La corrupción urbanística — Las construcciones frente al mar son evidentes

El siguiente párrafo ejemplifica que si en España llueve, por Panamá no escampa. La corrupción es un acto que empobrece a nuestros países y les roba las mejores oportunidades de hacer las cosas bien.

La corrupción urbanística en España va adquiriendo unas dimensiones desproporcionadas. Los expertos afirman que lo que sale a la luz es un porcentaje ínfimo del total casos que se estarían dando a lo largo de la geografía española. Sólo hay que analizar por encima todas aquellas recalificaciones o proyectos urbanísticos que hayan adquirido una cierta dimensión para identificar condiciones en las que los privilegios, favoritismos, tráficos de influencias, comisiones, etc. se perciben para explicar posturas políticas que no casan con la coherencia de la racionalidad o la defensa de los intereses más generales de los ciudadanos.

La corrupción urbanística en España es muy similar a la de Panamá ¿Madre patria o sea de tal palo tal astilla? Todo apunta que el acceso a tierras adyacentes a playas es uno de los principales detonantes de esta corrupción.

El desarrollo inmobiliario especulativo y dañino a los intereses de país, denominado por los especuladores como “boom inmobiliario” se está comiendo de manera acelerada las playas de Panamá, provocando profundos impactos ambientales y sociales, que además enajena y transforma el paisaje que es patrimonio de todos los panameños.

Esta pared de concreto en la ciudad de Panamá, con rellenos incluidos, son típicos casos de corrupción inmobiliaria, ya que se permite estas aberraciones que afectan las costas y la ciudad de Panamá.

Vemos ejemplos de corrupción por acceso a playas y vistas marinas en Punta Pacífica, Playas de San Francisco en el Corredor Sur, en Coclé, Bocas del Toro, Avenida Balboa, etc.

¿Qué podemos hacer como ciudadanos? Mucho. Cada ciudadano es un poder que bien encausado puede logra detener la destrucción de nuestras costas con mezquinos y grotescos proyectos de construcción, que descaradamente se roban los espacios públicos, las áreas verdes y densifican com ghetos el espacio como si fuera una ciudad de millones de habitantes y sin espacio para crecer ordenamente.

Entérate sobre el nivel de este problema en la madre patria en el bloger: corrupción urbanística.

Anuncios

Islas Naos, Perico y Flamenco deben ser siempre espacios libres

Calzada de Amador, que une tierra firme (al fondo) con las islas Naos, Perico y Flamenco en la ciudad de Panamá.

Lo mejor y casi lo único bueno que han hecho, más allá de la defensa de los intereses de sus bolsillos, la Asociación de Empleados de la Universidad de Panamá (ASEUPA) auspició la destrucción de una abominable garita que pretendía restringir el paso, a visitantes, que no “consumieran” en los locales de la isla Flamenco. Esta acción de martillar este símbolo del apoderamiento de los bienes públicos fue excelente y así todas las garitas deben ser eliminadas, ya que estas tierras fueron recuperadas para el mejor uso colectivo posible y no para para el negociado de los que nunca les ha importado este pueblo panameño.

Esta semana hemos escuchado que se pretende proseguir las “investigaciones” para encausar a los destructores de la garita de la Isla Flamenco. Así le paga el diablo a quien bien les sirve. Eso le queda de experiencia a ASEUPA, que se alineó como cordero a Héctor Alemán con el SI a la ampliación.
——————————–
Almanaque azul recoge algo de este tema:

Tres islas, Naos, Perico y Flamenco, unidas por una calzada, construida con material extraido durante la construcción del canal. Probablemente la más bella área pública de la Ciudad de Panamá. Con camino para bicicletas, restaurantes, bares, marinas para yates y un centro de exhibiciones marinas. Una playa, La Playita, con restricción de acceso.

Pasó a Panamá de manos gringas a finales de los 70 y hoy el área es sujeta a intenso y poco regulado desarrollo, que posiblemente exceda la capacidad de carga de la infraestructura actual.

En enero de 2004 un grupo de personas fueron y destruyeron la garita y las barreras que los desarrolladores de isla Flamenco habían puesto para cobrar la entrada. Desde entonces isla Flamenco es otra vez libre.
——————————-
En el foropanama está una breve historia de lo que ocurrió en ese momento:

Aunque esta garita ya tiene alrededor de un mes un funcionamiento, no deja de llamar la atención acontecimientos que giran alrededor de ella.

Para los que no saben de lo que hablo, para entrar a la última Isla en el Coastway (o Causeway) hay una garita que te da un tiquete. Ese tiquete sí consumes en algunos de los locales, te lo poncha, pero sí sólo quieres entrar para pasear o simplemente dejar a alguien, debes pagar $2.00.

O sea, la mayoría de las personas que iban hasta Flamenco para disfrutar del paisaje, el aire fresco y ver los barcos, ya no pueden hacerlo, a menos que estén de acuerdo con pagar sus $2.

Muchas personas ante esta acción arbitrarea, alzaron su voz de protesta y hace poco la Junta Directiva de la ARI resolvió de que esa garita es ilegal y ordenó su remosión.

