Biocombustible o reforestación

Biocombustibles o reforestación

Se consideran biocombustibles, al biodiésel, bioetanol y biogas, producidos a partir de materias primas de origen agropecuario, agroindustrial o desechos orgánicos.
Los biocombustibles usan la biomasa vegetal sirviendo de fuente de energía renovable para los motores empleados. Su uso, supuestamente genera una menor contaminación ambiental y se derivan de un  número plural de productos agropecuarios y forestales.
En Estados Unidos y Europa, son considerados como una alternativa viable al agotamiento ya sensible de energías fósiles, como el gas y el petróleo, donde ya se observa incremento sostenible en sus precios. Mientras que otros, los consideran una tragedia, particularmente para los países pobres, por cuanto se estarían reasignando recursos alimentarios y forestales para producir combustibles.
Reforestar es establecer vegetación arbórea en terrenos con aptitud forestal, consiste en plantar árboles donde ya no existen o quedan pocos, así como garantizar su cuidado para que se desarrollen adecuadamente. Contrariamente,  la deforestación  radica en  la eliminación de la vegetación  natural. Las causas principales de la deforestación son, entre otras: La tala inmoderada para extraer la madera,  generación de mayores extensiones de tierra para agricultura y  ganadería,  incendios, construcción de más espacios urbanos y rurales,  plagas y enfermedades de los árboles.
Las consecuencias  de la deforestación son la erosión del suelo y desestabilización de las capas freáticas, lo que a su vez provoca las inundaciones o sequías; las acciones climáticas; la reducción de la biodiversidad de las diferentes especies de plantas y animales; y el  calentamiento global de la Tierra, ya que al estar deforestados los bosques no pueden eliminar el exceso de dióxido de carbono en la atmósfera.
De allí que siendo los recursos  finitos, estamos obligados a  convertir el consumo lineal en un consumo cíclico, implementando el reciclaje, la renovación, la restauración, re-uso y recuperación.
Debemos pensar en el desarrollo sostenible de una manera integral, en todos sus aspectos: El económico, el político, el ecológico y sobre todo, debemos saber que lo más importante es la persona humana. De manera que el uso racional y sostenible de los recursos naturales a fin de conservar este nuestro hábitat global, nos obliga a plantearnos la siguiente interrogante: ¿Biocombustibles o reforestación? O si es posible establecer una relación armoniosa entre los biocombustibles, la necesidad de reforestar y el cuidado de nuestro hábitat.
Se reconoce científicamente –Renton Righelato co-autor del estudio publicado en la revista Science- que los bosques pueden absorber 9 veces más dióxido de carbono que la producción de biocombustible en la misma cantidad de tierra, que el crecimiento de la producción de biocombustibles conduce a una mayor deforestación y que la razón principal para el uso de fuentes renovables es la de mitigar las emisiones de carbono. De allí que el factor clave es la cantidad de CO2 que deja de liberarse utilizando biocombustibles.
A partir de estas consideraciones este grupo de investigadores compararon las emisiones netas de carbono que no fueron liberados, con la cantidad de CO2 que habría sido absorbido si los bosques hubieran sido replantados en la tierra. Las conclusiones fueron las siguientes: En todos los casos la cantidad de CO2 capturado por los bosques en un período de 30 años es considerablemente mayor,  que la cantidad de “emisiones evitadas” a través del uso de biocombustibles.
Si todo esto es así, resulta incongruente con la evidencia científica y contraria a la seguridad alimentaria, que el Presidente de la República, a raíz de su más reciente visita a Brasil anunciara que Panamá disponía de 25 mil hectáreas de forma inmediata y en el mediano plazo hasta 200 mil hectáreas, para la producción de etanol a partir del cultivo de caña de azúcar. Cuando de lo que se trata es suspender y controlar  la irracional tala de bosques en el Darién y promover un plan nacional de reforestación, como vía más sostenible de desarrollo y  unívoco camino para preservar nuestro hábitat.

Vladimir Herrera
Diputado de la República.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: