Dendrobates pumilio frog biodiversity

Thoughts on Bastimentos D. pumilio

It has been a long known fact that D. pumilio that comes from the island of Bastimentos are very diverse in color pattern. The colors range through Red, Orange, Yellow, Green, and even White. Again, there can be large spots, small spots and sometimes, even no spots. For the most part the color on the belly is white, but they can occasionally have some amount of the dorsal coloration on the belly, and even the white of their bellies can range from a clean white, to white with a greenish tinge to it. What was unique about this island is that all of these different colored frogs could be found living side by side. That’s not all, it was found that two “red” parents or any combination for that matter, could produce the range color in their froglets. While this has been part of the reason why Bastimentos frogs have become so well known in the Dart Frog Hobby, there has been some confusion that the entire island produces this entire range of frogs, and this is not the case. While there are sections of the island that has populations of frogs that do exhibit this “range” of color, there are other populations on Bastimentos that produce none of this drastic color diversity. The dominant coloration in these populations seems to be red/orange. As one travels from the western end of the island toward the middle of the island, the frogs only vary slightly in the depth of red, but there was no evidence of the color diversity that the island is famed for. Knowing this, the use of color to depict a form (i.e. Red Bastimentos, Golden Bastimentos, Orange Bastimentos, etc.) in the case of Bastimentos D. pumilio might be misleading. A froglet that would be red in the wild can fade to orange in captivity due to an insufficient diet, but to perpetuate this “line” as a different form of Orange Bastimentos is inaccurate. Since there are differences among the different populations on Bastimentos, it is important to keep the groups intact. If collection, or (at least) import data is available, we should be trying to preserve the integrity of the original group. When there is an importation of frogs, there a better chance that the animals from that single importation share a common collection site, as opposed to animals from many different importations. In the early to mid 90’s Bastimentos pumilio were imported by the hundreds. There are still a number of animals from these importations present in the hobby today. It may not be a good idea to mix these bloodlines with more recent imports. Try to find out as much as you can on the lineage of a group. We feel this would be the best was to maintain the integrity of the different forms, even from a single island. If you have any comments, or questions, we would be glad to hear them. Please e-mail them to info@pumilio.com.

Ver mayor información sobre esta rana de Bocas en:
RANITAS ROJAS DE BOCAS DEL TORO

Cross-Breeding of Distinct Color Morphs of the Strawberry Poison Frog (Dendrobates pumilio) from the Bocas del Toro Archipelago, Panama

SOBRE EL HÁBITAT DE LAS RANAS ROJAS DE BOCAS SE ESTÁ ESPECULANDO CON LA TIERRA Y LUCRANDO Y PARECE QUE NO HAY LÍMITES A ESTA MASACRE NATURAL.

Murciélagos de Archipiélago de Bocas del Toro varían en tamaño entre más alejados están de la costa de tierra firme

Murciélagos de Archipiélago de Bocas del Toro varían en tamaño entre más alejados están de la costa de tierra firme

Debido a que están completamente aisladas, las islas ofrecen una oportunidad de investigaciones directas de los procesos evolucionarios, tales como la inmigración, extincción y especiaciación, que son bastante difíciles estudiar en hábitat no aislados.

No fue sino hasta la época de Charles Darwin y A. R. Wallace que los procesos que de dan en las islas han sido ubicadas en su contexto de evolucion general.

Desde aquellos días muchas investigaciones se han enfocado en la bio-geografía de islas, enfocada en plantas, aves y en mamíferos, particularmente roedores, como sujetos de estudio. Sin embargo poco esfuerzo ha sido dirigido a los murciélagos que viven en islas y archipiélagos. Los murciélagos así como las aves, son bastante direntes de otros animales, debido a su habilidad para volar. Esto los hace mejores colonizadores , especialmente de islas lejanas, pero también más prospensos a los procesos de extinción.

Por otro lado, sobre las islas, se han formado de una manera progresiva, lo cual hacen a estosanimales más probables de permanecer en contacto por largos períodos de tiempo con las poblaciones de las cuales ellos provienen, dependiendo del grado de aislamiento de las islas.

En el Archipiélago de Bocas del Toro el murciélago nectívoro (alimento=néctar)GLOSSOPHAGA SORICINA HANDLEYI (Familia de murciélgos fruteros =Phyllostomidae)muestras una tendencia a ser mayor conforme más distante está la isla de tierra firme (Escudo de Veraguas).
———————————————————————————

Bats of Isla Escudo de Veraguas, Panamá: a study of systematics, evolution, and biogeography

Abstract: Because they are completely isolated, islands offer outstanding opportunities for direct investigations of evolutionary processes such as immigration, extinction, and speciation that are quite difficult to study in non-isolated habitats. It was not until the time of C. Darwin and A.R. Wallace that processes occurring on islands have been put into the context of general evolution. Since those days many investigations have focused on the biogeography of islands, favoring plants, birds, and also quite a number of mammals, particularly rodents, as subjects of study. However, very little effort has been directed to the bats living on islands and archipelagoes. Bats, as well as birds, are to some extend different from many other animals, as they have the ability of real flight. This makes them better colonizers, especially of farther islands, but also more prone to extirpation processes.
On the other hand, on islands that were formed in a progressive manner, these animals are more likely to stay in contact over long periods of time with the populations from which they were derived, depending on the degree of isolation of the island. Our work focused on the nectar feeding bat Glossophaga soricina handleyi, Phyllostomidae, occurring on all islands of the Bocas del Toro archipelago. These islands differ in age, size, and type of vegetation. It has been assumed by several studies that small animals tend to be larger on islands, whereas large animals tend to be smaller than their mainland counterparts. Skin and skull measurements of Glossophaga soricina handleyi show a slight tendency of being larger on the farthest island, Isla Escudo de Veraguas. Additionally we chose 20 qualitative cranial characters. A cluster analysis of these characters not only mirrors the exact scale of the age of the islands, but also clearly separates the individuals of Escudo from the individuals of the other islands.

Panamá: playas y costas con acceso restringido o con "nos reservamos el derecho de admisión del pueblo" sin plata

Proyecto de Ley 132: Todo Panamá un gran Coronado
Publicado el 19 de Octubre de 2005 :: por editor

En este momento se discute en la Asamblea Nacional una nueva ley para hacer más fácil comprar tierras en islas de Panamá. Se rumora que el proyecto de ley fue escrito por Juan Pardini y JJ Espino, nada menos que los abogados de la monstruosidad inmobiliaria conocida como “Red Frog Beach”, en isla Bastimentos, Bocas del Toro.

El asalto sobre terrenos costeros por parte de empresas de bienes raíces e inversionistas a gran escala se extiende ahora a las áreas públicas en las islas del país. Desde el IPAT de Rubén Blades hasta la ANAM, al gobierno de Martín Torrijos le parece que esto es algo bueno.

Dada “la gran cantidad de tierras sin aprovechamiento para beneficio del Estado”, dice el estado, el Ministerio de Economía y Finanzas presenta el proyecto de ley 132, que regula las concesiones y ventas de terrenos públicos en islas. La idea, dicen, es tener “un trámite más simple y atractivo para las inversiones extranjeras”. Se haría más fácil a empresas conseguir terrenos y especular con éstos en el mercado, así como construir urbanizaciones, hoteles y pistas de aterrizaje, según la ley hasta en un 50% del terreno de una isla (siempre y cuando no sea área protegida), con casi nada de regulación.

Si el rumor sobre el origen de la ley es cierto, e igual, leyendo el proyecto de ley, no puede venir nada bueno de ahí. En la sección de justificación de la ley, queda claro que está hecha a la medida de las empresas que se dedican a vender terrenos para gringos jubilados (a la International Living, autores de “Panamá: manual del propietario”) y promotoras de proyectos de “desarrollo”.

Averigua más:

Salvemos las islas y costas de Panamá
Asamblea Nacional de Panamá: Proyecto de ley 132
El Panamá América: Dueños de tierra en Colón alertas
Brooke Alfaro, La Prensa: Los 132 latigazos de Martín

132 Latigazos para Martín

PROYECTO DE LEY NOCIVO

132 latigazos de Martín
Brooke Alfaro

La perfecta paradoja: el proyecto de ley 132 que el Ejecutivo acaba de presentar a la Asamblea busca, entre sus objetivos principales, incentivar al turismo. Sin embargo, ese mismo proyecto propicia la destrucción de aquello que es la causa de que los turistas vengan a Panamá.

El turista viene principalmente cautivado por nuestros paisajes hermosos y tierras prístinas; viene por un pedazo de paraíso. Pero por enfocarse más en la tenencia de la tierra, esta ley tiene todo el potencial de acabar con nuestro paisaje insular y la vida natural que la habita.

Especialistas y científicos coinciden en que la ley es necesaria; pero aunque las islas son el centro de la norma, las deja desprotegidas. Y es que no se contempla lo más básico: la obligación de hacer un inventario previo de flora y fauna que permita valorar y controlar -antes de su intervención- el nivel de biodiversidad y especies endémicas de una isla. Tampoco promueve un plan de ordenamiento territorial que estime, de antemano, la capacidad de carga de cada isla; en su lugar, define arbitrariamente que se permitirá un desarrollo de hasta el 50% de la superficie insular.

De aprobarse el proyecto tal cual está, será el consultor (contratado por el inversionista) y no la Anam, quien determine la categoría del estudio de impacto ambiental (EIA) que debe hacerse. Así, aunque se trata de una isla virgen, de un sitio especial de anidamiento, con una masa coralina frágil, etc., el consultor puede decidir. Y ya sabemos que no todos los inversionistas son responsables. Los entendidos en esta materia son enfáticos en recomendar un EIA de categoría III para desarrollos en cualquier isla.

Las islas son los territorios naturales más vulnerables y ricos en biodiversidad del planeta; y las de Panamá tienen el mayor número de peces y corales endémicos de todo el Pacífico Oriental Tropical (desde México hasta Ecuador). Aves y tortugas dependen de ellas para reproducirse. El 90% de los arrecifes coralinos está cerca de las islas, y en los corales está la mayor densidad de organismos en el mar (de hecho, hoy son la primera fuente de nuevos descubrimientos medicinales). Y podría seguir y seguir…

Imaginemos que yo decidiera hacer un megaproyecto en una pequeña isla virgen en Las Perlas: haría tres hoteles, un aeropuerto, varias marinas, una urbanización de casas y condominios, cancha de golf, clubes, área comercial, calles, etc. Para mayor rentabilidad, me aseguro de que todos los lotes tengan frente a mar o playa (cubren así el 80% del perímetro de la isla). Estoy consciente de que el paisaje natural cambiará radicalmente y que el ambiente también sufrirá, ya que solo la cancha de golf utilizará tal cantidad de pesticidas, herbicidas y abono químico, que podría llenar varias piscinas al año. Decido que los manglares (cuna de las especies marinas) del lado sur de la isla no me convienen, así es que allí pongo la cancha de golf. Mi consultor, un profesional serio, escoge hacer un EIA Cat. II en el que plasma, con honestidad, que la isla sufrirá muchos daños permanentes y la Anam le da el trámite correspondiente.

Lo anterior no es un caso hipotético, ya se está vendiendo un proyecto así. Por ello, hago un llamado a los señores diputados para que mejoren los aspectos ambientales del proyecto. De lo contrario, lo descrito puede ser el destino de todas nuestras islas.

De momento, hay al menos cinco megaproyectos para Bocas y varios más para Las Perlas; casi todos iguales al descrito o más grandes.

Martín, en tan solo un año has probado ser el Presidente que más ha protegido el medio ambiente: las ballenas, Ley de Delito Ecológico, etc.. Eres noble con la naturaleza y se nota que la amas. Por favor, reflexiona sobre esta ley (se han hecho recomendaciones importantes a la Comisión del Ambiente).

Rubén, piensa en el futuro. Las ganancias rápidas de hoy pueden resultar caras, especialmente para los que vienen atrás. Que el espíritu del lema del Ipat, «Panamá, la ruta por descubrir» que tanto fruto está dando, perdure en el tiempo.

Podemos generar muchas más divisas si somos portadores de un producto único; si planificamos de manera sostenible y con respeto a la naturaleza. La Anam y un «ejército» de ONG están ansiosos por inventariar nuestras islas; aprovechémoslo. No nos leguen un estéril Miami Beach por unos dólares rápidos.

El autor es arquitecto y pintor

Panamá, miércoles 5 de octubre de 2005 –Publicado en La Prensa/ Sección Opinión