Que ANAM cumpla su labor sin ambiguedades

Las consecuencias ecológicas y sociales del derrame de petróleo que se produjo a principios de febrero pasado en Bocas del Toro todavía son inconmensurables. Los pescadores artesanales perjudicados son centenares; hay kilómetros de mar contaminado; fauna y flora desechas y costas destruidas. Y muy probablemente haya habido un menoscabo importante del potencial turístico de una de las provincias más bellas del país.

Es por ello que la acción que tome la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) contra los responsables por esta grave polución debe ser enérgica y ejemplar. Tiene que enviar un mensaje y asegurarse de que todos lo reciban. Sencillamente no podemos darnos el lujo de cruzarnos de brazos mientras nuestro patrimonio turístico y ecológico es destruido ante nuestros ojos.

A la Anam se le ha confiado la delicada tarea de preservar y proteger nuestros recursos naturales, pero lo que hemos visto hasta ahora es una actitud más ambigua que clara. Solo esperamos que en esta ocasión –y las que están por venir– nos demuestre, sin lugar a dudas, que está cumpliendo su labor cabalmente.

La Prensa, Editorial, 19 de marzo de 2007

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: