Otra playa cercada con alambres de púas

Estos mensajes nos llegaron en correos electrónicos y nos parece importante incluirlos en este blog para que comprendamos el problema en su justa dimensión.

Estimados amig@s:

Solamente con la unidad de todos los ciudadanos de este país podremos exigirles a las autoridades respecto a la dignidad y derecho de los panameños. Tenemos que frenar la entrega a extraños de las servidumbres, playas, islas, parques, manglares, etc. En muy poco tiempo los nativos de este país no tendremos acceso a nuestras las riquezas naturales de uso público que constitucionalmente nos pertenecen a todos los panameños. Las autoridades están entregando este legado por unos dólares a “inversionistas” casi siempre extranjeros, a su vez éstos, olvidando que hay llegado a un país donde hay que respetar las leyes, tradiciones y costumbres. Si nada hacemos oportunamente este país será de otros, ayudemos a divulgar esta grave denuncia como muchas mas.

Saludos,

Denia Araúz A.
—————-
Mensaje original

Los moradores de La Ensenada en San Carlos, los residentes del pueblo en
general y los visitantes a la playa de San Carlos estamos confrontando un problema por cuanto una vasta extensión de esta hermosa y visitada playa ha sido cercada con alambre de púas, cerrando los accesos y servidumbres peatonales a la misma a quienes han gozado del derecho de servidumbre desde tiempos inmemoriales.

Por otra parte, la cerca cubre un área que corresponde a la playa y al área de manglar, los cuales de acuerdo a disposiciones constitucionales son áreas de uso público y por lo tanto son INADJUDICABLES. Esto se dio ya que la Dirección de Catastro y Bienes Patrimoniales del Ministerio de Economía y Finanzas adjudicó en venta el área de la playa y del manglar, contraviniendo esa Dirección disposiciones en tal sentido del Ministerio de Vivienda, del Consejo Municipal del distrito de San Carlos, a un estudio de la Autoridad Marítima de Panamá que clasifica este sitio como área de Humedal y no se reconoció una solicitud de oposición a la venta presentada por representantes de los moradores del área de La Ensenada.

Urgen acciones por parte de las autoridades para rescatar el derecho al acceso a la playa que tenemos todas las personas e igualmente son necesarias acciones para la defensa de un patrimonio de la Nación que es inalienable como es el área de playa y de manglar como una zona de preservación por la importancia que tiene para la biodiversidad del lugar y la seguridad de la población.

Esperamos que a través de Almanaque Azul se divulgue esta situación con el fin de que nos unamos en bien de los sancarleños en particular y en general de todos los visitantes que visiten esa hermosa playa.

– Graciela Pascual y Xiomara S. de Armijo