Pero el día de ayer RCM hizo una investigación y pudieron comprobar de que la garita sigue funcionando como si nada y al parecer tienen el visto bueno del nuevo Administrador de la ARI, Julio Ross Anguizola.

Según las bolas o cocoas, lo podrían remover de su puesto por pasar por encima de lo ordenado por la Junta Directiva.

Ojalá sea pronto. Sí de verdad quieren hacer una “patria nueva”, deben poner el ejemplo tanto con los peces chicos (el humilde trabajador destituido en un ministerio por pedir una coima), tanto con los peces gordos (Julio Ross).

Más datos

ARI insiste en ilegalidad de garita en Amador – Actualícese con La …
ARI insiste en ilegalidad de garita en Amador. … a las personas que destruyeron parte de la garita ubicada en la entrada de la isla Flamenco, en Amador, … – Páginas similares

CRITICA EN LINEA: al cierre
ARI no autorizó construcción de garita en proyecto Isla Flamenco … no aprobó la construcción de una garita a la entrada a la Isla Flamenco en Amador, …


En primer plano la Isla Flamenco, densificada en su entrada, con rellenos que le quitan belleza y encanto. Si nos descuidamos nos transforman estas islas en la Paitilla de Amador.

Panameños contaminan playas y costas

Instamos con vehemencia a que seamos ciudadanos ejemplares en la defensa de la belleza, los valores paisajísticos y ecosistémicos de nuestras playas. Por favor cuando vamos a una playa llevemos una bolsas para recoger nuestra basura un poquito más de la que encuentran en el área. Tampoco permitamos edificaciones que se roban los espacioes públicos y la belleza escénica en la servidumbre de las playas, que afean y además, afectan el usufructo de un patrimonio común de todos los panameños: la playa.
———————

La basura más común encontrada en las playas del país son los plásticos (un 55%), le siguen el “foam”, el hule, el vidrio, el papel, la madera y la tela. La situación resulta insostenible, especialmente en la provincia de Panamá, donde cada año se arrojan más de 70 mil libras de desechos a sus costas, sin contar las aguas negras, causando mal aspecto al paisaje.

No obstante, la capital panameña vive un contrasentido: “vende” su peor imagen en momentos picos del negocio de bienes y raíces. Sin embargo, los espectaculares precios que se están pagando por el metro de construcción en la Avenida Balboa contrasta con los elevadísimos niveles de contaminación de sus aguas. Y aunque los malos olores no se imprimen en las tarjetas postales de promociones turísticas, sí se graban para siempre en la memoria de los visitantes.

Fuente: Epasa, 6 sep. 2001

Para los que están invirtiendo en el sector, muchos de ellos extranjeros que buscan vista a la Bahía y la cercanía a las costas del Pacífico, la pregunta es: ¿Aguantará el negocio si seguimos acabando con la calidad de vida? Todos sabemos que no. No hay que ser un soñador ambientalista para advertir que si dañamos este valor agregado (costas y playas) el negocio fracasará o, por lo menos no prosperará.

La oleada de crecimiento urbanístico esta siendo acompañada por un peligroso proceso de degradación ambiental. La planificación urbana, que el sector vivienda (Ministerio y municipalidades) debió asegurar en el país para permitir un entorno ambiental aceptable para la vida citadina, ha quedado rezagada ante la celeridad de la expansión urbana.

Los panameños estamos advirtiendo ya la crítica contaminación por ruido, polvo, cemento, basura industrial, carga de materia orgánica en las aguas, que atentan contra la seguridad sanitaria de los capitalinos. Los desperdicios, la contaminación y el desordenado patrón de crecimiento urbano, tendrán un alto precio en calidad de vida. Empecemos por educar más y mejor, pero también en castigar severamente a los que contaminan y ensucian.

Fuente: Editorial, El Panamá América 23 de noviembre de 2006.

Costas panameñas también están afectadas por aumento del nivel del mar

Las costas panameñas no sólo están amenazadas por la ambición y depredación humana, sino que también son áreas sensitivas a fenómenos globales, como es el caso el calentamiento global, que puede incrementar significativamente el nivel del mar a nivel mundial y con ello afectar costas de todo mundo, incluyendo Panamá.
—————————————–
Las áreas costeras sensitivas

Según el mapa que elaboró la ANAM (ver gráfico), el área noroeste y todo el archipiélago de Bocas del Toro se verían seriamente afectados a partir de 2030. Es precisamente en esta provincia donde se levanta una decena de proyectos inmobiliarios como Boca del Drago Beach, Big Creek Condor, Isla Solarte, Punta Vieja, Red Frog y Sunset Point.


Click en la imagen para agrandarla

El estudio que maneja el Gobierno (en cuya elaboración también participaron el Centro del Agua del Trópico Húmedo para América Latina y el Caribe, y la Universidad de Panamá) advierte que la parte sur de la provincia de Chiriquí es otra zona vulnerable, específicamente en la península de Burica, Alanje, David, Horconcito, Boca Chica, Las Lajas y Remedios.

En la misma situación está todo el golfo de Chiriquí: las islas Paridas, Bolaños, Secas, Venado, Mono, Sevilla, Boca Brava, Silva de Afuera y de Adentro, San José y Ladrones, entre otras.

Las costas de las provincias centrales tampoco están exentas del efecto de expansión del mar, entre ellas las del golfo de Parita, Chitré, Las Tablas y Pedasí. Coclé también ha sido identificada como una zona vulnerable: Aguadulce, Natá y Antón podrían verse afectadas.

En la provincia de Panamá, el riesgo se extiende desde Chame hasta San Carlos, incluyendo sectores de los distritos de La Chorrera y Arraiján.

Por el lado este, destacan Pacora, Chepo y Chimán, incluso los humedales protegidos del río Juan Díaz. Asimismo, la bahía de Panamá, hoy punto central de grandes desarrollos urbanísticos, ha sido mencionada por los expertos como un área sensitiva, al igual que el archipiélago de Las Perlas.

Costa abajo y el centro de la provincia de Colón se ven amenazadas, así como el archipiélago de San Blas.

Fuente: La Prensa, Panamá, domingo 3 de septiembre de 2006.

Parque Nacional Marino Golfo de Chiriquí

En Panamá sólo existen tres áreas protegidas que salvaguardan ecosistemas asociados a sistemas insulares, como es el caso el Parque Nacional Marino Golfo de Chiriquí, el Parque Nacional Coiba y el Parque Nacional Marino de Bastimentos.

Está en proyecto la creación de un área especial de manejo que permitiría la conservación más efectiva de la biodiversidad del Archipiélago de Las Perlas, que además, ayudaría a conservar y mejorar las formas de vida de los pobladores locales.

Este proyecto ha tenido sus tropiezos en ser finalmente resuelto en la Asamblea, dado que existen intereses creados de especuladores que no desean que exista protección formal de estas islas.

En Chiriquí el Parque Nacional Marino Golfo de Chiriquí es un buen ejemplo a seguir, a pesar que el manejo de dicha área no es tan efectivo, debido a la escasez de personal y de profesionalismo del mismo.
————————————-

El Parque Marino es mejor conocido como el archipiélago de las islas Páridas y en él se incluyen las islas Parida (la mayor de todas) y Paridita, las únicas habitadas de todo el archipiélago, ya que contienen fuentes con agua abundante. Otras islas protegidas dentro del parque son Santa Catalina, Pulgoso, Gámez, Tintorera, Obispo, Obispone, Los Pargos, Ahogado, Icacos, Corral de Piedra, Bolaños, Berraco, Bolañitos, San José, Linarte, Saíno, Sainitos, Iglesia Mayor, Carey Macho y Carey Hembra.

Más información en el vínculo del título.

Islas, medios a proteger

Cada una de las 500, 000 islas de la tierra es un mundo en miniatura. La fauna y la flora han evolucionado en ellas para proporcionar especies nuevas o endémicas (que no existen en ninguna otra parte).Como cada isla es un medio singular que impone los inconvenientes que la caracterizan, las especies que habitan en ella son específicas. Esto se denomina la especiación y este proceso es muy activo en las islas, debido a su aislamiento.Pero este aislamiento y el escaso tamaño de las poblaciones hacen a estas especies particularmente vulnerables.

Viene ordenamiento territorial de Bocas del Toro

Comisión de Ambiente la Asamblea Nacional quiere agilizar ordenamiento territorial

BOCAS DEL TORO. La formulación del plan de ordenamiento territorial fue el tema que se trató en una reunión de la Comisión de Ambiente, Desarrollo y Población de la Asamblea Nacional, realizada en Isla Colón. En el encuentro participaron representantes de organizaciones ambientalistas y autoridades de Bocas del Toro. Milciades Concepción, presidente de la Comisión de Ambiente, urgió a las autoridades locales a implementar el plan. “Es necesario que se instale la junta urbanística municipal lo antes posible, que por ley es la encargada de aprobar estos planes de ordenamientos territoriales”, dijo.

Ángel Santiago Pimentel –La Prensa, 12 de noviembre de 2006
—————————————————————-
Este es un esfuerzo amplio de muchos sectores ambientales del país que están preocupados por destrucción y enajenación de los mejores valore y recuros de Bocas del Toro, producto de una despiada especulación inmobiliaria, promovida por agentes o empresarios nacionales y extranjeros.

Las pretensiones de estos sectores especulativos no parecen tener límites y está dispuestos a llegar hasta donde se le deje. Su misión gira sólo y exclusivamente en función de dividendos económicos que esta actividad les puede dejar a ellos y a no los dueños de los recursos como son los bocatoreños.

Urge un ordenamiento territorial que promueva área aptas para un desarrollo equilibrado y no devastador, que respete el arrecife de coral, los bosques, el área de Parque Nacional Marino de Bastimentos, su área de amortiguamiento, y que respete las poblaciones tradicionales, que hoy por hoy resienten el despojo y pérdida de cultura de la que han sido objeto.

En buena hora con ayuda de Alianza Bocas y todas las organizaciones adscritas se podrá lograr frutos positivos de este esfuerzo.