Solicitan a ANAM no concesione áreas protegidas para hidroléctricas

Panamá, 21 de enero de 2008

OBJECIÓN A CONCESIÓN DE TIERRAS DEL BOSQUE PROTECTOR DE PALO SECO, RESERVA DE LA BIÓSFERA LA AMISTAD A LA EMPRESA HIDROECOLÓGICA DEL TERIBE PARA PROYECTOS DE CONSTRUCCIÓN, OPERACIÓN Y ADMINISTRACIÓN DE UNA CENTRAL HIDROELÉCTRICA

Dra. Ligia Castro de Doens

Administradora General

Autoridad Nacional del Ambiente

República de Panamá

C/O:

Administrador – ANAM Bocas del Toro

Director – Asesoría Legal de ANAM

Directora – Áreas Protegidas

 

CONSIDERANDO QUE

 

La Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) ha anunciado a través de un edicto el interés de concederle mil doscientas hectáreas (1200 ha) (12,000,000 m2) a la Empresa Hidroecológica del Teribe (HET) afiliada con Empresas Públicas de Medellín (EEPPMM) para el desarrollo de una represa para un complejo de generación eléctrica denominada Bonyic, y ubicada en la quebrada del mismo nombre en la subcuenca del Río Teribe, Cuenca del Río Changuinola dentro del área protegida Bosque Protector de Palo Seco.

Bosque Protector de Palo Seco y Parque Internacional La Amistad

Vista del Bosque Protector de Palo Seco y Parque Internacional La Amistad al fondo. Ambas áreas son patrimonio naturales de la humanidad reconocidos por la UNESCO Foto: Jason Gray y Linda Barrera

 

 

SOLICITAMOS LA DENEGACIÓN DE DICHO SOLICITUD DE CONCESIÓN DEBIDO A LAS CONSIDERACIONES:

 

AREA PROTEGIDA

 

  1. Porque el Bosque Protector de Palo Seco es una Reserva de la Biosfera que es parte integral de gran conjunto ecosistémico denominado Reserva de la Biosfera La Amistad Panamá, que es un área que contiene muestras representativas de biomas importantes, rasgos naturales singulares, pautas armónicas y estables de uso de la tierra. Estatus debidamente reconocido en Panamá con la Resolución JD-09-94 de 28 de julio de 1994 y es un estatus solicitado por Panamá que tiene reconocimiento internacional. Por tanto, una concesión dentro de este contexto, no tiene sentido, máxime cuando no existe justificación ni política energética que haya evaluado y definido esta opción en estas áreas prístinas de Panamá.

  1. El Bosque Protector de Palo Seco, es un área protegida oficial, debidamente constituida desde 1983, que si bien protege el agua de la cuenca media y baja del Río Changuinola y su afluente el Río Teribe, no da cabida legal a la incorporación de infraestructura con fines de generación eléctrica, precisamente en el área que serviría para mantener la calidad y flujo de las aguas para la conservación a largo plazo y que mantiene un flujo biológico desde el nivel de mar (Humedales de San San Pond Sak, Sitio Ramsar de Importancia Internacional) hasta las montañas de Talamanca donde está asentado el Sitio de Patrimonio Mundial de la Humanidad, el Parque Internacional La Amistad (PILA).

  2. Si en un área protegida prístina y rica en biodiversidad con especies claves como lo es el Bosque Protector de Palo Seco se puede construir este tipo de infraestructuras hidroeléctricas, entonces la concepción de área protegida y los objetivos estarían desvirtuados, ya que las represas, por pequeñas que sean, por defecto son una actividad de alto impacto a lo largo del tiempo y por ende son contrarias a los fines de conservación de la biodiversidad y los valores culturales y paisajísticos que contiene.

  3. Debilita el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP) dentro de la visión del Corredor Biológico Mesoamericano, ya que no garantiza la conectividad de los diferentes ecosistemas en que desarrollaría la actividad producto de la concesión solicitada.

  4. Debilita el papel de esta área protegida fronteriza, ya que la concesión para proyectos hidroeléctricos no fortalecerá las iniciativas para la consolidación del Sistema Centroamericano de Áreas Protegidas (SICAP).

  5. Provocará la disminución en el mediano y largo plazo de materiales genéticos como elementos de comunidades naturales; provocará la pérdida de especies de plantas o animales silvestres y el mantenimiento de la diversidad biológica natural.

  6. Promoverá la desnaturalización y pérdida en su estado natural ejemplos de los diversos ecosistemas terrestres y marinos paisajes naturales y formaciones geológicas esenciales y patrones naturales evolutivos afectando valores generacionales presentes y futuros.

  7. Explotará sin necesidad, ni urgencia las fuentes de aguas dentro de las áreas silvestres protegidas, iniciando con ello un ciclo de disminución de la calidad cantidad, cantidad y flujo óptimo, para conservar la riqueza biológica y el futuro hídrico no enajenado, o concesionado a entes privados lucradores.

  8. Promoverá el irrespeto a los valores de autosostenibilidad o autosuficiencia alimentaria y cultura de los indígenas Nasos, ya que el modelo de uso del recurso hídrico para fines de exportación y especulación energética por parte de una empresa privada, por su razón social lucrativa, es contrario al aprovechamiento racional, justo y equitativo de los recursos naturales renovables existentes en esta área protegida.

  9. Le arranca la soberanía de decisión al pueblo indígena Naso a decidir sin coerción política y gubernamental sobre sus territorios ancestrales que ocupan hace más de 500 años e irrespetando su derecho legítimo a establecerse su propio modelo de planeamiento y desarrollo basado en los recursos que tienen.

 

AFECTACIONES AL PAISAJE

 

  1. La creación de los embalses deteriorará la excepcional belleza del Bosque Protector de Palo Seco y del Parque Internacional La Amistad contiguo.

  2. La construcción de una o más represas en el Bosque Protector de Palo Seco deteriorá la belleza natural de dicha área protegida y sin duda afectará la biodiversidad. La cuenca de la Quebrada Bonyic y el Río Teribe por donde construirían carreteras y puentes con la consiguiente destrucción de bosques y deformación del paisaje. Destruiría la belleza natural que proviene de las características geográficas, hidrológicas y vegetales del Bosque Protector de Palo Seco a menos de un kilómetro del Parque Internacional La Amistad. Según Linda Barrera del Center for Biological Diversity (CBD) en el Bosque Protector de Palo Seco lo mismo que en Parque Internacional La Amistad se pueden apreciar espectaculares vistas que se pueden observar desde las grandes montañas en la cordillera de Talamanca, donde muestran los hermosos bosques y rugientes rápidos de los ríos Teribe, Bonyic y Changuinola. CBD indica que represas en esta zona sin dudas afectarán drásticamente estas vistas, principalmente porque los embalses interrumpirán el flujo de los ríos. La inundación arrasará con bosque muy viejo y rico en biodiversidad.

 

SITIO DE PATRIMONIO MUNDIAL DE LA HUMANIDAD y RESERVA DE LA BIÓSFERA

 

  1. Que de acuerdo a la propia Autoridad Nacional del Ambiente, la riqueza biológica y cultural que albergan las áreas protegidas en Panamá ha sido reconocida a nivel internacional en diversas categorías. Así, en el SINAP se cuenta con dos Reservas de la Biosfera, dos Sitios de Patrimonio Mundial Natural, dos Sitios de Patrimonio Mundial Cultural (fortificaciones de la costa caribeña de Panamá: Portobelo-San Lorenzo) y tres Sitios RAMSAR. El Bosque Protector de Palo Seco es un sitio de patrimonio mundial al ser parte integral de la Reserva de la Biósfera La Amistad.

  2. Sitio de Patrimonio Mundial: El Bosque Protector de Palo Seco es principal zona de amortiguamiento para salvaguardar la integridad del Parque Internacional La Amistad, Sitio de Patrimonio Mundial de la Humanidad con rasgos naturales y culturales de significación internacional, que contiene muestras de los períodos evolutivos de la tierra, procesos geológicos significativos, rasgos o comunidades naturales singulares o en peligro, con gran valor artístico, científico, cultural, social o tecnológico, o de gran antigüedad. Este valor está reconocido oficialmente en Panamá a través de la Ley General del Ambiente y la Resolución JD-09-94 de 28 de julio de 1994.

  3. La concesión proyectada para el proyecto hidroeléctrico Bonyic planteado es contrario a los fines que busca el Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB), ya que desmejora la relación global de las personas con su medio ambiente, e ignora las dimensiones ecológicas, sociales y económicas de la pérdida de la biodiversidad, así como a la reducción de dicha pérdida y el trauma social que causa.

  4. Ignora el principio que esta es una Reserva de la Biosfera transfronteriza y que el daño que se causa a un área de la Reserva repercute en todo el conjunto binacional Panamá – Costa Rica. Ignorar esto es irrespetar un sano principio de convivencia y manejo binacional justo y transparente de esta región única y los acuerdos binacionales aprobados para su conservación.

  5. Corredor Biológico: El Bosque Protector de Palo Seco es parte integral de gran Corredor Biológico del Atlántico Panameño y del Corredor Altitudinal que va desde las tierras bajas de Bocas del Toro hasta las tierras altas de la Cordillera Central de Panamá. Es un corredor clave este oeste y de altura para conservar biodiversidad a largo plazo. La concesión propuesta para proyectos hidroeléctricos es contraria a todos estos fines de conservación. Este corredor es una zona natural y en recuperación que conectan áreas protegidas con el objetivo de mantener el movimiento de especies de la vida silvestre y así conservar la diversidad biológica. El Bosque Protector de Palo Seco cumple a cabalidad este cometido de conservación debidamente reconocido dicha categoría de conservación por la Resolución JD-09-94 de 28 de julio de 1994.

  6. Es totalmente contrario a la conservación, la obtención de fondos donados y préstamos de organismos multilaterales para consolidar la función de conservación de los corredores biológicos y por otro lado el Estado panameño de manera inconsulta y sin ninguna evaluación ambiental estratégica y las debidas consultas ciudadanas decida de manera unilateral realizar trámites de concesiones en estas sensibles áreas de conservación.

  7. Una concesión para hidroeléctricas en áreas protegidas es contraria al interés nacional, privilegia y salvaguarda los intereses privados con patrimonio nacional inalienable, tanto de aguas como de bosques. Si el Estado panameño avala esta solicitud de concesión de tierras en un área inmediatamente contigua y de amortiguamiento al Sitio de Patrimonio Mundial La Amistad Panamá, estaría promoviendo la afectación del patrimonio cultural y el patrimonio natural que están cada vez más amenazados de destrucción. Con ello estaría faltando a los principios y normas del Convenio de Sitios de Patrimonio Mundial.

  8. Igualmente con la concesión propuesta para un proyecto hidroeléctrico Panamá estaría violando el artículo 6, acápite 3 en lo relativo a que estaría incumpliendo el compromiso de que “cada uno de los Estados Partes en la presente Convención de Patrimonio Mundial Natural donde se obliga a no tomar deliberadamente ninguna medida que pueda causar daño, directa o indirectamente, al patrimonio cultural y natural de que tratan los artículos 1 y 2 situado en el territorio de otros Estados Partes en esta Convención.”. Con la concesión también se estaría violando el derecho del Estado Costarricense y del resto de los estados miembros a dar opinión de un tema que es de competencia binacional, ya que las convenciones, recomendaciones y resoluciones internacionales existentes en favor de los bienes culturales y naturales, demuestran la importancia que tiene para todos los pueblos del mundo, la conservación de esos bienes únicos e irremplazables de cualquiera que sea el país a que pertenezcan. El Parque Internacional La Amistad como sitio de Patrimonio Mundial sería afectado por impactos indirectos y por impactos sinérgicos producto de un proyecto hidroeléctrico de alto impacto, especial su biodiversidad acuática y terrestre y su riqueza paisajística.

  9. Que la concesión solicitada provocará sin lugar a dudas y así lo refleja el Estudio de Impacto Ambiental que se ha realizado, daños ambientales y sociales significativos que provocará por ende el deterioro o la desaparición de un bien del patrimonio cultural y natural lo cual constituye un empobrecimiento nefasto del patrimonio de todos los pueblos del mundo y no sólo de Panamá.

  10. Que la concesión solicitada dentro del Bosque Protector de Palo Seco es un atentado contra los valores de sitio de patrimonio natural mundial, ya que:

  11. Una represa y todo lo implica en cuanto a carreteras, puentes, movilización de equipos, movilización de personas, excavaciones, lagos, casas de máquinas, tendidos eléctricos atentan directamente por su cercanía al Parque Internacional La Amistad, lo cual implica afectación de las formaciones físicas y biológicas o por grupos de esas formaciones que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista estético o científico,

  12. conducirá a la destrucción o afectación de las formaciones geológicas y fisiográficas y las zonas estrictamente delimitadas que constituyan el habitat de especies, animal y vegetal, amenazadas, que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista estético o científico,

  13. Los impactos indirectos y sinérgicos de un proyecto hidroeléctrico afectará los lugares naturales o las zonas naturales estrictamente delimitadas, que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista de la ciencia, de la conservación o de la belleza natural.

 

ENFOQUE ECOSISTÉMICO

 

  1. Que esta concesión solicitada para hidroeléctrica es contrario al principio de conservación basado en el Enfoque Ecosistémico (por ecosistemas) que es una estrategia para la gestión integrada de tierras, extensiones de agua y recursos vivos, mediante la que se promueve la conservación y utilización sostenible de modo equitativo (Convenio de Diversidad Biológica, CDB, 1999), ya que el proyecto a desarrollarse sin dudas provocaría que la unidad funcional ecosistémica sea trastocada de manera significativa.

  2. La concesión solicitada en esta área protegida desestima las dimensiones sociales y ambientales y solo dimensiona el beneficio económico del solicitante. No es cierto que el país tiene ninguna crisis energética, mucho menos cuando existe la posibilidad de consolidar decenas de proyectos energéticos fuera de áreas protegidas e incluyendo decenas de proyectos de energía eólica y solar e incluso proyectos de generación termoeléctrica y autogeneración y las líneas regionales de transmisión eléctrica, a los cuales el Estado Panameño sigue dándoles todas las licencias deseadas para que sean desarrolladas. Esto solo indica que no existe una política energética de Panamá y simplemente estamos supeditados a lo que establece un consejo político de personas, que muchos de ellos tienen conflictos de intereses relacionados a la promoción de proyectos de construcción de hidroeléctricas y otros tipos de infraestructuras civiles.

  3. Esta concesión desestima como parte esencial el hombre en su interacción con la naturaleza y el hombre en su propio desarrollo; de ahí su poco valor, a los efectos ignorar la dimensión social y ambiental, que son elementos claves a considerar en un verdadero modelo de desarrollo sostenible.

  4. Esta concesión también viola absolutamente el principio de manejo ecosistémico desde la perspectiva del recurso hídrico, debido que de manera unilateral el gobierno central de manera irresponsable, sin una política hídrica debidamente escrita, discutida, analizada y evaluada ambientalmente como lo ordena la Ley General de Ambiente, pretende seguir concesionando cuanto recurso hídrico le sea solicitado, al margen de un sano principio precautorio que debe imperar en las políticas públicas que inciden en la dimensión ambiental y social. ¿Cómo es posible que ya se haya concesionado el recurso hídrico al margen de que estaba en un área protegida?

 

ECOSISTEMICO HIDRICO

 

  1. La concesión planteada está al margen de un manejo integral de los recursos hídricos y los ecosistemas acuáticos que sostienen la biodiversidad del área protegida, Bosque Protector Palo Seco y los efectos acarreados al Parque Internacional La Amistad.

  2. La concesión en esta cuenca hidrográfica evidentemente que afectará a la cuenca del Río Teribe y por ende a la cuenca del Rio Changuinola y los Humedales de Importancia Internacional San San Pond Sak, localizados en la desembocadura del Río Changuinola. El proyecto producirá procesos de fragmentación y alteración de caudales. Las represas son consideradas las mayores causantes de la degradación de los humedales y promotoras del avance de la frontera agrícola en áreas selváticas.

  3. Esta concesión para hidroeléctricas empaña la transparencia en la información relativa a la gestión del agua y le quita la representación de los interesados directos que están marginados como son los Nasos y grupos ambientalistas en la gestión de los recursos hídricos.

 

AFECTACIÓN A PUEBLOS INDÍGENAS

 

  1. Esta concesión en el Bosque Protector de Palo Seco, previo a la legalización de las tierras indígenas de los Naso Teribe que son parte del mismo sector oeste de dicha área protegida, el Estado desconoce los derechos históricos de la Nación Naso Teribe. Se desconoce por lo tanto que los Naso constituyen un pueblo que estaba en la misma zona desde antes de la conquista y se ha mantenido en la misma hasta el presente. Sus luchas históricas deben ser consideradas de la misma manera en que el resto de la población panameña hizo demandas para su independencia y recuperar el Canal de Panamá. De hecho tienen más derechos que cualquier otra generación de panameños por la tierra que ocupan. Limitar o pretender que el Estado es el único que puede tomar esa decisión por ellos de dar concesiones es un error histórico como un ejemplo de etnocidio. (Citado de Francisco Herrera, Antropólogo Panameño). Por tanto, bajo el principio de estricto derecho la concesión es una concesión lesiva a los intereses colectivos de los Nasos y de todo el pueblo panameño.

  2. Esta concesión se pretende hacer previo al reconocimiento oficial o creación por ley de la Comarca Naso Tjer Di, que el gobierno actual presidido por Martín Torrijos y el partido mayoritario el Partido Revolucionario Democrático, no ha dejado que este proyecto se concrete y en su defecto ahora le proponen otro modelo de tenencia denominada tierras colectivas, que deslegitima el principio de soberanía indígena y el manejo de sus tierras.

  3. Desmojarará la calidad de vida de los Nasos Teribes, de hecho ya ha provocado en estos dos últimos años un conflicto social y un caos político y aparición de grupos con intereses encontrados que se enfrentan entre si, estimulando el desasosiego social por el temor a la pérdida de sus tierras ancestrales de unos y la oportunidad de empleos de otros, especialmente de los que están muy cerca de perder su identidad cultural.

  4. Esta concesión no elevará las condiciones sociales, económicas y culturales del pueblo Naso y mucho menos para el resto de los panameños, necesarias para un medio ambiente sostenible y con ello se estaría actuando contrario a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), en particular el Objetivo 7 sobre sostenibilidad del medio ambiente.

  5. De darse esta concesión y ejecutarse este proyecto se estaría avalando todo el proceso inconsulto de hacerlo a la fuerza en áreas protegidas y dentro de un legítimo territorio indígena de inmenso valor, esto lo que implica que ante una decisión tomada no existe la posibilidad de una toma de decisiones participativa directa de las poblaciones afectadas.

  6. Desmejora la cobertura y funcionamiento de la Red Mundial de Reservas
    de Biosfera (RMRB), ya que los fines propuestos en la concesión son contrarios a la conservación y no son necesarios, ni imprescindibles para Panamá. Por tanto es antiético e ilegal de acuerdo a los convenios internacionales de respeto a los pueblos indígenas intentar concesionar un área con pueblos indígena sin su consentimiento libre e informado, sin coerción, ni presiones políticas, como en efecto ha ocurrido hasta el momento.

  7. Debilita significativamente los vínculos entre la diversidad cultural y la diversidad biológica.

  8. Disminuye la conciencia sobre el papel de los sitios sagrados, los paisajes culturales y el patrimonio intangible en la gestión de ecosistemas y el uso sostenible de la biodiversidad.

  9. Promueve, auspicia el conflicto que de hecho ya existe desde que el proyecto fue planteado a los Nasos hace varios años. Ha provocado desestabilización, cambio de autoridades tradicionales, disputas serias y profundas entre bandos que defienden sus tierras y bandos que han sido coercionados y manipulados por las empresas promotoras de semejante proyecto en el área. Este conflicto ha generado que la policía nacional fuertemente armada haya incursionado en varias ocasiones al territorio de los Nasos Tjer Di para imponer el orden y sosiego (Ver publicación El Tigre de la Turbina de Jason Jaques Paiement 1). Incluso han detenido de manera ilegal a varios dirigentes nasos que defienden sus tierras. Las denuncias penales por tales abusos han sido interpuestas sin éxito. Por tanto, se puede decir sin dudas que el proyecto produce mucho daño ambiental y sobre todo ha causado y sigue causando enorme daño socio político a una de las culturas indígenas más antiguas de Panamá en este momento, los Nasos Teribes.

  10. Este proyecto obedece un supremo fin privado, mientras que el área protegida es un supremo bien nacional que salvaguarda valores y recursos naturales tangibles e intangibles incalculables y además salvaguarda patrimonio mundial.

 

LEY GENERAL DE AMBIENTE

 

  1. Esta concesión se estaría realizando al margen de un Plan de Concesión de Servicios y de Administración de áreas protegidas que ordena el artículo 70 de la Ley General de Ambiente.

  2. No cumple con el requisito de contar con el aval de las autoridades indígenas, contemplado en el numeral 5 del Artículo 10 de la Resolución AG-0366-2005, previo al llamado por edicto al resto de la ciudadanía sobre esta concesión.

  3. No se puede proceder a otorgar una concesión administrativa para la construcción de una hidroeléctrica hasta que se haya realizado una evaluación adecuada de los impactos de la represa sobre la fauna acuática del Bosque Protector Palo Seco, el Sitio Ramsar de Importancia Internacional de San San – Pond Sak y el Parque Internacional La Amistad (PILA), ya que se estaría incumpliendo con el Artículo 66 de la Ley General de Ambiente, y con compromisos internacionales que tiene Panamá para la protección de áreas protegidas de valor universal hoy amenazados por una miríada de proyectos hidroeléctricos en áreas protegidas. De hecho en este momento la UNESCO evalúa si las concesiones y permisos para realizar represas en la cuenca del Río Changuinola desvirtúan o afectan la biodiversidad del Sitio de Patrimonio Mundial y por ende su estatus jurídico internacional actualmente reconocido. Una concesión más indicaría que Panamá como país tiene áreas protegidas en papel.

  4. Ninguna de las empresas solicitantes de concesión cumplen el requisito de ser empresas que han manejado y administrado para conservación un área protegida, que es el único tipo de conservación válida en áreas protegidas. En ninguna ley o norma existe la figura de concesión para la construcción de una represa. De allí que no sólo sería ilegal otorgarle concesión a HET sino que también son ilegales las concesiones para construcción de hidroeléctricas dadas a AES Changuinola, subsidiaria de AES Corporation para el desarrollo de tres hidroeléctricas en el cauce principal de Río Changuinola.

Agradecemos la recepción y evaluación de esta misiva que tiene como fin proteger los intereses difusos, especialmente cuando afectan áreas protegidas de Panamá y pueblos indígenas.

 

Atentamente,

 

Prof. Ariel R. Rodríguez Vargas, M. Sc.

Presidente encargado

Alianza para la Conservación y el Desarrollo

Edif. 78, Ofic. No. 2

Final de Vía Argentina, Ciudad de Panamá

Casilla Postal 0843-01448

Panamá, República de Panamá

 

CC: Secretaría Red de Reservas de la Biósfera – UNESCO

CC: UNESCO, Oficina de Sitio de Patrimonio Mundial de la Humanidad

CC: Comité Consultivo sobre Reservas de Biosfera

CC: Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo

CC: Cancillería de Costa Rica

CC: Cancillería de Panamá

CC: Embajada de Costa Rica en Panamá

CC: Presidente de Banco Mundial

CC: Encargado en Panamá del Banco Mundial

CC: Banco Integración Centroamericano

CC: Asuntos Ambientales, Banco Interamericano de Desarrollo

CC: Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo

CC: Comité Ramsar de Humedales de Importancia Internacional

CC: Organizaciones Ambientales Nacionales e Internacionales

CC: Medios de comunicación

 

REFERENCIAS:

Arellano, D. 2008. El enfoque ecosistémico para el desarrollo sostenible mediante la promoción de sinergias en la escala nacional. Agencia del Medio Ambiente, Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Cuba. (En línea).

Asociación Conservación de la Naturaleza Guía de acciones para la conservación Sitio Binacional La Amistad, Costa Rica – Panamá. – 1 ed.— San José, C.R. : Asociación Conservación de la Naturaleza, 2005. 38 p. : 22 X 28 cms. ISBN: 9968-9557-3-6. En internet:

Convenio de Diversidad Biológica ( 2004). Decisión V/6, COP 5. Enfoques por ecosistemas (Documento de Internet, actualizado Febrero 2004). http://biota.wordpress.com/2007/12/30/sitio-de-conservacion-binacional-la-amistad-costa-rica-panama/

Paiement, Jason. 2007. El tigre en la Turbina. Revista Desacatos No. 25. septiembre – diciembre. En línea: URL: http://www.ciesas.edu.mx/Desacatos/Ini.html. 20 enero de 2008

UNESCO, 1996. Reservas de la Biosfera: La Estrategia de Sevilla y el Marco Estatutario de la Red Mundial. UNESCO, Paris.

UNESCO. 2008. (En línea). Lista de Reservas de la Biósfera. (http://www.unesco.org.uy/mab/reser.html). 20 de enero de 2008.

Anuncios

El futuro sustentable de Panamá está en el turismo

Recientemente, Costa Rica fue mencionada en un estudio -que llevaron a cabo las universidades de Yale y Columbia- como el quinto país del mundo y el primero del continente americano que más respeta su medio ambiente.

No es una cuestión de suerte ese honroso lugar, pues tiene que ver con voluntad política y disciplina, cosa que ya deberíamos haber aprendido. Panamá es un país con clara vocación turística y ecológica, y poseemos razones para tenerla: nuestra idiosincrasia, nuestro Canal, nuestra biodiversidad. Pero las autoridades, miopes o ciegas, van por ahí firmando cuanto disparate le pongan en frente para satisfacer la voracidad de algunos que creen que este país fue hecho para su beneficio personal.

Parecen creer que nuestros bosques deben convertirse en lechos de cemento y acero. Quizá convendría recordarle a nuestros gobernantes que el turismo –incluyendo el ecológico- generó 2 mil millones de dólares a Costa Rica en 2007, y eso es más de 230 millones que el presupuesto del Canal de Panamá el año pasado. ¿Hacen falta más explicaciones?

La Prensa, 27 de enero de 2008

——————–

Burica Press felicita al medio colega La Prensa, que da luz donde reina oscuridad, ignorancia y codicia estúpida*. En buena hora este editorial.

Alto a la destrucción de la naturaleza, el acaparamiento de costas e islas con fines egoístas y no pensando en función del país y sus objetivos de ecoturismo y conservación de los recursos naturales y paisajes.

Respetemos las hermosas áreas protegidas de Panamá y su enorme valor como atractivo turístico de alta calidad.

Burica Press

Playa Wizard, Isla Bastimentos, Provincia de Bocas del Toro, Panamá

Foto: BD Panamá. Playa Wizard en Isla Bastimentos desde la ventana de un avión. Increíblemente más de 20 hoteles están a menos de 15 minutos de los embarcaderos para visitar esta playa, sin embargo todo este sector se está intentando vender como lotes para crear hoteles y viviendas para gente de altos ingresos económicos y privatizando de facto el ingreso y acceso a estos tesoros naturales a los que no tengan propiedades en esta zona, negando con ello, el usufructo a largo plazo de un turismo responsable que se puede mantener por sécula en el área.

* Palabra que deriva de la palabra estupidez: f. Torpeza y lentitud notable en comprender las cosas.

Brasil intenta detener la deforestación en la Amazonía

Brasil: medidas contra la deforestación

Redacción BBC Mundo


Luiz Inácio Lula da Silva

El año pasado el presidente elogió los logros contra la deforestación.

El gobierno de Brasil decidió aplicar medidas de emergencia para combatir el incremento sin precedente de la tasa de deforestación de la Amazonía.

Las acciones anunciadas a la salida de un gabinete ministerial presidido por el mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, incluyen el envío de un mayor número de policías federales y de agentes ambientales para impedir que los agricultores y los ganaderos continúen practicando la tala ilegal en la selva.

El ministro de Justicia de Brasil, Tarso Genro, señaló que el número de policías desplegados en el área aumentará en 25% y también se impondrán sanciones económicas a las empresas o individuos que traten de producir en terrenos deforestados.

La decisión se produce un día después de que Brasil anunciara que la tasa de deforestación había aumentado rápidamente en los últimos cinco meses de 2007, cuando se perdieron 3.235 kilómetros cuadrados de selva.

Celebraciones pasadas

El preocupante incremento fue atribuido a una mayor demanda de maíz, soya y carne vacuna.

Deforestación en Brasil

Grupos ambientalistas advirtieron sobre la situación en la Amazonía

Según el corresponsal de la BBC en Brasil, Gary Duffy, durante los últimos tres años Brasil había celebrado la reducción en cerca de 60% de la deforestación de la Amazonía, así que el aumento registrado en los últimos meses es sin lugar a dudas un revés.

En los últimos cinco meses de 2007, al menos 3.200 kilómetros cuadrados de terreno fueron deforestados, cifra que según el gobierno, es cuatro veces superior a la de 2004.

Esta estimación tiene como referencia inicial un sistema que provee imágenes satelitales. Se teme que la cifra final sea mayor, indicó Duffy.

La tasa mensual de deforestación pasó de 243 kilómetros cuadrados en agosto de 2007 a 948 en diciembre.

El estado de Mato Grosso fue el más afectado. Allí se registró más de la mitad del total del área deforestada, unos 1.786 kilómetros cuadrados.

Duffy agregó que mientras el presidente Lula ha elogiado en repetidas oportunidades la caída en la tasa de deforestación en la Amazonía durante los últimos tres años, grupos ambientalistas habían advertido que las condiciones del mercado estaban detrás de tal disminución.

Los ambientalistas habían señalado que existía la posibilidad de que esa tendencia pudiera revertirse.

Ahora parece que los temores estaban justificados y no cabe duda que este año las autoridades enfrentan un gran desafío para hacer frente a la deforestación de la Amazonía.

Objeciones legales a concesión adicional en Bosque Protector de Palo Seco

OBJECIÓN A CONCESIÓN DE ADMINISTRACIÓN Y MANEJO DEL BOSQUE PROTECTOR DE PALO SECO, RESERVA DE LA BIÓSFERA A LA EMPRESA HIDROECOLÓGICA DEL TERIBE PARA PROYECTOS DE CONSTRUCCIÓN, OPERACIÓN Y ADMINISTRACIÓN DE UNA CENTRAL HIDROELÉCTRICA

Dra. Ligia Castro de Doens
Administradora General
Autoridad Nacional del Ambiente
República de Panamá

CONSIDERANDO

Que la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) ha anunciado a través de un edicto el interés de concederle mil doscientas hectáreas (1200 ha) (12,000,000 m2) a la Empresa Hidroecológica del Teribe (HET), afiliada con Empresas Públicas de Medellín (EEPPMM) para el desarrollo de una represa para un complejo de generación eléctrica denominada Bonyic, y ubicada en la quebrada del mismo nombre en la subcuenca del Río Teribe, Cuenca del Río Changuinola.

SOLICITAMOS LA DENEGACIÓN DE DICHA SOLICITUD DE CONCESIÓN DEBIDO A LAS CONSIDERACIONES SIGUIENTES:

PRIMERO: Que el Parque Internacional la Amistad (PILA), es una de las regiones con mayor endemismo y biodiversidad del Planeta, reconocido a nivel internacional como área núcleo de la Reserva de la Biosfera La Amistad, es parte del Corredor Biológico Mesoamericano y Patrimonio de la Humanidad por UNESCO.

Comarca Naso Teribe, Bosque Protector de Palo Seco, al Fondo el PILA

Río Teribe, tributario del Río Changuinola. Bosque Protector de Palo Seco. Comarca Naso Teribe, Provincia de Bocas del Toro. Foto: S. Atencio (Cortesía de ACD)

SEGUNDO: Que las áreas protegidas son la piedra angular de la conservación in situ de la diversidad biológica. Su importancia, que abarca la conservación de la biodiversidad, el almacenamiento de material genético, el suministro de servicios esenciales de los ecosistemas a favor del bienestar humano y la contribución al desarrollo sostenible, ha sido reconocida en distintos ámbitos, desde los organismos internacionales y gobiernos nacionales hasta las agrupaciones locales y las comunidades.

TERCERO: Que el Corredor Biológico Mesoamericano (CBM), del cual el Parque Internacional La Amistad (PILA) es un eslabón de importancia, “constituye un concepto de desarrollo, que parte de un sistema territorial, y un concepto de ordenamiento, que incluye las áreas naturales protegidas entre el sur de México y la península del Darién en Panamá en donde se alberga una enorme diversidad biológica y cultural. El concepto del CBM integra conservación y uso sostenible de la biodiversidad, manteniendo o restableciendo la función de conectividad de los ecosistemas”.

CUARTO: Que actualmente esta frágil zona de inmensa riqueza biológica, sufre la embestida de proyectos hidroeléctricos e infraestructuras en territorios Naso y Ngobe ubicados en el Bosque Protector Palo Seco, quienes son poseedores de culturas muy complejas, en violación a los más elementales principios de respeto a la vida, la equidad y la libre determinación de los pueblos. De allí que es urgente adoptar medidas que mejoren la cobertura, representatividad y gestión de las áreas protegidas a escala nacional, regional y global.

QUINTO: Que el proceso progresivo de cambios en el uso de la tierra, acompañado de la fragmentación de los hábitat y paisajes, el aislamiento de poblaciones vegetales y animales, la extinción de especies, y la amenaza de hacer desaparecer una de las muestras de biodiversidad más ricas del Planeta, son factores que reducen la posibilidad de alcanzar un desarrollo humano sostenible.

SEXTO: Que los Teribe, Naso o Tjer-di son un grupo indígena localizado al noroeste de Panamá, específicamente al oeste de la provincia de Bocas del Toro, en un área de 1,300 km². Este territorio abarca gran parte de la cuenca del Teribe y del río San San. Existen alrededor de 3,500 habitantes.

Rey Naso Valentin Santana, la tierra no debe ser vendida ni regalada

“La tierra de nuestra gente no puede ser vendida, ni regalada”: Rey Naso Valentín Santana. Foto: Holly Pickett y Benjamin Shors. Publicado como multimedia en el Miami Herald bajo título Mother River.

SÉPTIMO: Que actualmente existe una enorme presión tanto en esta área protegida por diferentes proyectos hidroeléctricos que tienen serias implicaciones en lo ambiental, cultural y social, especialmente en comunidades indígenas altamente vulnerables, como los Naso y Ngobes.

OCTAVO: Que la creciente invasión de proyectos de represas que vienen imponiendo las grandes transnacionales y organismos multilaterales en alianza con los gobiernos de la Región Mesoamericana atentan contra la sobrevivencia e idiosincrasia de nuestros pueblos ante la expulsión indiscriminada de sus territorios.

NOVENO: Que los Teribe, Naso o Tjer-di viven ancestralmente en estos territorios y áreas protegidas, ahora son blanco de persecución y hostigamiento institucional, para favorecer intereses lucrativos y particulares y por ello se oponen a la construcción del proyecto hidroeléctrico de Bonyic, en defensa del ambiente y su territorio.

DÉCIMO: Que la proliferación de los proyectos hidroeléctricos no obedece a las necesidades energéticas de los pueblos, sino que responde a la necesidad de crear infraestructura para desarrollar un modelo económico que prioriza la rentabilidad económica sobre la conservación ambiental.

UNDÉCIMO: Que la Red Internacional de Ríos, con sede en los Estados Unidos, plantea que los impactos sociales y ambientales de la construcción de represas son cuantiosos, pues según el Informe de la Comisión Mundial de Represas, en el mundo han sido desplazadas unas 80 millones de personas y destruido numerosos hábitats naturales.

DUODÉCIMO: Que “los beneficios en la generación y utilización de energía son especialmente para las grandes corporaciones que la necesitan en grandes cantidades, para la banca internacional que financia los proyectos y para las compañías consultoras y constructoras de las represas; pero los costos medioambientales y sociales sólo son para los pobladores que son desplazados de sus tierras y que sufren los efectos medioambientales”.

DÉCIMO TERCERO: Que la Constitución Política de la República de Panamá de 1972, establece en el artículo 114 lo siguiente:
ARTÍCULO 114. Es deber fundamental del Estado garantizar que la población viva en un ambiente sano y libre de contaminación, en donde el aire, el agua y los alimentos satisfagan los requerimientos del desarrollo adecuado de la vida humana…”.
Por tanto, el Estado tiene la obligación de garantizar un ambiente sano y libre de contaminación para beneficio de la población.

DÉCIMO CUARTO: Que la Constitución Política de la República de Panamá de 1972, con relación al tema de las concesiones, se inspira en principios que atienden al interés público y el bienestar social:
Artículo 259. Las concesiones para la explotación del suelo, del subsuelo, de los bosques y para la utilización de agua, de medios de comunicación o transporte y de otras empresas de servicio público, se inspirarán en el bienestar social y el interés público.
La norma constitucional en cita se enfoca en el desarrollo humano y la importancia que ello comporta en la calidad de vida de las comunidades, en la promoción de actividades, en este caso, las concesiones deben orientarse en un sano principio de equilibrio entre las metas sociales y económicas de la nación, y que no sólo se basen en argumentos estrictamente económicos, generando injusticias sociales.

DÉCIMO QUINTO: Que la Ley General del Ambiente, en el Capítulo II del Título I, artículo 2 de las definiciones básicas, define Concesión de Administración en los siguientes términos:

Concesión de Administración: Contrato mediante el cual se otorga a un municipio, gobierno provincial, patronato, fundación o empresa privada, la faculta de realizar actividades de manejo, conservación, protección y desarrollo de un área protegida, en forma autónoma.

De acuerdo al concepto citado, se entiende que las concesiones administrativas tienen el objetivo primordial de coadyuvar en las tareas de conservación ambiental para consolidar de esta forma, el manejo del área protegida con actividades que sean congruentes con los fines de protección y desarrollo sostenible de la zona, en donde la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), desempeña un papel importante como autoridad rectora en materia ambiental.

DÉCIMO SEXTO: Que adjudicar una concesión de administración para la construcción de un Proyecto Hidroeléctrico en el Bosque Protector Palo Seco (Bonyic), se estaría avalando una actividad incompatible con los fines de conservación ambiental, por su alto impacto ambiental y la construcción de infraestructura que las obras conllevan. Además, se atentaría contra el modo de vida, cultura, costumbres, patrones de subsistencia y el desarrollo social de la población Naso que allí habita.

DÉCIMO SÉPTIMO: Que el espíritu de la Ley General de Ambiente y la Política Ambiental en este país es el de brindarle una protección especial a las áreas protegidas a través de un enfoque holístico que atienda a una verdadera visión de desarrollo para la comunidad, que proteja los corredores de conservación, las cuencas hidrográficas, la promoción de prácticas para la mejor utilización de la tierra y la educación ambiental que fortalezca los valores y las prácticas culturales de los pueblos.

DÉCIMO OCTAVO: Que Panamá ha ratificado el Convenio sobre Diversidad Biológica, el cual tiene como objetivo la conservación de la biodiversidad, el uso sostenible de los recursos naturales y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven del uso de los recursos naturales. El artículo 8j del Convenio establece también que los Estados, con arreglo a su legislación, respetarán, preservarán y mantendrán, los conocimientos, las innovaciones y las prácticas de los pueblos indígenas en materia de uso de los recursos naturales que se encuentran en sus territorios. Esto significa que los Estados deben respetar el principio de la espiritualidad y de lo sagrado, que practican los pueblos indígenas en materia del uso de los recursos naturales que les rodean.

DÉCIMO NOVENO: Que la Ley General de Ambiente en el artículo 99 señala que:

Artículo 99. Los estudios de exploración, explotación y aprovechamiento de los recursos naturales que se autoricen en tierras ocupadas por comarcas o pueblos indígenas, no deben causar detrimento a su integridad cultural, social, económica y valores espirituales.

Por lo tanto, otorgar una concesión administrativa en esta zona de rica biodiversidad y de gran valor cultural y étnico para construir esta represa, sería un craso error que fomentaría la promoción de una política de desarrollo descontrolado y de gran impacto, lo cual atenta contra la fragilidad ecosistémica que caracteriza a esa zona y atenta contra la integridad cultura, social, económica y los valores espirituales del pueblo Naso.

VIGÉSIMO: Que existe el Principio de Precaución o Indubio Pro Natura que debe tenerse presente y el cual establece que: “Cuando hay amenaza de un daño serio o irreversible, la incertidumbre científica no puede utilizarse para posponer medidas efectivas de prevención de la degradación ambiental”. Por esto, los elementos mencionados deben tenerse en cuenta, no porque produzcan resultados exactos del valor de medio ambiente, sino porque aportan criterios para la evaluación cualitativa, que finalmente habrá que realizar para avanzar hacia la integración de las consideraciones ambientales en la toma de decisiones.

VIGÉSIMO PRIMERO: Que el rol del Estado debe orientarse a incrementar el apoyo de la sociedad civil a la conservación de la herencia natural y cultural contenida en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, siempre que prime el interés de conservación sobre cualquier otro, evitando los conflictos sociales y fortaleciendo la participación comunitaria plena en los asuntos de su interés.

Comarca Naso Teribe, Bosque Protector de Palo Seco, al Fondo el PILA

Río Teribe. Comarca Naso Teribe. Los nasos han convivido en esta área por más de 500 años y aún está en excelente estado de conservación toda la biodiversidad del Bosque Protector de Palo Seco y el Parque Internacional La Amistad (al fondo). Foto: S. Atencio (Cortesía de ACD).

VIGÉSIMO SEGUNDO: Que la magnitud y el impacto de las operaciones que allí se realizarían no son consecuentes con los principios de biología de la conservación y el régimen legal vigente, al favorecer un interés particular privado, frente al supremo principio del interés colectivo, pues se desvirtúa la naturaleza jurídica de la figura de la concesión, en contra de lo que establecen la Constitución y las leyes de la República.

VIGÉSIMO TERCERO: Que los parámetros adoptados por las metodologías para evaluar los impactos ambientales, EIA, prescriben que las intervenciones humanas en los sistemas naturales deben guiarse por el conocimiento de los límites de resiliencia. El concepto de resiliencia es estrictamente ecológico y se refiere a la facultad que tienen los sistemas naturales para asimilar tanto las intervenciones externas como los cambios en sus procesos internos, sin perder su identidad. Cada sistema natural tiene sus propias fronteras de resiliencia más allá de las cuales cualquier intervención humana puede inducir no solamente la recesión del sistema, sino el colapso.

CONSIDERACIONES DE IMPORTANCIA:

En virtud de todas las consideraciones científicas y legales expuestas, teniendo presente que para mitigar la extinción de las especies silvestres y reducir la pérdida de biodiversidad se requiere prevenir y reducir la fragmentación excesiva de esta importante área protegida, consideramos que el proyecto hidroeléctrico Bonyic, no es factible por ser contrario a las leyes vigentes que rigen la materia, por sus graves e irreversibles impactos tanto al ambiente como a la forma de vida de estas comunidades indígenas Naso que debe ser respetada.

Proteger la diversidad biológica, es una compleja tarea que implica no sólo la conservación de estos hábitats, sino también asegurar un nivel suficiente de interconexión. Este proceso implica también el respeto a la integridad étnica y cultural del pueblo Naso, así como el fortalecimiento y la plena participación ciudadana.

SOLICITUDES ESPECIALES:

Exigimos a la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), buscar formas alternativas a la generación de energía eléctrica, impulsar verdaderos programas de ahorro de energía y de mejoramiento de las represas existentes y no permitir la construcción de proyectos hidroeléctricos en áreas protegidas, por ser contrario a los fines de conservación y mejoramiento ambiental para los cuales fueron creadas.

Exigimos al Gobierno y a las Corporaciones involucradas que respeten los derechos de los pueblos indígenas, particularmente al pueblo Naso, que ha manifestado de manera pública y firme su rechazo a este proyecto hidroeléctrico Bonyic, mediante protestas pacíficas, mientras que autoridades locales de la Provincia de Bocas del Toro y empresarios, con el uso de represión policial y abuso de poder, violan sus Derechos Humanos persiguiéndolos, acosándolos y encarcelándolos ilegalmente para “sanear” el área, anteponiendo el interés particular sobre el interés colectivo.

En vista del enorme riesgo, el daño ambiental y a las poblaciones indígenas que allí habitan, invocamos el respeto al Principio Indubio Pro Natura y con base en los argumentos científicos y de derecho expuestos, solicitamos de la manera más firme y enérgica que la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), cumpla su rol como la entidad autónoma rectora del Estado en materia de recursos naturales y del ambiente, y no adjudique esta Concesión de Administración y Manejo del Bosque Protector de Palo Seco, Reserva de la Biósfera a la Empresa Hidroecológica del Teribe para proyectos de construcción, operación y administración de una Central Hidroeléctrica (Bonyic), toda vez prioriza la rentabilidad económica sobre la conservación ambiental en áreas protegidas y atenta contra la cultura, modo de vida, costumbres y autodeterminación del pueblo Naso decidido a defender su tierra y su agua.

FUNDAMENTO DE DERECHO:

Artículo 259 de la Constitución Política de la República de Panamá de 1972.
Artículos 2 y 99 de la Ley 41 de 1998.
Convenio de Diversidad Biológica.

Panamá a la fecha de presentación.

Atentamente,

Licda. Susana A. Serracín Lezcano
Abogada ambientalista
Tel. (507) 66212122

CC:

Administrador — ANAM Bocas del Toro
Director– Asesoría Legal de ANAM
Director—Áreas Prot
egidas