Boqueteños solicitan declaración de Día de los Bosques Urbanos

PETICIÓN DE DECLARACIÓN DEL 23 DE MARZO COMO DÍA DE LOS
BOSQUES URBANOS DE BOQUETE

SEÑOR MANOLO RUIZ
ALCALDE DEL DISTRITO DE BOQUETE
E.S.D.

ESTIMADO ALCALDE:

Por este medio, la Asociación para la Conservación de la Biosfera reconocida por sus siglas como (A.C.B.), persona jurídica legalmente constituida bajo las leyes de la República de Panamá, actuando en nuestro nombre y representación, a través de nuestro Presidente y a quien facultamos para este acto, Ezequiel Miranda, varón, panameño, mayor de edad, con cédula de identidad personal No. 4-119-1576; comparecemos ante su digno despacho con la finalidad de pedir a la Alcaldía del distrito de Boquete que se Declare el día 23 de marzo dentro de nuestro distrito como el “Día de los Bosques Urbanos”.

Sustentamos nuestra solicitud de acuerdo a los siguientes hechos:

PRIMERO: El 22 de marzo fue declarado por la UNESCO como el “Día Mundial del Agua”. Pare este año, cobra especial significado ya que el tema central de la celebración es el de las aguas compartidas y la necesidad latente del uso y aprovechamiento adecuado de las mismas.

SEGUNDO: Es bien sabido que lo que sirve de nutrición balanceada a nuestros recursos hídricos, son los espesos bosques y que es de ahí donde nacen los ojos de agua que abastecen el caudal de ríos y quebradas.

TERCERO: El desarrollo económico de nuestro distrito ha traído consigo, el supuesto mejoramiento económico de nuestros vecinos, no obstante, se percibe la seria devastación de la gruesa boscosidad que hasta hace unos cinco años aún teníamos; viéndose afectadas grandes extensiones territoriales, debido a la plantaciones cafetaleras, potreros, construcción de nuevos proyectos de viviendas y comercios, entre otras muchas en donde se han aniquilado especies animales y de flora propias de la región.

CUARTO: Los bosques, por pequeños que resulten ser, los beneficios que estos generan son diversos, entre los cuales podemos mencionar: la continua generación de aire limpio, oxigenando el medio ambiente; la relajación que se produce, ya que el matiz de los diferentes verdores revierte en quienes lo contemplan, la tranquilidad y armonía.

Para los animales, sirve de refugio y forma parte de la cadena alimenticia, pues muchos de los bosques urbanos tienen arboles frutales o también sus hojas, para algunas especies, son de utilidad y parte de su dieta.

QUINTO: Podemos decir que son pulmones naturales que coadyuvan a mantener un equilibrio entre el desarrollo socioeconómico y la vida.

SEXTO: Estudios científicos recientes, han confirmado que los bosques vírgenes protegen hasta 60% mejor el medio ambiente que los que son replantados.

na investigación realizada por la Universidad Nacional de Australia señala que los bosques vírgenes del planeta son los que mejor reciclan el dióxido de carbono que se emite a la atmósfera. El estudio señala que este tipo de reserva natural almacena tres veces más el CO2 de lo estimado y que su captación de gases contaminantes es hasta un 60% más efectiva que los bosques repoblados.

Según informa el diario “El Mundo”, a entender de los científicos responsables de la investigación, nunca se le ha dado la importancia debida a la capacidad recicladora diferencial de los bosques vírgenes, tanto así que ni el Protocolo de Kioto ni el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) hacen distinción entre los bosques repoblados y los vírgenes cuando se refiere a la capacidad de captación del dióxido de carbono.

“Los bosques naturales son más resistentes al cambio climático y a las alteraciones que las plantaciones” dice en un pasaje el informe, divulgado en formato PDF. Este lleva el nombre de “El rol de los bosques naturales en el almacenamiento de dióxido de carbono”. Brendan Mackey, coautor del estudio, asegura que brindando una mayor protección a los bosques naturales se podrá mantener almacenada una mayor cantidad de dióxido de carbono y se detendrá la liberación del gas producido por los bosques que han sido talados.

“Mantener este carbono verde en los bosques naturales es impedir una emisión adicional, que producimos con los combustibles fósiles”, agrega Mackey.

A entender del científico australiano, gran parte del cambio climático que hoy estamos sufriendo se debe al maltrato del que son objeto los bosques.
Mackey denuncia que en la mayoría de los países la protección de los bosques vírgenes es mínima, y que en los mejores casos esta solo alcanza el 10%, lo cual incluye la supervisión de parques nacionales. (esta información fue tomada de la web: http://www.elcomercio.com.pe).

SEPTIMO: Como bien pone de manifiesto en el hecho anterior, no se trata de una petición antojadiza ni mucho menos, se trata de impulsar acciones que nos lleven a un mejor manejo de nuestros recursos naturales.

OCTAVO: Aunado a nuestra petición, dentro de nuestro país existen otras organizaciones sin fines de lucro pero con objetivos iguales a los de la nuestra y que sus esfuerzos van encaminados en la misma dirección, es decir, a pedir ante la Autoridad Nacional del Ambiente (A.N.A.M.) que ésta declare a nivel nacional el 23 de marzo como el Día Nacional de los Bosques Urbanos.

FUNDAMENTO DE DERECHO: Constitución Nacional, Acuerdos y Convenios Internacional y todas aquellas que le sean concordantes.

Del señor Alcalde, con todo respeto,

Ezequiel Miranda
Presidente de A.C.B.
Boquete a la fecha de su presentación.

Hidroeléctricas siguen causando problemas en Chiriquí

Nuevas hidroeléctricas dejan cuantiosas pérdidas al IDAAN

Los trabajos causan daños a la bomba que suministra el agua a la potabilizadora.

José Vásquez

PA-DIGITAL

Pérdidas por 100 mil dólares registra la potabilizadora del Barú por daños en sus equipos y que son generados por la construcción de dos hidroeléctricas en el río Chiriquí Viejo.

La construcción de las hidroeléctricas Bajo de Mina y Baitún en el distrito de Renacimiento están causando daños constantes a la bomba que suministra el agua del afluente a la potabilizadora asegura el director Regional del IDAAN, Guillermo Ardila señala que en la actualidad se realizan excavaciones en estos proyectos y el sedimento, lodo y arena van a dar al cauce del río, el cual es arrastrado por las fuertes corrientes y llegan hasta la toma de agua en Paso Canoas, y se suspende el suministro de agua a los usuarios.

Según Guillermo Ardila, solicitarán una reunión con los encargados de estos proyectos para coordinar y evitar que sigan vertiendo desechos al río, ya que están causando daños cuantiosos.

Ambas hidroeléctricas son construidas a un costo de 450 millones de dólares.

Daños y costos

Desde que se iniciaron los trabajos de construcción de las hidroeléctricas  se ha dañado  la bomba en cinco ocasiones y este equipo le cuesta 12 mil dólares a la institución  cada vez que se daña. Sumando la contratación de equipos que se utilizan para habilitar la toma, cada vez que se obstruye.

Hacen declaratoria del día nacional de los bosques urbanos de Panamá

DECLARATORIA

DIA NACIONAL DE LOS BOSQUES URBANOS

Las áreas verdes y los ecosistemas de bosques asociados a espacios urbanos tienen como objetivo sensibilizar, concienciar y promover el cambio de hábitos entre la población que  permita mejorar la relación que ahora existe entre la sociedad y la naturaleza.

La Ciudad de Panamá es una de las áreas metropolitanas de América Latina que ha llegado al siglo XXI con bosques densos en el entorno urbano, siendo esta condición ecológica uno de los principales legados naturales y de ordenamiento territorial heredado a las generaciones actuales y que se hace imperioso conservarlos, al igual que se hace urgente restaurar ecológicamente los bosques perdidos en las principales ciudades del interior del país.

La función de las áreas verdes urbanas no sólo tiene como fines la recreación o el esparcimiento, sino que debemos verlos dentro del marco de los servicios ambientales que ofrecen a nuestras ciudades. Los bosques urbanos que siguen cayendo bajo las palas de los tractores y taladores deben ser vistos más allá de sus valores estéticos y recreativos.  Deben ser siempre visualizados y usufructuados como un patrimonio dinámico que mejora la calidad de vida de los habitantes de una ciudad.

Las áreas verdes públicas representan espacios de integración de la interacción social, con la recreación, el esparcimiento y la cultura ambiental que fomentan el respeto y la unión del ser humano urbano con la madre naturaleza.

Bien es sabido el aporte de los bosques urbanos a mejorar el microclima y la higiene ambiental de los centros urbanos.  Los bosques urbanos son grandes captadores de contaminantes atmosféricos y protegen los recursos hídricos, como ningún otro elemento, que nacen en sus entrañas. Los bosques urbanos ayudan a disminuir la temperatura del calor que producen las aglomeraciones urbanas, fomentan la circulación del aire, filtran y retienen las partículas diversas que el entorno urbano produce, pero sobre todo estos bosques nos dan oxígeno para seguir vivos y su vez nos protege la diversidad biológica que nos hace recordar que el planeta tierra no existe sólo para el hombre, sino para todas las criaturas y formas de vida que merecen nuestro respeto y cuidado.

Los bosques urbanos de las ciudades de Panamá, Colón, Arraiján entre otras son elementos del paisaje urbano indispensables para mantener la fauna y la flora que nos acompañan en el entorno urbano. Son áreas de cobijo, alimentación, refugio, anidamiento de especies nativas y migratorias.

Es innegable e imperioso proteger las áreas verdes y bosques que tienen nuestras ciudades para garantizar una buena calidad de vida y por las funciones ecológicas que desempeñan. La OMS recomienda 12.5 metros cuadrados de áreas verdes por habitante dentro de las ciudades.

Existen demandas en la Corte Suprema presentadas por los residentes de la Ciudad de Panamá que protegen estos bosques y áreas verdes ya que cada día se acrecienta el peligro de perder estas maravillas naturales.

Las ventas de estas tierras y el desarrollo de proyectos de construcción y expansión están acabando con estos bosques urbanos que le dan aspecto de ciudad jardín a nuestra capital. Cientos de hectáreas de bosques urbanos en la ciudad de Colón, Panamá, Arraiján han desaparecido en 15 años de malas decisiones y poco hemos podido hacer. Necesitamos acciones ciudadanas más efectivas para proteger nuestros bosques urbanos y para restaurarlos donde ya han sido eliminados, tanto en el área canalera como en el interior del país.

Por eso es que hoy declaramos este día 23 de marzo como el DIA NACIONAL DE LOS BOSQUES URBANOS para que todos los años evaluemos cuánto hemos avanzado o retrocedido en la conservación y rescate de los bosques urbanos de nuestro país.

Así sea.

Centro de Estudios de Recursos Bióticos de la Universidad de Panamá (CEREB)

Centro  de Incidencia Ambiental (CIAM)

Alianza para la Conservación y el Desarrollo (ACD)


Dado en el Anfiteatro de Museo Antropológico Reina Torres de Araúz, Ciudad de Panamá el día

23 de marzo de 2009

Baje el documento original de la declaratoria aquí: declaratoria-del-dia-nacional-bosques-urbanos1

Ngobes protestan por proyecto hidroeléctrico

Indígenas paralizan el tráfico en Bocas


HORACIO TROTTMAN
htrotman@elsiglo.com

Hay resistencia por ejecución de proyectos

Un centenar de indígenas de 22 comunidades en Bocas del Toro paralizó la provincia al cerrar la vía Interamericana en cinco diferentes puntos. Los aborígenes coreaban consignas en contra de los proyectos hidroeléctricos, turísticos, residenciales, de explotación minera y por la venta de áreas insulares en la región.

Los cinco puntos bloqueados fueron Pueblo Nuevo, Las Cañas, Río Auyama, Loma Muleto y Quebrada Canela. Esta situación provocó tranques y grandes perjuicios al sector del turismo.

Los manifestantes se oponen, entre otras cosas, al proyecto hidroélectrico llamado CHANG 75, que ejecuta AES de Changuinola en la zona conocida como el Nance de Risco, por considerarlo perjudicial para su estabilidad en está comunidad y porque, según ellos, interferiría en su cultura.

Los quejosos aprovecharon también que ayer se celebraba el Día Internacional del Agua para hacer sus reclamaciones y pedir a las autoridades de la provincia que no se construya el relleno sanitario en Loma Muleto, porque, a juicio de ellos, contaminaría una vertiente hídrica que suministra de agua a pobladores de 11 comunidades.

Feliciano Santos, vocero de los manifestantes, expresó que intentan que el gobierno conozca que estos proyectos que se realizan en Bocas del Toro afectan, sin lugar a dudas, a los indígenas.

Mientras que la gobernadora de esta provincia fronteriza, Esther Mena de Chiu, comentó que estos proyectos se ejecutan en favor de los pobladores y no para que se vean afectados.

Comentó la gobernadora de Bocas del Toro que antes de ejecutarse los proyectos hubo reuniones en las que participó el gobierno y se llegó a algunos acuerdos favorables para los indígenas que recibieron pago de indemnizaciones por el uso de sus tierras e incluso algunos fueron reubicados en zonas escogidas por ellos mismos.