Panamá violará Convención de Derechos del Niño

UNICEF denuncia que reforma penal violará Convención de los Derechos del Niño
……………………………….
PANAMA | ACAN-EFE

La Oficina Regional de UNICEF para América Latina y Caribe denunció que si el Gobierno de Panamá endurece las leyes penales contra la adolescencia violará la Convención sobre Derechos del Niño (CDN), se informó hoy.

En un comunicado en la pagina electrónica del Comité Español del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el director regional de UNICEF, Nils Kastberg, advierte que la intención de penalizar y tratar a los adolescentes infractores «como si fueran adultos» es una flagrante violación a la letra y el espíritu de la Convención (concretamente los artículos 37 y 40).

Kastberg, cuya oficina está en Panamá, «ha manifestado su firme oposición a las modificaciones que el Gobierno de Panamá pretende realizar a la ley sobre Responsabilidad Penal de la Adolescencia», apunta.

Esta modificación se opone a los principios que establece la CDN, firmada y ratificada por Panamá en 1990, cuando trata de equiparar el sistema de justicia penal para adultos y la justicia penal adolescente.

«La CDN y UNICEF no están de acuerdo con una política de mano dura, ni de mano blanda, pero sí con una política de mano justa y sabia. El Estado y la sociedad panameña tienen el deber de garantizar el desarrollo pleno de los niños, niñas y adolescentes para que conjuntamente con los adultos contribuyan al futuro del país con democracia y justicia para todos», señaló Kastberg.

Añade que el propio Gobierno de Panamá ha reconocido que la delincuencia juvenil no constituye un problema serio en su país, ya que la mayor parte de los crímenes son cometidos por adultos.

«Según estadísticas oficiales, de cada 10 delitos, 9 son cometidos por adultos y sólo uno por adolescentes. En el caso de delitos graves (homicidio, violación, secuestro, tráfico ilícito de drogas, robo y lesiones personales) de cada 100 delitos, 98 son cometidos por adultos y solamente 2 por adolescentes», señala.

UNICEF sostiene que estas cifras no responden por lo tanto a una espiral ascendente de delitos perpetrados por adolescentes sino a una estigmatización y criminalización de los mismos.

Según la CDN, los estados deben contar con un sistema de justicia especializado, flexible y diverso para juzgar a personas menores de 18 años porque están en desarrollo y no han tenido tiempo para interiorizar las normas que rigen la sociedad en la que viven.

Medidas como el aumento de las penas hasta 12 años de cárcel, además de violar los derechos de los adolescentes, no solucionarán el problema de violencia que quiere enfrentar el país, advierte.

Kastberg reflexiona que la violencia y la criminalidad están estrechamente ligadas a la inequidad, la exclusión social y la falta de oportunidades.

Por su parte, la no gubernamental Alianza Ciudadana Pro Justicia señala que la reforma, que empezará a discutirse el próximo lunes por la Asamblea Nacional, incluya que «Los informes de novedad y los formatos de captura de los miembros de la Fuerza Pública y de la Policía Técnica Judicial, se entenderán rendidos bajo la gravedad de juramento y se tendrán como diligencias del sumario.»

La directora ejecutiva de la Alianza, Magali Castillo, advierte que «esto no solo se le aplica a los pandilleros, sino que se nos puede aplicar a cualquiera de nosotros, ya que es la reforma al articulo 2041 del Código Judicial».

Añade también que preocupa la reforma al articulo 1099 del Código Administrativo para darle más poderes a los corregidores (autoridades locales de policía muchas veces sin formación legal) para ordenar registros indiscriminados con la justificación de perseguir el delito.

El gobierno alega que, además de endurecer las penas, incluirá por primera vez un programa millonario de re-socialización de los menores delincuentes.

Fuente secundaria: El Panamá América Digital.

—————————————————

Estamos seguros que ellos están conscientes de ello, sin embargo, están procediendo, sin importarles la violación al Derecho Internacional adoptado por Panamá.

Panamá tiene el deber y el derecho de proveerle al niño delincuente un mejor futuro.  El niño no es delincuente porque escoge ser delincuente.  El medio en que nace, crece y vive define su futuro.  Esos niños han nacido en barrios marginales, con fuertes problemas sociales y crisis económicas y es una crueldad permitir que delincan para apresarlos por 12 años.

 

Burica Press

————————————————–

Declaración de los Derechos del Niño
Proclamada por la Asamblea General en su resolución 1386 (XIV), de 20 de noviembre de 1959
PREAMBULO

Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre y en la dignidad y el valor de la persona humana, y su determinación de promover el progreso social y elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad,

Considerando que las Naciones Unidas han proclamado en la Declaración Universal de Derechos Humanos que toda persona tiene todos los derechos y libertades enunciados en ella, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, opinión política o de cualquiera otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición,

Considerando que el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento,

Considerando que la necesidad de esa protección especial ha sido enunciada en la Declaración de Ginebra de 1924 sobre los Derechos del Niño y reconocida en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en los convenios constitutivos de los organismos especializados y de las organizaciones internacionales que se interesan en el bienestar del niño,

Considerando que la humanidad debe al niño lo mejor que puede darle,

La Asamblea General,

Proclama la presente Declaración de los Derechos del Niño a fin de que éste pueda tener una infancia feliz y gozar, en su propio bien y en bien de la sociedad, de los derechos y libertades que en ella se enuncian e insta a los padres, a los hombres y mujeres individualmente y a las organizaciones particulares, autoridades locales y gobiernos nacionales a que reconozcan esos derechos y luchen por su observancia con medidas legislativas y de otra índole adoptadas progresivamente en conformidad con los siguientes principios:

Principio 1

El niño disfrutará de todos los derechos enunciados en esta Declaración. Estos derechos serán reconocidos a todos los niños sin excepción alguna ni distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio niño o de su familia.

Principio 2

El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, dispensado todo ello por la ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad. Al promulgar leyes con este fin, la consideración fundamental a que se atenderá será el interés superior del niño.

Principio 3

El niño tiene derecho desde su nacimiento a un nombre y a una nacionalidad.

Principio 4

El niño debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarrollarse en buena salud; con este fin deberán proporcionarse, tanto a él como a su madre, cuidados especiales, incluso atención prenatal y postnatal. El niño tendrá derecho a disfrutar de alimentación, vivienda, recreo y servicios médicos adecuados.

Principio 5

El niño física o mentalmente impedido o que sufra algún impedimento social debe recibir el tratamiento, la educación y el cuidado especiales que requiere su caso particular.

Principio 6

El niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Siempre que sea posible, deberá crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus padres y, en todo caso, en un ambiente de afecto y de seguridad moral y material; salvo circunstancias excepcionales, no deberá separarse al niño de corta edad de su madre. La sociedad y las autoridades públicas tendrán la obligación de cuidar especialmente a los niños sin familia o que carezcan de medios adecuados de subsistencia. Para el mantenimiento de los hijos de familias numerosas conviene conceder subsidios estatales o de otra índole.

Principio 7

El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la sociedad.

El interés superior del niño debe ser el principio rector de quienes tienen la responsabilidad de su educación y orientación; dicha responsabilidad incumbe, en primer término, a sus padres.

El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deben estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho.

Principio 8

El niño debe, en todas las circunstancias, figurar entre los primeros que reciban protección y socorro.

Principio 9

El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata.

No deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada; en ningún caso se le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo alguno que pueda perjudicar su salud o su educación o impedir su desarrollo físico, mental o moral.

Principio 10

El niño debe ser protegido contra las práticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa o de cualquier otra índole. Debe ser educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y fraternidad universal, y con plena conciencia de que debe consagrar sus energías y aptitudes al servicio de sus semejantes.

Escasez de agua en Chiriquí por falta de protección de cuencas

Cuando los ríos se secan

El Idaan toma agua del río David para abastecer a las 130 mil personas que residen en el distrito. Se requieren 21 millones de galones de agua por día, pero este verano solo se captaron 16 millones diarios.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/B. Gómez

Rio Caldera

PROBLEMA. Demetrio Miranda, dirigente ambientalista, señala que la disminución del caudal de los ríos chiricanos se debe, entre otras cosas, a la depredación de los bosques de galerías, aquellos que rodean la cuenca.831918

Boris Gómez
DAVID, Chiriquí

Esta semana los ambientalistas de la provincia de Chiriquí alzaron su voz para solicitar a las autoridades que inicien, cuanto antes, un programa de reforestación en las riberas de los ríos.

Este verano el síntoma más evidente del problema lo sufrieron los moradores de las barriadas populosas, como Los Abanicos, en David, en donde 500 familias experimentaron el desabastecimiento de agua.

Los hombres y mujeres de la zona, preocupados por la salud de sus hijos, amenazaron con protestar en las calles ante lo que consideraron como un mal servicio del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan).

En consecuencia, los funcionarios del Idaan distribuyeron el líquido de puerta en puerta, con el uso de carros cisterna.

Guillermo Ardila, director regional de la entidad, dijo que solo en la ciudad de David se requieren 21 millones de galones de agua por día para abastecer a la población, pero en la estación seca solo se pudieron captar 16 millones diarios.

El Idaan toma agua del río David –una subcuenca del río Chiriquí– para abastecer a las 130 mil personas que residen en el distrito.

ACERCAMIENTO AL PROBLEMA

ESPECIAL PARA LA PRENSA/B. Gómez

rio-en-chiriqui.jpg

SECUELAS. La extracción de materiales altera el cauce del río Chico. En verano se seca y en invierno causa daños a su entorno.

Demetrio Miranda, dirigente ambientalista, señala que la disminución del caudal de los ríos chiricanos se debe, entre otras cosas, a la depredación de los bosques de galería.

«Si no somos estrictos en la protección de los ríos, tendremos días muy duros en pocos años. Entonces todos seremos afectados: los ganaderos, los industriales, los constructores y todos los usuarios», advirtió.

Según estipula la legislación ambiental, los bosques de galería –los que crecen en las riberas de los ríos– deben tener en ambas orillas la misma extensión que el cauce, es decir, si un río mide 20 metros de ancho se debería dejar, a cada lado del cauce, 20 metros de bosques. Pero en la práctica eso no se cumple.

Miranda llamó la atención a los ganaderos que incumplen esta disposición para aumentar sus territorios de pastoreo.

«Donde hay bosque hay captación de agua para los ríos, donde no hay bosque solo caen sedimentos a la corriente», explicó.

Este tipo de depredación no es exclusiva de los chiricanos. La página http://groups.msn.com/bosquesgaleria señala que actualmente cerca de 60 mil especies vegetales de las casi 250 mil existentes en el planeta corren el riesgo de extinción en los próximos 20 años, debido a la destrucción de su hábitat natural, realidad que ha despertado una polémica y preocupación mundial.

En este contexto, el bosque de galería se establece como una importante formación forestal a ser conservada y recuperada por su gran importancia estratégica en la protección de los recursos hídricos, así como también del suelo, de la vegetación y de la fauna.

La extracción de materiales

Eberto Anguizola, quien es consultor privado y realiza estudios hidrológicos, afirma que otra de las causas del problema es la extracción indiscriminada de material rocoso y de arena.

El abuso de estos recursos naturales, junto a la deforestación, acelera la formación de sedimentos.

Anguizola explicó que la reducción de distancias entre las fronteras agrícolas y urbanísticas ha provocado la obstrucción de las tomas de agua cada vez que llueve.

Según el consultor la extracción de materiales pétreos de los ríos solo se debería permitir tras la presentación de estudios hidrológicos en los que se compruebe que esa actividad no alterará el caudal, pero la mayoría de la veces eso no se hace y los permisos se otorgan.

EL IDAAN EN PROBLEMAS

En Bugaba, el diputado de ese distrito, Rubén Darío Beitía, denunció que el pueblo sufría por la lentitud de las autoridades del Idaan. Denunció que para solucionar la falta de agua en esa comunidad se requiere de una bomba de succión que vale 15 mil dólares, pero que aún no se compra.

Raúl Montenegro, ex director regional del Idaan, explicó que las tomas de agua de la institución se quedaron pequeñas, dado el aumento que ha experimentado la población en los últimos años.

«Nos estamos quedando sin agua por el mal manejo de las concesiones, además porque ningún gobierno ha insistido en proteger las cuencas. Aquí todos nos lavamos las manos y el problema es de todos», dijo.

Programa de reforestación

Cinthya Sánchez, del Departamento Forestal de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), dijo que es evidente la disminución de los caudales de los ríos, a pesar de que desde hace 40 años se advirtió del problema.

Sánchez, al igual que los ambientalistas locales, cree que la mejor vía para revertir este problema es la reforestación».

«Tenemos que sembrar, al menos, 50 mil árboles, por año, y por los próximos 10 años, para frenar el daño que se ha generado en las cuencas de los diferentes ríos del país», calculó Sánchez.

Mario Gómez, director regional de la Anam, explicó que el Estado pondrá en marcha un plan nacional de reforestación que implicaría la recuperación vegetal en 300 mil hectáreas.

Sánchez señaló que la implementación del plan requerirá de la colaboración de todos los ciudadanos, porque en la Anam solo trabajan 60 funcionarios, que aunque quieran no podrían cumplir con la cantidad de árboles a sembrar.

——————————————-

 

Las principales cuencas afectadas de la provincia

Según el especialista Heberto Anguizola, las cuencas más afectadas por las actividades que desarrolla el hombre en Chiriquí son las del río Chico y la del río Chiriquí Viejo.

Anguizola señala que al río Chico se han otorgado cuatro concesiones para extraer minerales no metálicos y que se necesita regularlas.

En el río Chiriquí Viejo, agregó, se registra un dramático proceso de sedimentación, al igual que en el río Escarrea, hecho que atribuye a la deforestación.

«El río Gariché, subcuenca del Escarrea, sufre inundaciones cada año, de manera que los resultados negativos ya los estamos cosechando», indicó.

En el puente sobre el río Chiricahua se puede observar la falta de respeto al área establecida para los bosques de galería, pues muchos se han derribado para hacer sembradíos a pocos metros de esa cuenca.

Fuente: La Prensa, 8 de abril de 2007