AES apela al diálogo para resolver conflicto

Compañía eléctrica apela al diálogo para resolver conflicto en Panamá

Organización Editorial Mexicana
22 de mayo de 2008
DPA. Ciudad de Panamá, Panamá. – La campañía de generación de energía AES Panamá, que construye una hiodroeléctrica en la caribeña provincia de Bocas de Toro, limítrofe con Costa Rica, apelará al diálogo para resolver las demandas territoriales de los indígenas y las protestas de grupos ecologistas opuestos al proyecto.

El anuncio fue hecho este jueves por Humberto González, presidente, representante legal y gerente de AES Changuinola, al explicar el procedimiento seguido en la construcción del proyecto Changuinola I, conocido como Chan 75, que adicionará unos 223 megavarios al sistema eléctrico nacional.

González reoconoció que “el cambio trae reacciones y resistencia”, pero subrayó que AES pretenden resolver los obstáculos a través del diálogo y la conversación con indígenas y los grupos opuestos el proyecto, concebido para adicionar el equivalente al 15 por ciento del consumo energetico nacional.

Manifestantes indígenas de la etnia Ngöbe-Buglé y activistas de organizaciones no gubernamentales fueron reprimidos en los últimos meses por agentes policiales, en medio de protestas contra la empresa de energía, a la que acusan de tratar de despojarlos de antiguos territorios y lucrar con el potencial hídrico.

Sin embargo, sectores empresariales consideran crucial la contrucción de la obra, debido a que la demanda de electricidad crece a un ritmo superior al 5.0 por ciento por año, y ha sobrepasado las proyecciones técnicas de hace cinco años. El alto consumo obligó al gobierno a aplicar en mayo medidas de racionamiento.

González aclaró que la compañía propuso el reasentamiento de unas 159 familias indígneas, de las cuales 86 aceptaron un acuerdo de traslado de las tierras que ocupan en el bosque protector Palo Seco, creado en septiembre de 1983. La propuesta consiste en reponerle a las familias sus viviendas y fincas, para un desarrollo sostenible.

AES Panamá, subsidiaria de AES Corporation, establecida en Arlington, Estados Unidos, recibió una concesión administrativa de parte del Estado panameño, para la construcción de tres tramos hidroeléctricos en el caudaloso río Changuinola, en Bocas del Toro, a través de la inversión de unos 560 millones de dólares.

No obstante, asociaciones indígenas rechazan la concesión, mientras que otros reclaman indemnizaciones millonarias. Algunos grupos exigen ser socios del proyecto hidroeléctrico, considerado el de mayor envergadura después del inicio de la ampliación del Canal de Panamá, para tránsito de grandes buques mercantes.

La compañía invirtió en los últimos nueve años unos 500 milloness de dólares en proyectos de energía en este país. A finales de 2007, contaba con cuatro centrales hidroeléctricas, en el oriente y el occidente panameño, con una capacidad instalada de 482 megavatios.

En Latinoamérica, las inversiones de AES Corporation alcanzan a países como Colombia, Argentina, Chile, Brasil, El Salvador, República Dominicana y Panamá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: