La incidencia ambiental en Panamá

MEDIOAMBIENTE.

¿Cómo influir en políticas públicas?

Jessica Young

La sociedad panameña demanda mayor participación en la toma de decisiones que puedan afectar, beneficiar, enriquecer, empobrecer el ambiente que nos rodea. Pero cómo influir en políticas públicas y no morir en el intento. Este es el quid de la cuestión.

La incidencia ambiental implica el fortalecimiento de las personas, llámese sociedad civil, grupo de vecinos o comunitario, para que intervengan de forma oportuna en la planificación, aprobación y puesta en ejecución de políticas y programas ambientales o que de alguna forma afecten éste o alguno de sus componentes.

Las claves para la incidencia ambiental son: estar siempre bien informados y preparados para persuadir y presionar a quienes toman las decisiones en el nivel que corresponda; tener credibilidad, capacidad de negociación y de análisis; y en, definitiva, contar con un plan para ganar acceso e influir en temas importantes para el grupo o para la colectividad en general.

La incidencia ambiental puede lograr resolver problemas específicos alcanzando cambios concretos en políticas y programas públicos relacionados con el ambiente y los recursos naturales. Pero se debe aceptar que este proceso implica esfuerzos a mediano y largo plazo que exigen perseverancia.

Panamá es signataria de la Convención de Diversidad Biológica mediante la Ley 2 de 12 de enero de 1995 (G.O. 22704), que en su artículo 10 incluyó el Principio de Acceso a la Información Ambiental, la Participación del Público en la Toma de Decisiones y el Acceso a la Justicia Ambiental. “Toda persona deberá tener acceso adecuado a la información sobre el [medio] ambiente de que dispongan las autoridades públicas, incluida la información sobre los materiales y las actividades que encierran peligro en sus comunidades, así como la oportunidad de participar en los procesos de adopción de decisiones. Los Estados deberán facilitar y fomentar la sensibilización y la participación de la población poniendo la información a disposición de todos. Deberá proporcionarse acceso efectivo a los procedimientos judiciales y administrativos, entre éstos el resarcimiento de daños y los recursos pertinentes”.

Hemos avanzado desde la sociedad civil en la incidencia ambiental en Panamá y debemos continuar para ser más efectivos. La participación para influir de verdad debe darse desde las fases más tempranas de modo que permita corregir, redireccionar y fortalecer las políticas, los programas y las acciones, antes de que ocurra un daño ambiental o afectación a la población.

La participación debe darse no solo para validar decisiones o proyectos, obras, o actividades sino en el momento preciso de tomar las decisiones y de formularlos; así como en el seguimiento, a través de los mecanismos de supervisión, control y fiscalización ambiental.

La conservación del ambiente y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, de forma que no se afecten sus cualidades, ni ahora, ni en el futuro, dependen de nuestra capacidad de incidir oportunamente en la gestión ambiental. No vale enterarnos de las políticas públicas, programas, estrategias, cuando ya están aprobadas y ejecutándose.

La autora es abogada ambiental

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: