Ambientalistas panameños forman frente para la defensa de los delfines

Los ambientalistas panameños preocupados por el bienestar de los mamíferos en vida silvestre han conformado un frente de lucha para defenderlos del cautiverio, de trata del nuevo Frente para la Defensa del Delfín (FREDEDEL).

Los ambientalistas agrupados en este frente, argumentan que en el año 2005, se estableció el Corredor Marino de Panamá para la protección y conservación de los mamíferos marinos, promover la investigación de estas especies, impulsar el avistamiento, la recreación, la educación, la investigación y la terapia a campo abierto, así como programas de concienciación ambiental y de vigilancia ciudadana, pero que a pesar de ese avance significativo en materia de conservación ambiental, pero que Panamá ha retrocedecido a pasos agigantados frente a la comunidad internacional, cuando la recién creada Autoridad de los Recursos Acuáticos (ARAP), aprueba la Resolución ADM/ARAP No. 02 de 29 de enero de 2007, por la cual se norma la recolección de mamíferos marinos en las aguas jurisdiccionales de la República de Panamá para el cautiverio en confinamientos.

Además los ambientalistas argumentan que la citada reglamentación constituye a todas luces una burda manipulación de las normas administrativas, tanto en la forma como en el fondo, para que en Panamá se legitimen las actividades de la empresa Ocean Embassy, la cual tiene proyectado construir tres delfinarios en nuestro país. En otras palabras, una vez hecho el vestido a la medida de Ocean Embassy, no corresponda responsabilidad penal ambiental a la empresa ni a los funcionarios públicos involucrados, en semejante atrocidad de capturar y mantener en cautiverio a los delfines, esos seres maravillosos, inteligentes y sociales, a fin de entrenarlos para hacer piruetas y actos circenses con el propósito de satisfacer el lucro de unos cuantos en desmedro del ambiente.

Lo anterior se agrava toda vez que Ocean Embassy presiona a las autoridades y manipula la opinión pública, exigiendo rapidez inusitada para obtener permisos de captura

Como bien advierte un número plural de científicos y organismos expertos en mamíferos marinos, el cautiverio y esclavitud del delfines no educa y más bien promueve un negocio inmoral que ha sido superado en muchas latitudes, en lugares que hoy son ejemplos en materia de conservación y trato ético a los animales.

En Panamá, el rechazo a la captura y cautiverio de delfines es muy amplio, por lo cual el FREDEDEL solicita el más firme respaldo internacional a las acciones emprendidas en defensa de estos seres maravillosos, basados en el Principio Precautorio y el respeto que le debemos a la naturaleza, para que nuestras autoridades rectifiquen sus decisiones y avancemos en la construcción de un mundo mejor y civilizado.

Burica Press, 9 de marzo de 2007

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: