Diablicos y plumas de guacamayas

AZUERO. ESPECIE EN PELIGRO DE EXTINCIÓN.

Diablicos y guacamayas

Los diablicos sucios saldrán en procesión derrochando energía y color. Sin embargo, sus atuendos requieren de cientos de plumas de guacamayas bandera.

 

Alejandro Balaguer
Especial para La Prensa

vivir+@prensa.com

CORTESÍA/Fundación Albatros Media

diablicos y guacamaya roja

Incienso y millares de flores inundan los sentidos: La Villa de todos Los Santos se prepara para recibir el Corpus Christi.

Sus calles lucen alfombradas por millares de pétalos a la espera de los legendarios diablicos sucios, los danzantes de Lucifer.

Comienza la fiesta, revuelos de plumas carmesí ejercen un efecto casi hipnótico.

A la cabeza de la procesión de diablos va el sacerdote precediendo a los danzantes que giran y saltan sin cesar. Son cientos de plumas de guacamayas bandera –un ave tropical que ya ha casi desaparecido del continente– que coronan las máscaras de los diablicos de Azuero.

Tal es la demanda por las plumas de ésta ave en particular, que el profesor universitario, conservacionista y periodista, Francisco Delgado, está realizando un proceso de concientización y educación ambiental, en las aulas y en los programas radiales producidos desde la ciudad de Chitré (Herrera).

“Nosotros recibimos las plumas de criaderos y zoológicos extranjeros, las catalogamos, las registramos, las marcamos con tinta y las consignamos a los danzantes por el tiempo que dure la fiesta. Además, sugerimos a los maestros fabricar plumas de papel, similares a las de los diablicos originales, para que los escolares las usen y promuevan la danza”.

“Así, promovemos la conservación de la guacamaya bandera y garantizamos que la tradición perdure”, manifiesta Delgado.

Cuatro días de folclor y religión

FESTEJO -La festividad del Corpus Christi comenzó el pasado jueves, 7 de junio, y se celebra hasta el domingo 10 de junio. Hay mucha participación de los residentes y los turistas.

TRADICIÓN -Los diablicos sucios de Azuero, la diablada de Oruro, en Bolivia, o la de la Candelaria, en Perú, son muestra de un mestizaje cultural que perdura a lo largo de los siglos y que nos une como un mismo pueblo.

La Prensa, 9 de junio de 2007

Anuncios

2 comentarios

  1. Reblogueó esto en Panamá Poesía y Pensamientos.comy comentado:
    Lo autóctono peligra de desaparecer, pues exige lo natural, lo original de su manifestación artística, un diablico sucio sin sus plumas originales deja de ser una representación real de tan importante arte de nuestra cultura. Conozca aquí en este interesante artículo de Burica WordPress titulado “Diablicos y guacamaya”, del porque tanto el arte original y parte del material que lo distinguen están en peligro de extinción.

  2. Mira las guacamayas no se pueden matar para cojer sus plumas ya que no servirian .Las plumas que usamos son las que estas aves mudan Nadie en la Villa de los santos mata una guacamaya al contrario la cuidamos para que cuando muden las plumas podamos tomarlas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: