Seis meses frente a la Corte Suprema

Seis meses frente a la Corte Suprema

Ciudad de Panamá. Burica Press (13 de diciembre de 2008). De acuerdo a Denia Arauz, una arquitecta panameña, activista ambiental y defensora del paisaje urbano de las áreas revertidas de la ciudad de Panamá, todo pareciera indicar que sus seis meses continuos frente a la Corte Suprema de la República de Panamá es una lucha que no se ha ganado todavía.

Justo ayer se cumplieron 129 días laborales (seis meses) que los residentes de las áreas revertidas asisten religiosamente con insistencia y perseverancia frente a las oficinas de los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) pidiendo justicia ambiental ya que los activistas ambientales y residentes de las áreas revertidas demandan la inconstitucionalidad de la Ley 12 de 2007 que legalizó más de 50 actos administrativos ilegales de zonificación realizados por el Ministerio de Vivienda (MIVI)en la administración de Martín Torrijos y la de la señora Mireya Moscoso. Al legalizar estas zonificaciones que la Ley prohibía y protegía el espacio, el entorno urbano y las áreas verdes, miles de hectáreas de dichas áreas y otros espacios urbanos invaluables se perderían por la densificación y construcción de obras civiles contra natura.

Insisten en que como ciudadanos dignos de este país, seguirán luchando para que los fallos de la Corte Suprema se desarrollen bajo la integridad, la transparencia y el compromiso institucional por el supremo bien del país”

Los activistas urbanistas y ambientales indican que seguirán asistiendo a la Corte ya que lo que ha hecho la Asamblea Nacional y la Corte Suprema con esta ley es proteger con impunidad la corrupción del MIVI que ha olvidado su papel rector del urbanismo y se ha convertido en una agencia promotora de bienes raíces pero vendiendo las riquezas y valores nacionales. Ellos indican que la Corte debe fallar contra esta ley.

Fotos: D. Arauz

Rosina de Stec, Rafael Spalding, Raisa Banfield, Denia Arauz y un centenar más de panameños indican que han hecho este significativo acto de protesta porque tienen sed de justicia ante tantas arbitrariedades y corrupción del Gobierno Central y de la Asamblea Nacional que se atrevieron a aprobar en conjunto esta ley que es una aberración jurídica y por tanto una vergüenza nacional.

Una lucha diaria que con megáfono en mano, pancartas y banderas verdes levantan cada mañana la voz de censura contra cinco magistrados de la Corte: Aníbal Salas, Winston Spadafora, Alberto Cigarruista, Nelly Cedeño de Paredes y Delia Carrizo de Martines por haber fallado bajo presión política y legalizar aún más la corrupción montada desde el Ejecutivo y la Asamblea sobre el destino de las áreas verdes revertidas de la antigua Zonal del Canal.

Los activistas indican que sienten que sus esfuerzos ciudadanos han calado sin precedente histórico, en la gestión de la magistratura de justicia, que tiene que dar un revés rotundo y dar cumplimiento al Código de Ética Judicial, orientado a las actuaciones honestas, idóneas, independientes, justas e imparciales de los funcionarios de este Órgano del Estado, para lograr un correcto desempeño de la administración de justicia, que no puede estar divorciada o aislada del elemento moral.

Smithsonian avala destrucción

Medio ambiente frente a desarrollo

LA PRENSA/Carlos Lemos

El rechazo de los ambientalistas de Colón a la expansión del puerto de Manzanillo cayó en saco roto. Durante un recorrido de este diario, se constató el avance en la devastación de 18.3 hectáreas de mangle en ese sector. La acción fue legalizada cuando el Gobierno, la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá y la empresa Manzanillo International Terminal firmaron un acuerdo –con el aval del Instituto Smithsonian– que permitió tumbar mangle de áreas que fueron medianamente intervenidas.

——————–
El Smithsonian no es el único administrador del área Protegida de Galeta. Tal decisión de avalar una destrucción semejante debió incluir muchas partes.

Además, no es correcto que una institución que no es panameña, avala este tipo de hechos.

En fin esto demuestra que las autoridades ambientales están divorciados de la realidad ambiental de este país y tanto la ANAM como la ARAP son ecotíteres colgados en una pared y que hacen reír a los desarrollistas que sólo le interesa de Panamá el vil metal.

Burica Press

40 indígenas detenidos en el Río Changuinola, Reserva de la Biósfera

DESCONTENTOS. Indígenas retoman la lucha.

40 detenidos en Charco La Pava

Los manifestantes señalaron que tuvieron que internarse en la montaña para evitar ser arrestados.El dirigente Ismael Quintero dijo que el subcomisionado José Manuel Ríos arrastró al ambientalista Roberto López.

ESPECIAL PARA LA PRENSA/A. Pimentel
ENFRENTAMIENTOS. Los indígenas señalaron que continuarán las protestas hasta las últimas consecuencias.

Ángel Santiago P.
CHARCO LA PAVA Bocas del Toro

Cuarenta indígenas fueron detenidos por agentes de la Policía Nacional, en la comunidad de Charco La Pava luego de retornar ayer en horas de la mañana a las protestas en contra de la construcción de la hidroeléctrica Chan 75, que desarrolla la empresa AES Changuinola.

Policías armados penetraron el área de Charco La Pava, a tempranas horas de la mañana de ayer, y le anunciaron a los indígenas que se mantendrán firmes en el lugar hasta el día ocho de enero cuando llegue una comisión del patrinomio histórico a la comunidad, para hablar sobre el tema de exploración.

La información fue proporcionada por los dirigentes indígenas que lograron escapar del enfrentamiento que se dio en la comunidad de Charco La Pava, donde la policía lanzó bombas lacrimógenas, afectando a niños y mujeres que se encontraban en la protesta.

Indicaron que tuvieron que replegarse hacia la montaña, ya que la carretera estaba sitiada por miembros de la Policía Nacional, además, según ellos, los policías golpearon a un indígena y trataron de arrestar a otros que salieron corriendo.

Ismael Quintero Bonilla, dirigente de la comunidad de Charco La Pava, denunció que la Policía desde el pasado martes está tratando de desalojar a a los manifestantes del sector.

Ismael Quintero indicó que el subcomisionado José Manuel Ríos arrastró a Roberto López, uno de los compañeros que estaban en la lucha y trataron de esposar a Manuel Miranda cerca de la comunidad de Nance de Risco.

Quintero recalcó que todos los trabajos que se están llevando a cabo en la comunidad de La Pava son ilegales y que han violado todas las resoluciones del 2005.

El dirigente indicó que abandonaron el área el pasado miércoles porque la policía les pedía que le dieran cinco días hábiles para dialogar, pero que las maquinarias de la empresa continuarían los trabajos.

“Nos retiramos, pero para organizarnos mejor, ellos dicen que nos retiramos a través de un acuerdo, nosotros no dejamos nada escrito con la Policía”.

“Nos vamos a mantener en donde estamos haciendo nuestras protestas y nos enfrentaremos hasta las últimas consecuencias, todos juntos en Charco La Pava”, dijo Quintero .

Venero Santos Santos, dirigente de Charco La Pava, sostuvo que “estamos manifestándonos en contra de la empresa que lleva a cabo labores en la comunidad, porque ellos han incumplido con nosotros desde un principio, por eso es que desconfiamos de todo”.

Félix Sánchez, ambientalista de Bocas del Toro, censuró la actuación de la Policía Nacional de arrestar a los indígenas que luchan por el rechazo a la construcción de la hidroeléctrica. El ambientalista indica que el área donde los indígenas están protestando es la más importante en todas las investigaciones que se han hecho sobre arqueología.

Al cierre de esta edición los arrestados se encontraban en la cárcel pública de Changuinola a la orden del corregidor Nelson Abrego, mientras el abogado Silvio Quiñones preparaba un hábeas corpus para liberar a los detenidos, se informó.

 

Análisis del paisaje en los estudios de impacto ambiental en Panamá

Análisis del paisaje en los estudios de impacto ambiental en Panamá

Introducción

El siguiente contenido donde se analiza el paisaje como un componente clave dentro del proceso de evaluación de impactos ambientales fue incorporado del Manual Operativo de Evaluación de Impacto Ambiental de la República de Panamá que estuvo vigente hasta septiembre de 2006. Aún así este texto y herramientas de evaluación siguen siendo válidos y casi son ignorados en la mayoría de los estudios de impacto ambiental que se presentan ante la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM).

Hasta el momento seguimos a merced de la anarquía y la corrupción en el proceso de evaluación de impacto ambiental, ya que las consultas interinstitucionales y de la sociedad civil son ignoradas a conveniencia, con más razón en el tema de destrucción de paisajes únicos culturales y naturales. Este componente de los Estudios de Impacto Ambiental subvalorado en nuestra sociedad refleja de estamos a muchas décadas de alcanzar un mínimo de cultura ambiental en la sociedad en general que promueva el verdadero desarrollo humano sostenible y evite la destrucción ambiental como valor de desarrollo.

Panamá La Vieja es un ejemplo de paisaje cultural destruido desde mediados del siglo XX por el precarismo, la construcción de la Vía Cincuentenario y por las torres de apartamentos y edificios de complejos industriales que se permitieron en las inmediaciones visibles de este monumento histórico. En la actualidad sigue siendo destruida por la proliferación de moles en las inmediaciones, que evidentemente han cambiado y siguen cambiando un paisaje cultural que debió ser protegido.

Torre de Panama La Vieja y Torre de Costa de Este

Foto: Eduardo Bethancourt. Dos torres. Una del siglo XVII y otra del siglo XXI. Nótese como un lugar histórico es afectado en el contexto paisajístico con la mole que está eregida detrás. Lamentablemente esta es una de muchas otras torres que copan el paisaje de Panamá La Vieja. Fuente: www.panoramio.com

 

La construcción del Corredor Sur al frente, cumplió un cometido fundamental de la destrucción del paisaje cultural y natural de Panamá La Vieja. Poco o nada se dijo al respecto en ese momento. La sociedad civil ambiental era muda y muy débil.

La destrucción del paisaje natural es lo más evidente en el país con proyectos que no consideran el recurso paisaje como valor a ser afectado, sin embargo, los promotores y urbanistas y expertos de turismo saben que el paisaje es uno de los principales motores de atracción de inversiones y de promoción de nuestro país. Nadie le interesa invertir seriamente en un país destruido ambientalmente y carente de bellezas escénicas naturales y culturales.

Casos emblemáticos de proyectos aprobados irregularmente por ANAM que promueven la destrucción de paisajes naturales excepcionales en áreas protegidas y corredores biológicos, figuran las siguientes:

  1. Proyecto Hidroeléctrico Chan 75, Bosque Protector de Palo Seco y Reserva de la Biósfera
  2. Proyecto Hidroeléctrico Chan 140, Bosque Protector de Palo Seco y Reserva de la Biósfera
  3. Proyecto Hidroeléctrico Chan 220, Bosque Protector de Palo Seco y Reserva de la Biósfera
  4. Proyecto Hidroeléctrico Bonyic en territorio Naso, Bosque Protector de Palo Seco y Reserva de la Biosfera
  5. Proyecto Minero de Cerro Petaquilla y Molejón
  6. Proyecto Residencial Red Frog Beach Fase I y II, área de amortiguamiento del Parque Nacional Marino Isla de Bastimentos y Reserva de la Biosfera.
  7. Proyecto Residencial Isla Viveros en el Archipiélago de Las Perlas
  8. Proyectos Residenciales variados en los bosques de las áreas revertidas de Panamá y Colón
  9. Proyecto de Autopista Panamá Colón, Parque Nacional Soberanía

El paisaje como recurso natural o cultural y la valoración de sus impactos

El análisis de los impactos ambientales en el paisaje debe tratarse como cualquier otro recurso a ser afectado por una acción humana determinada. El paisaje puede ser estudiado desde dos aspectos distintos:

a) Donde el valor del paisaje corresponde al conjunto de interrelaciones del resto de los elementos (agua, aire, plantas, rocas, etc.) y su estudio precisa de la previa investigación de éstos.

b) Donde el paisaje engloba una fracción importante de los valores plásticos y emocionales del medio natural, por lo cual es recomendable su estudio a base de cualidades o valores visuales.

Los parámetros a utilizar varían de un área a otra y de acuerdo a los objetivos planteados en cada estudio. Por ello existen distintas técnicas utilizadas para inventariar, identificar y posteriormente evaluar el estado del paisaje. Principalmente se abordan a través de sus cualidades de visibilidad, fragilidad y calidad:

a) Condiciones de Visibilidad. La visibilidad engloba a todos los posibles puntos de observación desde donde la acción es visible. Su determinación delimita los posibles impactos que puedan derivarse de la alteración de las vistas de los puntos de observación con un nuevo elemento artificial.

Algunas de las técnicas utilizadas son: observación directa in situ, determinación manual de perfiles, métodos automáticos, búsqueda por sector y búsqueda por cuadrículas. Sus usos dependen de las características de cada lugar y de la información disponible. Existen métodos manuales que producen mapas de visibilidad o se puede utilizar un computador.

b) La Fragilidad del Paisaje. Este concepto corresponde al conjunto de características del territorio relacionadas con su capacidad de respuesta al cambio de sus propiedades paisajísticas. La fragilidad se perfila como una cualidad o propiedad del terreno que sirve de guía para localizar las posibles instalaciones o sus elementos, de tal manera de producir el menor impacto visual posible. Normalmente, los factores que influyen en la fragilidad son de tipo biofísico, perceptivo e histórico-cultural. Además de estos factores puede considerarse la proximidad y la exposición visual.

c) La Calidad del Paisaje. Existe cada vez más un creciente reconocimiento de la importancia de la calidad estética o belleza del paisaje, exigiendo que estos valores se evalúen en términos comparables al resto de los recursos. La percepción del paisaje depende de las condiciones o mecanismos sensitivos del observador, de las condiciones educativas o culturales y de las relaciones del observador con el objeto a contemplar.

Territorio Naso Teribe en Bocas del Toro

Foto: Biodiversidadpanama. Río Teribe, subcuenca del Río Changuinola, Bosque Protector de Palo Seco y área núcleo de la Reserva de la Biósfera La Amistad Panamá. En este entorno aguas arriba se han obtenido los permisos del gobierno, más no así de los Nasos para construir vías de acceso y construcción de una represa en Bonyic. 

Si bien es cierto que la calidad formal de los objetos que conforman el paisaje y las relaciones con su entorno, pueden describirse en términos de diseño, tamaño, forma, color y espacio, existen grandes diferencias al medir el valor relativo de cada uno y su peso en la composición total. Para ello, se han establecido una serie de métodos; entre los que se destacan:

Métodos directos

La valoración se realiza a partir de la contemplación de la totalidad del paisaje.

i) De subjetividad aceptada. Es la más simple a pesar de ser la menos objetiva de los términos, pero se acepta por el grado de subjetividad que posee el paisaje. El resultado puede corresponder a una parcelación del territorio clasificado en categorías de calidad visual; por ejemplo: excelente, muy buena, buena, regular y mala.

ii) De subjetividad controlada. Este método se basa en una escala universal de valores del paisaje, de tal forma que se permite establecer cifras comparables en distintas áreas. Para estos efectos las categorías y valores suelen ser: espectacular, soberbio, distinguido, agradable, vulgar y feo. Se realiza con la participación de personal especializado y se utilizan escalas universales para lograr que la valoración subjetiva sea comparable entre sitios distintos.

iii) De subjetividad compartida. Es similar al método de subjetividad aceptada. En este caso la valorización es desarrollada por un grupo de profesionales que deben llegar al consenso, con lo cual se eliminan posturas extremas dentro del grupo. Se utiliza un proceso interactivo hasta conseguir el consenso de los participantes por medio de dinámicas de grupo. En síntesis se somete a discusión la apreciación estética del paisaje.

iv) De subjetividad representativa. En este caso, la valoración se realiza por una cierta cantidad de personas que son representativas de la sociedad. Se hace a través de encuestas, lo que permite una ordenación de los paisajes seleccionados. Se utilizan fotografías como apoyo.

Métodos indirectos

Incluyen métodos cualitativos y cuantitativos que evalúan el paisaje, analizando y describiendo sus componentes. Algunos de los métodos considerados son:

i) Métodos de valoración a través de componentes del paisaje. Se usan las características físicas del paisaje; por ejemplo: la topografía, los usos del suelo, la presencia del agua, etc. Cada unidad se valora en términos de los componentes y después los valores parciales se agregan para obtener un dato final. La diferencia entre los distintos métodos radica en la selección de los componentes y la forma de valorarlos.

ii) Métodos de valoración a través de categorías estéticas. Cada unidad se valora en función de cada una de las categorías estéticas establecidas, agregando o compatibilizando las valoraciones parciales en un valor único para cada unidad. Se utilizan categorías como unidad, variedad, contraste, etc. Su punto central se relaciona con la selección de los componentes a utilizar y con los criterios que los representan.

iii) Métodos mixtos. Estos métodos combinan los dos anteriores, valorando directamente por medio de un análisis de componentes que averigua la participación de cada uno en el valor total.

Referencias:

Resolución AG-0292-01 de 10 de septiembre de 2001. “Por la cual se adopta el Manual Operativo de Evaluación de Impacto Ambiental”.

Autor:

Ariel Rodríguez Vargas
FCNET, Universidad de Panamá
Edición digital para dominio público: Centro de Estudios de Recursos Bióticos.

Precaristas cometieron delito ambiental

Fiscalía ambiental determinará alcance de la deforestación
Proceso por delito ambiental sigue
 
 
 
(IMP)
 
Los precaristas desmantelaron sus casas improvisadas./ Foto Alexis Grael

Rogelio Adonican/ Alexis Grael radonican@estrelladepanama.com

El desalojo de las tierras de “El Toro”, en Arraiján no ha detenido la investigación que inició la Fiscalía de Delitos Ambientales de La Chorrera, por deforestación. Los precaristas invadieron un área que es reserva hídrica del Canal, protegida por la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM). Su directora, Ligia Castro, aclaró que las investigaciones están en manos de la Procuraduría General de la Nación.

Ramiro Esquivel, sub-secretario general de la Procuraduría de la Nación, aclaró que a pesar del desalojo, las investigaciones siguen. Aclaró que el haber salido del área no exime a los invasores de culpa. “Sólo mitigaría la pena, porque demuestran arrepentimiento”. El desalojo se produjo voluntariamente, una vez que las 160 familias iniciaron los trámites para adquirir un lote a través del Ministerio de Vivienda (MIVI).

El próximo 11 de noviembre se tendrá el primer informe de la situación y las soluciones logradas.