Mina de Petaquilla usa a ministro como escudo protector ante abusos

PINTADA DE VERDE

PETAQUILLA. No tengo alternativa. Debo continuar con el “Fifer-negocio”. Resulta que mientras la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) le sigue un proceso administrativo (detenido por un truco legal en manos de la Corte) por violación a la normativa ambiental vigente y el Ministerio Público analiza al menos cuatro denuncias, el Ministerio de Trabajo utiliza dinero de los contribuyentes para pagar anuncios que alaban sin pudor a la empresa. “Armónicas relaciones obrero-patronal y satisfactorias medidas de seguridad”, es el titular del anuncio aparecido esta semana en varios diarios del país y que lleva el sello del citado ministerio y del Gobierno Nacional.

 

El ministro Edwin Salamín no se corta ni un pelo para alabar “el esfuerzo de la empresa por proporcionar medidas de seguridad, higiene y salud, incluso la alimentación de los obreros”… ¡Recórcholis! ¿El esfuerzo de la empresa por proporcionar medidas de seguridad? ¿Cuándo la seguridad dejó de ser una obligación para convertirse en cosa de “esfuerzo”? Pero la cosa sigue: “El programa de responsabilidad social de Petaquilla beneficia a una veintena de comunidades en la construcción de carreteras, escuelas, puentes y el programa comida caliente…”. ¡Qué les parece! Si yo fuera empresario y tuviera un programa social, exigiría al Ministerio de Trabajo un trato igualitario al logrado por don Richard. Habrá que ver cómo se comporta el ministerio (que también es de bienestar social), con el más que seguro desastre ecológico y de salud pública en que se convertirá el área después de que le saquen todo el oro y cobre posible.

Por lo pronto, recomiendo al ministro Salamín informarse de lo sucedido en la mina de oro de Bellavista en Miramar (Costa Rica), donde las condiciones del terreno y del clima son similares a las de Panamá. Que no tengamos que hacer nuevos monumentos a los muertos y enfermos incurables, por ignorar las advertencias sobre los peligros de llevar a cabo un proyecto de minería a cielo abierto en el trópico. ¡Pobre Petaquilla!

Lina Vega Abad
lina@prensa.com

Una respuesta

  1. si esta señora hubiera existido en los tiempos previos a la construcciòn del canal de Panamá, éste no existierà, toda vez que se alegarìa que iba a afectar a màs de 30000 personas muertas, y los cientos de desplazados producto de las inundaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: