Urbanismo y el futuro de Panamá

El futuro de Panamá depende de nosotros

 

Al comienzo de la década del ´90, Desarrollo Costa del Este llevó a cabo el proyecto urbanístico Costa del Este en los terrenos que anteriormente eran el vertedero de basura de la ciudad de Panamá.  Recuerdo que, cuando se realizaba la obra, tuvieron el cuidado de diseñar una urbanización en donde las distintas zonas estaban bien definidas: área industrial, área comercial, área de baja densidad residencial y área de alta densidad comercial.
Las calles y avenidas son amplias, y por supuesto hay parques con área verde para que todos los residentes puedan disfrutar su permanencia en dicha urbanización.  El vertedero de basura desapareció, y hoy día podemos admirar una urbanización bien diseñada, en donde gracias a la iniciativa privada se respeta la zonificación.
A los finales de los años ´90, ICA-Panama, S.A. recibió de parte del Gobierno Nacional la concesión del Corredor Sur.  Este corredor benefició a Costa del Este y al resto de los habitantes de la ciudad capital, ya que permitió que sus residentes pudieran transitar del este al oeste  en un tiempo breve.
El peaje de ese corredor es costoso, y espero que algún día se haga algún reajuste. ICA-Panama, S.A. recibió de parte del Estado el derecho a desarrollar el área denominado Punta Pacífica, en donde anteriormente se encontraba el aeropuerto de Paitilla; además, se acreditó el derecho a rellenar cierta área del mar.  Lamentablemente, este diseño urbanístico es deficiente, ya que no ha previsto el área verde y pública suficiente.  Cuando Punta Pacífica se termine de construir será un desastre residencial, ya que la densidad es muy alta y el tránsito vehicular es un desastre.
En el caso de Fuerte Amador, la ARI construyó la infraestructura para el desarrollo de esta zona, que otrora fuera la gran oportunidad de espacio verde y público para los panameños: sin embargo, luego de la parcelación y venta a promotores para su desarrollo,  esto ha resultado ser otro desastre.  El hecho es por todos conocidos, ya que ciertos promotores han rellenado áreas del mar mayor a la cantidad autorizada.  Además existe una planta de tratamiento de aguas residuales que no funciona.
Las autoridades gubernamentales se han descuidado y al ritmo que va este desarrollo nadie puede predecir cuál va ser el resultado final.  Es triste  ver cómo los promotores, con ayuda de ciertos funcionarios,  han procedido a destruir espacios de gran valor ecológico valioso.
Ahora le toca el turno a las áreas revertidas colindante al Canal de Panamá.  Con frecuencia leemos sobre proyectos que se contemplan construir en esta área.  Además, se aprobó la Ley No. 12 que permite desarrollar potencialmente el 60% de la Cuenca del Canal.  Por casi 90 años los norteamericanos procuraron proteger esta sensible zona.  Ahora los panameños están corriendo para destruirla.  Igualmente están demoliendo edificios por distintos barrios de Panamá para construir torres exageradas.
El futuro del país depende de nosotros; si no hacemos algo al respecto no se podrá disfrutar la ciudad.

Víctor Zakay
Alianza Pro Ciudad

Panamá América, 15 de mayo de 2007

Una respuesta

  1. hola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: