Conservemos nuestro patrimonio natural

Conservemos nuestro patrimonio

Rafael Gutiérrez Wong Arquitecto

 

HEMOS escuchado con preocupación, las pretensiones del Legislativo de vender un área del Parque Camino de Cruces con el fin de obtener fondos para mejorar las instalaciones de sus recintos, método nada digno de quienes deben ser custodio del patrimonio estatal (Ley 10 de 2005).  Por ello, los conservacionistas se han manifestado, y su protesta debe ser escuchada y sopesada por diputados y funcionarios  del gobierno encargados de ordenar el uso territorial, sobre todo, del ya ocupado.

Existen terrenos urbanos sub-utilizados, con infraestructuras inadecuadamente distribuidas para las cuales debieran crearse leyes que incentiven a retomar su uso y desarrollo, en vez de proponer la destrucción de sitios naturales que por ley han sido protegidos. Desproteger esas áreas para ser depredadas innecesariamente, con el mero propósito de obtener fondos alcanzables por medios más juiciosos, es degradante.

Por supuesto que la Asamblea Nacional tiene la potestad de hacer leyes, cambiarlas y acondicionarlas a las necesidades del Estado, pero su principal función es hacerlo pensando en proteger los intereses y bienes activos del mismo, y el ataque al área boscosa será precedente para que similares hechos sigan ocurriendo.  No se necesita mucha inteligencia cuando se obtiene dinero vendiendo lo que se tiene. Vender los terrenos patrimonio del Estado debe hacerse sólo en beneficio del buen desarrollo y progreso, sin perjuicio de condiciones ambientales sanas, necesarias para mejorar la vida de las mayorías, protegiendo el ambiente y condición de nuestro principal recurso, el canal.  El deterioro acelerado a que están llevando sus tierras, aguas y hasta su seguridad de funcionamiento, no lo condicionan a sus necesidades de expansión, sino a la especulación y oportunidad de lucro de un grupo.

Los diputados deben abstenerse de seguir continuando trámites para obtener fondos mediante la simple e irresponsable venta de estos activos del Estado, y buscar en su capacidad legislativa otros medios más inteligentes para obtener los que destinarán a construir lo necesario para la ampliación de su sede; no hacerlo los hace inmerecedores de dichas instalaciones y mejor sería recluir tales cerebros en cualquiera de las ruinas de refugios o edificios recibidos en las áreas revertidas.   Si el que vende ha ofrecido el bien varias veces y no ha recibido propuesta, por supuesto que el participante en tercera licitación o venta directa propondrá menor valor.  ¿Será para beneficiar algún allegado?

El Legislativo, para hacer mejores y nuevas leyes, dice necesitar mejoras a sus instalaciones, construyendo nuevos espacios arquitectónicamente adecuados a los adelantos tecnológicos, que permitirían a los diputados y asesores inspirarse en la planificación de normas y leyes que amplíen el horizonte de progreso a los conciudadanos.

Se supone que las leyes aprobadas en la Asamblea han hecho que “durante los últimos tres años, la economía haya crecido a un ritmo superior al 7%”. (Panamá América) generado por el sector privado; sin embargo, ha habido  falta de imaginación para crear una ley que genere los fondos destinables a construir sus espacios “necesarios” sin violentar las leyes protectoras del parque, acción que desdice mucho de los que fueron escogidos y son pagados para proteger los activos del Estado y cuyas iniciativas debieran resultar sesudas. Tal acción sería comparativa con la de los padres irresponsables que, al necesitar medios para llevar adelante a la familia, lo  que se les ocurre es vender el patrimonio familiar.  Como quien dice “para violadores, el padre de la criatura”.

La indiferencia popular impide a muchos preocuparse por estos hechos que deterioran cada día el ambiente natural, y por ende, contribuye al calentamiento global, situación que junto con otras decisiones del gobierno, como permitir captura de cetáceos, da marcha atrás de nuestro país en el cumplimiento de propósitos de convenios internacionales para protección al ecosistema mundial. Algunos funcionarios opinan que nuestra oposición al uso de la áreas forestales revertidas obedece a un “síndrome de temor al uso” ocasionando por el largo período de ocupación norteamericana.  Se equivocan, queremos que sigan siendo reserva, ya que es necesario mantener pulmones sanos para el área metropolitana.  Hoy no es necesario usarlas para “urbanizar”, menos con el espíritu especulador y poco planificado hacia mejorar el bien de las mayorías del Estado, ya que los gobiernos no han preparado un plan de infraestructuras que las resuelvan durante el crecimiento del desarrollo del área.

Los proyectos que hoy se hacen incrementan problemas de transporte, vialidad, distribución eléctrica y agua potable, tratando de resolver sus problemas sanitarios saturando los sistemas artificiales y naturales existentes, contaminando los afluentes naturales, incluso, vertiendo hacia el Canal. Además, nuestras aprehensiones se deben a que, a pesar de las “encuestas”, lo que se observa es que las autoridades encargadas de ordenar el desarrollo regional y urbano en el país demuestran la incapacidad de dar directrices y aplicar normas con criterios correctos que debieran regir para enderezar hacia el uso más adecuado al administrar el recurso territorial, permitiendo, a la iniciativa privada, especular con consecuentes daños permanentes a la verdadera economía del país, con pérdida de tiempo y productividad, constante fuga de divisas ocasionadas por el uso, con deterioro innecesario de áreas ecológicas y de tradicional producción agrícola y ganadera que debieran servir para mantener la creciente población a costos razonables.

No tenemos derecho de privar a nuestras futuras generaciones del mejor uso de estos pulmones.  No podemos derrochar en un momento lo que costó la lucha de varias generaciones, sería egoísta.  No permitamos la venta de terrenos del Parque Natural, debemos conservarlos.

rgutierrez@cwpanama.net

Panamá América, 15 de mayo de 2007

2 comentarios

  1. es lo mejor de tratar de proteger nuentre ambiente natural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: