Caudal ecológico del Río Chiriquí aguas abajo de una presa de hidroeléctrica

A continuación verán el efecto de una represa de la hidroeléctrica del Río Chiriquí, que desvía el agua hacia el Río Estí donde hace un reservorio y de allí el agua se pasa por turbinas y cae al Río Gualaca que devuelve las aguas turbinadas a varios kilómetros aguas abajo del Sitio Presa inicial.

Es evidente el daño ecológico causado por esta estructura, donde se engañó a todos con que el caudal ecológico evitaría daños ecológicos y sociales y esto nunca fue cierto.

El uso de las Obras Hidráulicas origina una regulación artificial de caudales que afecta profundamente a la fauna reófila, no ya por las grandes fluctuaciones de nivel provocadas (la mayoría de ellas mucho más dramáticas que las debidas a la torrencialidad natural), sino también por el desfase temporal en que ocurren respecto a la fenología natural (Referencia: http://alojamientos.us.es/ciberico/archivos_acrobat/zaracomun3garciajalon.pdf).

Fotos: Fernando Serrano, Asociación Ambientalista de Chiriquí.

Un caudal circulante por un cauce podría ser considerado como ecológico, siempre que fuese capaz de mantener el funcionamiento, composición y estructura del ecosistema fluvial que ese cauce contiene en condiciones naturales.

Es evidente que existe una gama amplia de caudales circulantes que son ecológicos para un determinado cauce. Así podríamos definir, dentro de esta gama de caudales, entre unos extremos máximos y otros mínimos. En los casos más frecuentes, en que el agua es considerado un recurso escaso, nos interesará especialmente ese valor mínimo. Pero habrá casos en que será necesario vaciar muy rápidamente un embalse (ante la amenaza de inundaciones, la necesidad de producción hidroeléctrica, o de trasvase de aguas), y en estos casos habrá que fijar también los valores máximos del caudal circulante por el cauce, para mantener la estabilidad de los recursos biológicos.

Dos cuestiones significativas surgen de esta definición a la hora de cuantificar esos caudales ecológicos:
1.) )A qué comunidad, cuya composición, estructura y funcionamiento se pretende mantener, se refiere?
2.) )Como evaluar los impactos de las diferentes detracciones al caudal natural, y como averiguar cual es la máxima detracción que permite el mantenimiento del ecosistema?

A la primera cuestión es conceptual y existen diversas respuestas, desde aquellas que se refieren a las comunidades existentes al construirse la presa o el transvase, hasta aquellas que hablan de mantener las comunidades que en estado natural prístino. Así, la legislación francesa (Loi 84/512) que habla de ‘unos caudales mínimos que garanticen la vida, circulación y reproducción de las especies que pueblan las aguas en el momento de la instalación de la obra’.

Referencia:

Diego García de Jalón y Marta González del Tánago. EL CONCEPTO DE CAUDAL ECOLÓGICO Y CRITERIOS PARA SU APLICACIÓN EN LOS RÍOS ESPAÑOLES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: