¿Por qué reciclar?

RECICLA TODO LO QUE SEA RECICLABLE UNA Y OTRA VEZ

RECICLA TODO LO QUE SEA RECICLABLE UNA Y OTRA VEZ

¿Por qué Reciclar?

¡Alguna vez imaginaste lo que sucede con las latas de bebidas o las revistas que tiras? La mayor parte de los desperdicios terminan en agujeros muy grandes en la tierra (llamados rellenos), o se queman. ¡Pero es mucho más emocionante reciclarlos! El reciclaje ayuda a salvar las materias primas como el petróleo y la madera, reduce la contaminación y disminuye la cantidad de energía que se requiere para hacer algo: a menudo también ahorra dinero. Hay muchas cosas que pueden reciclarse y que terminan en tu bote de basura: es tiempo de destaparlo y aprender los trucos del reciclaje.

Reduce el número de cosas que tiras.
Vuelve a usar lo más posible, para no tener que reciclar.
Investiga dónde puedes reciclar las cosas en tu localidad.
Busca el símbolo de reciclaje en las envolturas y adquiere el mayor número posible de estos productos.

¿Que puedes hacer tú?

Recicla, reutiliza, no contamines

Recicla, reutiliza, reduce: No contamines

Se pueden reutilizar o reciclar muchas cosas diariamente.
Papel – Usa papel de desecho o compra cuadernos de papel reciclado.
Metales – Inicia una colecta de latas en la escuela o comunidad y recauda dinero para una obra de caridad.

PAPEL

El papel se fabricó por primera vez en China hace casi 2,000 años y continuamos usando básicamente el mismo proceso.
Se requieren de 10 a 17 árboles para hacer una tonelada de papel, suficiente para 7,000 periódicos.
El reciclaje de una tonelada de papel ahorra suficiente energía para mantener encendido un foco de 100 watts todo el día por tres años.
Cada persona desperdicia al año el equivalente a dos o tres árboles en papel.

METAL

Las dos clases de metal que se reciclan con mayor frecuencia son acero y aluminio.
La cuarta parte del acero que se usa en lata para comestibles es reciclado.
Reciclar una tonelada de latas de acero ahorra 3.6 barriles de petróleo.
4 de cada 5 latas en el mundo están hechas con aluminio.

PLÁSTICOS

Los plásticos se fabrican con petróleo, que es un recurso no renovable, pues no podemos fabricar más petroleo para reemplazar el que usamos.
Usamos 10 millones de envases plásticos al día.
En América Latina usamos toneladas de envases de plástico al año.
Hay muchos plásticos diferentes:
PE (polietileno y es opaco) = conos de tránsito, bolsas de basura, señales, macetas
PVC (cloruro de polivinilo y es transparente) = zapatos, tubería, drenaje
PET (tereftalato de polietileno y es trasparente) = relleno para cojines y almohadas, relleno para bolsas de dormir, relleno para sillones

VIDRIO

El vidrio es ideal para reciclar, porque a diferencia del papel, no pierde su alta calidad.
Se separan los diferentes colores de vidrio (verde, café e incoloro) en la mayoría de las fundidoras.
En comparación con la producción de vidrio nuevo, el reciclar una tonelada de vidrio ahorra 135 litros de petróleo y 1.2 toneladas de ceniza de sosa y de caliza. Significa que estas materias primas podrían permanecer en la Tierra.

TEXTILES

La ropa que sale de tiendas de caridad, ventas y desechos se clasifican según el tipo de material. Las fibras naturales (lanas y algodones) son materiales de alta calidad y las sintéticas (nylon) son de baja calidad. Sin embargo, ambas son tratadas en la misma forma.

Reciclando los textiles nos ayuda a
Generar empleos
Ahorra agua
Disminuye la contaminación
Ahorra energía
Reduce la demanda de nuevas fibras
Genera dinero para obras de caridad

Bibliografía
La Gran Aventura del Reciclaje. Escrito por Jan MacHarry. Ilustrado por Edmond Davis y Piers Sanford. Primera edición, octubre de 1995. ISBN 968-13-2797-7. Editorial Diana, México, S.A. de CV.

Cortesía de Argelis Ruiz, STRI, Panamá

Mensaje Día Mundial del Medio Ambiente 2008

Mensaje del Secretario General en el

Día Mundial del Medio Ambiente

“Acabar con la adicción: hacia una economía de bajo consumo de carbono”

Ban Ki-moon
Ban Ki-moon

5 de junio de 2008

La adicción es algo terrible. Nos consume y nos controla, nos hace negar verdades importantes y no nos permite ver las consecuencias de nuestros actos. Nuestro mundo es víctima hoy de una grave adicción al carbono.

El progreso industrial del mundo desarrollado fue impulsado por el carbón y el petróleo. Los países que se encuentran en un rápido proceso de desarrollo han optado por la misma fuerza impulsora en su afán por conseguir iguales niveles de vida. Al mismo tiempo, en los países menos adelantados los pobres no tienen más opción que recurrir a fuentes de energía aun menos sostenibles, como el carbón vegetal.

La dependencia de la energía basada en el carbono ha producido una acumulación considerable de gases de efecto invernadero en la atmósfera. El año pasado, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, que fue galardonado con el Premio Nobel, desmintió para siempre a los escépticos que negaban el calentamiento de la atmósfera. Sabemos que el cambio climático es una realidad y sabemos que lo causan las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero.

El uso de combustibles fósiles no es la única fuente de carbono. En los trópicos se están talando valiosos bosques para la producción de madera y papel, para crear tierras de pastoreo y terrenos cultivables y, cada vez más, para dar lugar a plantaciones a fin de atender a la demanda creciente de biocombustibles. Esta nueva manifestación de nuestra adicción al carbono no sólo libera gran cantidad de CO2, sino que también destruye un recurso valioso para la absorción del carbono de la atmósfera, lo que incrementa la contribución al cambio climático.

Las consecuencias ambientales, económicas y políticas del calentamiento de la atmósfera son profundas. Los ecosistemas, de las montañas a los océanos, de los polos a los trópicos, están cambiando rápidamente. Las ciudades de las zonas bajas se ven afectadas por inundaciones, el terreno fértil se convierte en desierto y el clima resulta cada vez más impredecible.

Todos pagaremos el precio. Los pobres serán los más afectados por los desastres producidos por los fenómenos atmosféricos y por la enorme inflación de los precios de los alimentos básicos, pero incluso las naciones más ricas se enfrentan a la perspectiva de una recesión económica y a un mundo en conflicto en que se lucha por poseer los recursos en disminución. La mitigación del cambio climático, la erradicación de la pobreza y la promoción de la estabilidad económica y política exigen una sola solución: acabar con la adicción al carbono. Este es el tema del Día Mundial del Medio Ambiente 2008. El lema “Acabar con la adicción: hacia una economía de bajo consumo de carbono” reconoce cuán dañina es nuestra adicción y nos muestra el camino que debemos seguir.

Frecuentemente se necesita una crisis para que aceptemos la realidad. Ante la crisis del clima, las empresas y los gobiernos están empezando a comprender que abordar el calentamiento de la atmósfera, en lugar de ser prohibitivo, de hecho puede reducir los gastos y activar la economía. Si bien el costo del cambio climático es incalculable, el precio de combatirlo puede ser inferior a lo que muchos hemos imaginado. Según algunas estimaciones, es inferior al 1% del producto interno bruto mundial: un precio verdaderamente bajo para una guerra de nivel mundial.

Otra noticia aun mejor es que ya existen o se están desarrollando las tecnologías para lograr que nuestro consumo de combustibles basados en el carbono resulte menos contaminante y más eficiente, y para aprovechar la energía renovable del sol, el viento y las olas. El sector privado, en particular, está compitiendo para sacar provecho de lo que ha comprendido que es una enorme oportunidad comercial.

En todo el mundo, las naciones, las ciudades, las organizaciones y las empresas han vuelto a mirar con interés las opciones no contaminantes. En las Naciones Unidas, he pedido que el plan de renovación de nuestra Sede de Nueva York se ciña a las directrices ambientales más estrictas. También he pedido a los jefes ejecutivos de todos los programas, fondos y organismos especializados de las Naciones Unidas que avancen rápidamente hacia la neutralidad en el uso del carbono. A comienzos del año, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente lanzó la Red de Clima Neutro (CN Net) para impulsar esta tendencia. Los miembros fundadores, que son países, ciudades y empresas, son los pioneros de un movimiento que, a mi juicio, contribuirá cada vez más a definir en las próximas décadas el discurso ambiental, económico y político y la adopción de decisiones en esas esferas.

El mensaje del Día Mundial del Medio Ambiente 2008 es que todos somos parte de la solución. A nivel de individuos, organizaciones, empresas o gobiernos, se puede hacer mucho para reducir la huella de carbono. Este es un mensaje que todos debemos hacer nuestro.

El valor de los tiburones como depredadores

MEDIO AMBIENTE. BALANCE DEL ECOSISTEMA.

El valor del depredador

Fotos cortesía de Albatros Media, Alejandro Balaguer y Avi Klappfer
FAMA. La isla del Coco es llamada la ‘isla de los tiburones’.

Alejandro Balaguer
Especial para La Prensa

vivir+@prensa.com

Hace más de una hora, voy escoltado de varias siluetas gigantes de tiburones oceánicos que duplican el largo de mi kayak. A 500 kilómetros del continente, en aguas territoriales de Costa Rica, la remota isla del Coco –una suerte de laboratorio viviente para el estudio de la evolución de muchas especies de escualos y de otras especies migratorias– luce extremadamente salvaje.

He dejado la seguridad de la cubierta del buque de investigación que me hospeda para explorar el universo acuático, que se extiende alrededor de los 24 kilómetros cuadrados de bosques vírgenes que cubren la isla del Coco, conocida también como “la isla de los tiburones”, fama que compruebo a cada golpe de remo.

Tal es la riqueza marina de este sistema insular, que es muy fácil observar la abundancia de tiburones desde la misma superficie del mar. “Aquí llegan los grandes depredadores a abastecerse, buscando también peces limpiadores que eliminen sus parásitos y otros organismos polizontes que suelen adherirse a la piel. Y como todo ser viviente forma parte aquí de una compleja cadena alimenticia, los parásitos de los tiburones son un buen bocado para los abundantes peces mariposa y los peces ángel rey”, me explica el buzo Kevan Mantell.

Mantell prepara su cámara submarina para otra inmersión, desaparece bajo las aguas con otros expedicionarios y yo prosigo la travesía hacia nuestra casa flotante.

Ante mi tenaz escolta de escualos, compruebo que el verdadero tesoro no es fábula y que la fama de “la isla de los tiburones” es cierta, hecho que registran los colegas camarógrafos a 30 metros de profundidad. Allí, donde reina el silencio, cientos de tiburones martillo y punta blanca, rodeados de cardúmenes de peces limpiadores, rayas águila e inmensos tiburones tigre, se dan un banquete en la bien abastecida despensa natural de las profundidades oceánicas del archipiélago.

Sin embargo, esa abundancia es inusual y la realidad es dramática para las poblaciones de tiburones de los mares del mundo.

Aunque muchos especialistas piensan que las cifras que se dan hoy van a estar por debajo de la realidad en un porcentaje bastante alto cuando se obtengan mayores datos, se estima que entre 50 y 100 millones de tiburones son sacrificados al año por las pesquerías, lo que supone un holocausto marino si se considera que alrededor del 90% de las poblaciones de grandes especies comerciales ya se han extinguido.

Es que los tiburones, como depredadores, están diseñados evolutivamente para jugar un papel importante de control sobre las poblaciones de otros organismos que son presa de ellos y, sobre todo, los que están en la parte superior de la cadena alimenticia o trófica.

Además, se sabe que tienen una influencia muy grande sobre la abundancia de estos recursos porque son los que mantienen el nivel de las otras poblaciones reguladas.

Interesado por la crisis de los tiburones, de retorno de la isla del Coco visito la Universidad Javeriana de Bogotá, donde se realiza un encuentro de expertos de América Latina para exponer sus estudios recientes acerca de los tiburones.

Andrés Domingo, biólogo encargado del área recursos pelágicos del Instituto de Pesca de Uruguay y miembro de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, expone entre un nutrido auditorio: “Los tiburones mayoritariamente son los que regulan la situación de los que vienen por debajo, pero no estamos hablando de un único predador tope que está siendo eliminado. No hablamos solamente de los tiburones, podemos hablar también de mamíferos que están siendo eliminados, por ejemplo, estamos hablando de tortugas, estamos hablando de aves marinas, lo cual complica mucho más la situación de colapso”.

Otro de los invitados es Ramón Bonfil, Phd en biología marina y experto mundial en escualos, un mexicano tenaz que los ha seguido por los mares de la región.

Bonfil complementa la intervención de Andrés Domingo: “Si tú quitas a los tiburones y los quitamos a través de la pesca de ese puesto tan importante, entonces hay un desbalance en el ecosistema, y las presas que antes estaban reguladas por los tiburones, ya no tienen ningún control y empiezan a crecer de una manera fuera del control natural; puede haber unos efectos ecológicos muy complejos, que pueden resultar incluso en problemas económicos, haciendo que el recurso pesquero desaparezca, ya que si tú quitas al tiburón o depredador tope, algunos de los otros tiburones que son depredadores medios en los océanos, pueden llegar a colapsar”.

En Lima, bajo la influencia de la fría corriente de Humboldt, las instalaciones de la Universidad Cayetano Heredia, a escasos metros de la costa, se impregnan de una humedad persistente y salobre propia del litoral peruano. Desde allí, la prestigiosa doctora Patricia Majluf lidera campañas para la sostenibilidad de los recursos pesqueros. La visito y le pregunto: ¿cuántos tiburones tienen que desaparecer para que se afecte realmente el funcionamiento del mar? “Yo he encontrado una metáfora muy interesante para esto, o sea, si tú tienes un carro y le sacas una tuerca no pasa nada, sacas dos y no pasa nada, sacas tres y no pasa nada, hasta que sacas 100 y se te cae el carro; entonces, aplicado a los tiburones, lo que tenemos que ver a nivel general es qué está pasando cuando estamos desapareciendo todas esas especies, porque realmente no entendemos la complejidad de las interacciones de los ecosistemas. Pero sabemos que si sacamos suficientes especies eventualmente todo va a colapsar, sobre todo cuando sacas las especies críticas, como son los depredadores topes”, me cuenta Majluf.

Para Bonfil, existen muchos casos que indican claramente que con la eliminación de un depredador tope, se puede desencadenar un efecto negativo en los ecosistemas marinos.

Crece demanda por paneles solares

energía. se han anunciado planes para reducir subsidios.

Crece demanda por paneles

Europa es la sede de alrededor de la mitad de las instalaciones mundiales de la tecnología fotovoltaica.

Algunos analistas prevén que el mercado de energía solar podría crecer hasta 60% este año.

BLOOMBERG /Ariana Lindquist
COSTOS. La escasez de polisilicio ha reducido los suministros de paneles y elevado los precios.

SIDNEY, Australia
BLOOMBERG

El mercado mundial de la energía solar podría crecer hasta 40% este año, aun cuando los gobiernos europeos han reducido los subsidios a la generación de electricidad no contaminante, dijo el mayor fabricante de paneles fotovoltaicos en China.

Solo la escasez de silicio policristalino impide que las ventas suban al menos 50%, dijo el responsable ejecutivo Shi Zhengrong, de Suntech Power Holdings Co., con sede en Jiangsu, China. El silicio policristalino, principal componente de los paneles fotovoltaicos que convierten la luz en energía, lo fabrican empresas como la noruega Renewable Energy Corp. ASA y la moscovita Nitol Solar Ltd.

Los incentivos económicos, desde Alemania hasta Australia, serán suficientes para alentar más pedidos de propietarios de viviendas y de empresas de servicios públicos, dijo Folker Hellmeyer, analista jefe de Bremer Landesbank Kreditanstalt, en Brema.

Las mejoras tecnológicas y la exención del sistema de permisos de contaminación atmosférica han reducido los costes operativos de la energía de origen solar, en comparación con la producida con petróleo o carbón que despide dióxido de carbono, un gas al que se responsabiliza del calentamiento global, añadió.

“Definitivamente, la energía solar está ahora en el camino correcto para tener un éxito duradero”, dijo Shi.

La Asociación Europea de la Industria Fotovoltaica calcula que las ventas globales aumentarán entre 30% y 60% este año.

Europa es la sede de cerca de la mitad de las instalaciones mundiales de esa tecnología.

Suntech es el mayor proveedor de España y el segundo de Alemania.

Estos dos países anunciaron planes para reducir subsidios, debido a que los extensos despliegues de paneles se están haciendo más competitivos con la generación tradicional de electricidad.

La bandera de la tierra

La Tierra es mi bandera símbolo de la tarea que tenemos ante nosotros todos. Sólo en el último trimestre de mi vida, hemos llegado a saber lo que significa ser custodios del futuro de la Tierra – de saber que, a menos que nos preocupa, a menos que compruebe la explotación rapaz de nuestra Tierra y protegerla, estamos poniendo en peligro el futuro de nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos. No sabíamos esto antes, salvo en pedacitos. Gente sabía que ellos tenían que cuidar de sus propios, pero … No fue hasta que vimos la imagen de la Tierra, desde la Luna, que nos dimos cuenta de cuán pequeño y desvalido es este planeta – …

Margaret Mead, marzo 21, 1977

La bandera de la Tierra es un poderoso símbolo de la internacionalidad y de interés común, una norma que exige a todas las personas a la mutua lealtad a su único recurso compartido universalmente- la propia Tierra.

La Tierra Bandera fue diseñado en 1970 por el fundador del Día de la Tierra  y pionero John McConnell, un líder del movimiento internacional por la paz. Inspirado por las sorprendente primeras fotografías de la Tierra tomadas durante la histórica misión espacial Apolo 10 en 1969, esta simbólica creación ha alcanzado reconocimiento en todo el mundo.

La bandera de la tierra presenta dos caras impresas de la imagen de la Tierra desde el espacio en un campo de color azul oscuro.