Aspectos socioculturales del Parque Internacional La Amistad

Características socioculturales del Parque Internacional La Amistad

Población

Población Indígena

Grupo Ngöbe-Bugle

Está compuesto por dos grupos que han mantenido sus culturas sin cambios fundamentales debido primordialmente al relativo aislamiento. Sin embargo, este confinamiento ha sido parcialmente afectado en los últimos años por desplazamientos en la búsqueda de nuevas tierras y trabajo asalariado. Por ejemplo, se desplazan hacia las áreas bananeras y las tierras circunvecinas a las plantaciones en busca de empleo.

En los últimos años, los Ngöbe-Buglé han iniciado un proceso de ocupación de tierras inmediatamente vecinas a las áreas consideradas como Naso, desde el mismo río Changuinola. Se desconoce la magnitud del deplazamiento, pero puede tener importancia crucial en el desarrollo y composición de la población, así como en el uso de la tierra.

Grupo Naso o Teribe

El grupo Naso se ubica en la cuenca media del río Teribe distribuyéndose en pequeños poblados dentro de la provincia de Bocas del Toro. Mantiene patrones de vida de adaptación al bosque tropical lo que ofrece la oportunidad de realizar etno-turismo. Los Nasos habitan la zona costera de los ríos: Teribe, Changuinola, San San y Yorkín. Según el Censo del 2000, subsisten 1853 representantes de esta etnia en el territorio panameño (Contraloría General de la República, 2001).

Los Nasos se concentran en once comunidades o poblados, aunque por razones administrativas, seis son lugares claves donde se agrupa la población: Druy, Solón, Bonyic, Sieyic, Sieykin y Santa Rosa. Su gobierno es encabezado por el Rey, cuyo título es hereditario y por línea directa.

Grupo Bribrí

El grupo indígena Bribrí se ubica en las faldas montañosas próximas al río Yorkín y colindantes al PILA. En Panamá, este grupo mantiene fuertes vínculos culturales con los Bribrí del sector costarricense. El Censo (2001), reportó una población de 2521 habitantes, lo que representa el 2.83% de la población de Bocas del Toro y los hace ser reconocidos como un grupo indígena panameño.

Población no-indígena

Latina o hispano-mestiza

La población latina o hispano-mestiza es la dominante en la provincia de Chiriquí, y en la actualidad su número está aumentando gradualmente por efecto de la migración interna. Su idioma es el español, vive en ciudades y pueblos y practica la ganadería y la agricultura, además de actividades terciarias. Su religión predominante es la católica. Se localiza en lugares donde impera el clima tropical húmedo, concentrándose en la llanura del Pacífico.

Otros grupos étnicos

Existen diversos grupos europeos y norteamericanos que tuvieron igualmente una significativa participación en el desarrollo agrícola, industrial y comercial de los distritos que conforman el PILA área Pacífico. Por otro lado, un número reducido de emigrantes asiáticos ha llegado recientemente a esta región del país, estableciéndose en la zona fronteriza donde han instalado pequeños kioscos.

La zona de vecindad del PILA comprende cinco distritos: Bugaba, Boquete, Renacimiento, Changuinola y Kankitú, los cuales se localizan en las provincias de Bocas del Toro y Chiriquí, incluyendo parte de la comarca Ngöbe – Buglé. En el Cuadro 4.2 se presentan los datos de población de dichos distritos, según el X Censo de Población (2000). El total de la población asciende a 19,5362 habitantes (47.81%, mujeres, y 52.19%, hombres). La densidad demográfica de los distritos es de 32.2 hab./km2.

Tamaño de la población de los distritos en las zonas de vecindad del PILA

Distrito

Tamaño de la Población

Superficie

(km²)

Densidad Demográfica (hab./km²)

Total

Hombres

Mujeres

Total 195,362

101,952

93,410

 

 

Bugaba

68,570

35,566

33,004

884.3

77.5

Boquete

16,943

9,167

7,776

489.4

34.6

Renacimiento

18,257

10,113

8,144

427.5

42.7

Changuinola

71,922

37,525

34,397

3,994.6

18.0

Kankitú

19,670

9,581

10,089

2,420.4

8.1

Fuente: Contraloría General de la República, Dirección de Estadística y Censo. Censos Nacionales de Población y Vivienda. Lugares Poblados de la República. Vol. I. Tomo II. 2001

Los distritos de Bugaba y Changuinola concentran el 71.9% del total de las poblaciones ubicadas en la zona de vecindad del PILA, mientras que Boquete es el distrito con menor porcentaje, 8.7% del total de población. El distrito de Bugaba es el más densamente poblado con 77.5 hab./km2; sin embargo, no es el de mayor superficie. También presentan cambios considerables en el crecimiento de sus poblaciones con respecto al X Censo (2000). Este crecimiento poblacional puede deberse a la migración hacia estos distritos, en particular en busca de nuevas fuentes de empleo.

Otros sitios poblados dentro del PILA (Caribe y Pacífico) son: Quebrada Miel, Valle Libre, Culebra y Bajo Colibrí. Se presume que existen otros sitios relativamente pequeños que, en su mayoría, no aparecen en la lista censal.

Los resultados del trabajo de campo realizado en nueve sitios de la zona de vecindad del PILA (Palo Alto, Piedra Candela, Monte Azul, Entre Ríos, Las Nubes, La Garita, Culebra, Horqueta y Territorio Naso), además del taller realizado en Jurutungo, indican que la mayoría de los sitios habitados se sitúa en la zona de vecindad del parque. En estas comunidades prevalece el habitante nativo, específicamente el indígena (Ngöbe-Buglé y Naso) y aquellos nacidos en la provincia de Chiriquí y Bocas del Toro; esto, sin excluir a los que han llegado provenientes de otras provincias. En el Cuadro 4.3 se presentan los datos de población a nivel de lugar poblado en la zona de vecindad del PILA, según los datos obtenidos de las ERP.

Población residente en la zona de vecindad del PILA, según los datos de las ERP

Comunidades

Población

Total

Mayores de 18 años

Menores de 18 años

Palo Alto*

189

124

65

Piedra Candela

148

78

70

Monte Azul*

23

_

_

Entre Ríos*

360

_

_

Las Nubes*

302

_

_

La Garita*

83

_

_

Culebra*

20

_

_

Horqueta

16

_

_

Territorio Naso*

1790

_

_

Jurutungo*

15

_

_

Total

2,946

_

_

Leyenda.* = Comunidades donde se realizaron sondeos. Nota: En esta comunidad se registraron 212 habitantes de los cuales sólo 189 son habitantes permanentes. Fuente: Consorcio ANCON-CEPSA, 2002. Datos de campo, ERP.

De acuerdo a los datos de campo, la población en los sitios visitados asciende a 2,946 y se concentra, mayormente, en el territorio Naso. Cabe mencionar que este sector es compartido por dos áreas protegidas (PILA y BPPS) y comprende un mayor número de sitios poblados. Por otro lado, dentro de la población de la zona de vecindad del PILA se observa un mestizaje en las áreas de: Monte Azul, Entre Ríos, Las Nubes, La Garita, Culebra y Horqueta. Hay migración estacional de los indígenas Ngöbes durante los meses de abril a noviembre con el fin de trabajar en las labores agrícolas del área.

Vivienda

De acuerdo a los datos de campo recopilados en la ERP, existen 768 viviendas en la zona de vecindad del PILA (Cuadro 4.4) y albergan, aproximadamente, a 2,946 residentes permanentes. En el Cuadro 4.5 se presentan los datos para la zona de vecindad del PILA, según la Contraloría General de la República (2001).

Número de viviendas en las comunidades estudiadas

Comunidad

Viviendas Permanentes

Palo Alto

61

Piedra Candela

34

Monte Azul

6

Entre Ríos

102

Las Nubes

120

La Garita

22

Área Naso

387

Culebra

20

Horqueta

16

Total

768

Fuente: Consorcio ANCON-CEPSA, 2002. Datos de campo.

Viviendas por distrito en el área de vecindad del PILA

Distrito

Bugaba

Changuinola

Boquete

Kankitú

Renacimiento

Viviendas

16,404

13,778

3,477

2,601

3,669

Fuente: Contraloría General de la República. Dirección de Estadística y Censo. Censos Nacionales de Población y Vivienda. Lugares Poblados de la República. Vol. I. Tomo II. 2001

En cuanto a las condiciones habitacionales, el 11% del total de las viviendas del área de vecindad tiene piso de tierra, mientras que el 24.6% no cuenta con agua potable. Se observó que el 11.8% no cuenta con servicio sanitario y el 30.2% no cuenta con luz eléctrica. En lo que respecta a los enseres domésticos: el 33.4% no cuenta con televisor y el 21.4% tampoco tiene una radio.

Infraestructuras y servicios

Infraestructura turística

Actualmente, las facilidades turísticas dentro del PILA están dadas, fundamentalmente, por las instalaciones para visitantes del área Caribe y Pacífico, bajo la administración de ANAM. Ellas son bastante cómodas en el área de Las Nubes; no obstante, en esta infraestructura se encuentra también la oficina administrativa. En el área del PILA Caribe las facilidades son más limitadas y, además, están ubicadas fuera del parque, en Wetso. Estas facilidades son utilizadas también por los guardaparques y el personal técnico de ANAM que visita el área de forma periódica.

Vías de comunicación y transporte

El sistema de transporte y comunicación más desarrollado es el vial y comprende carreteras y caminos. Las carreteras pavimentadas existentes comunican la ciudad de David, Concepción, Boquete, Volcán y Cerro Punta, entre sí, lo que proporciona un buen acceso a las áreas próximas a los límites del PILA Pacífico. Los caminos de penetración se han extendido gradualmente hacia diferentes puntos dentro de los distritos para facilitar la comercialización de los productos.

En cuanto al transporte, existe un sistema de buses colectivos regulares, frecuentes, con buen servicio y a precios accesibles que utiliza esta red de caminos y carreteras que comunica a la región con las comunidades ubicadas dentro del área de vecindad del PILA en la región del Pacífico (ANAM -CBMAP, 2003).

A las comunidades ubicadas en el área del PILA Caribe se llega por el puerto de El Silencio, en Changuinola, provincia de Bocas del Toro. En este puerto se toma el bote que sale para el río Teribe. Para otras comunidades (e.g. Sieykin, Kuykin, Loma Bandera, Sorí) existen sólo caminos a pie desde El Silencio. El principal medio de transporte lo constituyen los botes a motor fuera de borda y balsas construidas de balso, bambú y abacá. Estas últimas embarcaciones son utilizadas para bajar cargas.

Salud

Instalaciones

Por información recabada en campo para el área del PILA Pacífico sobre los servicios de salud, queda claro que sólo la comunidad de Palo Alto recibe atención médica. Los moradores de Piedra Candela cuentan con un puesto de salud que no funciona, por lo que deben trasladarse a Río Sereno. Los residentes de Monte Azul, Entre Ríos, Las Nubes, La Garita y Palo Alto deben trasladarse al centro de salud de Cerro Punta o a la policlínica de la Caja de Seguro Social en Boquete, al igual que los pobladores de Culebra.

Además, se pudo conocer que en el área de vecindad del PILA se encuentran dos policlínicas, un subcentro de salud y cuatro puestos de salud entre las instalaciones activas del MINSA y de la Caja de Seguro Social (CSS).

La región del Caribe cuenta con el sistema integrado de salud (SIS), compuesto por un hospital regional con sede en el corregimiento de Changuinola, distrito central, y por una serie de puestos de salud que tienen distintas capacidades de atención, según el sitio. Estos puestos de salud se encargan de todas las consultas y de los casos que no requieren de cirugía o tratamientos especiales, los cuales sólo pueden ser atendidos en el Hospital Regional (Cuadro 4.6).

Puestos de salud en la zona de vecindad del PILA Caribe

Comunidad Puesto de salud
Sieykin x
Kuykin _
Loma Bandera _
San San x
Solón x
Sorí _
Santa Rosa x
Sieiyik x
Bonyik x
Tigra x
Druy x

Fuente: Consorcio ANCON-CEPSA, 2002. Datos de campo

Esperanza de vida

Según datos del MINSA, en 1999 la esperanza de vida de la población de la provincia de Chiriquí era de 73.3 años. Entre hombres y mujeres existe una pequeña diferencia: para los hombres era de 71.3 y para las mujeres de 75.2 años. En la provincia de Bocas del Toro la esperanza de vida de la población se sitúa en un promedio de 70.2 años, mientras en el ámbito nacional es de 73.7 años.

Morbilidad

Las principales causas de morbilidad para los distritos en estudio en la provincia de Chiriquí y Bocas del Toro son las diarreas o enfermedades estomacales. Gran parte de las afecciones que aquejan a la población está directamente relacionada con hábitos y estilos de vida. No obstante, es importante mencionar que estos resultados se encuentran basados en los casos que acuden a los centros médicos; por ende, se debe tener presente el hecho de que, en áreas apartadas, no se tiene acceso a los servicios de salud y, consecuentemente, no existen registros.

Mortalidad

La tasa general de mortalidad de la provincia de Chiriquí en 1999 fue de 3.6 defunciones por cada mil habitantes y la de la mortalidad infantil fue de 17.1 por cada mil. Para la provincia de Bocas del Toro, es importante indicar que las estadísticas adolecen de un registro importante de defunciones, por lo que la tasa de mortalidad general e infantil se encuentra subestimada. En Bocas del Toro se registra una tasa de mortalidad infantil de 38.0 defunciones por cada 1,000 nacimientos vivos.

Educación

En Bocas del Toro, el nivel básico general en la mayoría de los casos comprende solamente hasta sexto grado. De esta manera, en esta provincia el nivel básico general funciona con 210 escuelas, con unas 697 aulas. En ellas se imparte educación a una matrícula de 23,247 alumnos, es decir, 33 alumnos por aula. Estos centros educativos, normalmente, están ubicados en los poblados más importantes como: Guabito, Changuinola y Almirante. Existe además el colegio agropecuario en El Silencio, cerca de Changuinola, el cual comprende séptimo, octavo y noveno grado del nivel básico general.

En la educación de nivel medio hay un promedio de 42 alumnos por aula en toda la provincia, mientras que en el total del país esta razón es de 38. Además, hay una relación de 19 alumnos por profesor, la que es un tanto menor para la república, con 18 alumnos por cada profesor.

Al revisar las estadísticas de la provincia se observa que el 30% de la población de 10 años de edad o más no sabe leer ni escribir, lo que representa el 9.9% de los analfabetas de Bocas del Toro. Este 30% triplica los niveles de analfabetas del país.

En la mayoría de las comunidades del territorio Naso existen escuelas del nivel básico general que imparten clases multigrado, con una matrícula de 485 estudiantes en 1999 y un personal docente de 17 maestros. El nivel de educación básica, en su mayoría, sólo es hasta el sexto grado, dado que no existe en el área ningún centro educativo de nivel básico completo (hasta noveno grado) ni de nivel medio. Los centros más cercanos se encuentran en El Silencio y Changuinola.

En cuanto a la educación superior, hay una extensión de la Universidad de Panamá y de la Universidad Tecnológica de Panamá en Changuinola.

Para la provincia de Chiriquí en el año 2001, el Departamento de Estadística del Ministerio de Educación reportó la existencia de 214 maestros para escuelas oficiales con una matrícula de 4,519 alumnos, lo que equivale a una proporción de 21 alumnos por maestro. En lo que respecta a las escuelas en el ámbito de distrito, se registra un aproximado de 45 escuelas oficiales o públicas en el área de estudio. Estas instituciones son atendidas por docentes que imparten enseñanza del tipo multigrado. En el caso de las escuelas del nivel medio tres escuelas, con una matrícula de 2,235 estudiantes para el 2002 son atendidas por 139 docentes, lo que equivale a 16 alumnos por profesor.

En el ámbito educativo en el PILA-Pacífico, las comunidades de Piedra Candela, Palo Alto y Las Nubes cuentan con escuelas del nivel básico general (sólo cubren hasta sexto grado), donde los maestros asignados atienden a niños desde el preescolar hasta el sexto grado. Estas escuelas tienen paredes de bloque y piso de cemento.

Las comunidades de La Garita, Entre Ríos y Monte Azul no cuentan con escuela de nivel básico general y deben enviar a los niños a la escuela básica general de Cerro Punta o a la Escuela Adventista (particular). Para continuar el nivel medio, los jóvenes, tanto de estas comunidades como de Las Nubes, deben asistir al colegio de educación media de Volcán o a los planteles educativos de La Concepción y David.

Las comunidades de Culebra y Horqueta (PILA – sector Caribe) son sectores de difícil acceso donde habita una significativa población dedicada a la actividad agrícola y que carecen de servicios básicos e infraestructuras, razón por la cual los niños de mayor edad deben trasladar a otros niños de menor edad a los planteles educativos de Boquete.

Actividades Económicas

Ingresos

Según cifras de la Contraloría General de la República (2001), la mediana de ingresos mensuales en la provincia de Chiriquí es de B/.305.50. Según ANAM/CBMAP (2002), el ingreso anual per cápita estimado en el área del Teribe, en la provincia de Bocas el Toro, y de acuerdo a las cifras del Censo (2000), oscila entre B/.32.00 en promedio y B/.397.00. Estas cifras sitúan a casi toda la población Naso en condiciones de extrema pobreza.

El patrón tradicional de subsistencia, tanto para la población indígena como la no-indígena, es la agricultura, complementada con la caza, la pesca, la cría de animales domésticos y el trueque (intercambio de artículos). En algunas áreas, el turismo y la industria maderera y del café también generan ingresos considerables.

Adicionalmente, relacionados con las actividades agropecuarias se dan otros tipos de ingresos como son: intermediarios en la comercialización de los productos, jornaleros (que devengan de los cultivos de café, fresa, floristerías, entre otros), ganadería comercial y de subsistencia y productores de flores.

Turismo

La actividad turística tiene una baja incidencia en la economía local tanto en el área de vecindad del PILA Caribe como Pacífico. Esta actividad se localiza, mayormente, en las zonas de vecindad al parque en Boquete, Cerro Punta, donde existen dos hoteles de gran categoría (Hotel Bambito, Hotel Cerro Punta) y una pensión (La Primavera), y en el área Naso. Además, en esta región se han construido cabañas para alquiler a corto plazo, para familias numerosas que quieran pasar unos días en el área. Se estima que Cerro Punta recibe unos 15,000 turistas al año que se hospedan en la zona por una noche o más y otros 30,000 que lo visitan por sólo un día, por las festividades de la provincia.

IndustriasLa actividad industrial tiene poca relevancia en el área. La industria maderera se encuentra representada en varios aserraderos ubicados en los distritos de Bugaba y Boquete, los cuales se caracterizan por mantener operaciones relativamente pequeñas con un impacto poco significativo dentro de la economía regional.

Aparte de la industria maderera, sólo podrían mencionarse los beneficios del procesamiento del café, ubicados en los distintos sitios visitados. Esta actividad representa una alternativa al productor particular, ya que le compran su producto y lo puede ofertar en el mercado nacional. Llama la atención, en torno a esta actividad, el hecho de que grandes plantaciones de café se encuentran trabajadas y administradas en su mayoría por indígenas Ngöbe-Buglé.

Nivel Organizacional

Los tipos de organizaciones reportadas son las típicas y comúnmente encontradas en las comunidades rurales (Club de Padres de Familia, Comité o Juntas Locales, Comité de Acueductos, Comité Católico, Comité Pro-caminos y Organizaciones de Productores, entre otros). En general, estos grupos se caracterizan por trabajar de forma aislada unos de otros, ser poco beligerantes y no tener mayor coordinación en las actividades que desarrollan. Las comunidades que presentaron mayor organización social fueron Piedra Candela y Las Nubes, donde se encuentra el grupo ecológico La Amistad, los cuales son orientados e impulsados por el proyecto AMISCONDE.

Para el área del PILA Caribe en su zona de vecindad en el territorio Naso, existen dos niveles de organización dentro de la sociedad. El primero y más tradicional se refiere al territorio en su conjunto y el segundo al nivel comunitario. El rey, históricamente, es la figura principal y característica de la administración tradicional y representante de la autoridad en la región.

Tanto en el áreas Caribe como Pacífico la presencia institucional, en términos generales, es débil aunque se reporta que instituciones como Protección Civil, MIDA y, en algunos casos, ANAM son evaluadas positivamente por las comunidades. En cuanto a la labor de las autoridades locales, la población consultada la evalúo como deficiente o ausente; las mejores calificaciones las obtuvieron la Policía Nacional y Protección Civil.

Uso de los recursos naturales

Uso potencial de la tierra y tendenciasEn las comunidades de Renacimiento, Boquete, Bugaba, que abarcan la zona de vecindad del PILA Pacífico, la economía está fundamentada sobre la agricultura. La producción para estas áreas incluye café, hortalizas y papa. Comunidades como Los Pozos, Jurutungo y el sector de Culebra trabajan la tierra con finalidad agrícola y ganadera. Cabe señalar que la tierra en las fincas de Las Nubes, La Garita, Entre Ríos y Monte Azul está expuesta a los abonos químicos y agroquímicos. Por otra parte, es notorio en las áreas de Cerro Punta, la práctica inadecuada de parcelar a favor de la pendiente, lo que trae consigo el aumento de la erosión de los suelos ocasionando la pérdida de nutrientes y así mayor aplicación de fertilizantes y plaguicidas.

Para el área del PILA Caribe, el uso de la tierra incluye el desarrollo de actividades pecuarias y forestales. La actividad pecuaria se da en menor escala en comparación con la agrícola. Existe cría de reses, cerdos, aves (patos) y otros. Durante el trabajo de campo se observaron algunas hectáreas dedicadas a la actividad forestal, las cuales incluyen algunas especies introducidas, paulatinamente para su posterior explotación.

Uso de los recursos hídricos

El río Teribe es el principal recurso hídrico de la región. Debido a las condiciones de su caudal se considera que varios sitios tienen potencial para el desarrollo hidroeléctrico, al igual que la quebrada Bonyik.

Entre 1970 y 1980 se realizaron numerosos estudios con miras a explotar los recursos hidráulicos de los principales ríos del país, respondiendo a las necesidades de la época. Entre los estudios de proyectos hidroeléctricos está el de Changuinola, que se basa en la utilización de la energía potencial del curso intermedio del río Changuinola y el curso inferior y medio del río Riscó por medio de una presa ubicada en la desembocadura del río Oeste, así como de otros cuatro sitios de presa. El estudio contempló, además, medir el potencial del río Teribe y otros afluentes importantes. El complejo hidroeléctrico del río Changuinola generaría un promedio anual de 5,300 GWh a un costo de construcción de 1,100 millones de dólares, mientras que el de río Teribe produciría un promedio anual de 3,300 GWh a un costo de 668 millones de dólares (Adames, 1980).

Proyecto hidroeléctrico Bonyic, planta potabilizadora en quebrada Cuin y proyecto de turismo ecológico en el río Teribe

La sociedad Hidroeléctrica del Teribe, S.A. (HET) se ha propuesto promover la participación privada para el desarrollo de tres proyectos en el distrito de Changuinola que cubren el sector energético, el suministro de agua potable y el ecoturismo del río Teribe. Estos proyectos tienen la finalidad de contribuir al esfuerzo del gobierno nacional en la solución de los problemas básicos de la infraestructura regional.

Proyecto hidroeléctrico de Changuinola-Teribe

Este proyecto plantea la construcción de seis embalses para generar energía eléctrica utilizando los caudales de los ríos Teribe y Changuinola. Ambos proyectos fueron desarrollados hasta la etapa de estudios de pre-factibilidad y factibilidad. Los estudios del proyecto hidroeléctrico fueron terminados a principios de la década de 1980, pero no se han ejecutado por falta de capital.

Uso de la flora y fauna

FloraLas plantas constituyen uno de los recursos más utilizados dentro de estas comunidades con fines: alimenticios, medicinales, ornamentales, económicos y como materiales de construcción para sus viviendas. Otro uso que se le da es como leña, mayormente por los grupos indígenas. La leña utilizada, por lo general, incluye: guabo, café, amarillito, guayabo, ciprés, eucalipto y zainillo. Por otro lado, existen algunas personas que utilizan las orquídeas y los musgos como plantas ornamentales y como adorno en los pesebres en la época de Navidad.

En el área del Caribe, específicamente en el territorio Naso-Teribe, existe una regulación interna de cumplimiento obligatorio para toda la población en cuanto al uso de los recursos naturales. Se tiene control sobre los árboles maderables para la venta, la cual debe ser justificada sobre la base de una necesidad del que desee vender. Adicionalmente, dentro de esta cultura existen varias especies de árboles que han sido objetos de adoración o de temor, los cuales son considerados dentro su cultura como espíritus sagrados o malos; entre algunos se puede mencionar el pilón y el bongo.

Fauna terrestreEl uso principal de la fauna silvestre es para consumo. Algunas de las especies de importancia cinegética son: macho de monte (Tapirus bairdii), venado corzo (Mazama americana), zaíno (Tayassu tajacu) y conejo (Sylvilagus brasiliensis); torcazas y pavas.

Fauna acuática

Las comunidades y asentamientos humanos del PILA Caribe y del Pacífico no tienen establecidos períodos de tiempo para la pesca, y desarrollan esta actividad durante todo el año. La mayoría de las veces esta actividad se realiza únicamente para el consumo; no obstante, algunos pescadores sacan el pez boca chica para venderlo en los distintos establecimientos de El Silencio.

También se realiza la pesca, esporádicamente con la finalidad de consumo, en los ríos cercanos a las comunidades como son: Piedra Candela, Culebra, Teribe, Romero y Caldera.

Tenencia de la tierra

La Dirección Nacional de Reforma Agraria (DNRA) estima que hay entre 400 y 500 personas que tienen parcelas dentro del parque, en su gran mayoría sin título de propiedad ni papeles debidamente registrados (tierras ocupadas bajo régimen mixto) (ver Anexo de Mapas del PM: Mapa 3). La mayoría de estas personas reside en los pueblos aledaños al parque, principalmente en Boquete y Cerro Punta, y mantiene parcelas estables dentro del área protegida custodiadas por indígenas Ngöbes contratados para tales menesteres y que sólo habitan temporalmente el área a fin de supervisar y suministrar el mantenimiento a las parcelas.

Reforma Agraria estima que aquellos que pudieran tener tierras con títulos de propiedad dentro del PILA, tendrían un mayor número de años de ocupar el área (18 a 33 años de ocupación) que aquellos que no cuentan con ningún título legal (10 a 14 años de ocupación). Lamentablemente, las personas sin ningún título de propiedad suelen ser mayor en número que los que sí están debidamente registrados.

La mayoría de estas tierras ocupadas bajo regimen mixto están localizadas en las comunidades de: Culebra, Velorio, Valle Libre, Bajo Colibri, Quebrada Miel, entre otras, donde la ocupación se da de forma espontánea y desordenada con sacrificio de los bosques naturales existentes. El proceso de cambio de uso de la tierra se produce en la búsqueda de nuevas tierras para la agricultura y ganadería por medio de la tala y quema. La actividad ganadera se encuentra ampliamente distribuida en esta zona. En el área de la cordillera, entre la provincia de Bocas del Toro y Chiriquí que comprenden las áreas del PILA Caribe y Pacífico, existen cultivos tradicionales y ganadería en áreas dentro del área protegida (ver mapas en anexos de documento original, Biblioteca de ANAM).

Fuente:

CEPSA-ANCON. 2004. Plan de Manejo del Parque Internacional La Amistad. Autoridad Nacional del Ambiente, República de Panamá.

Edición digital para dominio público: Centro de Estudios de Recursos Bióticos, Universidad de Panamá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: