¿Quién protege a los delfines?

EN DEFENSA DE LA VIDA.

¿Quién protege a Flipper?

Gilberto Arosemena

Lastimosamente, la nueva polémica con los Flipper panameños no me sorprende. Si hacemos un breve resumen de lo que se trata la vida en este país, es solo cuestión de preguntarse, ¿qué especie será la próxima? Después de leer lo subsiguiente, se darán cuenta de que tiene una explicación muy sencilla.

Todos los ciudadanos somos testigos de que los gobernantes de nuestra pequeña nación aún no descifran cómo salvaguardar la vida y la salud, tanto la de nosotros que le damos los votos, como de la fauna y flora que nos rodea. A veces hasta pienso que la culpa la tenemos nosotros. Me pregunto, ¿seremos nosotros los que somos tan ignorantes que no sabemos votar por el bien del país?

De lo que sí estoy seguro, es que a mi joven edad, los gobiernos que he visto entrar y salir del mandato no han sabido proteger la vida en general. No saben proteger a los usuarios del transporte, no saben proteger a los dependientes del Seguro Social, no saben proteger al águila arpía, no saben proteger a las ballenas, y ahora sabemos que tampoco saben proteger a los delfines.

Panamá es un país rico en fauna y flora. Tenemos playas, montañas, ríos, lagos, archipiélagos, corredores marinos y terrestres, Atlántico, Pacífico, tapires, guacamayas, osos hormigueros y osos perezosos.

Por otro lado, desafortunadamente, tenemos políticos incapaces, cazadores abusivos, pescadores inconscientes y personas comunes que simplemente son demasiado egoístas como para que les importe con el país. Estos dañan todo lo principal. Y sin lo principal, Panamá no es Panamá, y todos sabemos el origen y significado del título de nuestra nación; sin embargo, si siguen las cosas así, nos tendremos que volver a presentar al mundo con otro nombre… ¡qué vergüenza!

Me parece que todos los que están a favor de la caza, cautiverio y exportación, entre otros, de los delfines, deberían montarse en una lancha y pasear por el archipiélago de Las Perlas, el Parque Nacional Coiba o montarse en un avión y visitar la isla de San Cristóbal, en Bocas del Toro. Estos hermosos y fantásticos mamíferos marinos son un espectáculo inigualable en alta mar, su lugar en el mundo escogido por la naturaleza y la madre tierra. Ni el mejor acuario del mundo podría reproducir lo que es ver a un grupo de amigos de Flipper jugar y nadar en su hábitat natural. Cualquier persona que viva esa experiencia, no sería capaz de hacerlos prisioneros después de ver la felicidad de estos intelectos mamíferos y disfrutar de sus audaces acrobacias marinas.

Se trata de un animal tan noble, del cual existen historias que delatan su instinto de colaborador de vida, al salvar en numerosas ocasiones seres humanos en peligro de ahogarse. Ahora nosotros, como siempre, ¿los vamos a traicionar y los vamos a meter en una tina para lucrarnos? No me parece, ya es hora de que pongamos un alto a estos abusos, porque al final, la vida es muy corta, y ya estamos sufriendo los abusos que le hacemos a la naturaleza. Si no frenamos de manera firme esto, solo nos queda preguntarnos: ¿qué especie será la próxima?

 

El autor es abogado
Fuente: La Prensa, 8 de marzo de 2007

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: