Ecologistas rechazan conclusiones de la Concertación Nacional en materia ambiental

Panamá, 28 de octubre de 2007

Isabel Saint Malo de Alvarado

Directora, del Equipo de Naciones Unidas

Concertación Nacional para el Desarrollo

Estimada Directora:

La presente tiene el propósito de manifestarle la total disconformidad de nuestras asociaciones con las conclusiones de la Concertación Nacional para el Desarrollo, en materia ambiental, en particular por lo siguiente:

PRIMERO: El tema ambiental no es considerado en su dimensión justa en ninguna de las conclusiones de la Concertación, solo se trata como una variable, cuando debe ser el aspecto fundamental y constante en todo lo que concierne al desarrollo, como siempre hemos expresado en la mesa de Institucionalidad y no ha sido tomado en cuenta, a pesar de todos nuestros esfuerzos y ni siquiera se conforman dichas conclusiones al desarrollo sostenible, teoría hoy muy criticada, porque se beneficia solo la parte económica.

SEGUNDO: A pesar que insistimos en la mesa de Institucionalidad, en exigir el cumplimiento del ordenamiento de la Institucionalidad ambiental vigente y mejorar las normas existentes al respecto, no se logró ningún resultado, sobre el particular solicitamos el cumplimiento de La Comisión Consultiva Nacional del Ambiente, creada por el artículo 18 y 127 de la ley 41 General de Ambiente y el Decreto 57 de 16 de Marzo del 2000, Órgano de Derecho Público del Estado, que ningún gobierno ha querido respetar, por lo cual no tenemos representación de la sociedad civil en las decisiones del Estado en Materia Ambiental. Ni siquiera esto se ha podido lograr en esta concertación.

TERCERO: Finalmente insistimos en la necesidad de lograr cambios verdaderos en los aspectos de la participación y la motivación psíquica de la conducta de los actores del Estado, para evitar la corrupción y los daños al ambiente, mediante instrumentos de participación Institucional decisorios y la BIOETICA, formulando propuestas concretas, como la creación de un Ministerio Ambiental de carácter prioritario como tienen otros países, la creación de una Centro Científico Nacional Ambiental, que tome las decisiones ambientales, en especial con los EIA, integrada por los actores principales del Estado, la creación del Centro o Institutos de Biodiversidad, para otorgar legitimación a los actos del Estado y lograr fortalecer las decisiones científicas en función de la vida digna. Nada de esto hemos logrado.

Por los ejemplos expresado y otros que por tiempo no señalamos en este escrito, nuestras asociaciones y de seguro todos los verdaderos ambientalistas, ecologistas del país y sus respectivas asociaciones, consideramos que la Concertación Nacional, no aporta elementos significativo alguno en el tema fundamental que representa la Dimensión Ambiental, desestimando la misma, los planteamientos sustanciales y de fondo que expresamos, dirigidos a lograr un salto de calidad histórico en materia ambiental, por lo cual no estamos de acuerdo en sus conclusiones en esta materia y convocamos a todos los panameños a un verdadero dialogo nacional donde se considere en forma adecuada nuestros planteamientos, por una calidad de vida digna.

Dr. Donaldo Sousa Guevara.

Presidente, Asociación de Derecho Ambiental, Asociación Ecologista Panameña.

Asesor de Gremios y Asociaciones Ambientales del País.

cc. Asociaciones ambientalistas y ecologistas, medios de comunicación.

 

Nasos teribes rechazan proyecto de ley de tierras colectivas

Nasos rechazan ley de tierras colectivas

COMARCA. En una encendida asamblea realizada en la comunidad Naso Teribe, unos 500 pobladores firmaron una resolución en la que rechazan la intención del gobierno del presidente, Martín Torrijos, de eliminar el proyecto de ley 19 por el cual se crea la Comarca Naso-Tjërdi y fundirlo con el proyecto 99 de tierras colectivas.

Adolfo Villagra, dirigente de la comunidad, dijo que la resolución adoptada advierte que no correrán la misma suerte de los kunas de la Comarca Madungandí, cuyas tierras fueron inundadas y, 31 años después, el Estado no los ha indemnizado como ellos esperaban.

José Quintero De León

Lo que yo ví en Madugandí, historia de un asalto policial a indígenas

ENFRENTAMIENTOS.

