ONU: 2011, Año Internacional de los Bosques

2011, Año Internacional de los Bosques

La ONU impulsará diversas iniciativas para frenar el creciente deterioro de los recursos forestales del planeta

Los bosques tendrán en 2011 su Año Internacional. La Asamblea General de las Naciones Unidas organizará diversas actividades para concienciar a la sociedad de los problemas que sufren los recursos forestales de todo el planeta y frenar su deterioro. Cada año desaparecen más de 13 millones de hectáreas de bosques en todo el mundo, una superficie equivalente a la cuarta parte de la península Ibérica. Los consumidores pueden asumir varias medidas para combatir esta deforestación, que afecta a la biodiversidad y al bienestar de miles de millones de personas.

Objetivo del Año Internacional de los Bosques

El Año Internacional de los Bosques pretende llamar la atención de todos los ciudadanos del mundo durante 2011. Su objetivo es aumentar los esfuerzos de recuperación y conservación de las masas arbóreas mundiales y recordar que son parte esencial del desarrollo sostenible del planeta, gracias a los beneficios económicos, socioculturales y ambientales que proporcionan.

Sus responsables realizarán a lo largo de todo el año diversas actividades para implicar a instituciones, empresas y ciudadanos y llamar la atención sobre las mayores amenazas que sufren los recursos forestales. Se promoverán iniciativas para aumentar la ordenación sostenible, la conservación y el desarrollo de todo tipo de bosques, incluidos los árboles fuera de ellos. Además, se intercambiarán conocimientos sobre estrategias que han frenado la deforestación y la degradación forestal.

Con esta edición, será ya la segunda que los bosques son protagonistas de un Año Internacional: en 1985 el Consejo de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) pidió a sus Estados Miembros que tomaran conciencia de la necesidad de proteger esta parte esencial de la naturaleza.
Por qué hay que proteger los bosques

Según estimaciones de la FAO, cada año desaparecen más de 13 millones de hectáreas de bosques en todo el mundo, una superficie equivalente a la cuarta parte de la península Ibérica. Los expertos señalan diversas causas, todas ellas provocadas por los seres humanos: la sobreexplotación y la tala ilegal, la conversión a tierras agrícolas y ganaderas, la recolección insostenible de la madera, la gestión inadecuada de la tierra, la creación de asentamientos humanos, las explotaciones mineras y petrolíferas, la construcción de embalses y carreteras, las especies invasoras, los incendios forestales, los cultivos para agrocombustibles, la fragmentación de los ecosistemas o la contaminación atmosférica.

Mención aparte merecen los bosques vírgenes conservados en su estado original, que desaparecen a gran velocidad en todo el mundo. Conocidos como bosques primarios, cubren un 10% de la superficie terrestre, aunque se estima que cada año se pierden o modifican unos seis millones de hectáreas. La organización ecologista Greenpeace asegura que solo se conservan el 20% de los bosques primarios originarios, que el 80% ya se ha destruido o alterado y que el 20% restante está en peligro. Por su parte, los árboles singulares, algunos con más de mil años de edad o del tamaño de un rascacielos, tampoco disfrutan de una mejor situación.

En España, la mitad de la superficie forestal está desarbolada y la actividad humana amenaza la calidad biológica de los bosques que perviven. Así lo señala el informe “Los bosques que nos quedan. Propuestas para su restauración”, elaborado por expertos de la organización conservacionista WWF y de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Los bosques son mucho más que madera. Más de 1.600 millones de personas en los países más pobres del mundo sobreviven por los alimentos, los materiales, el agua o las medicinas que consiguen gracias a ellos. Algunos son pueblos indígenas únicos en peligro de desaparición. Además, son el hogar del 80% de la biodiversidad mundial de plantas y animales y, por ello, su destrucción pone en peligro la supervivencia de muchas especies. Los bosques tropicales son el caso más extremo, debido a la gran cantidad y variedad de seres vivos y a las deforestaciones masivas que padecen.

Los recursos forestales juegan también un papel clave en el cambio climático. Los árboles son uno de los principales sumideros de carbono, al absorber el dióxido de carbono (CO2). Por ello, la deforestación causa hasta un 20% de las emisiones mundiales de CO2, una cifra similar a la generada por el sector del transporte, según datos del Banco Mundial.
Qué pueden hacer los consumidores

Todavía hay tiempo de actuar. Los bosques cubren más del 30% de todo el territorio mundial y contienen más de 60.000 especies de árboles, muchas de ellas todavía sin descubrir. El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha calculado que para compensar la pérdida de árboles sufrida el decenio pasado habría que repoblar un área equivalente a la superficie de Perú con unos 14.000 millones de árboles anuales durante diez años consecutivos.

Los consumidores pueden contribuir a recuperar la masa boscosa del planeta de diversas maneras. La más activa es plantar un árbol con sus propias manos. La pionera en este sentido fue la Campaña de los mil millones de árboles, promovida por la Premio Nobel de la Paz Wangari Maathai. En España, iniciativas como las de la Fundación Más Árboles, Apadrina un árbol, Acciónatura, Ecologistas en acción o Arba también instan a los ciudadanos a que contribuyan a la reforestación del planeta. Otra opción es ayudar a las asociaciones ecologistas o que trabajan con árboles, aprender más sobre ellos y apreciar su importancia, o denunciar posibles casos de talas indiscriminadas o cualquier otro problema que les afecte.

Los consumidores también pueden presionar a las instituciones para que emprendan medidas que defiendan los bosques, como la creación de espacios protegidos y corredores entre estas áreas, el apoyo a prácticas eficientes y una gestión forestal sostenible o la repoblación con especies autóctonas de las zonas deforestadas.

Pueden asumir hábitos de consumo que eviten la utilización insostenible de los bosques. Se puede empezar por aplicar las tres erres (reducir, reutilizar y reciclar) en los productos procedentes de la madera y otros involucrados en la deforestación, como los combustibles o los productos agroganaderos. También es posible consumir productos con etiquetas ecológicas (en el caso de la madera, el sello FSC) o realizar actividades de ecoturismo.

Fuente: http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/naturaleza/2010/11/24/197304.php

Bosque Húmedo Tropical semicaducifolio del Parque Natural Metropolitano, pulmón verde de la ciudad de Panamá

2010: Año Internacional de la Biodiversidad llega a su término

El Año Internacional de la Biodiversidad llega a su término; hubo logros alcanzados y nuevas perspectivas para la conservación de la biodiversidad en los próximos años. Ha habido nuevos compromisos de alto nivel, pero se duda de acciones concretas. La valoración económica de la biodiversidad parece un camino a seguir desde la perspectiva de los grandes tomadores de decisión. Europa lidera esta iniciativa.

A nivel mundial se ha celebrado los resultados de la conferencia del Convenio sobre la Diversidad Biológica, que se reunió en Nagoya, Japón, a finales de octubre. Los gobiernos aprobaron un “gran plan” de diez años para restaurar el mundo natural. Un nuevo acuerdo sobre el manejo de los recursos genéticos del planeta representó un hito importante, y se avanzó hacia la concertación de un nuevo acuerdo para financiar la conservación de la biodiversidad.

Ahora nos corresponde ver el resultado real en las áreas protegidas, las especies y hábitats amenazados, la financiación de la conservación, entre otras cosas.

Esperanzas tenemos y ojalá no se desvanezcan en el camino.

Burica Press

Anuncios

Ciudad de Panamá secuestrada por especuladores fenicios

Panamá, la metrópoli del lucro

“Una ciudadanía ilustrada lucharía por una ciudad mejor”

RICARDO ARTURO RÍOS TORRES*

rriost@hotmail.com

Jorge Ricardo Riba es, sin duda, un arquitecto de ideas. En su valioso haber bibliográfico confronta con valentía el urbanismo especulativo que caracteriza a la ciudad canalera. El lucro sin límites es responsable del pandemónium que caracteriza el paisaje urbano de la ciudad de Panamá. Somos el Auristán de Cristóbal Colón, la tierra del dinero fácil, el país de fenicios que denunciara Gaspar Octavio Hernández.

En Urbanismo: proyectos y otros escritos el político humanista, nos define la ciudad soñada: Quiero una ciudad con armonía, de rostros humanos llenos de alegría, quiero una ciudad en la que impere la justicia, la honradez y el amor al prójimo, un digno ambiente para vivir.

¿Y qué tenemos? Una ciudad caótica, la especulación inmobiliaria destruyó el hermoso barrio de Bellavista, el juegavivo edificó los tugurios de Paitilla y Punta Pacífica donde el sol es aristocrático, una Cinta Costera sin belleza paisajística y una selva de cemento que hace de Calidonia y vía España un gran fogón… En contraste, Costa del Este es una ciudad jardín con calidad de vida, con zonificación regulada, es el humanismo del hábitat con una visión urbanística integral.

La ciudad de Panamá está encarcelada por un modelo errado de crecimiento que sólo luce bien para fotos de estructuras, pero que le niega al individuo citadino una calidad de vida aceptable. Foto: Burica Press

El planificador urbano con ética social nos reclama una ciudad al estilo de Le Corbusier con los goces del sol, el espacio y el verdor…

Jorge Ricardo Riba insiste en que la liberación del potencial del crecimiento urbano no se puede concebir sin un salto cualitativo en la educación. Una ciudadanía ilustrada lucharía por una ciudad mejor.

La Región Metropolitana es una de las preocupaciones del docente universitario, es un área de 9,000 kilómetros2, incluye la Cuenca Hidrográfica del Canal, la antigua Zona del Canal, las ciudades terminales de Panamá y Colón, los territorios periféricos de Arraiján y Chorrera (Panamá Oeste), abarca 121 corregimientos en 14 distritos y 3 provincias. Para el 2020 se calcula su población en 2.5 millones. Considero que Panamá Este es también parte de la Región Metropolitana.

El distrito de Arraiján es el sector más explosivo en el desarrollo urbano del país y como lo expresa el arquitecto Riba: ante el nuevo imperio de la codicia y la corrupción, se requiere ser más heroicos. Urge una solución rápida ante le necesidad de un transporte seguro, económico y eficiente para Arraiján y el Panamá Oeste, miles de panameños lo reclaman.

El ensayo Urbanismo: proyectos y otros escritos nos lleva a exigir una rendición de cuentas a los ministros de Vivienda e ingenieros municipales de los últimos 20 años por el desorden urbano del área metropolitana. Se han construido barriadas y edificios como los de la avenida Balboa, San Francisco y el Cangrejo sin la red de los servicios públicos necesarios para un urbanismo humano, se carece de una oferta efectiva de energía eléctrica, de suministro de agua y de un eficaz alcantarillado sanitario. Hay barriadas construidas con materiales de baja calidad, sin espacios para escuelas, áreas verdes, sin campos de juego y recreación, sin facilidades de transporte. Predomina el lucro y la especulación unido a la corrupción de una burocracia que ha institucionalizado la coima y el juegavivo.

Jorge Ricardo Riba es la antítesis de esa conducta irresponsable, es un arquitecto de ideas éticas.

Literariamente, la obra es un compendio de distintos temas relacionados con el urbanismo, destacan su excelente narración y la prosa elegante del autor. Su formato facilita la lectura y las ilustraciones son puntuales.

Referencia Bibliográfica: Riba, Jorge Ricardo. El Urbanismo: Proyectos y otros escritos/Panamá: Exedra, 2010. 313p. il.

*ESCRITOR Y EDUCADOR

Publicado en La Estrella de Panamá, 27 de diciembre de 2010.

Wikileaks: Presidente de Panamá pidió apoyo a EEUU para escuchas telefónicas

La gran filtración >>

El presidente de Panamá pidió a la DEA escuchas telefónicas

La agencia respondió que no espiaba a “objetivos políticos”

M. RICO – Madrid – 25/12/2010

“Necesito ayuda con la intervención de teléfonos”. En julio de 2009, la embajadora de EE UU en Panamá, Barbara Stephenson, recibió este extraño mensaje en su Blackberry. Lo enviaba el presidente panameño, Ricardo Martinelli . Y es el arranque de un informe secreto, enviado el 22 de agosto de 2009, en el que la diplomática expresa su estupor ante la pretensión del mandatario de utilizar la infraestructura de la DEA para combatir la inseguridad y espiar a sus rivales políticos. En el cable, Stephenson emite unos juicios muy severos sobre Martinelli. “Su tendencia al acoso y al chantaje puede haberle llevado al estrellato en el mundo de los supermercados, pero es poco propio de un estadista”.

TEXTO DE CABLES ORIGINALES (Inglés)

“Su tendencia al chantaje es poco propia de un estadista”,

Barbara J. Stephenson, Embajadora de EEUU en Panamá 2008-2010

Nada más recibir el primer mensaje del presidente, Stephenson mandó a dos funcionarios de la embajada para recabar información. Se trataba, les explicó el ministro panameño de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu, de que EE UU les ayudara a establecer un sistema de escuchas telefónicas para protegerse de “individuos” amenazados por la lucha gubernamental contra la corrupción o de potenciales maniobras desestabilizadoras por parte de “Gobiernos izquierdistas de la región”. Los funcionarios estadounidenses -el número dos de la misión y el representante de la DEA- fueron claros: el programa de escuchas telefónicas que la DEA desarrolla junto a la policía panameña -la llamada Operación Matador- estaba destinado al narcotráfico y siempre con autorización judicial. EE UU, dijeron, no ampliaría el programa “para incluir objetivos políticos”.

Entre el crimen y la corrupción

La preocupación de la embajadora ante las pretensiones presidenciales se trastoca en alarma al hablar directamente con Martinelli. “Estamos a oscuras ante el crimen y la corrupción”, le espetó el mandatario. La DEA debía compensar por la información que obtenía en Panamá. Y sugirió nombres de individuos que deberían ser sometidos a escuchas. “No hizo distinción entre objetivos legítimos de seguridad y enemigos políticos”, señala la embajadora. Cuando Stephenson le recuerda que las actividades de la DEA benefician a Panamá, “Martinelli hizo una amenaza implícita de reducir la cooperación antinarcóticos si EE UU no le ayudaba con las escuchas”. La advertencia de la diplomática sobre las consecuencias de su postura le hizo recular.

Una “actitud infantil”

Martinelli “tiene una actitud infantil” al creer que “las escuchas son la solución para todos los problemas de criminalidad”, señala la embajadora, que constata con preocupación que el presidente “intentará establecer su propio programa de escuchas bajo la cobertura de la DEA”.

“Martinelli se presentó como candidato pro EE UU y ahora asume que tenemos una deuda con él como contrapeso de Hugo Chávez en la región”, concluye Stephenson. “Nuestro reto es convencerle de que los años 80 quedaron atrás en Centroamérica”

——————————–

Pruebas para enjuiciamiento político al Presidente de Panamá existen, sólo falta proceder.

Burica Press

——————————-

MAPA DE LOS WIKICABLES DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO LIBERADOS POR EL DIARIO EL PAIS

 

Mapa de los wikicables liberados hasta el momento por el diario El Pais. Pinche la imagen para acceder a mapa original

Contrataciones para la ampliación del Canal podrían ser un fracaso

EE UU intentó evitar que Sacyr lograse las obras del Canal de Panamá

Washington hizo gestiones para impedir el triunfo español.- Panamá expresó dudas de que Sacyr pueda ejecutar el proyecto

MIGUEL JIMÉNEZ – Madrid – 17/12/2010

“En dos o tres años será obvio que ha sido todo un fracaso

Juan Carlos Varela, Vicepresidente de Panamá

La Embajada de EE UU en Panamá abogó “implacablemente” para que la estadounidense Bechtel ganase el concurso de la ampliación del Canal, en el que compitió con las españolas ACS y Sacyr, la finalmente ganadora con una oferta de 3.120 millones de dólares (unos 2.350 millones de euros). Las gestiones de la embajada incluyeron múltiples contactos con miembros de los consorcios para intentar averiguar los precios de las ofertas, con el asesor independiente (una empresa de EE UU), y con la propia Autoridad del Canal de Panamá, según revelan los documentos obtenidos por Wikileaks a que ha tenido acceso EL PAÍS. Los diplomáticos de EE UU afirmaron en numerosas ocasiones que Sacyr estaba técnicamente quebrada, que no sería capaz de ejecutar el proyecto y que ganó el concurso gracias al apoyo del Gobierno español. En uno de sus documentos aseguran que las dudas sobre la capacidad de ejecutar las obras son compartidas por el Gobierno panameño.

EE UU consideraba estratégico el concurso para la ampliación del Canal de Panamá. No solo porque por el Canal pasa buena parte del tráfico marítimo intercontinental con origen o destino en sus puertos, sino también porque la oferta de Bechtel incluía compras a proveedores de EE UU por más de 1.200 millones de dólares (920 millones de euros).

Sacyr, la mejor puntuada

Varios documentos confidenciales muestran cómo la embajada recabó información de la consultora CH2MHill, asesor independiente en el proceso. Las averiguaciones llevaron a la embajada a la errónea conclusión de que solo ACS y Bechtel eran licitadores creíbles, porque Sacyr estaba “al borde de la bancarrota”, según sus análisis. Sus diplomáticos creían que no aprobaría la revisión de viabilidad financiera o sería incapaz de suscribir las garantías exigidas. Además, según CH2MHill, Sacyr había “enviado una propuesta técnica que podría no ser mínimamente aceptable”. Pero resultó que la oferta de Sacyr fue finalmente la mejor puntuada tanto desde el punto de vista técnico como económico.

Ya antes de la adjudicación, la embajada afirmaba que “una victoria de Sacyr sería desconcertante”. “Sacyr está considerada en bancarrota y está siendo apuntalada por el Gobierno español”, añadía. Fuentes de Sacyr recuerdan que la compañía había vendido en 2008 la mayor parte de su filial de concesiones Itínere, lo que rebajó su deuda de forma muy notable. Luego, en 2009, año de la adjudicación del Canal, las 10 mayores obras ganadas por Sacyr fueron en el exterior, siendo un año de contratación récord fuera de España. En ese ejercicio, el grupo elevó su facturación un 9% hasta 5.858 millones y tuvo un beneficio de 506 millones.

EE UU había recabado información sobre los avales prestados al proyecto por el Cesce (dependiente del Ministerio de Industria) y su equivalente italiano (pues Impregilo es socio de Sacyr) y consideraba que eso podía ser ilegal. El Departamento de Estado pidió a la Embajada en Madrid que hiciera averiguaciones sobre ese posible apoyo público, alegando que el concurso podría verse “manipulado”. EE UU señalaba a la embajada que estaba apoyando a Bechtel para así generar empleos indirectos en EE UU. Washington quería denunciar la situación financiera de Sacyr ante el Canal antes de que se anunciase el ganador del “proyecto del siglo”. Sacyr precisa que Cesce hizo sólo el reaseguro de acuerdo con su finalidad legal de servir de instrumento para el apoyo y fomento de actividades e inversiones internacionales. Por cierto, “la oferta de Bechtel estaba asegurada por la intervenida AIG”, añade.

Washington acusa al Gobierno español

La victoria de Sacyr provocó la frustración de los diplomáticos de EE UU . Marcaba “un creciente apogeo de la influencia española en Panamá”. “Sospechamos que Sacyr, con problemas financieros, fue capaz de ofrecer un precio sorprendenmtemente bajo gracias al respaldo del Gobierno español”, comunicaba la embajadora Barbara Stephenson al Departamento de Estado. Y proseguía: “La victoria de Sacyr complica nuestras relaciones bilaterales tanto política como económicamente”.

La embajada analizó las posibilidades de que Bechtel impugnase el proceso. La estadounidense admitió que su baja puntuación técnica pudo deberse a un diseño demasiado innovador y no veía base para reclamar por esta vía. Pero sí creía que Sacyr había violado las normas europeas de competencia al obtener garantías estatales y reclamaría si encontraba pruebas. Finalmente, ninguno de los dos perdedores presentó alegaciones, tras analizar la oferta ganadora, “lo que da idea de la solvencia técnica del proyecto presentado”, según Sacyr.

