Land Rights Violations among the Indigenous residents of the Bocas del Toro Archipelago on the Caribbean side of Panama.

Land Rights Violations among the Indigenous residents of the Bocas del Toro Archipelago on the Caribbean side of Panama.

Background of the problem:

The islands in the Bocas del Toro archipelago on the Caribbean side of Panama have been recognized as tourist attractions since 1991. In 1994, The Republic of Panama executed the Law 8 or the Tourism Law. This law sought to establish procedures for developing and promoting tourism activities in Panama by granting incentives and benefits to persons engaging in tourist activities. These included tax incentives for the construction of tourism and eco-tourism resorts and marinas and exoneration from real estate property taxes on land used for the development of tourist activities.

Subsequently, in 1998, Panama passed the Real Estate Law or Law 54 aimed at protecting foreign investment in Panama. The law grants foreign investors the same rights as national investors and further, gives them the freedom to dispose of the profits obtained in their investments, the freedom to repatriate their capital, dividends, interests and profits produced by their investments.

In 2006, Panama passed the Island Law or Law 2 (popularly known as the Bocas Law since it affects the archipelago most extensively). Law 2 seeks to regulate concessions for tourism investment and the sale of island territory for purposes of tourism development and other provisions. Law 2 provides express procedures for the procurement of concessions over lands to be used for tourism projects. Specifically, it creates an “Express Window” within the Cadastral Office of the Ministry of Economics and Finance which grants a provisional authorization to begin operations, while the developer completes the remaining requirements for permanent concessions. In addition to allowing the direct sale of island territories (which was previously not allowed under Panamanian Land Reforms), the law also provides incentives for the development of vacation and retirement homes on island territories.

Previous to this law, Panama distinguished between two kinds of property: private or titled property and public or state-owned property. Island territories could not be titled. State-owned property could be used for various productive purposes through the granting of concessions or Rights of Possessions (RoP). Because obtaining RoPs for occupied land is both expensive and complicated, only a relatively small proportion of the indigenous people have RoPs. Most people possess what are known as Rights of Occupation (RoO) which is similar to squatter’s rights.

The combined effect of the three laws is that of greater economic impoverishment and loss of land and forced evictions for the economically deprived population in the Bocas del Toro Archipelago. The tax incentives given to attract foreign tourism developers result in reduced tax flow into the region. The repatriation of capital, profits and dividends from tourism enterprises to investor’s countries of origin, as allowed by Law 54, results in out-flow of capital from the region and the nation. The only benefits to the local residents are in the form of low-paid wage labour. Wages are fixed as salaries and therefore do not reflect the profits accrued from tourism. At the same time, the “Express Window” created by the Law 2 has taken power over the governance of land rights from the local government and placed it in the hands of the national government. The result is that concessions and sales of land titles are granted to potential tourism developers even though indigenous people already reside in a particular area and have been using the land for agriculture and other subsistence activities for decades. The result is illegal land sales and forced evictions of poor people from the land they have farmed for decades.

It is in this background that the following two stories must be analyzed (collected as part of a research study in August 2006).

Case 1: Bluff Centro and Bikri Arriba are two localities situated on the island of Isla Colon in the Bocas del Toro archipelago. Isla Colon is the largest of the islands here and is considered to be the hub of tourism in the region. The narrator of this story, Caesar Benigno Penalosa, is the leader of the Bluff Centro and Bikri Arriba resistance movements which are protesting the loss of land to unplanned development.

Brief history of the Bluff Centro and Bikri Arriba problem:

“In 1984 I (Caesar Benigno Penalosa ) migrated from Rio Cricamola to Bluff Centro with my family. The land was national (communal) as opposed to Patrimonial. So we started working on this land (practicing agriculture). I was 22 years old when I moved here. All my children were born over here.

Since 2003, I started having problems with Mr. Mario Guardia, a rich and powerful Panamanian in Panama City. Somebody had sold our land to Mr. Guardia. We now have a case in the court against Mr. Guardia. In 2004, we found a lawyer who was willing to work with us and help the Bluff Centro people. The land actually belongs to BDA (Banque Desarollo Agro-pecuaria). So it is government land. The government sold it to Carlo Dorado Rosada, a Panamanian, who sold it to Mario Guardia.

The case against the legality of this land sale is now in the district court. So now, my extended family and I have RoP over 20 hectares of our 40 hectare land while Mario Guardia has the title to it. I have never been able to see Mr. Guardia as he is never there in any of our meetings in the court.

Workers of Mario Guardia have been cutting down trees in the forest near our property. There are about 80 hectares of forest land. 6 hectares are in our property. Outside our property Guardia has been cutting trees illegally. There is a spring that originates in the area where the trees are being felled. This spring supplies water to the city of Bocas. Hence it is illegal to cut trees there. I complained to ANAM a couple of days back. The deforestation has been going on since 2 – 3 weeks”.

This issue concerns more than 300 people and more than 500 hectares. They got to know that their land had been sold when they got the eviction notice from Mr. Guardia. Since then they have organized a resistance to the illegal sales of land that have been increasing over the last six years. They have been peacefully protesting and demanding their rights over their land. But their fate still hangs in limbo.

Case 2: Carenero is an island close to Isla Colon and houses a number of indigenous and Afro-Caribbean families. Like other parts of the archipelago Carenero is also experiencing its share of property rights wrangles. In this case, land occupied by more than 150 families has been illegally sold to a Remax Real Estate agent called Stephen James Crabtree for the purpose of developing a resort. The said agent has over the last 18 months threatened the residents with eviction and even with violent retribution. He has threatened to set fire to their dwellings and even suggested bodily harm to the leader of the resistance movement (Feliciano Santos). Mr. Santos’s brother-in-law was attacked by armed hooligans in September 2006. On 14th April, 2007, the said Remax agent Mr. Stephen Crabtree forcibly evicted Mr. Santos’s family from their homes on Carenero Island.

Below is a letter addressed by a resident of the Carenero island and leader of the resistance movement written on behalf of the families facing eviction to those who will hear. It is in Spanish. It requests international assistance to resist the loss of their land and for the protection of their rights.

Petition from Feliciano Santos:

“Estimado señor o señora:

Reciba el cordial saludo en nombre del pueblo Ngobe, los primeros pobladores de la Republica de Panama. Mi nombre es Feliciano Santos y actualmente ocupo el cargo de Coordinador de las Comunidades afectadas por Proyectos Turisticos en el Distrito de Bocas del Toro en Panama.

Mi pueblo, y especialmente mi comunidad esta siendo muy afectada por los proyectos de turismo residencial que esta promoviendo el Gobierno de Panama en nuestros territorios. El gobierno esta vendiendo nuestras tierras a empresarios que estan construyendo lujosos complejos residenciales para gente rica de paises como Estados Unidos y de Europa. Para hacer esto nos estan desalojando de manera violenta de nuestras islas. Nosotros viviamos tranquilos de la pesca y la agricultura, pero ahora este gobierno desconoce nuestra propiedad sobre el territorio que ocupamos desde hace cientos de anos para venderlo a empresas extranjeras.

Nosotros estamos siendo desplazados de nuestras tierras, sin haber sido consultados. El gobierno panameno no hace nada para apoyarnos. Debido a que los indicadores economicos aparecen como que Panama ya no tiene mas pobreza, no tenemos ayuda de instituciones internacionales. La verdad es que en Panama hay muchos ricos, pero ellos viven en las ciudades, nosotros seguimos siendo pobres. Ahora mas aun somos mas pobres y nos quieren dejar sin nuestras islas. Nosotros no tendremos a donde ir. Algunos hermanos quieren luchar pero ya nos han amenazado con enviar a la policia y destruir nuestras viviendas si no desalojamos.

Nosotros hemos escuchado que Oxfam esta apoyando a pueblos indígenas en otros paises, y queremos preguntarles si ustedes pueden apoyarnos a nosotros. Si ustedes no piensan trabajar en la zona quiza puedan decirnos como buscamos ayuda.

Muchas gracias por su atención. Por favor, avisennos si estan interesados en visitar el area para que vean con sus propios ojos todo lo que esta pasando

Me despido atentamente

Feliciano Santos

Coordinador de Comunidades Afectadas por Proyectos Turisticos en Bocas del Toro

Both of the above cases are not exceptions. Land tenure security is essential for poverty alleviation. The laws 8 and 54 were enacted with good intentions to alleviate poverty and generate employment opportunities for the people of the Bocas del Toro region. However, the combination of the Laws 8, 54 and 2 and their faulty implementation together with aggressive foreign and national developers intent on profit has resulted in loss of land for the poorer sectors and marginalization and exploitation of these people in their own land.

This petition requests legal assistance in resisting illegal land sales in Bocas del Toro archipelago as well as a review of Panamanian Property Rights laws with a view to speeding up the process of granting Rights of Possession to people who are already residing on island properties and using these lands productively for subsistence and other economic endeavours. The legal process also needs to be made affordable to the common man. We therefore petition “The Commission Legal Empowerment of the Poor” for such assistance.

Anuncios

Asociación para la Conservación de la Biósfera se pronuncia sobre proyectos de hidroeléctricas en Chiriquí

República de Panamá

 

Provincia de Chiriquí

 

ASOCIACIÓN PARA LA CONSERVACIÓN DE LA BIÓSFERA

Ante la ola de Hidroeléctricas propuesta a nivel nacional que traerán como consecuencia la desaparición total de importantes ríos a lo largo de la geografía nacional.

Este tipo de proyectos afectan ecosistemas acuáticos con la agravante pérdida de especies endémicas y someten a riesgos a los ciudadanos que han habitado por siempre en la orilla de estos importantes ríos.

En el Distrito de Boquete se propone una Hidroeléctrica a la altura de Bajo Mono, al aceptar un proyecto de esta naturaleza Boquete perderá la seguridad por el riesgo que siempre a presentado el río Caldera.

A los moradores de Boquete, Caizán, Tabasará, Chiriquí Viejo, Sitio Lázaro estamos a tiempo de incidir para evitar proyectos que solamente traerán consecuencias negativas para presentes y futuras generaciones, excepto para los que las promueven y los que las financian.

La propuesta de puestos de trabajo anuales por parte de las empresas son un insulto a nuestras comunidades porque los ríos no tienen precio ni se cambian por un puñado de dólares.

Seremos vigilantes de Alcaldes y Representantes que como funcionarios públicos mediante los artículos 119-120 de la Constitución del articulo 2 de la ley de Ordenamiento Territorial y la Ley 5 de Delitos Ecológicos están obligados a velar por nuestros patrimonios naturales y que su uso sea de manera sostenible y las Hidroeléctricas no son proyectos sostenibles lo cual ha sido demostrado a nivel Mundial y local.

Salvemos nuestros ríos porque son un legado de Dios!!!.

Chiriquí, 22 de mayo de 2007

Día Mundial de Biodiversidad

Maestros valientes sacrifican sus vidas en áreas remotas

VERAGUAS. Uno de los sobrevivientes pasó 15 horas sobre un árbol

Los dolores del río crecido

Una cabeza de agua sorprendió a los educadores cuando se dirigían a las escuelas de Kusapín. En la tragedia murió la maestra Yamileth Calderón y hay tres personas desaparecidas.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/N. Castillo

maestro-lastimado.jpg

ESFUERZO. Trató de salvar a sus compañeras, pero no pudo. 

Hermes Sucre Serrano
y Ney Castillo
SANTIAGO, Veraguas

El pasado domingo en la tarde, los correntones del río Palmares venían con estruendo de tragedia. En medio del rugido del agua sucia, los entumecidos brazos del maestro Julio César González ya no podían mantener más a flote a su compañera. “Le dije a la maestra Yamileth que no podía más, luego me soltó la mano y se perdió con la corriente…”, contó ayer Julio César, con un nudo en la garganta.

Todo pasó en un instante. El desmedido caudal del Palmares también se llevó a la maestra Doris Gaug Dixon y a su hijo de seis años (ambos desaparecidos). La corriente golpeó fuerte a Julio César contra la roca viva de la orilla. En su desesperación por vivir logró subirse a un árbol. Ahí, abrazado a la curva de una horqueta, se limpió las lágrimas mezcladas con agua turbia.

Los recuerdos pasaban por su mente como un tren ligero. Un concierto de ranas y grillos le advertía que estaba metido en las tierras del “manigordo” (tigrillo). Con una mirada timorata, observaba con espanto la ruidosa serpentina de agua que se había llevado a sus compañeros.

Recordaba los chistes de su padre cuando esa tarde les había dado un aventón en auto hasta Alto Ortiga. Era el papá orgulloso de tener un hijo útil, que no ponía reparos a la hora de enseñar. Ese mismo día Derian Castillo, el hijo de Doris Gaug, se entretenía contando la fila de loros que ponían verdor al cielo gris de la comarca Ngöbe Buglé, cerca de la comunidad de Llano Bonito, camino a las escuelas de Kusapín.

El maestro González permaneció arriba del árbol desde las 3 de la tarde del domingo 20 de mayo hasta las seis de la mañana del lunes 21. No supo más de sus compañeras, el río se las había llevado en un viaje de impredecible retorno. Las orillas del Palmares estaban llenas de “ñangas” (paja llena de lodo) , troncos partidos, ramas y flores silvestres marchitas, como si la naturaleza quisiera presentarse en romería por las víctimas.

RÍO TRAICIONERO

Una de las muchas cualidades que tienen los maestros del campo es la puntualidad. El domingo pasado todos llegaron a tiempo a la cita con el trabajo: Julio César, Yamileth Calderón, Doris Gaug y su hijo Derien Castillo, Yariseth Alaín, Marina Castillo y Yariseh de González.

Les tocaba la clásica misión magisterial de cruzar los ríos, subir montañas, esconderle el talón a las serpientes, hasta llegar a las rústicas escuelas a gastar tizas del conocimiento.

Julio César cuenta que durante la caminata hacia los puestos de trabajo no hubo ningún problema. Pero cuando cruzaban el río Palmares, en la desembocadura del río Grande, el nivel del agua comenzó a subir rápidamente: la cabeza de agua venía a embestir y a sembrar dolor.

“Fuimos traicionados por los nervios y la desesperación, pues en vez de avanzar decidimos retroceder. En la mitad del río el agua nos pasaba de la cintura”, explicó Julio César.

Marina Castillo relató que la cabeza de agua fue repentina y no dio tiempo para nada. El grupo de docentes, que se trasladaba a varias escuelas de Kusapín, en la comarca Ngöbe Buglé, quedó en el centro del río, lo que impidió que ganaran la orilla.

Todo ha sido muy duro para los maestros que se juegan la vida en las montañas de la región. Saben lo que significa retar los caudalosos ríos, pero tienen más claro que allá, en medio de la selva y del ruido de los guacamayos, hay unos niños que esperan que llegue ese conocimiento, que muchas veces es menospreciado en las ciudades.

Como hasta los ríos tienen un límite, el cadáver de la educadora Yamileth Calderón, de 24 años, fue encontrado en el río Cuay. Doris Gaug Dixon y su hijo Derian y el guía, de 15 años, continúan desaparecidos. Los demás educadores fueron encontrados vivos, pero con severas lesiones en diferentes partes del cuerpo, producto de la corriente del río y las piedras.

Julio César González, quien había sido trasladado por tierra a Santiago para recibir atención médica, fue dado de alta ayer de la policlínica Horacio Díaz Gómez.

Fue un golpe duro para el maestro. Será muy difícil olvidar los grandes ojos de Yamileth, cuando se soltó de su mano para caer en la garganta del furibundo río, allá en la comarca. (Colaboración de Zabdy Barría)

La maestra que anhelaba trabajar más cerca

Yamileth Calderón, la maestra que murió ahogada la tarde del domingo pasado en la comarca Ngöbe Buglé, solo tenía 24 años. Residía en la comunidad de El Cortezo, distrito de Natá, con sus padres y hermanos. Se distinguió por ser una joven sencilla, alegre y excelente estudiante, ya que siempre ocupó el primer lugar en su escuela, la Normal Juan Demóstenes Arosemena de Santiago de Veraguas. Por cinco años laboró como maestra en Changuinola y este año fue trasladada a la escuela de Valle Bonito, localizada en un área inaccesible e incomunicada. Su mayor deseo, cuentan sus familiares, era que el Ministerio de Educación la trasladara a un lugar cercano a la ciudad, y a pesar de que hizo varias gestiones, no lo pudo conseguir.

La docente le decía a su hermano, Arquímedes Calderón, que él no se imaginaba el largo camino que tenía que recorrer para llegar a su destino.”De donde la dejaba el carro tenía que caminar cuatro horas para poder llegar. Tenía que cruzar, a pie, cinco veces el mismo río”, comentó Arquímedes.

ANAM auspicia destrucción ambiental en Punta Chame

Por este tipo de escaramuzas ANAM está perdiendo con más ahinco su beligerancia institucional y su credibilidad, si le queda algo.

Es una lástima.  No sé de donde ANAM ha sacado el paradigma que los bosques secundarios no son importantes para la conservación.  Es como decir que los adolescentes no son importantes como componentes de la población de un país.

Qué absurdo!

Burica Press

—————————————

DIRECTORA DE ANAM DICE QUE CHARRO ESPINO CORTÓ RASTROJO.

Ligia Castro contradice informes

LA PRENSA/Archivo

Ligia Castro

Ligia Castro, Administradora General, ANAM

José Somarriba
jsomarriba@prensa.com

Ligia Castro, directora de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), dijo ayer que Rodolfo Charro Espino solamente cortó rastrojos y árboles pequeños, que no son mangle, cuando intentaba hacer espacio para construir una carretera en su finca en Punta Chame.

La afirmación de Castro se contradice con dos informes de la Autoridad Marítima de Panamá, que advierten de la construcción de una carretera “por todo el centro donde se encuentran los manglares”, y de que se usó maquinaria para desmontar un área de manglar donde predominaban el mangle negro y el blanco. Incluso, Castro separó de la pesquisa a dos funcionarios que se negaron a firmar un informe de inspección que alertaba del daño; y el asesor legal de la entidad, Harley Mitchell, confirmó que Anam determinó, en abril, que había dos especies de mangle en el área devastada.

La Prensa, 23 de mayo de 2007.

En respuesta a esta mala gestión de ANAM en la misión que le confiere la Ley para actuar y defender el patrimonio natural La Prensa editorializa lo siguiente que Burica Press se une:

Cuando se quiere justificar lo injustificable, cualquier argumento sirve de comodín. Así, lo que ayer era un conocido manglar y parte de un ecosistema, hoy la propia directora de Anam nos informa que es tan solo rastrojo sin ningún valor ni utilidad. Y lo que para cualquier ‘don nadie’ hubiese sido un acto arbitrario e ilegal, resulta que para el ‘tío favorito’ es una actuación apegada a la más estricta legalidad. Difícil de tragar tanta falacia.

Conclusión: Una vez más no habrá consecuencias ni sanciones; otra victoria para la impunidad y el juega vivo. Pero, más allá del espejismo, lo que resulta evidente es lo vulnerable que es nuestra tierra y lo desprotegidos que estamos todos los habitantes de este hermoso y saqueado país.

Las autoridades llamadas a proteger el entorno son las primeras que apadrinan crímenes ecológicos, y, frente a la falta de transparencia, el clientelismo y el largo brazo político, solo nos queda conformarnos con la autodestrucción de nuestros recursos naturales. Para cuando despertemos del coma amnésico, producto de triquiñuelas y tecnicismos legales, los manglares y los bosques serán meramente un recuerdo borroso de los hoy ciudadanos del mañana.

Revocan concesión de relleno de fondo marino en Amador

grupo figali. autoridades dicen que TRABAJOS EN AMADOR NO ESTÁN AUTORIZADOS.

Revocan concesión

La AMP y la Anam alegan que la empresa de Figali realiza rellenos que no corresponden a una marina.

Grupo F. ignoró acuerdos contenidos en los contratos de concesión y en el estudio de impacto ambiental.

LA PRENSA/Bernardino Freire

Rellenos ilegales en Amador

RELLENO. A pesar de las instrucciones giradas por la Autoridad Marítima de Panamá, de suspender las obras en el área de Amador, el Grupo F. siguió rellenando y este es el estado actual del proyecto

Mónica Palm
mpalm@prensa.com

Grupo F. Internacional, que por meses ha desafiado las órdenes de no continuar realizando rellenos en Amador, agotó la paciencia de las autoridades Marítima de Panamá (AMP) y Nacional del Ambiente (Anam), que ayer tomaron acciones más enérgicas contra la empresa que preside Jean Figali.

Ambas entidades alegan esta vez que los trabajos que realiza Grupo F. no corresponden a una marina, como está autorizado en los contratos de concesión y en el estudio de impacto ambiental (EIA) autorizado.

La AMP, que desde octubre ordenó al Grupo F. retirar el relleno existente y paralizar los trabajos, comunicó ayer a Figali la decisión de “resolver administrativamente” los dos contratos de concesión que mantiene con la entidad: el primero, de mayo de 2002, para rellenar 3.7 hectáreas de fondo de mar, y el segundo, de octubre de ese mismo año, para rellenar 4 hectáreas adicionales.

Según Rubén Arosemena, segundo vicepresidente de la República y administrador de la AMP, Grupo F. ha violado varias disposiciones contenidas en los dos contratos, y ha iniciado unos trabajos de relleno “que distan mucho de cumplir con la solicitud original de la concesión”.

Arosemena advirtió que el Grupo F., sin autorización alguna, ha “cerrado” el área concesionada, con la intención “de convertir en tierra firme áreas de fondo de mar”.

Por su parte, la Anam indicó que estos trabajos no están dentro del estudio de impacto ambiental (EIA) aprobado y, por lo tanto, ayer ordenó suspender las obras. Adicional, empezó una investigación de oficio.

La Prensa, 23 de mayo de 2007.