Panamá: Martinelli no quiere defensores de DD.HH

Periodistas españoles dicen fueron detenidos porque Panamá no quiere testigos

Panamá: Autoritarismo y violación a los derechos humanos

Fuente: EFE | 01/03/2011

Madrid,  (EFE).- Los periodistas españoles Paco Gómez Nadal y Pilar Chato, que llegaron hoy a Madrid tras ser detenidos en Panamá acusados de instigar las protestas indígenas, afirmaron que “las ilegalidades” cometidas contra ellos “son una prueba de que no quieren testigos de lo que está pasando”.

Así lo manifestó Gómez, colaborador del diario español “El País” y activista de la organización defensora de los Derechos Humanos Human Rights Everywhere, quien viajó desde Costa Rica con Pilar Chato, custodiado por agentes policiales panameños.

En declaraciones a los periodistas en el aeropuerto de Madrid, Gómez dijo que “esta es la prueba definitiva de que Panamá está en un momento de gobierno totalitario, en el que las libertades han retrocedido terroríficamente y la represión contra periodistas y defensores de derechos humanos son permanentes”.

Los periodistas Paco Gómez Nadal y Pilar Chato fueron expulsados de Panamá este 28 de febrero de 2011, sin procesos legales válidos. Foto: Epasa.

En el último año ha habido diez ó doce muertos en los pueblos indígenas y miles de heridos en represión directa, dijo el periodista, quien explicó que aceptaron “abandonar Panamá voluntariamente, en vez de ser deportados para poder seguir peleando dentro y fuera”.

Gómez y Chato dijeron que tras la detención -el sábado último- estuvieron 48 horas sometidos a mucha tensión y supieron que iban a estar quince días encarcelados mientras sus abogados trataban de revertir la medida.

Los dos periodistas estaban convencidos de que, al final, serían deportados, y por eso eligieron la repatriación voluntaria, que establece que no se puede volver a Panamá en dos años, frente a la deportación que amplía esta prohibición a entre 5 y 10 años.

Gómez y Chato explicaron que el sábado pasado una comunidad indígena había convocado una manifestación frente al Parlamento en el marco de las movilizaciones contra la nueva Ley de Minería, que permite “la explotación de una serie de minas”.

“Habían cortado la calle y la policía les avisó de que les iban a desalojar”, explicó Gómez, que relató que se encontraba hablando con los manifestantes cuando, al encender su cámara, fue detenido junto a Chato, otra periodista panameña y la veintena de manifestantes.

Según Gómez, el Gobierno panameño le sigue los pasos “desde hace tiempo” por su actividad en favor de los Derechos Humanos y por una columna crítica que escribe, por lo que el pasado sábado “aprovechó para acusarme de ser el instigador de las revueltas indígenas”.

Durante la detención, Chato logró ponerse en contacto y recibir el apoyo de la Embajada española, “aunque les han puesto trabas para contactar con nosotros”, dijo la periodista.

Ambos dicen que vivieron 48 horas “muy tensas, en tres instituciones diferentes durmiendo en el suelo y con mucha sorpresa por parte de los funcionaros”.

“Nos atendían y nos decían que no tenían expedientes nuestros, ya que la detención había sido una decisión política”, dijeron Paco Gómez y Pilar Chato.

El sábado pasado, la policía panameña dispersó con gases lacrimógenos tres manifestaciones de indígenas en el occidente de Panamá, que protestaban contra la ley de reforma del código minero, que según ellos, atenta contra los recursos naturales de las comarcas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: