Si a los espacios públicos –No a la Privatización de las Costas

Estimados ciudadanos/as:

Este sitio se regocija de la noticia abajo desplegada, donde las autoridades parecen haber comenzado a defender los intereses de la nación panameña y la de todos los ciudadanos. Han aplicado la Carta Magna, con tal que la inescrupulosa especie humana, no abuse de sus congéneres, negándoles sagrados derechos constitucionales como es el acceso y uso de las playas y de las costas circundantes en los cuales la servidumbre pública y el acceso libre debe respetarse.


Esperamos que se derriben todas las cercas y se abran todos los accesos y caminos que intrusos, especialmente extranjeros, han pretendido tomarse o robarse de hecho nuestras playas, islas y costas. Vemos con asombro e indignación como centenares de inmobiliarias y personas naturales se han tomado las mejores y más accesibles playas del país. Las revistas de bienes raíces retratan este descaro.

Instamos al Ministerio de Economía y Finanzas que derribe cuanto antes los letreros de PROPIEDAD PRIVADA en las playas de Bocas del Toro, Costa del Pacífico, Colón, Las Perlas, etc. Por favor, no le pidan opinión a Rubén Blades, ni mucho menos al subdirector del IPAT, el Sr. Norstrom, ya que ellos no creen en el principio constitucional que indica que las playas y la servidumbre costera es patrimonio de todos los ciudadanos y que es deber del Estado salvaguardar esta condición. Ellos por las pocas guayabas que esto genera al país (ya que además de apropiarse de los más valiosos recursos están exentos de tributar como deben) están dispuestos en nombre del desarrollo turísitico, a vender cada metro cuadrado de playas, servidumbres públicas e islas.

El Sr. Rubén Blades ha demostrado ser un demagogo en las letras de sus canciones. Sólo fue necesario ponerlo a prueba y saber que sus ideales eran de barro y sólo un medio para obtener guayaba de su público que creían en la música y en las canciones de reinvindicación social.

La pregunta final después de este debate. ¿Qué esperamos que sean nuestros recursos naturales en el segundo centenario de la república? Una dulce repartido y consumido o un recurso protegido por sucesivas generaciones para el bienestar de todos? Si el afán consumista y materialista extremo que se vive ahora hubiese existido a inicios de la República, el patrimonio público común que, hoy tenemos, hubiese sido un sueño. Por suerte, no fue así, pero justamente la ley 2 del 7 de 2006 es el primer aldabonazo para quitarle derechos y patrimonio a todos los panameños en islas y costas en nombre del dólar. Esta ley debe ser derogada y solicitar a los próximos que el siguiente gobierno derogue por esta y otras leyes similares.

Es falso el argumento de Benjamín Colamarco que ahora sí pueden actuar para defender el derecho público. Siempre ha establecido en la Constitución y el régimen agrario de la República de Panamá.
———————————–

Querían su playa privada
Delfia Cortez Colón, Crítica en Línea –21 de abril de 2006

Los costeños de Palmas Bellas, Distrito de Chagres se pintaron de guerra y lograron que las autoridades hicieran valer la Ley de impedir que varias familias extranjeras mantengan cercada el acceso a las playas.

Hace varios meses los moradores de la Costa Abajo están denunciando que dos familias la de la colombiana Marián Reyes de Porras y la norteamericana Lorena de Chamberlain impiden que los costeños puedan disfrutar de sus áreas turísticas y el acceso a utilizar las playas.

La falta de respeto a la autoridad fue demostrada cuando la Gobernadora de Colón Olgalina de Quijada, el Sub comisionado Jefe de la Policía, Eduardo Serracín, Benjamín Colamarco de Bienes y Catastro, Director de Desarrollo Urbano del MIVI, entre otros fueron intimidados por un hombre que cuidaba la vivienda de Marian Reyes y pretendía soltar un perro para que los atacara.

Estamos cansados de estos extranjeros que vengan a mandar en nuestras costas por que ni siquiera nos dejan caminar cerca de las playas y no soportamos esta situación” dijeron varios moradores que no descartaron tomar otras medidas de no poner fin a las pretensiones de estas dos familias.
—————-
Diez años de espera para entrar a las playas de Chagres
En medio del júbilo, habitantes del distrito de Chagres lograron entrar a una playa ‘privada’.

Eliana Morales Gil –La Prensa, 21 de abril de 2006
emorales@prensa.com


Diez años de espera para entrar a las playas de Chagres
Diez años tuvieron que esperar los moradores de los corregimientos de Piña, Punta del Medio y Chagres en la costa abajo de Colón para tener acceso a sus playas. Con aplausos y gritos de alegría, una veintena de lugareños –acompañados del director nacional de Catastro, Benjamín Colamarco,… ver más