Se hace necesaria una política ambiental en la ANAM para y por el bien de la sociedad panameña

Urge política sobre recursos naturales

Eduardo L. Lamphrey R.
Economista

 

RICARDO SÁNCHEZ SOSA, director regional para América Latina y el Caribe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, hizo un llamado al gobierno panameño para que formule una política que relacione adecuadamente el desarrollo con los recursos naturales. Afirmó que en Panamá se hará más crudo el impacto del cambio climático por la ausencia de ésta, y relacionó la pobreza con el cambio climático y el desarrollo.

Tres factores aduce el Lic. Sánchez: una política para los recursos naturales, donde hace viva alusión al cambio climático, que obviamente debe salir del gobierno, y cuyo motor de ejecución y control del mismo está centrado en la ANAM. Este factor lo liga a la economía (segundo factor), entendiendo que el crecimiento económico no es igual al desarrollo económico, ya que éste implica mejores condiciones de salud, educación y vivienda para la mayoría de la población nacional, lo que comúnmente se denomina un mejor bienestar social para la ciudadanía panameña. Este otro factor debe estructurarse y desarrollarse en las políticas económicas del gobierno, donde el Ministerio de Economía y Finanzas debe llevarnos hacia un mejor bienestar social de los panameños.

Y el tercer factor al que se refiere Sánchez es la pobreza que, obviamente, mide la interacción de los otros dos factores dentro del diario “quehacer” de la sociedad panameña. La pobreza, que mide en su exactitud meridiana la fortaleza o debilidad de las políticas económicas del ente gubernamental, donde se exhibe en su total diafanidad la posición ideológica y clasista de los gobernantes de turno, unidos o no dentro de una política clara frente a los recursos naturales, muestra claramente si la desigualdad en la distribución de las riquezas del país se acorta o se distancia con el tiempo.

La ANAM, dentro de sus políticas cotidianas de aprobar o desaprobar los estudios de impacto ambiental de tal o cual proyecto, debe ahondar en un verdadero plan político frente a los recursos naturales, en los cuales indique su real relación con el desarrollo económico y su ingerencia exacta frente a la gran masa desposeída de la nación. Los impactos positivos o negativos de cualquier proyecto calan dentro del desarrollo social de las comunidades donde se ejecutará.

No podemos seguir observando que un estudio de impacto ambiental de once años sigue siendo válido para la ANAM. No podemos seguir observando que no hay una política frente al calentamiento global, frente al paso de la barcaza de la muerte por el Canal de Panamá, frente a las inundaciones en barrios capitalinos, frente a la implementación de la cementera en Rodman, frente al exceso publicitario en las avenidas de la capital, frente al excesivo ruido de los regueceros en sus presentaciones, en los buses e, inclusive, en viviendas particulares.

El bienestar social notablemente es afectado por esas constantes incoherencias del ente que debe controlar y regular el uso de nuestros recursos naturales. Sin este control y regulación no podemos acortar la brecha de desigualdad en la distribución de las riquezas.

Estamos en un claro proceso de cambios, en todos los niveles; por lo tanto, se hace necesaria una política ambiental en la ANAM que contemple el verdadero uso de los recursos naturales, siempre para y por el bien de la sociedad panameña.

elamphrey@hotmail.com

Publicado en el Panamá América, 3 de abril de 2007

Estudios de impacto ambiental de la ampliación del Canal

Estudios de impacto ambiental de la ampliación del Canal

Desde hace unos días viene apareciendo en los medios de comunicación un “Aviso de Consulta Pública” de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), en cuanto al Estudio de Impacto Ambiental categoría II denominado: “Movimiento de tierra y nivelación del Cerro Cartagena”, en el que, a mi parecer, se da una serie de irregularidades y anomalías sobre las que quisiera llamar la atención.
El anuncio de Consulta Público es formal y obligatorio por el Artículo 36 del Decreto Ejecutivo 309 que reglamenta el Proceso de Evaluación del Estudio de Impacto Ambiental.
El Anuncio de Consulta Pública dice que el promotor es la APC, pero no dice quién hizo el estudio, que por Ley no puede ser la APC ni nadie relacionado con ella.
El título del proyecto en estudio es engañoso y no refleja la realidad del proyecto en sí, ya que dice que se trata sólo de “Movimiento de Tierra y Nivelación del Cerro Cartagena”, cuando en realidad tiene que ver con el movimiento y nivelación del cerro, construcción de una carretera de 3.9 kms., la reubicación de cinco torres de la línea de transmisión eléctrica y el uso de un área de depósito de material de excavación. Son realmente cuatro proyectos diferentes metidos en un solo estudio, y técnicamente cada uno amerita un estudio de impacto ambiental diferente y por separado.
También, está claro que el “Movimiento de Tierra y nivelación del Cerro Cartagena”, quiere decir que este cerro se va a eliminar (nivelar = arrasar), y la tierra y desechos que salgan de allí se van a depositar en otro lugar. Esto, formalmente significa un proyecto cuya ejecución puede producir impactos ambientales negativos de significación cuantitativa o cualitativa, que ameritan, por lo tanto, un análisis más profundo para su evaluación y la identificación y aplicación de las medidas de litigación correspondientes; es decir, que el Estudio de Impacto Ambiental de este proyecto debe ser Categoría III, y no II como se pretende.
No dudo que esta obra es necesaria para el desarrollo y ampliación del Canal. En este contexto, no existirán impactos ambientales que no sean mitigables o soportables. Los EIA serían solo una formalidad burocrática. Realmente ningún impacto ambiental de esta clase puede ser mitigado razonablemente, por lo que se trata de pura retórica vana y la lesión al medio ambiente se carga al progreso de la Nación y, sin duda, la pagarán las futuras generaciones.
Sería impensable, y hasta poco patriótico que la ANAM rechazara un estudio de impacto ambiental de la ACP, y menos relacionado con la ampliación. Pero, por lo menos, sin tratamientos especiales, se deberían ver aspectos más formales y técnicos, como el 4 en 1, y la categoría real del estudio. Y, por supuesto, atender la voz del pueblo en el foro público.

Eduardo A. Esquivel R.
Ingeniero y consultor agroforestal y ambiental
eesquivelrios@gmail.com


Fuente: El Panamá América, 3 de abril de 2007

La Prensa y Panamá América elogian a la ANAM en caso de fallo favorable al bien común

Hasta ahora, la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) ha sido tímida, ambigua y hasta esquiva en la materia de su competencia: ser el guardián de nuestros preciosos e irreemplazables recursos naturales. La decisión que ahora adopta con el rechazo de la planta de cemento en Rodman es un paso correcto que todos los habitantes del país seguramente agradecerán.

Y la razón es tan sencilla como vital: ese proyecto no puede estar ubicado en esa zona porque sin duda enfermará a la gente; contaminará los bosques adyacentes; estorbará las actividades de la zona, incluyendo las operaciones del Canal de Panamá, del aeropuerto Marcos A. Gelabert y el tránsito en el puente de Las Américas y la terminal de Albrook; ahuyentará el turismo y perjudicará el paisaje, incluyendo casas y edificios de numerosas zonas pobladas y verdes de la ciudad.

No es poco lo que está en juego, de ahí que esta decisión de la Anam merece todo el apoyo ciudadano para evitar que algún tecnicismo legal logre revocar la medida y nos sorprendan con un escándalo de concreto.

La Prensa, 3 de abril de 2007

——————————

RECHAZO
Saludamos la Resolución expedida por la Autoridad Nacional del Ambiente, rechazando el estudio de impacto ambiental presentado con el fin de instalar una planta de molienda de clinker en la entrada pacífica del Canal de Panamá.

POBLACIÓN
Según destaca la ANAM, esa industria en Rodman, estaba en capacidad de afectar ambientalmente áreas densamente pobladas y de especial significado para los panameños.

ALERTA
Cabe también destacar las voces de alerta ciudadana, que manifestaron desde muy temprano su oposición a que este exabrupto pudiera llegar a consumarse. Habrá que seguir de cerca y en detalle, el fin de esta historia, para evitar sorpresas desagradables.

3 de abril de 2007

Amparo de garantía constitucional a favor de delfines y contra Pretto

CORTE.

Amparo a favor de los delfines

Rafael Luna Noguera
rluna@prensa.com

Entidades conservacionistas introdujeron ayer en la Corte un amparo de garantías constitucionales contra el Resuelto número 1 de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá, que permite, por la vía de excepción, la captura de de mamíferos marítimos para cautiverio.

Celma Moncada, de la Fundación Humanitas, explicó que dicho resuelto, suscrito el 14 de marzo pasado por el director de la autoridad acuática, Richard Pretto, adopta “unilateralmente” el acuerdo de excepciones emitido en enero de este año por el comité directivo del Corredor Marino de Panamá, pese a que “muchos de los miembros de dicha directiva ya se han opuesto al mismo”.

El acuerdo permite la captura de mamíferos marinos, entre estos los delfines, con fines educativos, de investigación, recreación y esparcimiento, lo cual, según Moncada, viola la Declaración Universal de los Derechos del Animal (1977).

Con urgencia notoria aprueban Estudio de Impacto Ambiental de Norberto Odebrecht

Era lo que se esperaba, dado que como lo hemos advertido, cuando hay prisa política, los preceptos legales de un EsIA son vistos sin lupa y el manual operativo de evaluación de impacto ambiental es engavetado.

Nosotros ni perdimos el tiempo revisando este estudio, ya que de casualidad estuvimos un día en la ANAM y vimos voluminosos tomos por todos lados y preguntamos de qué proyecto se trataba y me informaron que era el EIA de “un proyecto muy importante y necesario”, se trataba de nuestro amigo el subsidiado de aquí al 2035 por el pueblo panameño: Norberto Odebrecht.

Buen negocio para Norberto, gracias a Benjamín y al Team Martín. Esperamos que la nueva autopista no compita por los mismos recursos necesarios para la vía transístmica ampliada.

La pregunta que resulta de todo esto, es, si tanto recurso aportará el Estado para la construcción de la misma desde ahora hasta la eternidad, cuál es la ventaja para el país de regalarle a Norberto este proyecto?

Burica Press

————————————————-

AUTOPISTA PANAMÁ-COLÓN.

110 hectáreas de bosques serán taladas

La constructora tendrá que hacer un censo de las viviendas del área, por si el proyecto las afecta.

Eliana Morales Gil
emorales@prensa.com

La constructora Norberto Odebrecht que construye el primer tramo (Pedernal- Quebrada Ancha) de la Autopista Panamá-Colón deberá reforestar el doble de la vegetación afectada por el proyecto.

De acuerdo al Estudio de Impacto Ambiental (EIA), que fue aprobado el pasado 20 de marzo, en los 26 kilómetros de carretera que incluye el primer tramo se afectarán 110 hectáreas de áreas verdes del Parque Nacional Soberanía, una de las reservas protegidas del país y donde existen 2 mil hectáreas de paja canalera. Entonces Odebrecht tendrá que sembrar 221 hectáreas de árboles.

La constructora brasileña también le tendrá que presentar a la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) un plan de reforestación que incluye el mantenimiento de las áreas a reforestar por un período de cinco años.

ANIMALES SILVESTRES

En lo que tiene que ver con la fauna, las medidas de mitigación estipuladas obligan a la constructora a acatar lo estipulado en el artículo 38 de la Ley 24 de 7 de junio de 1995, de la legislación de la vida silvestre. Está prohibido capturar, recolectar, transportar y comercializar especies de vida silvestre.

Datos de la propia Anam aseguran que en el parque viven 105 especies de mamíferos, 525 especies de aves, 79 de reptiles, 55 de anfibios y 36 especies de peces de agua dulce.

LOS MORADORES

Los lugareños también están contemplados en las medidas de mitigación que deberá cumplir Odebrecht. La constructora tendrá que realizar un inventario del estado de las estructuras de las viviendas que se encuentran en el área de influencia del proyecto, para que sirva de base por si hay afectaciones.

De acuerdo a lo establecido en el EIA, el primer tramo contempla trabajos que pasarían por Chilibre (Panamá); y El Limón, Buena Vista, Santa Rosa y San Juan en la provincia de Colón.

Cuando las faenas de la construcción impliquen realizar voladuras, deberán contar con los permisos de las autoridades competentes.

Será responsable de las negociaciones e indemnizaciones que correspondan sobre las afectaciones a viviendas y terrenos. También deberá cumplir con los planes de monitoreo de agua, ruido, aire y vibraciones.

Previo al inicio de las obras de construcción del puente sobre el río Chagres, será necesario solicitar el permiso de compatibilidad de la Autoridad del Canal de Panamá.

LOS PASOS DE ODEBRECHT

.26-01-2007: La constructora Norberto Odebrecht pone a consideración de la Anam el EIA.

.1-02-2007: El presidente Martín Torrijos anunció en Colón la construcción de la autopista Panamá Colón por parte de la constructora Norberto Odebrecht.

.08-03-2007: Comienzan los primeros trabajos del tramo de la Autopista que quedó inconcluso.

.20-03-2007: La Anam aprueba el EIA que presentó Odebrecht.