La parodia del Canal de Panamá

Estimado Abdiel:

Te quedaste corto con la parodia.  El embrollo y robo a la nación con este proyecto de ampliación es considerablemente más escandaloso. Y el pueblo panameño muy bien y usted, no se darán por enterados hasta cuando el robo se afiance.

Burica Press 

La parodia del Canal

Abdiel Augusto Patiño I.

Se entiende ahora por qué ya se habla de buscar los créditos y se mencionan cifras superiores a tres mil millones de dólares?

El 19 de junio de 2007, ante el pleno de la Asamblea Nacional de Diputados, el Ministro para Asuntos del Canal, Danny Kuzniecky, y el Administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Alberto Alemán Zubieta; sin vergüenza alguna, continuaron la parodia de la propuesta de ampliación del Canal de Panamá a través de la construcción de un tercer juego de esclusas.

En sus respectivas exposiciones, ambos funcionarios sustentaron un presupuesto histórico de dos mil veintiocho punto uno millones de dólares, los cuales incluyen quinientos cincuenta y dos punto cinco millones de dólares para los primero trabajos de ejecución del multimillonario proyecto de ampliación del Canal, y seiscientos sesenta y dos punto dos millones de dólares de aportes directos al Estado. 

Hasta aquí, para muchos, todo parece bien; no obstante, el presupuesto canalero presenta un aditivo al que no se le ha prestado la debida atención, y se trata de la astronómica cifra tres mil noventa y seis punto cinco millones de dólares, monto máximo de los créditos que podría adquirir la Autoridad del Canal de Panamá para la mencionada obra y que no se suman dentro del monto oficial del presupuesto.  Según la ACP estos fondos son el tope máximo de endeudamiento que se podrá contratar, inclusive, en el año fiscal 2007-2008, para financiar el proceso de diseño y construcción de las nuevas esclusas y las tinas paralelas de reciclaje, obras que de acuerdo al cronograma de ejecución deben arrancar en enero de 2008. 

¿Y que pasó con el compromiso de endeudamiento de apenas dos mil trescientos millones de dólares?  La propuesta de ampliación del Canal señala en el punto Costo estimado del Tercer Juego de Esclusas que “el grado de detalle al que se ha llegado en la estimación de los costos y los imprevistos permite sostener que el cálculo es sólido…”, añade además que “con un aumento de peajes de 3.5% anual promedio por veinte años…  se requerirán aproximadamente dos mil trescientos millones de financiamiento externo… para sufragar, entre 2009 y 2011, los picos de mayor intensidad en la construcción…?  Pregunta, ¿por qué el aproximado de dos mil trescientos millones ha sido aumentado en más de seiscientos millones de dólares de buenas a primeras?, ¿qué pasó con los cálculos fríos de la propuesta canalera, esos aupados por una pléyade de incuestionables e infalibles estudios?

Esta nueva etapa de la parodia se suma a la recién pasada aprobación del nuevo escalafón tarifario del Canal de Panamá, el cuál involucra un aumento promedio anual de 10% a partir del 1 de julio de 2007 hasta el 30 de junio de 2010.  Recordemos que la propuesta hablaba de 3.5% anual de ajuste por 20 años, cosa que quedó solo en el papel, ya que para poder cumplir con este compromiso, a partir de 2010 y por 17 años la ACP debería hacer ajustes inferiores al 3.5% anual, y eso es en definitiva imposible, si es que quieren que los peajes realmente sirvan para pagar la obra.  Cabe destacar que con este aumento tarifario la ACP pretende recaudar en los 3 años señalados, la suma aproximada de quinientos millones de dólares adicionales, es decir, un promedio de ciento sesenta y seis millones por año sobre el estimado anual de ingreso, totalmente desconocido, ya que no se incluyó en la propuesta distribuida a nivel nacional y no se me facilitó las veces que la pedí vía electrónica a funcionarios encargados de “resolver las preguntas de la gente”.  Queda claro que lo  que espera recaudar la ACP en aditivo a su estimado, en los tres años contados a partir del 1 de julio de 2007, no alcanza ni para sufragar los gastos del periodo 2007-2008, que como ya hemos dicho, suman quinientos cincuenta y dos millones de dólares.  ¿Se entiende ahora por qué ya se habla de buscar los créditos y se mencionan cifras superiores a tres mil millones de dólares?

Pero la parodia no queda solo en cifras, estimados y demás datos contables y numéricos; por el contrario, el asunto se pone todavía mejor a nivel administrativo.  El Presidente Martín Torrijos, en uso de sus facultades legales y poniendo aplomo en compromisos de quien sabe qué tipo, propone la designación pendiente hacía sus buenos meses, de dos miembros de la Junta Directiva de la Autoridad del Canal de Panamá, ambos con antecedentes no muy gratos para los que panameños que si tienen memoria histórica y que luchan porque no se las borren.  Uno, Ricardo de la Espriella , amigo del régimen militar, tanto cuando Torrijos, como cuando Paredes y Noriega; fue vicepresidente  de Arístides Royo, también colaborador de los militares, el que sufrió el gargantazo y que ahora es nuestro Embajador ante la Organización de Estados Americanos.  Sí, ese mismo, de la Espriella , el que fue Presidente entre 1982 y 1984, ahora desempolvado como otros tantos del régimen militar, que han encontrado buena ubicación en la falsa Patria Nueva de Martín Torrijos.  El otro, Guillermo Chapman, el economista estrella de la gestión de Ernesto Pérez Balladares, artífice del plan “Políticas Públicas para el Desarrollo Integral: Desarrollo Social con Eficiencia Económica”, mismo que dio pie al proceso de privatizaciones de entidades del Estado –algunas muy mal llevadas- y a la ejecución de políticas fiscales y económicas que contribuyeron solo a sostener lo insostenible y a aumentar en creces la deuda externa.  ¡Parece que para la Patria Nueva no hay más gente capaz y con mejores antecedentes en la nación entera!

¿Qué sigue en esta historia?, pues podemos imaginar muchas cosas; total, luego de ver como el 29 de junio, en poco más de 5 minutos, sin lectura analítica alguna, los honorables Diputados Padres y Madres de la Patria hicieron eco de su gran capacidad cognoscitiva y de amor a la Patria aprobando a tambor batiente sin cuestionamiento alguno, el gran presupuesto de la ACP ; pues podemos esperar cualquier cosa.  Por ahora estemos pendientes del cronograma de ejecución, que está bastante atrasado; de los diseños finales, que ahora nadie se atreve a negar que no existen; y de los costos finales de la obra, que los conoceremos de a poco, en el transcurso de 2008.  Ni siquiera los que auparon todo esto saben la Caja de Pandora que han abierto.

El autor es el Director Editorial de Expresiones.  

Panamá, domingo 1 de julio de 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: