Exigen moratoria contra desarrollo depredador

Ecologistas contra el Desarrollo Depredador

Panamá, Burica Press, 11 de marzo de 2008.

Los miembros de las comunidades campesinas e indígenas afectadas por la ejecución de proyectos hidroeléctricos, mineros, de turismo residencial y procesamiento de petróleo, junto a organizaciones ecologistas y de derechos humanos, han manifestado la oposición a los mismos por las consecuencias negativas que tienen sobre todas las formas de vida, al limitar principalmente la disponibilidad de agua en la cantidad y calidad suficiente para el consumo humano básico, ya sea por contaminación o privatización del recurso.

Hacen un llamado a la opinión pública para que se manifieste conscientemente frente a estas iniciativas privadas que lejos de beneficiar o satisfacer necesidades del país, responden a intereses particulares que actúan con el apoyo de malos servidores públicos que sin información suficiente, sin mecanismos adecuados, y con escasa voluntad para evaluar y fiscalizar los impactos totales, sociales y ambientales de todos estos proyectos, disponen y destruyen sin consultar a nadie los recursos naturales que pertenecen a todos los panameños, recurriendo al uso de la violencia administrativa, policial y judicial, irrespetando los derechos humanos. En el caso de los indígenas Ngobes del valle del Río Changuinola, se les ha violado sistemáticamente sus derechos humanos y parece que a nadie en Panamá le interesa atender esta situación, argumentó Olmedo Carrasquilla uno de los organizadores.

Exigen una moratoria a estos proyectos para que no sigan dañando irreparablemente nuestros recursos, el fin de la violencia gubernamental contra nuestras comunidades, la reparación de los daños donde se hayan ocasionado en nuestra tierra, nuestras viviendas, nuestros cultivos y el pago de las indemnizaciones debidas, así como la revisión de nuestra legislación ambiental en una mesa de debate con igualdad de condiciones para todas las partes, para garantizar la sustentabilidad del desarrollo basado en el conocimiento científico, el respeto a toda la ciudadanía, la consulta directa a las comunidades y su participación fundamental en la toma de decisiones.

Los grupos de personas afectadas y ecologistas del interior que estarán llegando desde la noche del martes 11 de marzo a la ciudad de Panamá permanecerán por espacio de tres días realizando protestas pacíficas ante diversas instancias gubernamentales que han ignorado la incertidumbre de sus tierras y formas de vida ante el embate de los proyectos que ellos denuncian: minería, hidroeléctricas y el mal llamado turismo residencial. Se sumarán los activistas de Oilwatch que denuncian las exploraciones petroleras y las secuelas de proyectos petroleros mal concebidos.

Los organizadores indican que se sumarán grupos e individuos de Coclé, Veraguas, Chiriquí y Panamá y pernoctarán en el Parque de la Catedral Metropolitana en el Barrio de San Felipe para estar cerca del Presidente de la República con tal que uno de los tres días de presencia de ellos en el área los atienda, para solicitarle personalmente la moratoria a los proyectos depredadores que les afectan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: