Proyecto petrolero espera Estudio de Impacto Ambiental

Proyecto espera estudio de impacto ambiental

Estiman una inversión inicial de $1, 000 millones hasta llegar a $38, 000 millones en 20 años.

Moradores de la isla de Taboga se oponen a esta infraestructura.

Foto: Archivo / EPASA ]

 Xenia De León


PANAMA AMERICA

LA EMPRESA Centro Energético de las Américas reiteró ayer que construirá un parque energético desde la comunidad de María Chiquita, en la provincia de Colón, hasta la isla de Taboguilla, a pesar de las quejas de los moradores de la vecina Taboga.

Representantes de esta empresa manifestaron que decidieron cambiar los tanques de petróleo que iban a construir en la isla de Taboga por una plataforma flotante en Taboguilla, fuera de las corrientes marinas y los vientos que pueden afectar el área.

La empresa ya ha entregado los estudios de impacto ambiental a la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) y a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), con el fin de buscar la viabilidad del parque energético (ver ilustración).

El parque, que se construirá en 1, 600 hectáreas de la comunidad de María Chiquita, en la provincia de Colón, contempla la creación de una refinería, una planta petroquímica y un complejo de regasificación y almacenamiento de gas natural e hidrocarburos.

También se construirá un oleoducto de 90 kilómetros a lo largo del Canal para transportar petróleo, productos terminados y gas, entre otros.

La inversión, valorada en $1, 000 millones en su primer año hasta alcanzar los $38, 000 millones en 20 años, estará a cargo de un consorcio de empresas, entre estas Cryogas de Estados Unidos, Técnicas Reunidas de España y Jurong de Singapur.

Rosa de González, dirigente de los moradores de la isla, dijo que pese a al cambio de Taboga a Taboguilla, la distancia es de tan solo una hora, por lo que la pesca artesanal está en peligro.

Aunque reconoció que se ha ido cambiando la posición de los tanques por una plataforma flotante, luego del reclamo de la comunidad, temen por las afectaciones que podrían darse.

Puso como ejemplo que al romperse un oleoducto o producirse cualquier accidente, los afectados van a ser los moradores de Taboga, trayendo como consecuencia la disminución del número de turistas y la pesca, único sustento de los residentes.

“No es justo que se pierda hacha, calabaza y miel”, insistió la moradora, por lo que se espera que la empresa cumpla con todos los requisitos ambientales y, de haber afectación, que reconozcan los daños.

Sobre el tema, el vicepresidente ejecutivo del Centro Energético, Luis Marín, sostuvo que la empresa cumplirá con los estándares ambientales y de seguridad no solo nacional sino también internacional, por lo que esperan los resultados de los estudios de impacto ambiental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: