Ambientalistas piden moratoria minera en Panamá

Grupo de organizaciones ambientalistas de Panamá solicitan moratoria minera

Burica Press, Panamá -12 de noviembre de 2007

Nueve organizaciones ambientales de línea conservadora como el Centro de Incidencia Ambiental (CIAM), Mar Viva, ANCON, Sociedad Audubon de Panamá, CEASPA, PROMAR, Red de Reservas Privadas y el Centro Internacional para la Capacitación Ambiental han solicitado al gobierno de Panamá una moratoria a la exploración y explotación minera en Panamá. Estas organizaciones argumentan que en este momento, la forma desordenada y al margen de la ley en la que se están ejecutando explotaciones mineras, como es el caso de Minera Cerro Petaquilla, está afectando seriamente ambientes prístinos del Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño, considerado una zona de rica biodiversidad que se inicia en México y llega hasta la provincia de Darién en Panamá.

Tras casi diez años de inactividad debido a los bajos precios del oro y del cobre en el mercado internacional, Minera Petaquilla inició este año los trabajos de construcción de las obras -carreteras, campamentos y otras estructuras necesarias para la operación de la mina- sin que la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) haya aprobado aún los estudios de impacto ambiental que exige la legislación vigente.

Argumentan estas organizaciones que esta es una situación de abierta violación a la ley, sumado a los innegables efectos adversos al ambiente que tiene la actividad minera a cielo abierto, por eso es que han solicitado al Presidente de Panamá, Martín Torrijos Espino, una moratoria de esta actividad similar a como se ha hecho en Costa Rica.

Diez años después de aprobado el contrato de concesión minera de Petaquilla, Panamá enfrenta el reto de proteger su rica biodiversidad y lograr importantes beneficios económicos justamente por hacerlo. La minería a cielo abierto constituye una evidente contradicción en este camino y por ello, están solicitando un debate riguroso y transparente que permita a los panameños tomar una decisión informada sobre su futuro.

Investigación de biodiversidad o EIA extemporáneo de una represa

Inventario de lo que existe o récord histórico

4 DE NOVIEMBRE. Con preocupación he visto una nota titulada “INVESTIGACIÓN. BOCAS DEL TORO. Inventario de la biodiversidad”, relacionada a un supuesto proyecto de inventario de la biodiversidad denominado Gavilán, aparecido el 4 de noviembre de 2007 [bajo la firma de Tamara Del Moral].Esta noticia es sin querer, —así lo imagino—, engañosa y esconde el verdadero y único trasfondo real sobre este proyecto de inventario de biodiversidad. La única razón por la que se está haciendo de manera obligatoria este proyecto es porque cuando se hizo el supuesto estudio de impacto ambiental para el proyecto Hidroeléctrico Chan 75 ubicada en El Gavilán, bosque protector de Palo Seco y área núcleo de la reserva de la biosfera La Amistad Panamá, al estudio de impacto ambiental se le olvidó incluir la línea base biótica necesaria para evaluar los impactos sobre el ecosistema, la flora y la fauna acuática y terrestre del proyecto hidroeléctrico Chan 75.

Así como lo lee, así mismo fue. Aun así el estudio fue aprobado con cientos de faltas más, pero condicionado a que se tenían que hacer dichos estudios de línea base, incluyendo los aspectos sociales que también fueron obviados, al indicar que prácticamente el proyecto ¡no afectaría a nadie!Por tanto, si nosotros como lectores no supiéramos la realidad detrás de este inventario de biodiversidad requerido para un estudio de impacto ambiental aprobado desde 2005 por Anam para una de tres hidroeléctricas dentro de la reserva forestal de Palo y área núcleo de la reserva de la biosfera, nos alegraríamos de este proyecto. Smithsonian Tropical Research Institute es solo contratista, a pesar de ser misión internacional, de una empresa internacional que han contratado para hacer dicho estudio que avale finalmente el proyecto hidroeléctrico. ¡Hay mucho dinero de por medio en todo esto!Extraigo a manera de ejemplo un párrafo recientemente publicado por Jeff Stein, un estudiante de Estados Unidos que escribió: “De los cuatro proyectos hidroeléctricos, Chan-75, el cual también se refiere como El Gavilán, está lo más avanzado, como ya empezó la construcción de varias estructuras para apoyar la represa.

El costo de la implementación de este proyecto es de B/.158,000,000. El área que Chan-75 inundará para el embalse, será aproximadamente 750 hectáreas (Cordero et al). Dentro y alrededor del sitio de la hidroeléctrica hay varias comunidades, cuyas poblaciones son mayormente indígenas, y se verán afectadas por el proyecto. Los habitantes que están dentro del área de inundación serán reubicados“. (Ya fueron reubicados, algunos a la fuerza y otros engañados y en peores condiciones).La corporación AES Changuinola está jugando con todos los panameños y sus más caros recursos naturales con aguas prístinas y rica biodiversidad dentro de ¡áreas protegidas! Anam nos ha jugado sucio y nos sigue jugando sucio con ardides que esperamos terminar de desenmascarar prontamente.Si los panameños conscientes no defendemos nuestros más caros recursos, no podemos esperar que otros lo hagan. He allí nuestra inquietud.

Ariel Rodríguez Vargas
Biólogo y ecologista

La Prensa, Defensor del Lector, 12 de noviembre de 2007

Detienen a indígenas que se oponen a entrada de maquinarias a proyecto hidroeléctrico

Se oponen a hidroeléctrica
Detienen a indígenas


Horacio Trottman

SODY, Bocas del Toro. Un grupo de indígenas Nazos Terdy, quienes se oponen a la construcción de la hidroeléctrica Bonyick, fue detenido después de mantener obstaculizada la carretera por más de 10 días, para impedir el paso de las maquinarias de la empresa colombiana, Pública de Medellín en la comunidad de Sody, en el corregimiento del Teribe.

Según datos suministrados a este medio, se da a conocer que la corregidora se ajustó a lo establecido en nuestras leyes, ya que se realizó el llamado verbal, posterior por escrito y luego se dio 24 horas para despejar la citada vía.

Los indígenas, encabezados por el dirigente Adolfo Villagra, fueron detenidos en la tarde de este sábado, por la corregidora de Policía Araselis Sánchez, los cargos por los que fueron detenidos son: obstaculizar el libre tránsito o alterar el orden público, los detenidos son: Eliécer Vargas, de 27 años; Damián Jiménez, de 22 años; Clemente Martínez, de 23; Petino Villagra, de 32 años; Celestino Williams, de 28 años y Adolfo Villagra, de 42 años.

Los seis se mantenían detenidos en la Policía Nacional de Changuinola, en espera de sus respectivas sanciones, mientras el grupo indígena se preparaba para realizar una marcha pacífica, por la detención injusta de sus dirigentes.

Por su parte, Amelio Williams consideró a estos dirigentes como vividores, “utilizando el nombre de nuestros indígenas nazos, se le han otorgado fondos supuestamente para los trabajos sociales y tal situación no se da, estos sólo se la pasan viajando a costa de nuestra gente. Así, mal se pueden considerar dirigentes de nuestra etnia”.

Minería que rompe el Corredor Biológico del Atlántico panameño

La minería hiere el corazón del gran Corredor Biológico

“No queremos morir. No queremos abandonar la tierra en donde vivimos y trabajamos desde siempre. Queremos que la mina salga de nuestras comunidades y se lleve su destrucción y su muerte”.

BOSQUES. El proyecto intervendrá de manera 160 hectáreas para la mina de oro. Un 80% de esa superficie perderá la cobertura boscosa y el 100% no tendrá la capacidad de mantener la biodiversidad original.

Yelena Rodriguez

PA-DIGITAL

Aún no ha iniciado la extracción de minerales en Petaquilla y Molejón ( Colón) y las voces de los conservacionistas y las comunidades afectadas replican a las autoridades que se detenga este proyecto.

Al parecer, nada puede suspenderlos, ya que desde sus inicios el ambicioso proyecto se blindó con un Contrato Ley de la República que la empresa Petaquilla Minerals firmó con el Estado en 1997.

Paradójicamente, ese mismo año, mientras se le concedió a esta empresa el derecho a “extraer, explotar, beneficiar, procesar, refinar, transportar, vender y comercializar oro, cobre y otros minerales” los jefes de Estado de Centroamérica crearon, en junio, en una reunión realizada en Panamá, el Corredor Biológico Mesoamericano (CBM).

El CBM es un importante sistema de interconexión de las áreas protegidas que va desde la selva maya en México hasta Darién y el objetivo de este proyecto era frenar la pérdida de biodiversidad en la región. Sin embargo, Panamá cedió en alquiler 13 mil 600 hectáreas de esta zona para explotar y extraer minerales durante 20 años y hasta con derecho a una prórroga por 40 años.

¿A qué precio? Minera Petaquilla, S. A. pagaría al país los primeros años en concepto de alquiler por hectárea entre 50 centésimos y B/. 1.50. Además, Panamá recibirá alrededor del 2% en regalías de los metales extraídos.

Diez años después, se sienten los estragos de posturas contradictorias y hasta ambivalentes frente a lo que es el desarrollo y la conservación de la naturaleza.

Así lo plantea la Asociación Nacional por la Conservación de la Naturaleza (ANCON), que hoy junto a otras organizaciones dará a conocer, en conferencia de prensa, su posición sobre este proyecto minero que anunció que iniciará la fase de extracción de oro a finales de diciembre o principios de enero del 2008. Con estas extracciones llegará el cianuro, químico que ha causado estragos en donde ha llegado.

Alida Spadafora, directora ejecutiva de ANCON, recalcó a que “solicitarán que se detenga cualquier actividad minera en Panamá que afecte o cause daños ecológicos”.

Agregó que luego de visitar la zona, en agosto, constató que lo que está pasando en Molejón / Petaquilla no tiene nombre y puede ser peor.

En este sentido, explicó que es grave “el gran daño ambiental que se les está produciendo a los bosques primarios mejor conservados del país”.

Es una gran herida la que se le está abriendo al Corredor Biológico Mesoamericano, dijo.

En este aspecto, hay que resaltar que hasta el Banco Mundial ha financiado varios proyectos en apoyo al concepto del Corredor Biológico Mesoamericano (CBM).

En su página web se destaca la contribución que se hizo en 1999 con el Fondo Fiduciario Holandés (FFH 1) para consolidar el CBM.

El FFH 1 consistió en una donación de $ 4.4 millones. Más tarde en el año 2000 el apoyo del Gobierno Holandés al CBM fue ampliado mediante una renovación.

Con el FFH 2 se otorgaron $ 3.4 millones más para promover la conservación, aprovechamiento y manejo de la diversidad biológica en el Corredor.

——————————————-

Voces que claman la suspensión del proyecto

La diversidad biológica peligra.

REDACCION

PA-DIGITAL

Así lo anuncian en su página web, en la cual recalcan que han sido afectadas negativamente las comunidades de La Nueva Lucha (antigua Petaquilla), San Benito, Nuevo Sinaí, Palmilla, Río Caimito, Nazareno, Coclesito, San Juan de Turbe, Tres Quebradas de Turbe, Calle Larga, Belén, Vista Alegre, San Lucas, Caño I, Caño II, Coclé del Norte y Molejones, Chiguirí Arriba, Cirí Grande, Río Indio Centro, Caño Sucio, Río Indio Lago, Coclé del Norte, Trinidad, Cirí Cabecera, Toabré, Urbano.

El comité acusa a la empresa minera de ser los autores de la devastación de selvas tropicales del Corredor Biológico Mesoamericano y de la biodiversidad panameña, única en el mundo, en violación de obligaciones nacionales e internacionales asumidas por el Estado panameño.

También reclaman por la destrucción, desviación y contaminación de suelos, ríos, riachuelos, quebradas, balnearios naturales y otras fuentes hídricas, que han ocasionado daños irreparables en los ecosistemas de la región.

Otros aspectos a resaltar, de una larga lista, son que acusan a la minera por contaminar las aguas superficiales y freáticas.

En cuanto a la flora y fauna silvestre, los moradores también denuncian que la empresa ha provocado, además, la aniquilación y desplazamiento masivo de numerosas especies de animales. Además, denunciaron que han sido amenazados por el personal de la mina.