Según Bechtel, la oferta ganadora de 3.120 millones de dólares de Sacyr no daba ni para “poner el hormigón”. La estadounidense había dado un precio de 4.200 millones y sospechaba que Sacyr intentaría renegociar al alza el contrato durante su ejecución.

El ‘shock’ en la banca española

La Embajada de EE UU terminó admitiendo que las contragarantías dadas a Sacyr no violaban las reglas del concurso, pero seguía a la caza de brujas: “No podemos descartar que el Gobierno haya dado otro tipo de garantías a Sacyr que le permitan acceder al crédito necesario para ejecutar el proyecto, preservando puestos de trabajo españoles y previniendo el rumoreado shock del sistema bancario español que podría resultar de la caída de Sacyr”.

Bechtel y la embajada expresan continuas dudas sobre la capacidad de Sacyr para ejecutar el proyecto. A esas dudas se suman las expresadas por el vicepresidente y ministro de Asuntos Exteriores, Juan Carlos Varela, ante una delegación de congresistas, según la transcripción de la embajada. “El proyecto de ampliación del Canal es un desastre”, aseguran que dijo en un almuerzo el 29 de diciembre de 2009. “En dos o tres años será obvio que ha sido todo un fracaso”, le entrecomillan. Varela también expresó sus serias dudas el 3 de enero en una conversación en la que participó el número dos de la embajada. “Uno no hace chapuzas con algo tan importante como el Canal. Cuando uno de los licitadores hace una oferta 1.000 millones de dólares inferior a la del siguiente, hay algo que está muy mal”, aseguran que dijo. El propio presidente, Ricardo Martinelli, expresó dudas similares a la embajadora. Cuando Stephenson le preguntó cómo iba el proyecto, “Martinelli hizo una mueca, indicó que estaba un poco preocupado y dijo que temía que el administrador del Canal podría haber inclinado el concurso hacia el consorcio que incluía a CUSA, dirigida por su primo”, relata la embajadora.

Sacyr, que asegura que el proceso fue “ejemplar en todos los sentidos”, subraya que en agosto los responsables de la obra afirmaron públicamente que la obra va más avanzada de lo previsto en el cronograma de actuaciones. “Hay que tener en cuenta que terminar a tiempo estos trabajos (cinco años) supone una importante gratificación y retrasarse una fuerte penalización”, subraya la española.

——————————-

A confesión de partes, relevo de pruebas.

Burica Press

$ 100 billones requeridos para mitigación y adaptación al cambio climático

Panel Financiando el Cambio Climático

Esfuerzos internacionales para acciones de mitigación y adaptación

Como parte de las conferencias de la exposición Green Solutions @COP16, el panel  Financiando el Cambio Climático contó con la participación de actores internacionales que expusieron su posición sobre los recursos que se necesitan para financiar los impactos del cambio climático.

El reporte entregado a la COP16 en materia de financiamiento, muestra la necesidad de llegar a un acuerdo sobre el precio del carbono para lograr la meta de juntar 100 billones de dólares para 2020 que sirvan para un fondo internacional destinado a las acciones de mitigación y adaptación al cambio climático.

Connie Hedegaard, Comisionada Europea para la Acción Climática, señaló la necesidad de innovar en la obtención de recursos provenientes de los sectores público y privado; así como crear un ambiente estable y económicamente atractivo para los inversionistas que permita emprender acciones conjuntas.

Es necesario proveer a los empresarios interesados con herramientas para saber a dónde y cómo dirigirse dentro de este tema, a fin de que la inversión en proyectos ecológicos también sea económicamente redituable.

Ernesto Cordero Arroyo, Secretario de Hacienda y Crédito Público de México, participó en el panel exponiendo las acciones prioritarias que el país ha emprendido. Declaró que el gobierno federal está comprometido a transitar hacia ser una economía baja en carbono, sin comprometer su crecimiento.

Informó que este año se aprobaron 4.5 billones de pesos de recursos públicos para acciones de mitigación y adaptación repartidos en programas para mejorar el transporte público, construir viviendas ecológicamente sustentables, programas de educación para el sector empresarial, apoyos fiscales para la transición a tecnologías amigables con el ambiente, y principalmente para la obtención de energías limpias.

El Panel fue presidido por Rachel Kyte, Vicepresidenta de Servicios de Consejos Empresariales de Corporaciones Financieras Internacionales (IFC por sus siglas en inglés) y terminó con una sesión de preguntas y respuestas.

Cancún: continúa el cónclave sobre cambio climático (COP6/CMP6)

El mundo se cita en Cancún para reavivar la lucha contra el cambio climático

Mexico/AFP
30/11/2010
Anna Cuenca

La conferencia anual de Naciones Unidas sobre el cambio climático abrió este lunes en Cancún, dos semanas de negociaciones internacionales destinadas a devolver la credibilidad a un proceso debilitado por el fracaso del año pasado en Copenhague.

De los más de 190 países miembros de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), 132 estaban presentes en la ceremonia de apertura, organizada en un lujoso hotel de esta localidad costera mexicana, donde tendrá lugar la negociación hasta el 10 de diciembre.

“Los recibe un país que, como todos los de la región, es de los que más padecen los efectos del cambio climático”, afirmó el Presidente Felipe Calderón.

“El cambio climático ya es (…) una realidad y está teniendo muy graves consecuencias para nosotros y para el planeta”, afirmó, refiriéndose a las dramáticas inundaciones que devastaron de Pakistán y a la ola de calor e incendios forestales sin precedentes que vivió Rusia este verano boreal.

Estos son “fenómenos que afectan más a la gente más pobre y la hacen todavía más pobre”, subrayó.

“Durante las próximas dos semanas aquí en Cancún los ojos del mundo estarán puestos en ustedes”, lanzó el presidente a los negociadores que le escuchaban.

Por su parte, el Presidente del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), el indio Rajendra Pachauri, llamó a los países presentes a “cooperar lo más rápido posible”.

“Necesitamos tejer un tapiz de esfuerzos mucho más rico, un tapiz lleno de agujeros no funcionará, y los agujeros sólo se pueden llenar con acuerdos”, consideró por su lado la costarricense Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC.

La conferencia del año pasado en Copenhague debía forjar un acuerdo para proseguir y mejorar la lucha mundial contra el calentamiento global a partir de 2012, fecha en que expiran los compromisos del Protocolo de Kyoto.

Sin embargo, concluyó con la adopción de un decepcionante texto no vinculante, negociado a última hora por un puñado de jefes de Estado, que propuso limitar el alza de la temperatura del planeta a dos grados centígrados, sin detallar los medios para lograrlo.

Un nuevo fracaso este año sería fatal para el proceso. Organizadores y negociadores están decididos a lograr resultados aunque sean parciales, para avanzar de cara a la próxima conferencia de Durban (Sudáfrica), a finales de 2011.

Sin embargo, algunos de los participantes ya han expresado su preocupación de que Cancún siga la dinámica de Copenhague, cuyo resultado rechazan numerosos países -entre ellos Bolivia, Venezuela y Cuba- por no haber sido negociado por la totalidad de los países.

“Se tiene que preservar la regla del consenso para que nunca más existan reuniones de grupos por fuera de los que establece la Convención” para “evitar que lo que ocurrió en Copenhague (…) con un documento que ni siquiera había sido ampliamente conocido y discutido por las partes, se vuelva a repetir”, reiteró el embajador de Bolivia ante la ONU, Pablo Solón.

Pero la Canciller Patricia Espinosa aseguró que “el gobierno mexicano seguirá trabajando con absoluta transparencia y con un sentido de inclusión en todas las consultas”. “Mantendremos informadas a todas las delegaciones de cómo se están dando las negociaciones”, afirmó en rueda de prensa.

Por su parte, la Ministra danesa de Medio Ambiente, Lykke Friis, cuyo país presidió la conferencia del año pasado, consideró que “Cancún sólo será un éxito si logra un resultado equitativo”, que beneficie a países ricos y pobres.

Espinosa anunció por otra parte que unos 25 jefes de Estado confirmaron su participación en la conferencia la próxima semana. Sin embargo, el Presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, que había anunciado su presencia, informó este lunes que finalmente no viajará a México, “debido a la pesada agenda interna que debe cumplir” en Brasil antes del fin de su mandato el 1 de enero.