Propaganda engañosa de Ocean Embassy sobre delfinarios

Delfin enojado denunciando a Ocean Embassy Este delfín enojado denuncia a Ocean Embassy y las autoridades panameñas y sus innobles y sospechosas pretensiones en Panamá.

captura de delfines

delfines presos

Capturando delfines para delfinarios

Captura de delfines en Japon para delfinarios del mundo

Todo lo que leerá a continuación es propaganda engañosa de la empresa en papel, Ocean Embassy, Inc., donde pretenden hacer ver como positivo y rentable a un proyecto de captura y confinamiento de delfines. Esto es lamentable. Esto es parte de una campaña publicitaria y de relaciones públicas con tal de hacer ver como positivo, algo nefasto y cruel.

Ayer en una radio, por ejemplo tuvieron que admitir que las cifras que mencionan son engañosas. Igualmente el bienestar de los delfines en cautiverio, jamás puede ser mejor que en su estado natural. Sentido común sólamente! El artículo que a continuación leerá debe leerlo en antónimo.

Le invitamos a ver antes de leer esta propaganda engañosa, por favor ver los siguientes vínculos:

Sociedad Humanitaria de EU defiende los mamiferos marinos del cautiverio

Lea más artículos en este mismo sitio en la categoria Delfines.

Finalmente le recordamos a la autora de este artículo y su editora que los delfines no son objeto de apropiación privada, mucho menos para lucro y que la forma como ha actuado Ocean Embassy en Panamá es lamentable y deshonesto.

Carmen M. Arias V.

PARA PANAMA AMERICA

LOS DELFINES en cautiverio viven tanto o más que los salvajes, afirman expertos.

EN LOS PERIÓDICOS locales se ha estado publicando que la empresa Ocean Embassy ha invertido B/.17,000,000.00 a la fecha y que tiene pensado invertir más de B/. 300,000,000.00, en un proyecto que contempla un complejo parque marino dentro de un desarrollo turístico en San Carlos. El monto de dicha inversión pareciera indicar que el proyecto será de calidad mundial con los últimos adelantos en ciencia y tecnología.

He leído que el proyecto de Ocean Embassy se ha diseñado y concebido dentro del sector turismo, para ocupar un lugar especial para la sana recreación y educación de la familia, tanto nivel local como internacional.

Se define como un proyecto interactivo, didáctico y único en su clase. Ello parece indicar que Ocean Embassy cuenta con todos los elementos de un proyecto turístico ancla, generador de empleos, que contribuirá a mejorar la calidad de vida de los panameños al impulsar nuestro crecimiento económico e incrementar el conocimiento relacionado con la flora y fauna de nuestros mares.

Por ende, en principio, podríamos concluir que dicho proyecto beneficiará directamente, de una manera u otra, a panameños que viven en el área donde estará ubicado, además de a todos ciudadanos que habitan en la geografía del Istmo. No obstante, he recibido comunicaciones electrónicas que parecen indicar lo opuesto: “Se quiere proceder a capturar delfines sabiendo que hay investigaciones científicas que dicen que estos animales sufren mucho en cautiverio”; “Evita que se cree un circo de delfines en Panamá”; “Protesta contra este crimen”, etc. Es por ello que me pregunto si es cierta la noción de que los animales sufren en facilidades zoológicas de calidad, a pesar de estar manejadas especialistas de comprobada trayectoria profesional.

Tengo entendido que en los Estados Unidos (EE.UU.) sólo hay 45 facilidades marinas del tipo que se quiere establecer en Panamá. ¿Serán tan malas que en nuestro país no debemos de tener ninguna? ¿Será cierto que el 70% de los delfines apreciados en los parques marinos que se visitan en EE.UU., China, Montecarlo, el Caribe y demás países del globo, ha nacido en este tipo de proyectos? ¿Será cierto que en dichas facilidades han sido salvadas de la extinción hasta 19 especies marinas, y que cientos delfines y ballenas han sido rescatados de la muerte por este tipo de organizaciones?

Según algunos expertos, los delfines en cautiverio viven tanto o más que los salvajes, ya que los mismos reciben a tiempo cuidados médicos de excelencia y alimentación adecuada, enriqueciendo su comportamiento bajo la supervisión y el trato profesional. Alegan que estos animales, bajo observación calificada, contribuyen al entendimiento de dichas especies, lo que sirve, entre otras cosas, para tratar a los animales salvajes enfermos, una vez adquirido el conocimiento adecuado proveniente de la investigación científica que se realiza en dichos centros.

Parece que hay quienes llegan al extremo de rechazar operaciones en facilidades de primer orden como lo son el Zoológico Nacional Smithsoniano y Sea World, en EE.UU. En ese país, el “US Marine Mammal Protection Act” y el “”Animal Welfare Act”, al igual que normativas similares existentes en otros países, permiten que los delfines sean recolectados para fines científicos, educacionales y para ser exhibidos públicamente, con el propósito de crear conciencia sobre las bondades que implica la conservación de estas especies. A través de estas normas, las entidades oficiales también tienden a reconocer que en facilidades debidamente conformadas y registradas, los animales en cautiverio están en perfecto estado de salud. Reconocen además, que las facilidades marinas en los EE.UU., al igual que en otros países del orbe, proporcionan valiosos servicios a la ciencia en beneficio de las futuras generaciones, debido al hecho de que en sus operaciones se realizan gestiones de manejo sostenible a diario.

Lógicamente, siento que Panamá no debe permitir programas y proyectos que puedan hacer daño a los animales o a la vida salvaje existente en nuestros mares. Pero, si sabemos y podemos comprobar que los planes de desarrollo y que los estándares que se proponen utilizar en estas facilidades son de calidad mundial, y que los mismos que serán manejados por individuos de experiencia comprobada, cabe a bien preguntarse: ¿Le conviene a nuestro país convertirse en un lugar preferido para ser visitado por turistas en general, además de crear el interés necesario para que científicos de trayectoria mundial comprobada puedan llevar a cabo proyectos de investigación en nuestros ecosistemas marinos, su flora y su fauna?

¿Es el proyecto de Ocean Embassy un desarrollo nefasto para Panamá, o tiene una importancia real y positiva en nuestro presente con miras a alcanzar un desarrollo marino costero sostenible en nuestro país, a futuro?

Vea la réplica a este artículo de la Dra. Amarilys Taylor de Schwander

3 comentarios

  1. […] rechazar de plano las pretensiones de permitir la captura de delfines para circos acuáticos de la Empresa Ocean Embassy o de cualquiera otra empresa, sin embargo, la ARAP, la nueva entidad que rige los recursos […]

  2. […] persona que escribió el artículo en defensa de los delfinarios (Panamá América, 22/3/2007), es la misma que nos asestó aquel artículo de siniestro recuerdo […]

  3. como se sentiria usted si un dìa cuando camina por la ciudad lo enredan en una red y lo llevan a un circo donde todas las personas le van observar. y pricipalmente donde quedara su pobre familia.
    pongamos nuestros pies sobre la tierra como supuesta raza dominante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: