Protestas contra la firma del tratado de libre comercio entre Estados Unidos y Panamá

CONFRONTACIÓN.

Se organizan protestas contra la firma del TLC

Frenadeso dice que el tratado no beneficiará a las mayorías y pide un referendo sobre el tema.

LA PRENSA/Jorge Fernández

El tratado ha encontrado sus detractores.

José Quintero De León
jquintero@prensa.com

Las protestas contra la firma del tratado de libre comercio entre Estados Unidos y Panamá ya empezaron a tomar forma. La primera será un piquete del Frente Nacional de Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso), hoy, a las 11 a.m., en la sede del Ministerio de Comercio, en Plaza Edison, a la cual seguirá en los próximos días una marcha nacional.

Los dirigentes Gabriel Castillo, Genaro López, Maribel Gordón y Félix Villarreal denunciaron que el tratado es leonino y desconocido por el pueblo, sobre todo en su versión castellana. Sostienen que Panamá no puede ser competitivo con los productores estadounidenses y por ello piden un amplio debate sobre el contenido, y exigen que antes de pasar por la Asamblea sea sometido a referendo.

Otra manifestación la organiza la Alianza por la Justicia Social en Panamá, integrada por la Asociación de Empleados del Área Canalera (bases militares y Autoridad del Canal), ex obreros portuarios, víctimas de la Ley 25 de 1990 y de la Unión de Trabajadores de Agencias de Seguridad.

Andy Alemán, ex empleado de la Autoridad del Canal, dijo ayer que se han constituido en Alianza para oponerse a la firma del tratado hasta que los presidentes George W. Bush y Martín Torrijos cumplan con el pago de las prestaciones laborales de ex trabajadores panameños. Con ese fin, añadió Alemán, cuentan con el apoyo del dirigente obrero Alejandro Stephens, representante de 350 sindicatos que aglutinan 15 millones de obreros estadounidenses, y quien informará a congresistas demócratas y republicanos sobre la realidad laboral de Panamá.

No todos los trabajadores tienen esta posición. De hecho, en la delegación de unos 70 panameños que hoy participan en la firma del tratado en Washington estarán los sindicalistas Marcos Allen (Central Nacional de Trabajadores), José Pedroza (Confederación Gremial) y Pedro Hurtado (Federación Sindical).

——————————-

Redacción de La Prensa
panorama@prensa.com

Tres años y medio después de que se anunciara oficialmente en Miami que Panamá y Estados Unidos negociarían un tratado de libre comercio, el ministro de Comercio e Industrias de Panamá, Alejandro Ferrer, y la representante de la Oficina Comercial de Estados Unidos, Susan Schwab, firmarán el acuerdo comercial hoy en la Organización de Estados Americanos.

La jornada no estará exenta de las protestas que caracterizaron la negociación de las nueve rondas. En Panamá, los obreros organizados anunciaron que harán protestas por la firma del tratado y que, paralelamente, en Estados Unidos, grupos sindicales se manifestarán de forma similar.

Pero las protestas no tendrán eco. El vicepresidente de la Asamblea informó ayer que en conversaciones extraoficiales con el Ejecutivo, se le informó que se llamará a sesiones extraordinarias a partir del 2 de julio para discutir el TLC.

Entre los cambios introducidos al texto están la flexibilización del régimen de patentes para medicinas; y que se amarra el tema de las compras del Gobierno con el cumplimiento de normas laborales y medioambientales.

——————————————–

apertura.cláusula de SEGURIDAD ESENCIAL PUEDE SER INVOCADA.

Revelan cambios hechos al TLC con Estados Unidos

La firma del acuerdo comercial se dará hoy en la sede de la Organización de Estados Americanos.

Los países podrán imponer normas ambientales y laborales en las compras de sus instituciones públicas.

LA PRENSA

PROMESA. George W. Bush se comprometió con el presidente Torrijos a impulsar el tratado.

Rafael E. Berrocal R.
rberrocal@prensa.com

Los cambios que introdujo Estados Unidos (EU) al tratado de libre comercio (TLC) van más allá de la simple aplicación de las normas laborales y medioambientales internacionales, y mejoras al capítulo de propiedad intelectual. Los tres capítulos incluyen de manera casi intacta la propuesta conceptual planteada en el acuerdo al que llegó el gobierno de George W. Bush con la mayoría demócrata del Congreso para poder conseguir los votos en el proceso de ratificación.

Las modificaciones establecen puntos que para la parte panameña pueden ser considerados ventajosos, como la flexibilidad para el uso de los medicamentos, aunque los dos países se comprometen a hacer un esfuerzo para que sea expedito el registro de todos los tipos de patentes.

Según el nuevo capítulo de propiedad intelectual, Panamá no está obligada a reponer los periodos de protección de las patentes de medicamentos, si el proceso de registro llega a sobrepasar los cinco años. Más importante aún es que “las obligaciones de este capítulo no deben evitar que un país tome medidas para proteger la salud pública promoviendo el acceso a medicinas para todos sus habitantes, particularmente en casos de enfermedades como sida, tuberculosis, malaria, otras epidemias o circunstancias de urgencia extrema o emergencia nacional”, dice el tratado modificado.

En el capítulo laboral, ambas partes se comprometen a adoptar las regulaciones y principios de la Organización Internacional del Trabajo, como la libertad de asociación y la abolición del trabajo infantil y trabajo forzado, entre otros.

En compras gubernamentales, se modificó el texto para que las instituciones públicas que abran una licitación puedan, a su discreción, exigir que las empresas interesadas cumplan normas de conservación de recursos naturales y condiciones laborales relativas a salarios, horas de trabajo, seguridad y salud ocupacional.

En el capítulo medio ambiental ambas partes se comprometen a no debilitar la protección ambiental, con el fin de promover el comercio y la inversión. Incluso se enumeran siete acuerdos internacionales que debe adoptar cada país.

EU también incluyó en los anexos el tema de la seguridad portuaria. Aunque el texto establece que hay reciprocidad para las inversiones, los estadounidenses se reservan el derecho de invocar la cláusula de “seguridad esencial” cuando lo consideren necesario. Ayer, en Washington, dos congresistas demócratas manifestaron su oposición a los TLC con Panamá, Perú, Colombia y Corea.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: