 de noviembre está en agenda la discusión de esta ley 132 y es casi el único proyecto que no ha sido subido a la página de la Asamblea Nacional. Por qué será?

Instamos al Diputado Denis Arce a proponer una ley semejante al proyecto 151 para que se proteja el Archipiélago del Golfo de Chiriquí y sus recursos para las presentes y futuras generaciones.
————————————————————————————–
El Archipiélago de las Perlas está conformado por alrededor de 255 islas e islotes que agrupan diversos ecosistemas marinos, como arrecifes coralinos y manglares, que son de incalculable valor’ económico para el sostenimiento de la alta productividad pesquera del Golfo de Panamá. Dichos ecosistemas están distribuidos en 1,401 hectáreas de manglares, 197 hectáreas de comunidades coralinas y 110 hectáreas dé arrecifes coralinos, en aguas someras inferiores a 15 m de profundidad. Además, la zona sur del archipiélago se caracteriza por fondos rocosos profundos que albergan una de las pesquerías de pargos y meros más importantes de Panamá.

Según encuestas realizadas a los pobladores de la zona durante abril-mayo de 2004 y validada públicamente en noviembre-diciembre de 2004, por la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), Programa Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Instituto Smithsonian de investigaciones Tropicales (STRI), el 82% de los pobladores residentes de las ocho comunidades del Archipiélago de Las Perlas y usuarios directos de los recursos naturales, reconocen una disminución.en la pesca y solicitan al gobierno se regulen aspectos de la pesquería local.

La mayoría de los pobladores (92%) apoyan la creación de una zona de protección costero-marina bajo cualquier categoría de manejo, motivo por el cual se da la necesidad de declarar el archipiélago como Zona Especial de Manejo dentro del programa de manejo costero integral de la Autoridad Marítima de Panamá, el cual contempla la integración de áreas protegidas terrestres dentro del sistema insular siguiendo las categorías de manejo administradas por la Autoridad Nacional del Ambiente.

En el archipiélago se encuentran numerosas playas de anidación de tortugas, dentro de las cuales hay cinco especies, todas amenazadas y protegidas bajo la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (CITES) ratificada por Panamá según Ley No 14 del 28 de octubre del 1977. Dos de estas especies, la tortuga Baula Dermochelys coriacea) y la Carey (Eretmochelys imbricata) se encuentran en peligro crítico.

El archipiélago ofrece aguas protegidas y someras que lo hace un área prioritaria de reproducción para la ballena Jorobada Megaptera novaengliae en todo el Pacífico Oriental Tropical y posiblemente para otras especies de cetáceos. Este santuario está amparado localmente por la Ley No 13 del 5 de mayo de 2005 y por CITES.

El archipiélago comparte conjuntamente con todo el Pacífico panameño, la mayor diversidad y endemismo (especies únicas) de peces costeros del Pacífico Oriental Tropical, debido a la abundancia de islas cercanas al continente que ofrecen hábitats típicos e atípicos.

En los arrecifes y comunidades coralinos del archipiélago se han encontrado muchas especies de corales y esponjas que contienen compuestos medicinales que han. sido aislados para preparar posibles tratamientos de enfermedades tropicales que afectan al ciudadano común, como la malaria, paludismo, leishmaniasis, entre otras.

El sistema insular presenta 17,151 hectáreas de bosque tropical maduro relativamente poco alterado y 12,150 hectáreas de bosque secundario, cuya destrucción y erosión de suelos causaría un enorme daño a la zona costera y su productividad, además de afectar el hábitat de más de 150 especies de aves locales y migratorias, entre las cuales 16 son subespecies endémicas del archipiélago y al menos 5 especies consideradas amenazadas o vulnerables. Además, los bosques contienen al menos 10 especies de mamíferos y 7 de reptiles listados como especies en peligro de extinción, en el ámbito local e internacional.

El Archipiélago de Las Perlas es vital para la supervivencia de unas 11 especies de aves acuáticas que utilizan los hábitats costeros de las diferentes islas para reproducirse. Existen 19 colonias de anidación destacándose; la mayor colonia del Pelicano Pardo de Panamá que junto a otras albergan mas del 50% de la población total del país, las dos mayores áreas de anidación del Cormorán Neotropical representando alrededor del 70% del total de país, al igual que se
encuentra el 76% de la población del Piquero Patiazul, el 17% de la población de la Fragata Magnífica y más del 40% del Piquero Pardo.

La diversidad de hábitats marinos y terrestres del archipiélago representan una gran oferta turística nacional e internacional que incluye entre otros el avistamiento de ballenas y aves, la pesca deportiva y el buceo, sin embargo, la falta de algún tipo de área protegida con su correspondiente normativa y de un plan de manejo integral, podría alterar el balance natural y paisajístico de sus ecosistemas afectando su productividad y funcionamiento, por ende la economía local y nacional.

El Archipiélago de Las Perlas fue el asentamiento de grupos indígenas precolombinos de las culturas Cuevas y COclé, los cuales han dejado un enorme patrimonio cultural que hasta la fecha sólo ha sido saqueado y se ha estudiado muy poco, pero se conocen de no menos de 15 sitios arqueológicos importantes, además de un enorme patrimonio cultural subacuático asociado a las
exploraciones españolas inicadas desde 1513, en su totalidad desprotegido y vulnerable.

Con el apoyo y guía de los representantes de la pesca industrial y artesanal, mediados por la Dirección General de Recursos Marinos y Costeros de la Autoridad Marítima de Panamá, se modificaron los límites del área considerando no interferir totalmente con las zonas productivas de pesca del camarón rojo, mero, pargo y tiburón, entre otras. De igual forma se consideró las áreas de pesca de cojinúa con el aporte de los capitanes y pescadores de bolicheros artesanales.

Según el Decreto Ley No. 7 de 1998, la entidad encargada de proponer, coordinar y ejecutar la Estrategia Marítima Nacional, es la Autoridad Marítima de Panamá, además señala la faculta a la Dirección General de Recursos Marinos y Costeros en promover y coordinar con los entes respectivos, los planes que garanticen un uso adecuado de los recursos marinos costeros y lacustres de manera que se permita su conservación, recuperación y explotación en forma
sostenible.

Mediante la Resolución de Gabinete No. 3 de 28 de enero de 2004, se aprueba el documento final de la Estrategia Marítima Nacional, en la misma se establece que es necesario apoyar el manejo integrado de las zonas costeras, cuyos componentes fundamentales sean la conservación, el uso sostenible de los recursos marinos y la seguridad de la vida.

La Ley No. 41 de 1 de julio de 1998, General de Ambiente establece que los recursos marino costeros constituyen un patrimonio nacional y su aprovechamiento, manejo y conservación, estarán sujetos a las disposiciones que, para tal efecto emita la Autoridad Marítima de Panamá.
Por todo lo antes expuesto estamos seguros en la necesidad de establecer una Zona Especial de Manejo en el Archipiélago de las Perlas, que garantice a las futuras generaciones el uso y disfrute de los recursos que actualmente se encuentran en esta área.

Por la Comisión de Población, Ambiente y Desarrollo.

Diputados
Milciades Concepción, Presidente
Hermisinda Perea, Secretaria
Denis Arce, Comisionado
Vitelio Ortega, Comisionado