Incentivarán reservas privadas naturales

medio ambiente. anteproyecto busca crear sistema de áreas.

Incentivos a reservas privadas naturales

Está pendiente de discusión un anteproyecto de ley en la Comisión de Ambiente.

La mayoría de los propietarios son conservacionistas particulares.

LA PRENSA

PROTEGIDO. A lo largo del país, decenas de personas y asociaciones mantienen parques privados.

Mario A. Muñoz
andresm@prensa.com

Destinar terrenos privados para la conservación del medio ambiente, podría transformarse en una alternativa para obtener beneficios fiscales.

De prosperar el anteproyecto para crear un Sistema Nacional de Áreas Protegidas, que está pendiente de discusión en la Comisión de Ambiente de la Asamblea de Diputados, se crearían incentivos fiscales para quienes destinen tierras privadas para proteger sus ecosistemas.

La naturaleza brinda bienes invalorables como la polinización, la purificación del aire, el control de erosiones, el secuestro de carbono y la protección de cuencas y los hábitat.

Este concepto de conservación y valor de la tierra es entendido por decenas de personas que podrían multiplicarse. Solo la Asociación Panameña de Red de Reservas Naturales Privadas registra un total de 31 propietarios.

Las fincas y terrenos protegidos privados están ubicados en casi todas las provincias del país, como por ejemplo, la Finca Luisa en Coclé, Chorogo en Chiriquí, Río Caimito en Colón y El Membrillal en Los Santos.

La mayoría de los propietarios son conservacionistas particulares como Samuel Bern, Álvaro Jiménez, Leyson Guillén, Stanley Heckadon y Alfonso Jaén, pero también hay asociaciones sin fines de lucro.

La primera reserva natural privada son los humedales de Patiño, en Darién, que es cuidada por la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON). La reserva consiste en 30 mil 289.7 hectáreas de extensión.

Participación privada

Los interesados pueden desarrollar el ecoturismo y practicar la agricultura de subsistencia, pero lo importante es que se protejan los bosques primarios o secundarios.

La Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) señala que no solo la responsabilidad de cuidar los recursos naturales debe recaer en el Estado, sino que también debe haber una participación privada.

Una de las maneras de impulsar esa participación por parte de la sociedad civil en las labores de conservación, es a través de la conformación de reservas naturales privadas.

Para ese objetivo, ya existe el artículo 68 de la Ley 41 General de Ambiente de la República de Panamá, que establece que el Estado estimulará la creación de áreas protegidas en terrenos privados, a través de un sistema de incentivos fiscales y mecanismos de mercado, tales como créditos canjeables por reforestación con especies nativas, los derechos de desarrollo sostenible y los pagos por servicios de conservación de beneficios nacionales y globales.

estímulos

Uno de los objetivos de la Asociación Panameña de Red de Reservas Naturales Privadas, que ya tiene seis años de creación, es la adopción y el establecimiento de la legislación necesaria que otorgue beneficios e incentivos fiscales o de cualquier otro tipo, con el propósito de incentivar la creación y la ampliación de nuevas reservas privadas.

La asociación también administra los aportes económicos, técnicos y legales que realicen a título de donación instituciones locales e internacionales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: