¿Un cautiverio justificado?

Dentro de los mamíferos, el orden Cetacea incluye a las ballenas, los delfines y las marsopas, estando integrado actualmente por 78 especies. En él se distinguen dos subórdenes: i) Mysticeti, que comprende las ballenas con barbas; y ii) Odontoceti, que agrupa a las ballenas dentadas como son los delfines oceánicos, las marsopas y los cachalotes. En un tercer suborden, Archaeoceti, se agrupan las especies ya extinguidas.
El estudio de los restos fósiles permite establecer que los cetáceos se originaron hace unos 55 millones de años AE a partir de un cuadrúpedo terrestre, posiblemente de un mamífero con pezuñas (ungulado).
Los cetáceos están completamente adaptados al medio acuático, ya que pasan toda su vida en el mar. Aparte de las formas marinas, hay cinco especies de delfines de agua dulce: el rosado o boto del amazonas, los de los ríos Ganges e Indo, el baiji o delfín blanco del río Yangtse en China -que podría ya estar extinguido, según noticias divulgadas en diciembre del 2006-, y el delfín del Río de La Plata.
Los delfines son animales sociales y cuentan con un sistema complejo de comunicación tipo sonar.
La emisión de sonidos – chasquidos o clicks- se mueve en un intervalo de 18,000 a 150,000 Hertzios. Esto permite que los grupos estén siempre relacionados. Los machos alcanzan la madurez sexual hacia los 12 ó 13 años y las hembras a edades más tempranas: los 6 ó 7 años.
El período de gestación dura en promedio de 10 a un poco más de 12 meses. Entre dos periodos reproductivos sucesivos pasan alrededor de dos años, ya que las hembras necesitan restablecerse del esfuerzo reproductivo anterior. El nacimiento es un momento muy esperado por la madre, ya que se desliga de un peso que la agota durante las largas migraciones. Durante el parto, la futura madre es ayudada por las restantes hembras del grupo. Tal es así, que cuando el nuevo miembro de la manada se asoma, las hembras lo ayudan a subir a la superficie para que pueda respirar por vez primera y luego regresa al lado de su madre para ser alimentado. La leche de las delfinas es rica en grasas y proteínas posibilitando el crecimiento rápido de las crías.
El ritmo de reproducción es bajo, hecho que influye en la capacidad de estas especies de recuperar la población en caso de reducción de la manada, ya sea por enfermedades, capturas incidentales (relacionada con la industria atunera y pesca de arrastre en general) o la cacería intencional (delfinarios).
En la literatura científica se citan, para las costas de la región Mesoamericana, unas 17 especies (y cuatro subespecies) de odontocetos. Todas ellas efectúan grandes migraciones y algunas, como las orcas – Orcinus orca-, son cosmopolitas, distribuyéndose en todos los océanos entre las regiones polares frías y el ecuador. Otras, tienen una distribución geográfica más restringida como Lagenodelphis hosei (delfín de Fraser), que habita en aguas cálidas, tropicales, entre los 30 grados de latitud N y S. Algunas especies se acercan a áreas costeras como Stenella longirostris (estenela giradora), Delphinus delphis (delfín común de rostro corto).
En Panamá no contamos con especialistas que estén desarrollando investigaciones acerca de los mamíferos marinos, ni con una producción bibliográfica acreditada acerca de los parámetros biológicos relacionados con el estado de las distintas poblaciones de delfines que habitan nuestras costas (por ejemplo, número de individuos, distribución por edades, tasa reproductiva, parentesco entre grupos y mortalidad).
En definitiva, no se cuenta con datos fiables acerca de la densidad de las distintas especies que frecuenta nuestras costas.
Este desconocimiento acerca de la biología de los delfines indica que debemos actuar con suma prudencia antes de apoyar la colecta para su utilización comercial en la industria hotelera. En el sitio Web www.oceanembassy.com, como parte de su estrategia de propaganda, se indica a su vez, que “Ocean Embassy presentará una cantidad de descubrimientos en cría y reproducción de especies marinas raras y únicas”, y más adelante señala que “al analizar muestras de sangre recogidas rutinariamente de animales entrenados bajo el cuidado humano, los investigadores consiguen un punto de comparación para evaluar animales enfermos o heridos, aumentando su habilidad para diagnosticar y tratar estas enfermedades potencialmente catastróficas”. Sin referirse, al menos en forma resumida, cómo se aplicaran estas evaluaciones, y los posibles conocimientos adquiridos, a las poblaciones salvajes de ambas costas. Igualmente, ¿en qué forma los ejemplares capturados, unos 80 en 5 años, serán usados como grupo control?
Desconozco cuáles serán las especies que se pretenden capturar para ser utilizadas en el proyecto. Tal vez sean las estenelas giradoras como Stenella attenuata y Stenella longirostris, que se caracterizan (especialmente la segunda de las nombradas) por los espectaculares giros que dan al salir del agua, para luego caer de espaldas. Ambas especies están fuertemente ligadas al atún y son utilizadas para el avistamiento de los cardúmenes.

Stenella frontalis
Los delfines de nuestros litorales no tienen un estado lo suficientemente conocido por la Unión Mundial para la Conservación (IUCN), que trabaja por asegurar el uso equitativo y sostenible de los recursos naturales. Evidentemente, desde una perspectiva ecológica, es preferible la instauración de empresas dedicadas al avistamiento de cetáceos en la naturaleza. ¿Es acertado aventurarse en la utilización de un recurso, si tenemos una escasa información acerca de su biología?

Ricaurte L. Pacheco Tack
Zoólogo y profesor titular universitario
rpacheco@cableonda.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: