ACALORADA POLÉMICA EN PANAMÁ POR CONCESIÓN DE ISLAS A INMOBILIARIAS

Agencia de Noticias Prensa Verde
Boletín informativo No. 656-1 Año 12

Proyecto pondrá en peligro el presente ambiental y el potencial desarrollo humano de las zonas incorporadas a la iniciativa.

Islas, pequeñas extensiones de tierra rodeadas de agua; son un perfecto ejemplo de la clase de desarrollo social, económico, ambiental y humano, que se pretende llevar a cabo con la discusión y la pretendida aprobación del anteproyecto de ley 132, por parte de la comisión de hacienda publica de la Asamblea de Diputados de Panamá.

A partir de un escaso y por lo tanto valioso recurso, el natural, les serán entregados derechos de desarrollo «a lo loco» a un selecto grupo de empresarios de los bienes raíces y legisladores, denominadas «Islas de Progreso», a cambio de la destrucción de los hábitat naturales y la salida de sus habitantes, la construcción inmediata de mansiones y residencias, la colocación de acueductos y basureros con descargas al mar, la destrucción masiva de arrecifes coralinos, la colonización de islas y costas por parte de extranjeros, todo esto, sin tener que prevenir la destrucción ambiental, ni implementar acciones de compensación, ni hacer pagos municipales ni nacionales, por Ley.

Con el anteproyecto se pretende crear un «mar en problemas» alrededor de las Islas y poner en peligro nuestro presente ambiental y nuestro potencial desarrollo humano.

El valor ambiental de nuestros recursos costeros e insulares, debe ser protegido por leyes que garanticen su uso y no su abuso, como se pretende con este cuerpo legal. Elimina «la obligación del Estado con los ciudadanos de incorporar la dimensión ambiental en las decisiones, actos y estrategias socioeconómicas», como lo señala el art.4.3, de la Ley 41 ambiental.

El desarrollo del turismo residencial, compra de casas hechas a la medida, amparados bajo la Ley 8 de incentivos turísticos, aparte de ser ilegal, solo garantiza el potencial económico de algunas empresas constructoras, bufetes de servicios legales y offshore y las de bienes raíces, sin garantizar acciones de reposición de valores ambientales, ni obligaciones impositivas, ni de ingresos fiscales que balanceen el daño ambiental y fiscal causado por la intervención radical del hombre en estos frágiles ecosistemas y la disminución de inversiones para el turista de corta estadía.

Las Islas y los archipiélagos, son sistemas que contienen un gran potencial de conservación de especies y la atracción principal del 90% de turistas que visitan nuestro país y la región, es por su atractivo eco turístico. Al tener muchos residentes y menos turistas, el beneficio de vivir en Panamá, sus bajos precios, su buen clima y su pobre regulación ambiental, se trasladan al extranjero en contra de la industria turística y en contra del «mar de desempleados panameños» y tenedores de tierras insulares y costeras en todo el país.

A partir del primer congreso de turismo residencial, realizado en Alicante, España, se publicaron los siguientes extractos que son de rigor leer, antes de cometer los mismos errores.

«Los nuevos asentamientos turísticos residenciales han sido el eje del desarrollo de muchas localidades españolas por los beneficios económicos que han aportado a corto plazo. No obstante, se trata de un modelo que, por sus debilidades estructurales, a largo plazo, genera escenarios de alto riesgo y vulnerabilidad. La riqueza de las urbanizaciones turísticas es puramente inmobiliaria. Concluido el proceso edificatorio aflora una serie de consecuencias negativas producto del consumo, mal uso del suelo, de los impactos medioambientales que ocasionan. De esta manera, el sector ha destruido sus propias bases a causa de la ocupación intensiva del suelo y la destrucción del
paisaje».

Seria recomendable que el anteproyecto de ley 132, defina que áreas serán desarrolladas y en que orden y dimensión, cómo se desarrollan estas islas desde el punto de vista ambiental previo y posterior a las colonización de las mismas, y que se le diera a la ANAM y a los Alcaldes un papel protagónico en la legislación, supervisión y control de estas inversiones. Además, que se solicite un inventario de la situación actual de su biodiversidad e implementar, un estudio de impacto ambiental de categoría 3, como requisitos obligatorios, que podrían servir como medidas en contra de los inversionistas impostores y los capitales oportunistas, locales y foráneos.

Se recomienda establecer una dimensión mínima de construcción y máxima de conservación por isla y zonas costeras, que se prohíban los desarrollos que impacten sobre los mares interiores de archipiélagos, se establezcan santuarios de refugio de aves e islas exclusivas de conservación y solo deben otorgarse concesiones en aquellas islas con una gran destrucción de su hábitat realizado en los recientes 3 o más años y con pobre potencial biológico o valor natural. De esta manera el desarrollo de nuestras zonas insulares y costeras, se llevara de manera humana, sostenible, para el
bienestar de las mayorías y en especial para los panameños y panameñas.

Jorge Conte – Grupo Parques Nacionales Panamá
Miembro de la RedCalc
Panamá. Rep. de Panamá

Hablar de tierras baldías en esta época es usar un lenguaje del siglo XIX

From: Francisco Herrera
Subject: Re: [P.N. Panamá] Re: Urge debate sobre venta de islas y costas

No siempre lo que sale de las manos de personas ya identificadas como corruptas es corrupto, pero este caso es un ejemplo de cómo se juega con los intereses y bienes del país en beneficio de unos pocos, llamados inversionistas. Se ha convertido en sacrosanto la palabra inversión. Ya la de desarrollo tenía su nicho contra el cual nada se puede decir, y hay que persignarse cuando pasamos sus símbolos frente a nuestros ojos. Hablar de tierras baldias en esta epoca es usar un lenguaje del
siglo xix, cuando el bosque era visto como un impedimento del desarrollo.

Contradicciones del lenguaje progresista. Todo bosque o selva cumple funciones vitales aún para las personas que respiran aire mientras sin decoro firman leyes que saben desmoronan los fundamentos de la sostenibilidad del país. Lo bueno que tienen es que han aprendido a construir discursos en un país que han convertido en su robotico receptor de mensajes que hablan de promesas futuras, pero al que le piden sacrificios cotidianos en beneficio de sus intereses. Pero así como un presidente dijo una vez las leyes se cambian, esperamos que aprobada esta ley, podamos cambiarla en la medida que hagamos la docencia que se requiere con los ciudadanos que ahora esperan inocentes que les caiga el mana de las manos de estos pródigos señores.
—————————————————

Rina Barba escribió:

Legisladores, abogados pagados por las compañias de bienes raíces como el que se sintió aludido por el correo de Ariel, y demás personas que de alguna manera se van a lucrar con la venta de las islas y tierras, a costa de dejar a un poco de panameños humildes y no humildes sin tierras, ven a la naturaleza como algo sin valor. Siempre es así, lo mismo digo Mallol durante el tiempo del proyecto camino de cruces, «en panama ya hay suficiente bosque».

La irresponsabilidad Sr Gonzalez la tienen ustedes que no ven mas allá de la inversión o comisión en sus bolcillos y tratan de hacerle creer a todos que esto es por el beneficio del país y de la gente. Se van a beneficiar, pero como siempre las grandes compañias e inversionistas. Los más necesitados, indígenas, pequeños empresarios, campesinos no van a salir de la pobreza. En Panamá siempre se hacen proyectos chambones y mediocres como este, en el sentido de que no se resuelve la base del problema que tenemos, que recae en la pobreza extrema (Lea en los periòdicos, aquí existe pobreza extrema, de pronto en su pequeño mundo no lo ve) y que es consecuencia de la falta de educación, falta de interés por el estado, y horrendas leyes que pasan los legis que hemos elegido. Es un círculo vicioso que termina como siempre en dar migajas al que menos tiene. Eso es lo que pasará aquì, las migajas van a ser los trabajos de construcción (salario minimo?) que duraran un par de años mientras el boom de la construcción, pero luego qué? Eso no es SOSTENIBILIDAD.

Actualmente hay boom de construcción y la pobreza sigue, tenemos el Canal de Panama y el dinero no ha servido tampoco ayudar al más pobre, Zona libre, Puertos, Banca. Si esto no ha logrado que muchos panameños tengan (en su mayoría de áreas rurales) una calidad de vida mejor, porque la venta de las islas si lo va a lograr??? Cómo lo va a lograr? Unos 10 mil dolares en el bolcillo o 20 mil por la indemnizaciòn, inclusive 50 mil por la indemnización de quitarle su tierra sin titulo. A un campesino o indígena que ahora no tiene para donde ir, ni adonde plantar sus productos agricolas y sin educación, probablemente con no menos de 5 hijos, este dinero no le va a sacar de la pobreza y esto si es verdad que lo indemnizan y cómo.

Las migajas es ese 20% más que le dieron a las islas (antes se desarrollarían en un 50%, ahora en un 30%), como un regalo a los ambientalistas. Miren más allá de sus narices, no es para los ambientalistas solamente, es para todos. Estamos acabando con los bosques tropicales, fuente de vida. Vaya y lea un par de libros de ecología o infórmese en el Smithsonian con tanto científico que hay allí, pero el acabar con inclusive 20% de la flora de una isla, afecta, no solo a esa isla, pero a TODO el archipiélago, es una cadena. Si a su casa le quitan un closet aunque sea, ya toda la casa queda afectada, no cree? adonde va a colgar su ropa y poner sus zapatos? Lo mismo con las islas…un 30% para usted no es nada, pero para la fauna y flora si es mucho y se afectará irremediablmente. Lea ! no solo leyes y derecho!!

Eso de turismo residencial es una gran mentira. El turismo no se queda a vivir!! Ya terminen con esa cantaleta.

Rina

Quién corrompe a quién para adueñarse de islas y costas que hasta este momento son patrimonio de todos los panameños

Es increíble el nivel de irresponsabilidad que demuestras con este email.

En primer lugar, el hecho de que existan personas que piensan distinto que tu, no te da el derecho de acusarlas de corruptos.

Tú crees que las tierras baldías del Estado deben seguir en la misma situación que se encuentran eneste momento y que las inversiones que se han dado bajo el inseguro paraguasde los derechos posesorios continúen así. Eso, basado en que piensas que deotra forma se va a afectar el medio ambiente de manera no sostenible.

A diferencia tuya, muchos pensamos que se puede llevar a cabo un proceso dedesarrollo turístico sostenible, mediante la aprobación de esta ley. Sipensar esto es corrupción en tu concepto, quisiera que definieras elconcepto.La diatriba y el insulto son las armas de la sin razón. Si piensas quetienes argumentos válidos para estar en desacuerdo del proyecto ¿porqué nolos presentas sin utilizar insultos, epítetos, generalizaciones y otrasformas de enmascarar la falta de evidencia concreta?

CEG
Abogado libertario
apoderado de los inversionistas
———————————————————–

Respuesta:

Varias cosas:
1- Yo quisiera saber donde hay tierras baldías en los litorales del país. Los 200 metros costeros que otras generaciones nos legaron no son tierras baldías. Son patrimonio de todos los panameños, incluso de los que aún no han nacido. Son de uso y usufructo de todos.

2- Ceder, vender o negociar los bienes públicos de espaldas al pueblo panameño como afectados de manera directa o indirecta es corrupción. Discutir con urgencia notoria este proyecto es corrupción. Ignorar los puntos legales, técnicos y éticos que se han presentado por muchas personas es corrupción.
Definir en la ley las construcciones de casas de playas y en islas como turismo, sin serlo, es corrupción.

3- Influir a nivel de la Presidencia, para lograr una ley que sólo le da ventajas reales a un par de personas, en detrimento del fisco nacional y del patrimonio común de todos los panameños ES CORRUPCIÓN.

Etc….

A. Rodriguez
Biólogo ambientalista

Urge debate sobre venta de islas y costas

From: ParquesNacionalesPanama@yahoogroups.com[mailto:ParquesNacionalesPanama@yahoogroups.com]
Jueves, 01 de Diciembre de 2005 9:48To: Parques Nacionales; Monica Palm
Subject: Urge debate sobre venta de islas y costas

El mierc. 30 comenzó la discusión y le declararon en sesión permanente, o sea continuará rauda y veloz ante que los costeños e isleños del país se enteren bien de qué están planeando con su patrimonio y su suerte.

Si no nos podemos reunir hoy, bueno que sea el lunes Estamos ante corruptos intereses económicos que han pedido a vuestraexcelencia, M. Torrijos, urgencia notoria en sesión permanente para que les sea rápidamente asignada cuanto antes las islas y costas que ya han escogidoe incluso han destruido de manera ilegal.

Intentaremos participar en el debate, pero debemos preparar una demanda, ya que esta ley es lesiva a los intereses nacionales y redundará en graves daños ambientales entre otras cosas. Además que se prestará para atracar fiscalmente al Estado, ya que el negociado pretendido de las inmobiliarias disfrazadas de turismo, les exentarían de tributos al fisco nacional. Además estamos seguros que conseguirán valiosísimos terrenos, que hoy son detodos los panameños, a precios exiguos, estilo J.C. Tapia en Chame.

Ya la aprobación de esta ley es una decisión tomada y la discusión en la Asamblea es mero protocolo o trámite. Aún así no debemos desmayar en hacer nuestros aportes para introducirle más salvaguardas ambientales y de derechos humanos y constitucionales, mientras se interponen las demandascorrespondientes.

Hemos sabido que Pedro Miguel Gonzales se reunió con el Ejecutivo y leprometió «sacar» esta ley cuanto antes. Parece que los «inversionistas»amigos de patria nueva, están pidiendo con urgencia su parte del pastel y que además se quede libre de pago de tributos al Estado. Los municipios con suerte le sacarán un par de limosnas a los magnates que se apoderen denuestro patrimonio.

Seguimos, como ciudadanos comprometidos con este país, con esta defensa tenaz de los derechos de tercera generación que nos están siendo arrebatados por mezquinos intereses económicos particulares.

Pedro Miguel Gonzales, es un pillo que se cree «juega vivo» y simplemente es un antipático y antipatriota panameño bien mandado, igual que Colamarco. Obvió con alevosía en el informe de Primer Debate de la Comisión de Hacienda, todas las voces o posiciones que por diversos medios y en en pleno de esa comisión objetaron la razón y pertinencia de esta ley para el país. Hubo fuertes planteamientos jurídicos, de derechos humanos, de turismo y ambientales que simplemente fueron ignorados. En la última sesión en primer debate, ni siquiera nos quiso dar la palabra para exponer objeciones adicionales al proyecto 132.

Al Diputado Milciades Concepción, todavía le damos un voto de confianza, ya que por lo menos introdujo un par de salvaguardas ambientales, con tal que los negociados pretendidos no destruyan tan rápido nuestros sistemasinsulares y costeros.

Cada día, conociendo de primera mano el hemiciclo legislativo, me siento más asqueado, del sistema corrupto que pagamos todos los panameños y que allí está para favorecer intereses de mejores postores, olvidando la razón ypromesas por las que llegaron a ese claustro, que es la defensa de los máscaros intereses de la nación panameña y sus asociados: el pueblo panameño.

Ariel Rodríguez
>>>
Salvemos Islas y Costas de Panamá
http://www.salvemoslascostasdepanama.blogspot.com