Estudio de Impacto Ambiental de la Ampliación del Canal de Panamá vs calidad y cantidad de agua dulce de los lagos

A continuación Burica Press publica para su consideración una carta enviada por el biólogo Ariel Rodríguez a la ANAM en relación a sus preocupaciones sobre el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto de Ampliación del Canal de Panamá, en relación a la calidad y cantidad de agua de los Lagos Gatún y Miraflores.

Burica Press agradece que los lectores envíen a este medio escritos sobre los comentarios que tienen sobre el EIA de la ampliación del Canal de Panamá

Burica Press

———————————–

REVISIÓN DEL ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL CATEGORÍA III DE LA AMPLIACIÓN DEL CANAL DE PANAMÁ-TERCER JUEGO DE ESCLUSAS

 

TEMA DE CALIDAD Y CANTIDAD DE AGUA

 

Panamá, 20 de agosto de 2007.

Para: Dra. Ligia Castro de Doens
Administradora General
Autoridad Nacional del Ambiente
República de Panamá
E. S. D.

Estimada Señora Administradora:

En razón de la convocatoria de consulta ciudadana del Estudio de Impacto Ambiental Categoría III del Proyecto de Ampliación del Canal de Panamá -Tercer Juego de Esclusas, remito a la Autoridad Nacional del Ambiente y la comunidad nacional e internacional, algunos aspectos relevantes al recurso hídrico del estudio en cuestión en el que hemos encontrado fallas, para que sean considerados y sometidos al Promotor para que sean aclarados, subsanados o rechazados con argumentos legales y científicos que no den lugar a dudas de su revisión concienzuda, ya que no se trata de una pequeña obra de la cual se puede errar.

CALIDAD DEL AGUA DEL CANAL DE PANAMÁ VS EL PROYECTO DE AMPLIACIÓN

La ACP acepta en el documento del Plan Maestro[1] y en el Propuesta de la Ampliación del Canal[2] a través de un tercer juego de esclusas que presentó al país, que este proyecto tiene riesgos ambientales altos (Ver Fig. 1) y luego indica que la salinización del Lago Gatún puede llegar a alcanzara valores de salinidad muy cercanos a los máximos permisibles. Esta data que presentaron nunca fue sustentada científicamente debido a que en realidad los estudios indicaban que los valores de salinidad por intrusión esperados, eran mayores a las expectativas esperadas por la ACP, situación que ponía en riesgo la viabilidad económica y ambiental del proyecto.

grafica de riesgos de la ampliacion del canal de panama

Si consideramos que el lago Gatún actualmente tiene niveles de salinidad máximos de 0.07 ppt, entonces, el aumento promedio a 0.35 ppt y valores máximos de 0.43 ppt y mínimos de 0.25 ppt, indican en todos los casos un aumento exponencial de los niveles de salinidad actuales.

Salinidad esperada con Canal Ampliado

Fig. 2. Niveles de salinidad actuales y esperados con el funcionamiento de un tercer juego de esclusas en el Canal de Panamá. La línea azul discontinua es el nivel máximo permisible para agua potable y la línea verde marca lo límites máximos permisibles para que no afecte  a la flora y fauna acuática.

Nuestras investigaciones de los documentos aportados por la ACP de consultorías que estudiaron el problema desde el año 2000, advierten que dependiendo de muchos factores relacionados con las operaciones futuras de un Canal Ampliado con un tercer juego de esclusas, con el diseño planteado, fácilmente se pueden alcanzar valores de salinidad que superan los niveles máximos permisibles, como ya es el caso del Lago Miraflores, que se ha salinizado en los últimos 15 años producto de la intensa actividad de tránsito en las actuales esclusas de Miraflores. Actualmente alcanza niveles entre 1.4 ppt en la estación lluviosa y 2.2 ppt en la estación seca, que evidentemente están por muy por encima de los niveles máximos permitidos.

 

La ACP a pesar que por ley está obligada a custodiar la calidad de agua de estos lagos, no ha realizado ninguna medida de mitigación para solucionar esta grave contaminación, que amenaza de continuar con cambiar totalmente la condición ecosistémica lacustre y la biota acuática del lago e impedirá el uso de esta agua para consumo humano. Datos científicos de Jones y Dawson (1973)[3] constatan que para esa fecha el Lago Miraflores no mostraba rastros de salinidad más allá de las cámaras de las esclusas, lo cual se traduce que el lago tenía excelente calidad de agua, apta para el consumo humano, de hecho, la toma de agua de la Planta Potabilizadora de Miraflores estaba en el Lago Miraflores y después fue trasladada al Corte Culebra a la altura del pueblo de Paraíso. Funcionarios de la ACP, para esconder este grave indicio de contaminación han comenzado a decir desde que se discutió públicamente este problema, que este lago siempre ha estado salinizado por estar asentado en una antigua llanura de salitre, lo cual contradice los estudios científicos arriba enunciados. Al respecto no han presentado pruebas verificables que esto haya sido así.

 

A esta evidencia sobre el Lago Miraflores se vuelva más crítica cuando ahora sabemos que las dos principales fuentes de aguas adicionales (Río Grande y Río Cocolí)del sector oeste de este lago serían desviados hacia el Corte Culebra y el Océano Pacífico respectivamente, disminuyendo substancialmente la fuente de agua dulce requerida para diluir los cloruros que entran al sistema de aguas dulces de este lago. Actualmente las bocas de estos ríos en el lago son el hábitat de las especies estenohalinas, es decir especies con estrecho rango de tolerancia a la salinidad, ya que el resto de lago contiene muchas especies animales y vegetales de origen marino eurihalinos (CCLM-UP, 2005[4]). Con el ingreso de fuente adicional de cloruros y otras sales por efecto del funcionamiento de las esclusas nuevas planteadas es evidente que la calidad del agua empeoraría a menos que se desarrollaran estructuras de manejo ambiental, que garanticen la cantidad de agua para que funcione y que evite la intrusión de agua marina. Estas medidas están contempladas en el último estudio realizado por la firma Delft Hydraulics[5] y DHI Water and Environment[6] para la ACP. Esto fue ignorado premeditadamente por los consultores en el EIA presentado y esto se debe a que dichas estructuras de mitigación deben ser modeladas para ver si funcionan y si funcionaran, la construcción de estas es tan costoso como hacer otro juego de esclusas, provocando que las cifras de inversión hagan inviable el proyecto, si hacen las adecuaciones ambientales sugeridas.

 

Nuestras investigaciones de los documentos científicos de las empresas contratadas para hacer estos estudios nos indican que las cifras que la ACP presentó al país fueron manipuladas para minimizar el problema que desnudaban los estudios de Delft Hydraulics, DHI y otros. Aún así, no pudieron desestimar el riesgo ambiental en este aspecto, como sí lo hicieron públicamente cuando se discutió públicamente en diferentes escenarios, pero ante este escenario, lo inaudito es, que el Estudio de Impacto Ambiental de la Ampliación del Canal-Tercer Juego de Esclusas, minimiza, sin una sola base, modelaje o simulación científica, ni sustento propio, el problema de la probable intrusión de cloruros del agua marina al sistema de agua dulce del Canal de Panamá. Esto se llama falsear y omitir información clave en un EsIA, lo cual es, además de ser anti-ético, es un delito tipificado en el Código Penal de la República de Panamá para quienes resulten responsables de tal acto, si se aprobara sin estas consideraciones, en su justa dimensión en este Estudio de Impacto Ambiental en evaluación.

 

Con esta advertencia, queda claro que no tienen excusas para omitir o disminuir la importancia del riesgo ambiental obvio que representa la intrusión de cloruros o agua salada al sistema de agua dulce del Canal de Panamá, que pondría en riesgo la biota del Canal de Panamá y sobre todo el suministro de agua potable de las tomas de agua instaladas en diversos puntos del Lago Gatún y el Corte Culebra.

 

La supuesta evaluación ambiental a este riesgo donde no le dan ninguna relevancia a lo que consideramos el más grave riesgo, junto con el tema de la cantidad de agua requerida en el futuro, que también fue subestimada en este estudio.

 

CANTIDAD DE AGUA VS DEMANDA FUTURA PARA CONSUMO HUMANO Y PARA LA DEMANDA DEL CANAL AMPLIADO.

 

El EIA ha ignorado dos estudios especializados (WPSI Inc, 2002[7] y Montgomery Watson Harza[8])realizados a la propia ACP sobre demanda futura de agua para consumo humano del Lago Gatún vs las operaciones del Canal de Panamá. No hicieron análisis del nuevo escenario de la ciudad de Panamá con multitud de rascacielos que los estudios arriba enunciados tampoco consideraron. Los dos estudios arriba mencionados desnudan que la ACP en los datos que presentó en el año 2006 a la opinión pública, mintió en las cifras de consumo de agua requeridas en el futuro con el Canal Ampliado y la demanda adicional humana requerida en toda el área canalera de aquí al año 2050. El ignorar estos estudios y no complementarlos a la nueva realidad del país y del mismo proyecto, que definitivamente requiere de mucho agua adicional para operar y mitigar la posible intromisión de sales, nos indica que este EsIA está lejos de ser serio y veraz. Exigimos los estudios correspondientes que validen que este impacto de demanda de agua es significativo y es clave en la viabilidad ambiental y económica del proyecto. Este impacto requiere profundo análisis.

 

Tampoco consideraron la demanda de agua necesaria para mitigación, lo que hace que no exista la cantidad suficiente en el Lago Gatún si se desea que esta operación sea eficiente, segura y rentable!

 

Si la ACP toma en consideración estos puntos y los aclara científicamente estaremos más confiados de su transparencia en su gestión, hoy sin dudas, manchadas por información no confiable cuando se le aplica rigor científico a la información que nos presenta.

Si ANAM desea mayores aclaraciones al respecto estamos a su disposición.

Atentamente,

Ariel R. Rodríguez Vargas

 

Biólogo y ecologista

Correo: arielrod24@gmail.com

Tel. 523-6216

 


[1] ACP. 2006. Plan Maestro del Canal de Panamá. Autoridad del Canal de Panamá. Panamá.[2] ACP. 2006. Propuesta de ampliación del Canal de Panamá: Proyecto del tercer juego de esclusas. Autoridad del Canal de Panamá. 76 pp. + Anexos.

[3] Jones, M. L.y C. E. Dawson, 1973. Salinity-temperature profiles in the Panama Canal Locks. Marine Biology, 21 (2):86-90.

[4] Centro de Ciencias del Mar y Limnología-UP. 2005. Inventario biótico del Lago Gatún y Miraflores.

[5] Delft I Hydraulics. 2005. Salt water intrusion analysis Panama Canal Locks, future situation: Post-Panamax locks, study, modelling and analysis of salt water intrusion mitigation systems for revised 3-Lift locks configuration, report F, April 2005. Autoridad del Canal de Panamá

[6] DHI Water and Environment. 2005. Review of Saltwater Intrusion and Mitigation Studies and Models for Proposed Post Panamax Locks. Autoridad del Canal de Panamá.

[7] Wpsi Inc. 2002. Feasibility study report -Panamá Canal locks water reclamation project Panama Canal, Panamá. Inter- American Development Bank y Autoridad del Canal de Panamá. 271 pp.

[8] Montgomery Watson Harza. 2001. Pronóstico a largo plazo de la demanda de agua municipal e industrial y consumo de agua cruda. Autoridad del Canal de Panamá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: