¿Energía eólica en Panamá?

Panamá producirá energía eólica por primera vez a partir de 2009

El estudio de impacto ambiental ya fue presentado a la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), que inspeccionó el parque de Toabré y próximamente lo hará con el de La Mendoza. Foto/Archivo
Panamá, (EFE).- Panamá producirá energía eólica a “costo cero” para el país a partir de 2009 y con capacidad de exportar, según reveló hoy a Efe la dirección de la empresa española que invertirá más de mil millones de dólares en el proyecto.La empresa Enrilews, filial de la española Fersa Energías Renovables, S.A., empezará a operar dos parques eólicos que generarán 400 megavatios entre ambos como muy tarde en dos años, según reveló su presidente, José Luis Iglesias.La empresa, dijo, tiene ya ocho autorizaciones provisionales para la generación de un total de 3.400 megavatios y ya se trabaja en dos parques eólicos, con un inversión de 1.050 millones de dólares.

Uno de los parques estará ubicado en el sector de La Mendoza en el Distrito de Chorrera, a 30 kilómetros de la capital, y otro en Toabré, provincia de Coclé, a 149 kilómetros, ambos en el oeste del país.

Los dos parques cuentan con una autorización provisional de producción de 400 megavatios, aunque el desarrollo se inicia en 2009 con 250 megavatios en La Mendoza y 150 en Toabré.

Según Iglesias, la empresa se adaptará así a las características de las líneas de enganche de la Empresa de Transmisión Eléctrica S.A. (ETESA), de Panamá.

El empresario explicó que lo que está “muy adelantado” es la medición de los vientos de la zona porque hace tres meses están funcionando dos torres de 100 metros de altura cada una, con cuatro medidores de velocidad de viento y un medidor tropical.

Entre las dos torres habrán unos 200 molinos, con un equivalente de casi un molino por hectárea sin ningún efecto en el medio ambiente “porque (cada uno) será como un árbol más”, indicó.

Al cabo de ocho meses aproximadamente, estas mediciones darán el viento real de la zona y el tipo de máquina que le corresponde, información que no se había registrado antes en el país.

El estudio de impacto ambiental ya fue presentado a la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), que inspeccionó el parque de Toabré y próximamente lo hará con el de La Mendoza.

Iglesias no precisó cifras, pero aseguró que no se escatimó en el costo de este estudio de impacto ambiental, que fue “bastante alto”, y que piensan empezar la producción de 400 megavatios en el 2009 “siempre y cuando no haya retraso en estas aprobaciones”.

Resaltó que sus años de vinculación con Panamá lo motivaron a iniciar esta inversión, que confía ayude al país a resolver sus necesidades de energía y su dependencia del petróleo para producir electricidad.

Para Panamá como país todo esto tiene “un costo cero, porque todo el valor añadido se queda en casa” y además “no hay que comprarle nada a nadie para que funcione, ni depende del capricho del petróleo ni de los vaivenes de los precios”, agregó.

“Espero que sí haya un futuro para estas inversiones, si no arriesgaríamos la inversión de la que estamos hablando. Nadie va a poner millones de dólares si no ve perspectiva”, subrayó.

Destacó que en Panamá se han dado otras autorizaciones “que no se desarrollaron nunca. Somos los primeros que estamos instalándonos en serio y que tenemos unos proyectos para funcionar en el menor tiempo posible”.

Faltan aún unos cinco meses para concluir los estudios de medición del viento, que incluyen la temporada de verano -“que es la mejor”- y no esperan encontrar mayores complicaciones ni obstáculos de la ANAM, cuya valoración está pendiente, porque es un proyecto “amigo del medio ambiente” y “Panamá necesita energía”.

Iglesias resaltó, por otra parte, que en España y otros países se han aprobado leyes especiales para favorecer este tipo de empresas mediante subvenciones y que así lo han sugerido a las autoridades panameñas “por la vía ordinaria y sin ningún trato especial”.

El presidente de Enrilews señaló que cuando pidieron autorización para más de 3.000 megavatios lo hicieron pensando en exportar en un futuro y en producir otras energías alternativas, lo que es “conveniente” para el país. EFE

Mejoran áreas protegidas tras auge de turismo

El país es un buen lugar para visitación

Mejoran áreas protegidas tras auge de turismo

A lo largo de la geografía nacional existen 50 áreas protegidas.

Isidro Rodriguez

PA-DIGITAL

A raíz de que revistas internacionales especializadas en turismo y senderismo ecológico están catalogando a Panamá como sitio importante para la visitación, la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) mejorará las infraestructuras en las Áreas Protegidas que conforman el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP).

En este sentido la ANAM ha establecido mediante una resolución nuevas tarifas. Las mismas serán aplicadas en concepto de ingreso, hospedaje, acampamiento, toma de fotografías, vídeos y sonidos, así como el anclaje en las áreas protegidas marinas.

Edgar Araúz, director encargado de Áreas Protegidas y Vida Silvestre de la ANAM, resaltó que en la resolución se han establecido tres categorías basadas en los servicios prestados en las áreas protegidas como centros de visitantes, sitios para acampar, hospedaje, belleza escénica, encuestas realizadas a los visitantes y estudios de valoración económica que se han realizado en estas áreas.

Araúz indicó que los nuevo ingresos recaudados con las entradas, ayudará a mejorar la calidad de la atención de los guardaparques.

————–

Se nota que ANAM tiene doble discurso, por un lado mejora infraestructura precaria y por otro lado concesiona a empresas hidroléctricas los mejores lugares del país para represas y explotación hidroeléctrica. Las concesiones hidroeléctricas en la Reserva de la Biosfera La Amistad Panamá son un atentado directo a lo mejor en áreas protegidas de Panamá.  Igualmente es un exabrupto la concesión de permisos de explotación y prospección minera en el Corredor Biológico del Atlántico Panameño, lo mismo que la concesión de exploraciones petroleras en el Golfo de San Miguel en Darién.

Es una lástima que gente promotora de represas se hayan tomada la ANAM y hayan impulsado semejante exabruptos ambientales en las áreas protegidas de Panamá.  Evidentemente o ignoran el daño irreparable que estas megainfraestructuras representan en el área y los pueblos indígenas que la habitan o simplemente la ANAM se ha corrompido y ha cedido a presiones de grupos y políticos que evidentemente sólo piensan en sus intereses al margen del interés nacional.

A la sociedad sólo le queda demandar tales pillerías ilegales ante la Corte Suprema y denunciar por corrupción a los impulsores de semejantes delitos ambientales.

Qué pena!

Burica Press

Gobierno debe velar por el ambiente

EXPERTO

Gobierno debe velar por el ambiente, Carlos Rodríguez

El ex ministro de Energía de Costa Rica aconseja redefinir políticas.

Ereida Prieto Barreiro

PA-DIGITAL

<!–

–> El ex ministro de Energía y Ambiente de Costa Rica, Carlos Manuel Rodríguez, recomendó al gobierno panameño “asumir la responsabilidad de velar por la protección del ambiente y consolidar una agenda que vaya más allá de la conservación de los sitios naturales”.

Rodríguez indicó que “se deben redefinir de una manera más coherente las políticas de desarrollo en conjunto con las políticas de conservación del ambiente”.

El ex funcionario tico dijo que entre las debilidades detectadas al actual sistema aplicado en nuestro país está que “la clase política panameña no tiene la formación profesional para llevar adelante las acciones que se requieren para hacer más sostenible las actividades ambientales”.

Resaltó que los diferentes sectores del país, deben contribuir al diálogo y a la concertación de ideas para poder determinar las necesidades en el tema institucional, político y económico que se debe atender para avanzar en ese tema.

“Panamá debe tener mucho cuidado y mejorar su política para no propiciar la reforestación”, sin embargo, dijo el ex ministro costarricense que en los últimos 10 años, ha visto la responsabilidad intrageneracional de los panameños para conservar sus áreas protegidas.

Autoridades ambientales no están preparadas para fiscalizar actividades mineras

PREOCUPACION. Ambientalistas afirman que leyes sobre minería son obsoletas

Explotación de suelos sin regulación acabará con el medio ambiente

La directora ejecutiva de ANCON, señaló que las instituciones gubernamentales no están preparadas para fiscalizar la actividad.

Ohigginis Arcia

PA-DIGITAL

<!–

–>

Proyecto. La mina Petaquilla ha causado controversia.

Seis procesos de cancelar contratos y algunas empresas en investigación es el panorama actual de la actividad minera en Panamá.

Las cifras más recientes del Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) sostienen que hay más de 25 contratos para exploración y explotación de los suelos, a nivel nacional.

No obstante, esta cantidad representa para La Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON), falta de planificación en el uso del territorio.

La directora ejecutiva de ANCON, Alida Spadafora, resalto que el marco legal que regula la actividad minera en el país está obsoleto.

Spadafora explicó que el código minero fue creado el 22 de agosto de 1963 y no fue hasta 1998 cuando sufrió algunas modificaciones, sin embargo no fueron sustanciales.

La ambientalista advirtió que el caso mas reciente se dio con la empresa minera Petaquilla, cuando se inició a explorar el suelo sin un estudio de impacto ambiental.

Sobre el tema gubernamental hizo énfasis en que las instituciones no están preparadas para fiscalizar una actividad como la minería, debido a que entidades como el MICI y la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) no cuentan con geólogos suficientes.

“Necesitamos un marco legal moderno, planificación en el uso del suelo y más recurso humano, de lo contrario estamos atentando contra el ambiente, la salud de la personas y el propio país”, puntualizó.

Los problemas ambientales, sobre la minería, expuestos contrastan un poco con la actual designación de Panamá, como el quinto país de América más preocupado por su ambiente. En el aspecto ambiental el país fue bien calificado, pero para los miembros de ANCON esta realidad podría cambiar si no se regula la actividad.

<!–

–> <!–

La reducci�n significativa de los bachilleratos ser� considerada para hacer una mayor concentraci�n en la formaci�n de la media hacia carrera que el pa�s necesita.

–> <!–

notas relacionadas

–> <!–

Este es el t�tulo de esta peque�a noticia


Destaque Jos� Corpas (c), se ha destacado en el Gast�n. (Foto: Miguel Cavalli / EPASA)

De acuerdo con la informaci�n, la pr�xima semana se dar� un debate m�s abierto sobre las propuestas que se tienen como: la reducci�n en el n�mero de. De acuerdo con la informaci�n, la pr�xima semana se dar� un debate m�s abierto sobre las propuestas que se tienen como: la reducci�n en el n�mero deDe acuerdo con la informaci�n, la pr�xima semana se dar� un debate m�s abierto sobre las propuestas que se tienen como: la reducci�n en el n�mero de.

–> <!–

–> <!–

–>

ANAM no cumple su función por acción, omisión y comisión

logotipo de ANAM Panama

El ambiente panameño está en el desamparo

22 DE ENERO. En el “Hoy por hoy” de La Prena se hace alusión [una noticia publicada en la] primera plana de esta misma edición [21 de enero de 2008] en la que se denuncia una violación de las normas ambientales por parte de la Empresa Viveros Development. (“Arrasan con isla”, firmada por Rafael E. Berrocal).Nos enteramos que al multimillonario proyecto, la Anam [Autoridad Nacional del Ambiente] le impuso una multa de “solo” 9 mil 214 dólares por destruir áreas boscosas y de manglares sin autorización. También nos enteramos que esta es la segunda vez que se incurre en este delito. Anteriormente se le había impuesto una multa de 40 mil dólares. Apunto aquí que es curioso que, en la reincidencia del delito, se baje el monto de la sanción, cuando lo usual es que en estos casos la sanción sea mayor que la anterior.Como dice el editorialista: “Resulta que para ellos es más rentable pagar una multa por destruir un manglar o una zona boscosa…

En otras palabras, sale más caro acatar la ley que pagar la ridícula sanción pecuniaria por violarla.”Por este y otros muchos hechos innegables, tal parece que lo que existe es un “mercado de permisos” para destruir nuestro ambiente. El mejor postor siempre se sale con la suya.Podemos citar como ejemplos infames el de la porqueriza gigante en la cuenca del Canal, o de la cementera canalera suburbana, o del negocio de los delfines, de la destrucción de los manglares, la deforestación y potrerización de Darién, de la contaminación minera con cianuro y mercurio, o de la destrucción de cuencas, pueblos, flora y fauna por las hidroeléctricas, entre otros.Ya desde hace tiempo venimos advirtiendo de la impotencia, por omisión o comisión, de las autoridades responsables por la ley de nuestro ambiente.

De hecho, la legislación ambiental vigente parece insuficiente para prevenir y castigar efectivamente los delitos en contra del ambiente.Un aporte importante es la creación de un tribunal ambiental, como existe en países más desarrollados. Aparte de hacer más severas las sanciones a los que falten a las normas ambientales, no solo con sanciones pecuniarias (multas), sino con el cierre y la suspensión definitiva de estos proyectos, aparte de la obligación de mitigar el daño hecho en la medida posible. También se debe legislar para que el dinero recaudado por la Anam sea obligatoriamente depositado en la cuenta del Tesoro Nacional, y no en cuentas institucionales, para suprimir cualquier posibilidad de acciones impropias.Un avance importante en este sentido sería la consulta pública efectiva. Sería importante legislar para que en los foros públicos de los estudios de impacto ambiental categorías II y III, la comunidad afectada y los grupos ambientalistas tengan voz y voto, y nieguen o le den la aprobación final al proyecto. Esta decisión sería ya inapelable y definitiva.

Eduardo A. Esquivel R. Ingeniero,
Consultor Agroforestal y Ambiental