Delfines, entre saltos y piruetas

Chimán se ha convertido en un ‘escenario’ para que estos cetáceos, muestren sus acrobacias

JOSE GONZALEZ PINILLA
ESPECIAL PARA LA PRENSA

planas@prensa.com

LA PRENSA/Tito Herrera
Los delfines buscan sus alimentos en la desembocadura del río La Maestra, en Chimán, por la gran cantidad de peces.

Observar delfines en las costas de Panamá puede que sea una práctica común para los pescadores, sin embargo, para el hombre de ciudad es, sin duda, una experiencia emocionante. Y si se corre con la suerte de ver a un grupo con más de 20 delfines, el evento no puede sino convertirse en algo impresionante.

En un recorrido en lancha por el distrito de Chimán, se pudo apreciar a más de 20 delfines que nadaban en una especie de comuna.

Al llegar a la desembocadura del río La Maestra, cerca de Punta Madroña, en el distrito de Chimán, el grupo realizaba piruetas y saltos como en los circos acuáticos.

En verano no se ven

Diogracio Puchicama, indígena wounaan, explicó que este tipo de cetáceos llega a las aguas de la parte sur de la provincia de Panamá porque son frescas, especialmente en los meses de julio y agosto.

Dijo que verlos se ha convertido en una práctica casi usual, tanto como observar a las ballenas que vienen a parir.

“Los meses donde menos se ven son los de verano, porque el agua se pone caliente y esa temperatura, al parecer, no les gusta”, explicó Puchicama.

El grupo de cetáceos, considerados como “los más inteligentes”, no pudo verse bajo el agua, pues ese día estuvo turbia. La única oportunidad para contemplarlos era cuando saltaban por encima de las olas.

De acuerdo con Alejandro Balaguer, de la fundación Albatros Medias, el área donde hay más presencia de delfines es cerca de la isla de Coiba y en el Archipiélago de Las Perlas.

“En el océano Atlántico también llegan, pero donde más se encuentran es en el Pacífico”, explicó Balaguer.

Precisó que a los delfines les gustan estas aguas, fundamentalmente porque encuentran gran cantidad de peces y otras especies marinas con que alimentarse.

“Allí se genera una cadena de vida que hace salir a la superficie el plancton, que sirve de alimento para los peces. Y luego los delfines se alimentan de estas especies”, añadió.

A estos cetáceos les gusta cazar sus alimentos en grandes grupos. “Son ágiles cazadores y tienen el talento para detectar sus presas a varios kilómetros de distancia. Su alimento por excelencia es la especie de tuna grande”, aseguró Balaguer.

Pulse aquí para apreciar la imagen

Por su lado, Kevan Mantell, quien trabaja con Balaguer, informó que a Panamá llegan aproximadamente seis especies de delfines, entre éstos el común es el de nariz de botella y el spotted (con manchas).

Balaguer afirmó que durante todo el año se pueden ver importantes cantidades de delfines. Incluso, algunos grupos pueden estar integrados hasta por más de 50 individuos.

Los wounaan tienen un paquete turístico de dos noches y tres días, que incluye un paseo en el bosque, otro en canoa por los manglares, un día cultural y un recorrido en lancha hacia Chimán, durante el cual el visitante puede -si tiene suerte- avistar ballenas y delfines.

Si quiere dar un paseo por las costas, se recomienda que se asesore con personas que tengan lanchas. Puede encontrarlos en el puerto de Coquira de Chepo, en el puerto de Isla Flamenco o en el del terraplén, en El Chorrillo.

Un cetáceo sin nariz

Son cetáceos acuáticos.

Existen especies que viven en mar abierto y otras cerca de las costas, pero sin llegar a la orilla.

Su apariencia es distinta en cuanto a tamaño, color y cabeza. En total, existen 32 especies.

Pueden alcanzar una velocidad de 45 kilómetros por hora.

Tienen una ancha capa de grasa bajo su piel, que les permite mantener su temperatura.

Sus dientes son cónicos y les crecen cuando cumplen una semana de nacidos.

No tienen nariz, pero en su remplazo poseen un orificio en forma de media luna, denominado respiradero, ubicado en la parte superior de la cabeza.

La Prensa, 20 de agosto del 2004

Una respuesta

  1. amo a los delfines, y condeno los asesinatos que cometen los japoneses en contra de estos extraordinarios animales. Dios los bendiga delfines.
    Dios tenga piedad de uds pescadores asesinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: