Ambientalistas denuncian devastación en Isla Naos

El promotor de Naos Harbour Island y Naos Island Development, Marco Chen, afirma que todo es legal.
Raisa Banfield advirtió sobre la existencia de un ‘peladero’ en el sector oeste de Naos, en Amador.

LA PRENSA/Maydée Romero/ 23 de febrero de 2006

CONTRASTES. La Autoridad Nacional del Ambiente asegura que es más el impacto visual que el daño real.

Urania Cecilia Molina
umolina@prensa.com

La construcción de un hotel en la isla Naos, área revertida de Amador, tiene preocupados a varios ambientalistas panameños quienes advierten que la obra destruirá el ecosistema, dañará el paisaje y “desnaturalizará” la zona.

La arquitecta Raisa Banfield, quien hizo pública la denuncia, llamó la atención sobre lo que denominó “un peladero” en el sector oeste de la isla.

Banfiel sobrevolaba el área y, según confesó, quedó impactada con lo que observó. Marco Chen, promotor de los proyectos turísticos Naos Harbour Island y Naos Island Development, indicó que cumplieron con todas las especificaciones establecidas por las autoridades, entre estas las del medio ambiente.

Esta afirmación fue corroborada por el director de la región metropolitana de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), Elizandro Arias, así como por su asistente, Joyce Castroverde, quienes explicaron que los inversionistas presentaron dos estudios de impacto ambiental que fueron aprobados por la entidad.

Aún así, Chen tuvo ayer que declarar ante la Anam por la remoción de la capa vegetal de parte de la isla. “Removieron graminia (hierba) sin tener permiso”, indicó Arias. El funcionario advirtió que serán “multados”, aunque no informó el monto de la sanción debido a que “el caso está en etapa de estudio”.

Arias tomó la decisión, tras realizar una inspección en la zona. “Había mucho polvo, pero más que daño real lo que hay es un impacto visual de devastación”, anotó Castroverde. En su defensa, Chen informó que “desconocía que para cortar la grama se tenía que sacar permiso”, y agregó que la removieron para sembrar hierba japonesa (llano chino). El inversionista defendió la construcción del hotel, pues aseguró “promoverá el empleo y el desarrollo turístico”.

Chen señaló que el contrato que suscribieron con el Gobierno les exige una inversión mínima, que incluye un apartahotel y salones de convenciones. “¿Quieren que hagamos un quiosco? No podemos”, dijo.

En relación con el “peladero”, el promotor, que tiene socios europeos, argumentó que todo desarrollo requiere de algún grado de daño y reiteró que el área será reforestada.

Voces en contra

La arquitecta y ambientalista Banfield señaló que no están en contra del desarrollo turístico, pero sí de la construcción de un hotel de 400 habitaciones y facilidades que incluyen “residencias temporales”, porque son “inadecuadas para el área”.

Por su lado, el urbanista Álvaro Uribe indicó que la construcción de hoteles de alta densidad, al igual que los rellenos que hay en Amador, van en contra de las “posibilidades del sitio”.

Argumentó que sería igual querer construir un hotel cinco estrellas en el Casco Antiguo. Según su opinión, habría quien lo construyera, pero no sería adecuado.

En relación con este planteamiento, el rector de la Universidad de Panamá y ex presidente de la desaparecida Autoridad de la Región Interoceánica, Gustavo García de Paredes, dijo que habría que ver el concepto, pues en el Casco Antiguo se desea proteger el pasado y la historia, mientras que en Amador promover facilidades para el turista. De acuerdo con su criterio, a veces lo útil está por encima de lo bello. Además, aseguró que la construcción de hoteles de alta densidad en Amador está acorde con el desarrollo del lugar.
—————–
ADEMÁS

Laboratorios de Naos y Culebra puestos en peligro por el extenso desarrollo en la calzada de Amador

Un bosque históricamente protegido, la Playa de los Cangrejos, famosa por estudios de comportamiento de John H. Christy y colegas, instalaciones militares de la II Guerra Mundial dejadas por el Ejército de EU y la pequeña casa club del derrocado general Noriega en Culebra, así como un estanque para tortugas, donado por el IPAT, se encuentran amenazados por contaminación producto de rellenos y proyectos de construcción. Por otro lado, como muestra la foto en primera página, el relleno, el camino y la deforestación en la parte oeste de Naos frente al Canal de Panamá, ponen en peligro los Laboratorios de Isla Naos, los Laboratorios Moleculares, y las instalaciones del muelle…


Proyectos de desarrollo extensivo en la Calzada de Amador, mantienen a la comunidad de STRI preocupada sobre el futuro de las actividades de investigación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: