Pero si son consumibles –Otra playa privatizada ahora en Isla Taboga

El siguiente reportaje proviene directamente del sitio amigo www.almanaqueazul.org y se explica por si solo.

Qué hay que hacer? Usted ciudadano tiene muchas cosas que puede hacer. Exija sus derechos. Nadie lo va a hacer por usted. Tampoco olvide quiénes se han prestado en el gobierno para despojarnos de todo.
—————————
La playa Restinga o playa del hotel ha sido por muchos años la playa oficial del pueblo. Amplia y generosa en marea baja, Con olas suaves y El Morro al frente para ir a explorar, playa Restinga (por el pueblo que había antes ahí) es en realidad dos playas. Cuando baja la marea aparece una franja de arena que da al Morro, dividiendo el mar en dos y dejando bastante arena para compartir.

Un día, en el caminito por donde siempre pasaron los taboganos y los turistas para ir a la playa, apareció una cerca y alguien cobrando B/.5 a todo el que pasara. “Son consumibles en el hotel”, decía el empleado cuando la gente protestaba. Los viejos no podían bajar las rocas que ahora había que cruzar para llegar a la playa. Cuando subía la marea no se podía salir. El pueblo tenía una tristeza enorme y muchos protestaron contra la cerca. Pero el dueño del hotel era un señor de plata que se llama Felipe ‘Pipo’ Virzi, que lo había comprado cuando lo privatizaron después de la invasión.

A la familia Virzi se les conoce como “los dueños de Santiago”, el mismo Sr Pipo Virzi dice que él es el hombre más rico del interior. Entre sus negocios se cuenta la especulación inmobiliaria, la ganadería, arrozales y cinco años como vice-presidente de Panamá, entre 1994 y 1999. También es conocido por ser el dueño de los transportes a Taboga (los botes Calypso Queen) y de tener la concesión de La Playita de Amador, otra playa que cobra a la gente por entrar. En 2006 construyó un relleno ilegal en Punta Culebra, a pesar de las protestas del Instituto Smithsonian, las órdenes de detenerse de la ACP y las multas de la ANAM.


Dado que en los países como Panamá la gente como Pipo Virzi hace lo que le da la gana, la puerta usurpadora permaneció ahí. Las escaleritas que hicieron para bajar a la playa se las comen las olas poco a poco y no se pueden usar en marea alta. El hotel cerró en 2006, pero el Sr. Virzi tiene planes para el área: un residencial de vacaciones con unas 50 casas y hotel en El Morro y en los terrenos del antiguo Hotel Taboga. Echándole un ojo a los planos que salen en el sitio web, y a juzgar por su historial, no extrañaría que el Sr Virzi guarde la esperanza de convertir a la playa del hotel y a El Morro en sus playitas privadas.

————–

A continuación el comentario que agregamos al sitio donde aparece esta información:

Este reportaje de Taboga está excelente. Colocaré en nuestro sitio el tema de la playa privada de Pipo Virzi, como ya hizo con La Playita de la Isla Naos, que de facto cobran 5 balboas. Qué cabrón este tipo. Y Martín muy bien y usted! Y Rubén Blades buscando guayaba.

Esta gente es inescrupulosa hay que detenerla.

Saludos