Tras las huellas del coyote Melo

Tras las huellas del Coyote

Réplica a artículo de Arturo Melo

El artículo titulado –Las huellas del coyote– publicado recientemente en La Prensa es un escrito indocumentado, insensible y xenófobo. Sin pretender siquiera comentar sobre las cifras que allí se presentan y las aseveraciones llenas de falso nacionalismo, hay que aclarar que fueron los biólogos panameños Eustorgio Méndez, Francisco Delgado y Demetrio Miranda quienes advirtieron por primera vez sobre la llegada a nuestras tierras del coyote (Canis latrans) hace ya veintisiete años.

Desde aquel entonces, los expertos han asociado la creciente dispersión de esta especie con la deforestación, y no con la existencia de áreas protegidas y comarcas indígenas. En todo caso, la conservación de nuestros bosques mas bien desfavorecería la distribución de estos canidos, ya que tendrían que competir con las especies nativas de depredadores, como los ocelotes, pumas y jaguares; que todavía sobreviven en lugares como Charco de La Pava en Bocas del Toro, y en los pocos bosques que aun nos quedan en las inmediaciones de Cerro Azul en la Provincia de Panamá. Son más bien los innumerables proyectos inmobiliarios, hidroeléctricos y mineros que el Sr. Melo anhelaría ver construidos en nuestras áreas protegidas y comarcas indígenas, los que ahuyentarían de una vez por todas a los felinos nacionales, y permitirían la entrada triunfal del audaz Coyote a sitios todavía vedados.

Como pionera del desarrollo que ha sido la familia Melo en regiones tan prístinas como la Cuenca del Río Bayano, mucho tendría que agradecerle este distinguido empresario a los Kuna de Madungandi que un día custodiaron los legendarios y gigantescos árboles que impedían que hubiera hábitat propicio para que los coyotes pudieran vivir al otro lado del Canal. De cualquier modo, y si los coyotes llegasen a traspasar la barrera natural que imponen los bosques de Cocolí y Curundú, y se extendieran como llama ardiente por toda la amplia llanura que ha sido creada por los madereros y ganaderos desde Chepo hasta Meteti – claro esta con la notable excepción de las comunidades indígenas -, aun así podríamos decirle a nuestro amigo Melo que durmiera con tranquilidad. Y es que más que a los inofensivos coyotes y a los extranjeros que vienen en busca de nuevos horizontes, hay que temerle a los voraces lobos, tanto nacionales como extranjeros, que se están devorando el 11% de crecimiento económico que esta experimentando nuestro país. Así fue que acabaron con la bonanza de los años setentas, junto con los bosques que cuidaban los Kunas y en los que habitaban los jaguares; y ahora muchos de estos mismos personajes quieren terminar con lo que aun queda en Bocas del Toro, Tabasará, Azuero, Petaquilla y en la Cuenca del Canal. ¡Que alguien nos ampare de estas tenebrosas criaturas cuyo ilimitado apetito no conoce saciedad!

15 de mayo de 2008

Osvaldo Jordán,

Alianza para la Conservacion y el Desarrollo (ACD).

Sólo 30 egresados del Inadeh trabajan en la ampliación

Empleo | Se espera que este año 1.500 panameños laboren en esta obra

Sólo 30 egresados del Inadeh trabajan en la ampliación

La mayoría de quienes laboran en el dragado de la entrada del Pacífico son extranjeros

Orlando Rivera
Capital Financiero

Aunque la mano de obra panameña contratada para la ampliación del Canal de Panamá podría llegar a 1.500 personas este año, actualmente sólo 30 panameños de los 900 capacitados por el Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (Inadeh) en el manejo de equipos pesados, perforadores y explosivitas, se encuentran trabajando en este megaproyecto.

Los 30 capacitados por el Inadeh que trabajan en la ampliación, es un número que está muy por debajo de las estimaciones de colocación de personal que maneja Juan Planells, director de esa entidad.

Fotos/Infos:

  • Demanda de puestos de trabajo durante ampliación del Canal de Panamá
  • “En el 2007, capacitamos 800 operadores de equipos pesados, 60 perforadores y 40 explosivitas, de los cuales 400 están trabajando en la ampliación”, considera Planells.

    Sin embargo, Ilya de Marotta, gerente de planificación de recursos del programa de ampliación de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), reveló la realidad, al aseverar que “a la fecha el número de panameños capacitados por el Inadeh que se encuentran trabajando en la ampliación supera los 30 empleados”.

    Planells se reconforta en saber que de los 900 trabajadores capacitados en equipos pesados, perforadores y explosivitas, el 70% se encuentra laborando no sólo en la ampliación canalera, sino también en otros proyectos como la Cinta Costera y la autopista Panamá-Colón.

    El director de Inadeh confía en que más panameños capacitados por esa entidad participen en la ampliación el próximo año, cuando debe iniciar la construcción de las dos nuevas esclusas del Canal (uno en el Atlántico y otro en el Pacífico) con un costo estimado de $2.730 millones, que representan el 60% del valor total del proyecto.

    Según Planell, para el 2008 se espera capacitar a más de 300.000 panameños, lo que es oportuno porque la construcción de las dos esclusas post-panamax no sólo requerirá operadores de equipo pesado, explosivitas y perforadores, sino también electricistas, soldadores, mecánicos, albañiles y reforzadores.

    Mano de obra extranjera en la ampliación

    La gerente de planificación de recursos del programa de Ampliación fue enfática, al afirmar que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) no ha contratado personal extranjero para la ampliación del Canal, pero admitió que entre las empresas que se han adjudicado los más de 50 contratos licitados hasta el momento como parte de este proyecto existen compañías extrajeras que traen su propio personal.

    El proyecto de dragado de la entrada del Pacífico adjudicado a la empresa Dredging International de Bélgica es un ejemplo de esto. Roderick Lee, administrador de este proyecto por la ACP, admitió que la gran mayoría de los que trabajaran en el dragado serán extranjeros, mientras que a nivel local se espera contratar sólo 40 trabajadores y en forma estacional.

    Lee explicó que el proyecto consiste en el ensanche a 225 metros y la profundización a 15,5 metros debajo del nivel medio de las mareas bajas del cauce de navegación de la entrada del canal en el Pacífico, por lo que requieren operadores de dragas muy especializados.

    El manejo de estas dragas se hará a bordo de varios navíos que requieren 40 ayudantes, todos extranjeros, precisó Lee.

    Sin embargo, en el caso del primer y segundo contrato de excavación seca para la ampliación del Canal de Panamá, adjudicados a Constructora Urbana, S.A (Cusa) y el consorcio Cilsa-Minera María, la mayoría de los contratados son panameños. De acuerdo con la gerente de planificación de recursos del programa de Ampliación, la primera excavación seca cuenta con un 98% de nacionales laborando y 96% en la segunda excavación seca.

    Según los estudios de la ACP, el proyecto de tercer juego de esclusas impulsará la generación de 250.000 empleos nuevos, entre lo años 2015 y 2025, como resultado del crecimiento en la actividad económica del conglomerado de servicios que se desarrolla en torno al Canal de Panamá.

    ——————————-

    Lo que decia la ACP en su época de propaganda para pedirle al pueblo panameño la ampliación del Canal de Panamá

    Miércoles, 03 de Mayo de 2006

    La ampliación del canal de Panamá creará 250.000 empleos

    El proyecto de ampliación del Canal de Panamá costará unos 5.250 millones de dólares y generará entre 150 mil y 250 mil empleos adicionales en 2025, estimó hoy la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

    La ampliación del canal de Panamá creará 250.000 empleos
    Según los estudios, la ampliación generará entre 35.000 y 40.000 puestos de trabajo adicionales durante el desarrollo de la obra, en la cual participarán hasta 7.000 trabajadores durante el período más activo de las obras, entre 2009 y 2011.

    El director de Planificación Corporativa y Mercadeo de la Autoridad del Canal de Panamá, Rodolfo Sabonge, aseguró que se crearán entre 10 y 15 por ciento más empleos en la economía si el Canal se amplía.

    Se calcula que en 2025 habrá aproximadamente 1,5 millón de personas empleadas por el crecimiento de las actividades económicas en Panamá que serán impulsadas a través del incremento de los servicios, sector que se beneficiará por el crecimiento del tráfico de carga y buques sobre el Canal.

    Impacto del desarrollo minero

    metales. en Chorcha se llevan a cabo exploraciones.

    Impacto del desarrollo minero

    En Panamá se realiza la explotación de cerro Petaquilla y se explora el cerro Chorcha.

    La demanda de cobre y otros metales se presenta como una oportunidad para desarrollar la industria.

    LA PRENSA/Archivo
    COBRE. En Cerro Colorado se llevaron a cabo los trabajos de exploración, pero se suspendieron a principios de los años 1980.

    Wilfredo Jordán Serrano
    wjordan@prensa.com

    La explotación minera ocasiona efectos en el medio ambiente, pero según los promotores de este tipo de proyectos también contribuye a desarrollar las áreas apartadas del país donde predomina la pobreza.

    En Panamá se lleva a cabo actualmente la explotación de cerro Petaquilla y los estudios de exploración en cerro Chorcha donde existen yacimientos de cobre y oro.

    Expertos internacionales en el desarrollo, regulación y supervisión de la minería debaten desde ayer en Panamá los modelos de minería responsable como parte de la conferencia regional latinoamericana.

    Assheton Carter, uno de los expositores de este foro y jefe asesor en liderazgo medioambiental, reconoció que Panamá es un punto caliente en biodiversidad, pero las empresas deben respetar y garantizar que no se extraiga o se dañe a las especies que están en peligro de extinción.

    En este orden, Roberto Cuevas, presidente de la Cámara Minera de Panamá, dijo que el desarrollo de la industria de la minería en Panamá depende absolutamente de que se demuestre a toda la sociedad que “esta industria es capaz de la máxima excelencia en el desarrollo de su actividad”.

    Petaquilla Minerals, que avanza en la exploración, ha podido desarrollar algunos programas sociales, entre ellos el de “comida caliente” que beneficia a 101 escuelas de la provincia de Coclé y que ha contribuido a bajar la deserción escolar de 75% a 12% en 2007, dijo Leonel Arosemena, representante de la empresa.

    La demanda de cobre y otros metales se presenta como una oportunidad para desarrollar la industria sin descuidar los procedimientos que se deben seguir para disminuir los daños ambientales, comentaron representantes de la industria minera.

    La producción mundial de cobre a partir de minas es de unos 15.6 millones de toneladas al año (2007). El principal país productor es Chile, con más de un tercio del total, seguido por Perú y Estados Unidos.

    Contaminación de los ríos, afectación de la fauna y la flora, con azufre, cianuro y ácido sulfúrico, además del riesgo para las actividades ganaderas y agrícolas de la región, son las principales preocupaciones de los ambientalistas y dirigentes comunitarios que se oponen a la minería.

    Pionera de la botánica local

    PERSONAJE. UNA VIDA DEDICADA A LAS PLANTAS Y A LA EDUCACIÓN.

    Pionera de la botánica local

    La profesora Mireya Correa recibió un reconocimiento en Washington, DC por sus aportes a la botánica tropical.

    LA PRENSA/ Ana Rentería
    METAS. Entre los planes de Mireya Correa están terminar los proyectos en los que trabaja, y lograr que el Herbario de la Universidad de Panamá cuente con un presupuesto asignado.

    Tamara Del Moral
    tdelmoral@prensa.com

    Mireya Correa extraña el trabajo de campo que su salud ya no le permite realizar y recuerda cómo, hace tres décadas, recorría a pie montañas y senderos en Darién, isla Majé, Fortuna y otros sitios en todo el país, en busca de muestras de plantas. Cerca de 12 mil especímenes de los 70 mil que hay en el herbario de la Universidad de Panamá -que ella fundó en 1968 y aún dirige- fueron colectados por sus manos.

    Aunque no puede desplazarse como antes, se mantiene ocupada con la docencia, la administración del herbario universitario y también el del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, www. stri.org). Además, trabaja en varios proyectos en conjunto con colegas y estudiantes.

    El pasado 26 de abril, en el Museo Nacional de Historia Natural (NMNH) del Instituto Smithsonian en Washing- ton DC, Correa recibió la Medalla José Cuatrecasas a la Excelencia en Botánica Tropical. Un reconocimiento en memoria a este científico, que se concede anualmente desde 2001 a un botánico y académico de talla internacional que haya contribuido significativamente al avance de la botánica tropical.

    Con humor relata que al cerrar su discurso en Washing- ton mencionó que al volver a su país graduada, era la primera mujer botánica en Panamá.

    “Es interesante, decía yo a manera de chiste, que en el pasado, todas las comisiones administrativas estaban formadas por hombres. ¿Ustedes creen que eso me hizo infeliz? No, porque tenía mucho más tiempo para dedicarme a la botánica y no tenía tantas responsabilidades administrativas”.

    Opina que hoy día la situación ha cambiado al darse más beligerancia a las personas preparadas, sean hombres o mujeres.

    PROYECTOS

    A pesar de haber recibido muchos reconocimientos por su trayectoria, Correa prefiere no hablar de premios, sino de los proyectos que la ocupan.

    Uno de ellos es el que culmina en 2009 y donde participan los herbarios de Centroamérica.

    Panamá está aportando varios trabajos con información detallada sobre su flora y aspectos relacionados a esta. Algunos de ellos son: una guía florística de árboles del Parque Natural Metropolitano; otra de los árboles del campus universitario central y una guía de Campana, donde se pretende completar el listado de especies.

    Correa también trabaja en el proyecto “Iniciativa Latinoamericana de Plantas” (LAPI) de The Andrew W. Mellon Foundation, que busca digitalizar en alta resolución todos los tipos que hay de las especies de plantas descritas de Latinoamérica, “estén donde estén”. Este es coordinado por su colega, María Stapf.

    Además de estos proyectos, uno de los logros que más satisface a la botánica, es la creación de la página web donde está presente el Herbario de la Universidad de Panamá, con fotos e información de la colección que allí reposa. (www.up.ac.pa –ver: Comunidad Herbario).

    Como docente, Correa trata de transmitir a sus estudiantes valores y el deseo de que adquieran conocimientos de cultura general.

    Cuando un alumno le dice que no sabe sobre un tema “porque es viejo y no de su tiempo”, ella le pregunta si sabe quién era Napoleón Bonaparte. “Sí, claro”, le responden. “Ah, vio…? Napoleón no es de mi época ni de la suya, pero uno sabe de él porque eso es cultura general”, responde.

    Por ahora, sus retos son concluir los proyectos en los que trabaja y “cuando me vaya, que el herbario de la Universidad esté legalizado, con un presupuesto asignado, y que tenga una persona que no esté sometida a la política; un académico bona fide que lo dirija y continúe mi labor. Hay mucho por hacer, y sobre todo, se debe lograr que la gente comprenda que es necesario en el país”.

    TRAYECTORIA

    • Estudios: Mireya Correa se graduó de biología y química en 1963 en la Universidad de Panamá (UP) y luego estudió taxonomía botánica en Duke University, en Estados Unidos.

    • Logro: En 1968 comenzó a organizar el herbario en la UP.

    • Docente: En 1969 empezó a dictar clases.

    • Obras: ‘The botany and natu- ral history of Panama’ (1985), con William D’Arcy y ‘Catálogo de las plantas vasculares de Panamá’ (2004), con Carmen Galdames y María Stapf, entre otras publicaciones.