Convenio de Comarca Ngöbe Buglé con Damani Beach es ilegal

Ngöbes cedieron tierras de comarca a estadounidense

Micaela Melgar
mmelgar@estrelladepanama.com

El Congreso de la Región de Ñö Kibro, de la comarca Ngöbe Buglé, cedió sus cuatro mil 154 kilómetros cuadrados de territorio a una sociedad anónima para que desarrollara, de forma exclusiva, cualquier tipo de proyecto en el lugar.

La cesión sería por 45 años, prorrogables por 40 años más, y se dio a través de un convenio que, el pasado 17 de junio, el congreso suscribió con Damani Beach, S.A. El representante legal de esta sociedad anónima es el ciudadano estadounidense Mark Henderson. A cambio, los ngöbes recibirían “el 2% de las ganancias anuales que percibiera esta sociedad”.

Además, el convenio establece una cláusula de confidencialidad en la que se le prohíbe divulgar los informes sobre el desarrollo de los proyectos que se realizan en la región indígena.
Para el director de política indigenista del Ministerio de Gobierno y Justicia, Ignacio Rodríguez, el convenio es ilegal, pues se hizo mediante “un procedimiento apresurado, en el cual faltaron las consultas debidas”.

————————————

Vea además actualizado en Sept. 2007

Convenio de Comarca con Damani Beach es declarado ilegal por Gobernador Palacios

Asamblea se resiste a perder su venta

Vía rápida

Asamblea se resiste a perder su venta

Miriam Inés Quintero

mquintero@estrelladepanama.com

Luego que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) anunciara que evaluará la venta que realizó la Asam-blea Nacional el pasado 23 de julio, de 15.1 hectáreas, ubicadas en Clayton, por pertenecer supuestamente al Parque Nacional Camino de Cruces, el legislativo se resiste a perder esta venta.

“La Asamblea es propietaria de los terrenos, por lo tanto puede venderlos”, sostuvo el presidente del legislativo, Elías Castillo. A la vez, hizo referencia que en los documentos que reposan en sus archivos se sustenta que la empresa que se acre-dite el bien, puede desarrollarlo urbanísticamente.

El MEF informó que luego de evaluar la venta decidirá si continúa el proceso o será suspendido para convocar a un nuevo acto.

Los diputados presenta-ron una nota fechada el 25 de abril de 2006, donde la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), les manifiesta que la finca N°154328 está fuera de los linderos del Parque Camino de Cruces.

Pero, la diputada Mireya Lasso reveló otro informe fechado el 24 de julio de 2007, donde la ANAM señala que la finca propiedad de la Asamblea está dentro de los límites del área protegida.

“Estoy segura que el presidente Elías Castillo, en esa conferencia, no dijo todo lo que sabe. Él debe saber quién es el presidente de la junta directiva y sus demás miembros. Eso es algo que hay que revelar. Lo único que sabemos es que el abo-gado de la empresa es Abraham Sofer.”, dijo.

La Estrella de Panamá, 2 de agosto de 2007

————————————

Defiende venta de terrenos

Santiago Cumbrera

PANAMA AMERICA

EL PRESIDENTE de la Asamblea Nacional, Elías Castillo, reiteró ayer que la venta de las 15.1 hectáreas de terrenos de este Órgano, en Clayton, cumplió con todas las disposiciones necesarias.

Según Castillo, la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) aprobó y registró el plano que reconoce debidamente este globo de terreno boscoso a la Asamblea en las áreas revertidas.

En ese sentido, mostró a los periodistas los planos con la autorización de la ANAM, del Ministerio de Vivienda y del director del Parque Nacional Camino de Cruces que revelan que las tierras están fuera de los linderos del área protegida.

Castillo también rechazó que la venta de los terrenos se haya hecho con “velocidad y prisa”, como denunciaron los grupos ambientalistas.

Asimismo, negó que hayan ocultado información sobre este proceso a sus colegas, haciendo clara alusión a la diputada de oposición Mireya Lasso, quien denunció que hubo “irregularidades” en la subasta de las tierras.

El diputado resaltó que por ser propietarios de esas tierras, tienen el derecho de venderlas.

 
 

 

Minera Petaquilla sigue abusando y destruyendo en Coclesito

Colón.Amenaza con excomulgarlos.

Obispo y campesinos se enfrentan en Coclesito

María Muñoz, de la Coordinadora Campesina por la Vida, señaló que el obispo los trató como basura.El sacerdote encontró a los campesinos haciendo pancartas dentro de la iglesia y les pidió que salieran.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/Edilsa González.

DIFERENCIAS. Tres días de vigilia realizaron los campesinos en la iglesia de la comunidad.

Edilsa González R.
José Arcia
COCLESITO, Colón

Huérfanos de justicia, así manifestaron sentirse los representantes de unas 20 comunidades del área de influencia de la mina Petaquilla, luego de que el obispo de la Diócesis de Colón, Audilio Aguilar, amenazara con excomulgarlos si seguían utilizando la iglesia como sitio para sus manifestaciones.

Los indígenas y campesinos realizaban una vigilia, desde el lunes en la tarde, en la iglesia en contra de la mina y aprovechando la visita del presidente Martín Torrijos a la comunidad de Coclesito, en el marco de la conmemoración del XXVI aniversario de la muerte del general Omar Torrijos.

A los problemas de la contaminación, ya denunciados por los lugareños, ahora se suma el “regaño” del cura y la construcción de una garita sobre el río Molejones que restringe el paso a las comunidades, influenciadas por la concesión del Estado a la empresa Petaquilla Mineral LTD.

Con lágrimas María Muñoz, miembro de la Coordinadora Campesina por la Vida, señaló que el Obispo de Colón les había tratado como basura, negándoles el derecho a manifestarse por los problemas que les aquejan.

Nos hemos dado cuenta de que en Panamá no hay libertad de expresión, el obispo nos ha prohibido que estemos con estas pancartas alrededor de la iglesia, la iglesia es de todos y él ha venido a hacer cosas que ni siquiera el gobierno ha hecho, detalló.

Según Muñoz, ayer era el tercer día de vigilia que llevaban los representantes de más de 20 comunidades que se oponen a la destrucción del ambiente y la contaminación de las aguas que está haciendo la Minera Petaquilla y les sorprendió y dolió muchísimo la actitud del obispo.

José del Carmen Yángüez manifestó que le preocupa la actuación del pastor principal de la Diócesis de Colón: “Nos ha tratado de una manera que yo, que solo llegué a segundo año, no haría, se portó muy mal diciéndonos que si quería nos echaba a la Policía y nos sacaba de la iglesia”.

Nos duele verdaderamente el trato del Obispo a su pueblo, el pueblo que año tras año ha seguido las normas de la Iglesia católica, queremos que todos sepan hasta dónde ha llegado la influencia del poder económico, porque eso es lo que está sucediendo aquí, enfatizó.

Alberto Miranda indicó que en su comunidad indígena los niños y la gente están afectados por la contaminación de las aguas, y ahora que luchan por el derecho de sus tierras, no quieren que digan lo que sienten y les afecta.

“Necesitamos salud, educación, carreteras y no una vida de muerte como nos están llevando; eso no es desarrollo, esa es nuestra verdad y por la verdad murió Cristo”, sentenció el dirigente indígena, residente en las orillas del río Petaquilla.

Habla el Obispo

Sobre la situación suscitada, el obispo Audilio Aguilar señaló que desde el año pasado los grupos campesinos están tomando la iglesia para protestar y ese es un lugar de oración.

Agregó que no está en contra de las manifestaciones, lo malo es que tomen el templo para protestar, porque al final se dan otros oficios que no corresponden y eso era lo que quería evitar pues el año pasado no se pudo hacer misa por la presencia de los campesinos.

Dijo que está en contra de la destrucción de la naturaleza y a favor de la vida, pero por atrevidos y agresivos que fueron los campesinos cuando los encontró confeccionando pancartas dentro de la iglesia fue que les dijo que salieran, y les habló de excomunión, pero en realidad esto no da pie a que sean excomulgados.

NO PASE

José Gabriel Carrizo, asesor legal de la empresa, dijo que la garita se construyó por motivo de seguridad. “Sin las restricciones o normas de seguridad aplicables, podrían poner en riesgo a quien utilice la carretera desde Molejón hacia el interior del área de concesión, o transite por ella”, señaló.

Jeremías Pérez, residente de Molejón, por su parte, dijo que esa garita iba a ser construida antes de Molejones y ellos se opusieron.

CERRO PETAQUILLA.

Acceso restringido

LA PRENSA/David Mesa

GARITA. Un guardia resguarda la entrada hacia uno de los campamentos de la minera en Molejones.

José Arcia
jarcia@prensa.com

Para entrar a cerro Petaquilla hay dos condiciones que usted debe cumplir: vivir en las comunidades inmersas en el proyecto o tener un permiso de Petaquilla Mineral LTD.

Según los moradores, la empresa instaló hace cinco meses una garita en la carretera que construye hacia Petaquilla, para restringir la entrada a la altura del río Molejones. Moradores de las comunidades indígenas y campesinas se sienten “encerrados”. El pasado lunes se le restringió el paso a la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza. José Gabriel Carrizo, asesor legal de la empresa, alega que es por seguridad.

La Prensa, 1 de agosto de 2007.