Lo que yo vi en la comarca Kuna de Madungandí

Mauricio Tolosa

«Enfrentados por tierras», «Reyerta en Bayano». Estos son titulares que describen el «incidente» ocurrido el miércoles en la comarca kuna de Madungandí. Las fotografías lo confirman: indígenas con las manos tras la nuca custodiados por la Policía de frontera. En las imágenes de la televisión: policías heridos por perdigones. La versión va tomando fuerza; indígenas con armas, drogas, etcétera. Todo habla de un enfrentamiento entre fuerzas iguales. No es lo que yo vi.

Como en tiempos de Cortés y Moctezuma, uno puede preguntarse cómo tan poquitos policías pudieron controlar a tantos indígenas. Y como en los tiempos de Cortés, las respuestas siguen siendo las mismas: las promesas faltadas, las negociaciones sin propósito, la superioridad tecnológica y militar, la no consideración del «otro» como un ser humano digno de respeto.

Iba camino al Darién, y por segundo día consecutivo me detuve al llegar al puente sobre el río Bayano. El tránsito estaba bloqueado; al igual que el día anterior bajé a caminar hacia el pueblo y aprovechar de hacer algunas fotografías, sospechando que la situación iría nuevamente para largo.

Al llegar a Bayano uno está en otro país. Así se siente, al menos: gente pequeña, cuerpos menudos, ojos rasgados, una lengua asombrosa. La sensación de ser extranjero, único entre todos, es inmediata. En ciudad de Panamá uno nunca la tiene. Claramente es otro territorio, otro pueblo, otra cultura.

La comunidad reclamaba el pago prometido de una negociación con el general Omar Torrijos como indemnización por inundar sus tierras para construir la represa hace 31 años. Según los voceros, el acuerdo había sido un pago anual de por vida, pero este solo se realizó durante los tres primeros años. Además solicitaban que Panamá ratificara el artículo 169 de la OIT, y el cese de las invasiones de terrenos por los campesinos mestizos.

Demandas habituales. Gente sentada en medio del camino detrás de unas ramas y de improvisados carteles garrapateados en papel. Camisetas del Barcelona entre los más jóvenes. Calor. Una gran fila para tomar jugo de fruta servido desde una enorme olla popular. Se respiraba ese ánimo de día libre que se hace presente cuando la ciudadanía se toma la calle.

Entre medio de todos, dos jóvenes un poco más vociferantes, con mallas que cubren sus rostros, portan una rama deshojada como arma letal. La mayoría están sentados a la orilla del camino. El sahíla y el cacique visten con camisa de color vivo, sombrero y corbata, descalzos, y están sentados bajo un techo, esperando. Solicitan la presencia del presidente Martín Torrijos, hijo del general con quien llegaron al acuerdo hace tres décadas. Otra autoridad del pueblo, también de sombrero y corbata, negocia mediante un traductor con un jefe policial que casi le dobla en tamaño y ciertamente en peso.

A la entrada del puente, dos o tres camionetas de la Policía, cargados con antimotines, ven pasar el tiempo, algunos descansando en el piso, bromeando. Alrededor el lago tranquilo, un espejo rodeado de colinas verdes. Al otro lado del puente hay acuerdo para que salga un transporte hacia Darién; unos pasajeros molestos caminan para alcanzar el bus pintado y seguir su camino.

De pronto, algo ocurre: los antimotines se levantan en pie de guerra y disparan lacrimógenas. A un costado, un grupo de indígenas forcejea con los policías que cubren la estación con sus escudos transparentes. Entre ellos, un policía comienza a hacer disparos con su carabina. Por la carretera avanza otro piquete de antimotines con sus escudos; desde un flanco un agente dispara una escopeta; no al aire, exactamente hacia donde me encuentro, hacia la gente: no hay más de 10 ó 15 personas, dispersas, ni siquiera manifestándose; luego veo a otros disparar bombas lacrimógenas, tres de las cuales rebotan a menos de cuatro metros de donde me encuentro. Siguen disparando hacia la gente. Me refugio detrás de un muro y le doy la vuelta a una construcción. Me encuentro frente a una patrulla de frontera que asalta el lugar con fusiles y pistolas en mano.

Desde lo alto del camino caen algunas piedras, lanzadas a los policías. Sobre el pavimento quedan numerosos cartuchos de escopeta lanzados desde las fuerzas de pacificación.

¿Qué pasó? ¿Cómo de pronto se transformó el «día de campo» en un asalto en el que quedaron 90 kunas prisioneros? ¿Por qué no se negoció? ¿Por qué tanta violencia? «Somos personas, no animales», gritaban los indígenas.

El maltrato refleja el desprecio. Es la violencia que se puede ejercer impunemente contra quienes parecieran no tener el respeto de la sociedad, porque son diferentes. Evidentemente no es un problema exclusivo de Panamá. Es la deuda histórica de las sociedades de América Latina con sus pueblos originarios, es el reconocimiento a la diversidad multicolor interna, es la necesidad de respetar esa diferencia, de comprenderla, de hacerse cargo de apoyarla y cuidarla. De generar una comunidad de propósitos y de convivencia. De diseñar un desarrollo satisfactorio para todos.

Comprender, respetar, comunicar: son los verbos básicos para la convivencia en la comunidad global. Practicarlos es tarea de todos.

 

El autor es consultor en comunicaciones

Mina de Petaquilla usa a ministro como escudo protector ante abusos

PINTADA DE VERDE

PETAQUILLA. No tengo alternativa. Debo continuar con el «Fifer-negocio». Resulta que mientras la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) le sigue un proceso administrativo (detenido por un truco legal en manos de la Corte) por violación a la normativa ambiental vigente y el Ministerio Público analiza al menos cuatro denuncias, el Ministerio de Trabajo utiliza dinero de los contribuyentes para pagar anuncios que alaban sin pudor a la empresa. «Armónicas relaciones obrero-patronal y satisfactorias medidas de seguridad», es el titular del anuncio aparecido esta semana en varios diarios del país y que lleva el sello del citado ministerio y del Gobierno Nacional.

 

El ministro Edwin Salamín no se corta ni un pelo para alabar «el esfuerzo de la empresa por proporcionar medidas de seguridad, higiene y salud, incluso la alimentación de los obreros»… ¡Recórcholis! ¿El esfuerzo de la empresa por proporcionar medidas de seguridad? ¿Cuándo la seguridad dejó de ser una obligación para convertirse en cosa de «esfuerzo»? Pero la cosa sigue: «El programa de responsabilidad social de Petaquilla beneficia a una veintena de comunidades en la construcción de carreteras, escuelas, puentes y el programa comida caliente…». ¡Qué les parece! Si yo fuera empresario y tuviera un programa social, exigiría al Ministerio de Trabajo un trato igualitario al logrado por don Richard. Habrá que ver cómo se comporta el ministerio (que también es de bienestar social), con el más que seguro desastre ecológico y de salud pública en que se convertirá el área después de que le saquen todo el oro y cobre posible.

Por lo pronto, recomiendo al ministro Salamín informarse de lo sucedido en la mina de oro de Bellavista en Miramar (Costa Rica), donde las condiciones del terreno y del clima son similares a las de Panamá. Que no tengamos que hacer nuevos monumentos a los muertos y enfermos incurables, por ignorar las advertencias sobre los peligros de llevar a cabo un proyecto de minería a cielo abierto en el trópico. ¡Pobre Petaquilla!

Lina Vega Abad
lina@prensa.com

Nueva área de uso múltiple en manglares de Chame

El Consejo Municipal del Distrito de Chame declaró oficialmente el 2 de agosto de 2007 una nueva área de manejo ambiental para los manglares de ese distrito.

La nueva área de uso múltiple (área de manejo Municipal), manglares en la Jurisdicción de los Corregimientos de SAJALICES, BEJUCO, EL LÍBANO, Y PUNTA CHAME, y se dictan otras medidas contiene reglas de conservación que intentan detener la destrucción del sistema de manglares de esta zona, que al margen de las autoridades locales y ante la falta de una regulación mínima, muchas personas y empresas han destruido valiosas áreas de manglares.

El tenor del acuerdo municipal está contenido completo en el siguiente texto:

REPÚBLICA DE PANAMÁ

PROVINCIA DE PANAMÁ

CONSEJO MUNICIPAL DEL DISTRITO DE CHAME

Acuerdo Nº 9

(del 2 de Agosto del 2007 )

 

Por medio del cual se crea el área de uso múltiple (área de manejo Municipal ), Manglares en la Jurisdicción de los Corregimientos de SAJALICES, BEJUCO , EL LÍBANO , Y PUNTA CHAME , y se dictan otras medidas.

 

EL HONORABLE CONSEJO MUNICIPAL DEL DISTRITO

DE CHAME, EN USO DE SUS FACULTADES LEGALES ,

CONSIDERANDO :

Que la Constitución Política de la República de Panamá , establece en su artículo 233 que a los Municipios les

corresponde el ordenar el desarrollo de su territorio ,promoviendo la participación ciudadana , el mejoramiento social y cultural de sus habitantes y cumplir con la constitución y las leyes.

Que la Constitución Política de la República de Panamá , estableció en el artículo 119 , que » El estado y todos los habitantes del territorio Nacional tienen el deber de propiciar un desarrollo social y económico que prevenga la contaminación del ambiente , mantenga el equilibrio ecológico y evite la destrucción de los ecosistemas».

Que la Ley 41 general del Ambiente de 1998 , establece en su artículo 63, que es deber de los Municipios contribuir a la protección y conservación de los recursos naturales , que se aprovechen o que se extraigan en su localidad según los parámetros que establezca la Autoridad Nacional del Ambiente.

Que el Artículo 66 de la Ley 41 de 1998 señala que las áreas protegidas se establecerán por leyes , decretos, resoluciones o acuerdos municipales.

Que el SINAP (sistema nacional de áreas protegidas ) se crea por la necesidad de asegurar la protección de los recursos naturales y culturales existentes en el País , mediante la Ley 41 , General del Ambiente y que dentro de sus 14 categorías de manejo se encuentran las áreas de uso múltiples (manglares).

Que según Ley de 1973 , los Consejos Municipales tienen entre sus funciones las de dictar medidas para proteger y conservar el medio ambiente.

Que el articulo 8 de la Ley 6 de 2006, señala que los Municipios, en materia de ordenamiento territorial para el desarrollo urbano , tendrán competencia para elaborar y aprobar los planes de ordenamiento territorial para el desarrollo urbano a nivel local., dentro de sus respetiva jurisdicción con la accesoria del Ministerio de Vivienda y en coordinación con las demás entidades competentes.

Que es importante para el Consejo Municipal del Distrito de Chame, promover el ordenamiento territorial , la valoración económica y la gestión integrada para el manejo de este recurso natural de gran importancia para garantizar una mejor calidad de vida de las comunidades de este Distrito.

Que en el Distrito de Chame existen áreas terrestres y marinas de alta diversidad biológica , que posen las características necesarias para estar orientadas a la protección , conservación ,manejo y desarrollo de los recursos naturales (forestales y biológicos , que contribuyen a mantener los procesos naturales y la calidad de los ecosistemas y habitats de diversas especies marinas y terrestres., Que el área de uso múltiple es un conjunto de áreas terrestres o marinas que, además de contribuir a la protección de sus sistemas ecológicos, contribuye a la economía social , como fuente de otros recursos . La multiplicidad de funciones de estas tierras o aguas, representan una fuente de productos naturales y de servicios permanentes, bajo un manejo sustentable.

Que el artículo 14 de la ley 106 de 8 de Octubre de 1973 , modificado por la ley 52 de 1984 , faculta a los Consejos Municipales a reglamentar la vida jurídica de los Municipios , por medio de acuerdos que tienen fuerza de ley dentro del respectivo Distrito , pero dentro del marco de la ley , es decir que estos acuerdos deben limitarse a reglamentar el contenido de la ley , sin rebasarla.

Que dentro del Distrito de Chame se vienen observando una progresiva devastación del medio ambiente , sin  tomar en consideración la opinión de las Autoridades del Distrito , tal es el hecho de la devastación de los manglares , en los Corregimientos de Chame, Sajalices , Punta Chame , El Líbano, Gorgona , en este último ya desapareció.

Que los manglares representan una fuente incalculable de recursos económicas , alimenticias son sitios de reproducción para la fauna marina de los océanos y de sustento para losa habitantes de estas regiones.

Que mediante la aprobación de este Acuerdo se busca que las autoridades del Distrito de Chame sean  partícipes en la toma de decisiones que el Gobierno Central tenga que hacer respecto al uso de estos lugares.

ACUERDA:

ARTICULO 1: Declarar como área de uso múltiple (Área de Manejo Especial Municipal – Manglares) , el área comprendida entre los corregimientos de Sajalices, Bejuco, El Líbano y Punta Chame, en el Distrito de Chame, Provincia de Panamá, con una superficie aproximadamente de 2,830 hectáreas comprendida dentro de los límites descritos a continuación . El área comprende la bahía de Chame,. La cual se ubica en la zona occidental de la Provincia de Panamá, entre las coordenadas geográficas 8 º 43 ‘ 45.98″ y 8º 35 ‘ 26.03 de latitud norte y 79 º 410’42.95″ y 79º 52’58.20 de longitud Oeste .El Área geográfica dentro del distrito de Chame , de acuerdo a la cercanía o límite de las comunidades adyacentes al bosque de manglar en el área de Panamá Oeste.

  • Sajalices ——————————-54.40 hectáreas
  • Espavé -Sajalices —————— 429.41 hectáreas
  • Ferri ———————————— 130.49 hectáreas
  • Santa Cruz ————————– 279.79 hectáreas
  • Pajonal ——————————– 599.04 hectáreas
  • El Líbano —————————- 610.28 hectáreas
  • Punta Chame ———————- 727.84 hectáreas

TOTAL 2,830.89 hectáreas

Localización : Esta cuenca hidrográfica está ubicada en la parte occidental de la Provincia de Panamá , en la estribación oriental de la cordillera central en la vertiente del pacífico , a unos 65 kilómetros al oeste de la Ciudad de Panamá .

ARTÍCULO 2 : Esta área protegida, está enmarcada dentro de la categoría de manejo del SINAP como área de USO MÚLTIPLE Y SE DENOMINARÁ AREA DE MANEJO ESPECIAL MUNICIPAL DE CHAME ( MANGLARES) y

tendrá los siguientes objetivos :

1. Proteger , conservar y manejar los recursos naturales

2. detener y controlar las malas prácticas de extracción del recurso forestal y optar por un aprovechamiento del recurso en forma sostenible .

3. Garantizar el buen manejo del Área protegida , cumpliendo con lo que establece el plan de manejo de manglar de Chame y con la asesoría técnica de la ANAM .

4. Ofrecer y generar opciones , oportunidades y participación en el desarrollo integral de las comunidades , a través de las actividades económicas tradicionales del área y buscar nuevas fuentes de ingresos y alternativas de desarrollo que sean ambientalmente adecuadas y sostenibles.

5. Fomentar una cultura ambiental en las comunidades aledañas sobre la importancia de la conservación , protección de los recursos naturales y el ambiente para las presentes y futuras generaciones.

6. Captar fondos nacionales e internacionales a través de la formulación de proyectos que incidan en una mejor calidad de vida para la comunidad , con el apoyo de la ANAM como organismo rector de los recursos naturales y el ambiente.

ARTÍCULO 3 : La Alcaldía del Distrito de Chame, con el apoyo y la colaboración de la Autoridad Nacional del ambiente (ANAM) , y otras instituciones públicas nacionales , organismos internacionales , organizaciones no gubernamentales , comunidades y representantes de los Gobiernos locales, adoptarán las medidas necesarias para la protección , manejo y administración del área de manejo Municipal de Chame.

ARTÍCULO 4: Dentro del Área de Manejo Municipal de Chame » , quedan prohibidas las siguientes actividades .

1. El uso de productos contaminantes que afecten los ecosistemas.

2. El establecimiento de áreas para depositar desechos sólidos y líquidos ,que puedan contaminar la flora y fauna del área protegida.

3. La tala , anillamiento , quema y envenenamiento de los árboles , al igual que el aprovechamiento de los recursos que en el existen , al igual que las rozas de rastrojos de cualquier edad sin los permisos correspondientes serán solicitados al Consejo Municipal del Distrito de Chame.

4. Todas las actividades que no estén contempladas en el plan de manejo del Área de Manejo Municipal de Chame.

5. Se exceptúa de estas prohibiciones , las actividades que realiza el Municipio referente a la utilización actual y futura de cierta cantidad de hectáreas de manglar para seguir utilizándola como Vertedero Municipal del Distrito de Chame ; por ende debe entenderse que dicha cantidad de hectáreas a utilizarse para el vertedero, deben excluirse del área protegida y de manejo Municipal .

QUINTO : Enviar copia de este acuerdo Municipal a:

  • la Dirección Nacional de la Autoridad Nacional del Ambiente .
  • La Dirección de Catastro y bienes Patrimoniales del Ministerio de Economía y finanzas .
  • Dirección Nacional de Reforma Agraria del MIDA
  • Ministerio de Comercio e Industrias ( MICI ) .

Dado en el Salón de Reuniones del Consejo Municipal del Distrito de Chame a los dos dias de Agosto del 2007.

Presentado a la Consideración del pleno por el la COMISIÓN DE LEGISLACIÓN

HC. LUIS A. ZAMORA

Presidente del Consejo Municipal

Cleotilde R. de Martínez

Secretaria.

No. 25907 – Gaceta Oficial Digital, viernes 26 de octubre de 2007.