Jefe Seattle, inolvidable lección de ecología y ética

Inolvidable lección de ecología y ética ambiental

por Oswaldo Báez*

La conciencia social de la responsabilidad que tiene la humanidad ante el conjunto de la naturaleza, es un principio ético de raíces históricas, a cuyo fortalecimiento aportan la ecológica moderna y la filosofía ambiental.

La relectura de la histórica carta que dirigió Seattle, jefe de la tribu Suwamish al presidente de los Estados Unidos contiene una hermosa proclama por la conservación de la naturaleza y los recursos naturales. Fue escrita hace 152 años pero aún conserva su fuerza argumental y la frescura de un fruto silvestre. La carta contiene varios principios ecológicos y éticos que se halla implícitos en un texto hermoso, vibrante y humano, en él se traduce la sabiduría ancestral que guía la relación hombre-naturaleza de su comunidad y que, por cierto, es muy distinta de aquella que inspiró a la civilización industrial.

“Habéis de saber – dice Seattle – que cada partícula de esta tierra es sagrada para mi pueblo. Cada hoja resplandeciente, cada playa arenosa, cada niebla en el oscuro bosque, cada claro y cada insecto con su zumbido son sagrados en la memoria y experiencia de mi pueblo”. Cada hombre de la tribu y más aún, cada ser vivo e inerte de la naturaleza es entendido y tratado en la consmovisión del gran Jefe como parte del conjunto armónico que es la naturaleza, cuando afirma: “somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros”.

La comprensión de los ciclos biogeoquímicos de la materia en los ecosistemas que constituye un aspecto básico de la ecología moderna, se deja entrever en la sabiduría y admonición de quien sí sabe como enseñar a sus hijos, cuando dice: “Vosotros debéis enseñar a vuestros hijos que el suelo bajo sus pies, es la ceniza de los abuelos. Debéis enseñar lo que nosotros hemos enseñado a los nuestros: que la tierra es nuestra madre. Todo lo que afecta a la tierra, afecta los hijos de la tierra”. Con ello revela la posición de los seres humanos como seres emergentes de madre naturaleza y la sabiduría ancestral para coexistir en forma armónica con el entorno natural.

El homo consumens pleno de arrogancia y falsa superioridad, convertido en “dominador de la naturaleza” constrasta con la modestia del ser emergente, fruto de la tierra y la evolución cuando proclama: “La tierra no pertenece al hombre sino el hombre a la tierra. El hombre no ha tejido la red de la vida, es solo una hebra de ella”. Y destaca el inmenso valor del aire, el agua, la flor y el ave… frente al gigantismo industrial que advierte venir con inusitada fuerza destructiva representada en la figura del “humeante caballo de vapor” con el que advierte la llegada del maquinismo de la “modernidad”.

La interdependencia de los seres de la comunidad biológica está presente en el pensamiento de Seattle en la expresión: “Si todos los animales hubiesen desaparecido, el hombre morirá…porque todo lo que ocurre a los animales pronto habrá de ocurrir al hombre, todas las cosas están relacionadas entre sí. Los hombres blancos también pasarán. Talvez antes que las demás tribus”.

La contaminación del ambiente, subproducto de la sociedad de consumo, fue ya avizorada hace un siglo y medio por el “salvaje” piel roja. Sus palabras tienen el sabor de una sentencia cuando dice: “Si contamináis vuestra cama moriréis alguna noche sofocados por vuestros propios desperdicios. El hombre blanco parece no sentir el aire que respira”. ¿Acaso no está pasando esto con la civilización industrial y la sociedad de consumo que ha contaminado el aire, el suelo y el agua?

Settle, erigido por su tribu en portavoz de su pueblo, defiende ardorosamente la paz de la naturaleza y los valores de su cultura; se manifiesta incapaz de entender la forma de ser y de actuar del hombre blanco porque “Es un extraño que llega por la noche a sacar de la tierra lo que necesita. Porque la tierra no es su hermano sino su enemigo. Su insaciable apetito devorará la tierra y dejará detrás de si solo un desierto. Trata a la tierra y al suelo como si fueran cosas que se puede comprar, saquear y vender. ¿Cómo podéis comprar y vender el cielo y el calor de la tierra?” Interroga el Jefe Seattle a la vez que da una lección de ecología, conservación y ética ambiental al presidente del Estado más grande de la Tierra.

Sin pretenderlo se convierte en portavoz de más de media humanidad; llega con su sabiduría, nacida de las entrañas de su pueblo, para condenar el atropello, la explotación, el saqueo de los recursos naturales y los afanes de exterminio de las culturas nativas tanto al norte como al sur del río Grande.

Lectura de la hermosa carta del Jefe Seattle llama a reflexionar sobre la relación entre los seres humanos y la naturaleza en estos tiempos de “modernidad”, cuando se pretender enfrentar los problemas medio ambientales a través de procedimientos de geoingeniería a cargo del complejo tecnológico-ambiental de los países desarrollados, que se está convirtiendo en nuevo negocio a pretexto de atender la “remediación ambiental” en cualquier lugar del planeta.

Sería necesario y conveniente que el presidente de los Estados Unidos y los presidentes del Grupo de los países más industrializados de la Tierra reciban el mensaje del jefe Seattle, tan antiguo pero a la vez tan vigente.

El pensamiento Seattle coincide con la cosmovisión de los pueblos indoamericanos que se sintetiza en la Madre Tierra y sus tres formas diferentes de ser: es origen de la vida, recibe la semilla y la hace germinar. Si de la tierra venimos y a la tierra vamos, ¿acaso no nos mata cualquier crimen que contra ella se comete?

Estos hermosos textos resumen la sabiduría de los pueblos de América, sabiduría desarrollada en miles de años de convivencia con la Tierra y los seres que la conforman; recuerdan que en ella radican los principios básicos del bienestar, la armonía y la belleza. Es la proclama más sentida por la conservación del planeta y el uso racional de los recursos naturales que lleva implícito un mensaje de ecología y ética ambiental que antecede a los conservacionistas norteamericanos Aldo Leopold, Raquel Carson y Paul Ehrlich y al pensamiento y la acción de Francisco “Chico” Méndez en nuestra América Latina.

Desde una perspectiva ecológica global los países con alto nivel industrial, de consumo y de acumulación son en verdad países mal desarrollados e insustentables debido a que tienen huellas ecológicas enormes, que se traducen en similares déficits ecológicos, esto les lleva a extraen recursos naturales de todo el mundo y a exportar contaminación con lo cual están poniendo en riesgo a todo el planeta.

La conciencia social de la responsabilidad que tiene la humanidad ante el conjunto de la naturaleza es un principio ético de raíces históricas, a cuyo fortalecimiento aportan la ecológica moderna y la filosofía ambiental en años recientes.

Oswaldo Báez

Anuncios

Comunicado sobre conflicto ambiental en Reserva de la Biosfera, Panamá

COMUNICADO A LA NACIÓN PANAMEÑA

ANAM RESPONSABLE DE CONFLICTO AMBIENTAL EN EL RÍO CHANGUINOLA POR PERDER SU BALANCE COMO AUTORIDAD RECTORA Y SE HA CONVERTIDO EN ENTIDAD AUSPICIADORA DE PROYECTO HIDROELÉCTRICOS EN ÁREAS PROTEGIDAS CON POBLACIONES INDÍGENAS

Estimados conciudadanos panameños:

La Alianza para la Conservacion y el Desarrollo (ACD), la Asociación de Derecho Ambiental (ADA) y la Asociación Ecologista Panameña (ASEP) denuncian que la Administradora General de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), Ligia Castro, y el Sub-Administrador Eduardo Reyes, son los principales responsables del conflicto ambiental que se está dando entre los indígenas del Río Changuinola y la empresa AES Changuinola, que promueve la construcción del proyecto hidroeléctrico Chan 75 dentro del Bosque Protector Palo Seco (BPPS), en la Reserva de la Biosfera de La Amistad. Como expresamos desde abril de 2005, la ANAM nunca debió aprobar el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de Chan 75 sin que se hubieran realizado los inventarios biológicos, prospecciones arqueológicas y estudios socio-económicos que eran requeridos por la ley 41 General de Ambiente de 1998. Dos años más tarde, y a pesar de existir un proceso administrativo por incumplimiento del EIA, así como una petición internacional a la UNESCO para declarar al Parque Internacional La Amistad (PILA) como Sitio de Patrimonio Mundial en Peligro, la ANAM también le otorgó una millonaria concesión administrativa de 6,215 hectáreas del Bosque Protector Palo Seco (BPPS) a AES Changuinola, desconociendo de esta manera los derechos legales y la oposición expresada por la población indígena de las áreas anexas de la Comarca Indígena Ngobe-Bugle.

Desde inicios del presente año, moradores de las comunidades de Nance de Riscó, Lazo de Santa Fe, Charco de La Pava, Valle Rey, Guayabal, Changuinola Arriba y Valle de Risco han denunciado en numerosas ocasiones, y de manera verbal y escrita, los abusos y atropellos de los que han sido víctimas por parte de oficiales de la empresa AES. Las autoridades de la ANAM han hecho caso omiso de todas estas quejas, y se han inclinado peligrosamente en defender las actuaciones de la empresa, revelando así una evidente parcialidad y negligencia impropia de una autoridad rectora. La ANAM no sólo ha fallado en resolver el proceso de investigación administrativa que se inició en febrero pasado, sino que tampoco le ha dado respuesta a la carta enviada el mes pasado por los moradores del Río Changuinola solicitando la suspensión del proyecto Chan 75 por incumplimiento del EIA.

Durante los últimos acontecimientos, las comunidades se han opuesto a que se inicien las detonaciones en el sitio de presa, localizado al otro lado del río de la comunidad Ngobe de Charco de La Pava, y que fuera la morada de la anciana viuda Isabel Becker antes de ser desalojada de manera abusiva en el mes de octubre. Hay que aclarar que este lugar fue identificado como un sitio de importancia arqueológica por los dos estudios que se realizaron después de la aprobación del EIA; y que AES Changuinola no tiene los permisos requeridos por la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico del INAC para la realización de excavaciones y mucho menos para hacer explosiones que destruirían para siempre el legado cultural de todos los panameños.

Lamentamos mucho que AES Changuinola, al igual que su contratista europeo Changuinola Civil Works (CCW), no hayan respetado las fiestas de fin de año y que hayan sembrado la inquietud y el desasosiego entre las comunidades indígenas durante estos días que debieran estar caracterizados por la comprensión y la armonía. En este sentido, urgimos a las autoridades de la ANAM y a la Defensoria del Pueblo a que prevengan el uso de la fuerza por las autoridades locales en el área protegida, y a que visiten el área del conflicto esta misma semana. No quisiéramos pensar que la reciente declaración de los proyectos del Río Changuinola como de interés social y público por parte de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) debiera interpretarse como una carta blanca para que las empresas ignoren las leyes ambientales y de protección del patrimonio cultural, y para despojar de sus derechos a las comunidades Ngobe de la Reserva de la Biósfera de La Amistad.

Las asociaciones arriba suscritas solicitamos que todos los ciudadanos solicitemos con vehemencia y responsabilidad que en Panamá se haga valer las leyes ambientales existentes en el país para que impere la justicia y el respeto que todos nos merecemos, especialmente hoy que están en juego las áreas protegidas de la Reserva de la Biósfera La Amistad Panamá por proyectos hidroeléctricos, especialmente el Parque Internacional La Amistad, el Bosque Protector de Palo Seco y el Humedal de San San Pond Sak

Panamá, 22 de diciembre de 2007.

 

Reserva de la Biosfera La Amistad Panamá desde el Bosque Protector de Palo Seco

Foto: BD Panamá. Vista parcial de la Reserva de la Biósfera desde el Bosque Protector de Palo Seco. Al fondo se observa la parte más alta de la Reserva: la cima de Volcán Barú.

El ocaso de nuestra institucionalidad ambiental en Panamá

EL OCASO DE NUESTRA INSTITUCIONALIDAD AMBIENTAL

Osvaldo Jordán

Existe una patología que pareciera afligir a todas las personas que ocupan cargos públicos de alguna importancia, y que pareciera ser independiente del sexo, religión, clase social y hasta de la afiliación política del afectado. Se trata de un virulento rechazo a cualquier tipo de críticas, lo que está acompañado de un ferviente convencimiento de que él o ella sí están haciendo bien su trabajo. Este aparenta ser el mal que afecta hoy día a la Administradora General de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), Dra. Ligia Castro, al salir al paso de las declaraciones emitidas por el Presidente de la Comisión de Ambiente de la Asamblea Nacional, Ing. Milciades Concepción. Se pensaría que de tanto repetirse, ya debiera existir algún antídoto que previniera a los funcionarios públicos de caer victimas de tan lamentable enfermedad, pero no importa cuantos siglos hubieran pasado desde que el célebre rey finalmente se diera cuenta de que estaba desnudo, todavía existe una conspiración como la de Crónica de una Muerte Anunciada, que no permite que los hombres y mujeres públicos se percaten de que están fallando, tal vez hasta que ya sea demasiado tarde.

La administración Castro ha presidido sobre el mayor retroceso en materia de gestión ambiental que se haya experimentado durante la historia de nuestro país. A confesión de partes, relevo de pruebas, la administradora de la ANAM se defiende de las críticas del Diputado Concepción aseverando que “nunca se había investigado y mucho menos sancionado, como ahora, a empresas y personas naturales que cometen infracciones ambientales” (La Prensa, 11 de septiembre de 2007). Dra. Castro, ¿no piensa Usted que la imposición de sanciones representa en sí misma la mayor evidencia de que como sociedad hemos fracasado en la prevención del delito ambiental? ¿Acaso cree Usted que los ambientalistas nos regocijamos de que se le carguen cuantiosas multas a las empresas, cuando más bien hubiéramos querido que estos impactos nunca hubieran llegado a ocurrir? Es un hecho de todos conocido que la aprobación inexplicable de muchos estudios de impacto ambiental (EIAs) durante su administración ha generado conflictos ambientales que eran completamente innecesarios, y que ha conducido a la judicializacion de estos conflictos, violentando el principio precautorio, e imponiendo una onerosa carga de trámites legales sobre las empresas privadas y sobre las organizaciones ambientalistas. En muchos casos, los impactos han sido severos e irreversibles, y de nada sirve la imposición de multas cuando ya los daños han sido hechos.

En este artículo, solo me referiré a tres casos de muy alto perfil que nos han dejado estupefactos durante las últimas semanas. En primer lugar, nos ha llenado de estupor la multa por $130,000 que fuera impuesta sobre la empresa Red Frog Beach Resort (La Prensa, 12 de septiembre de 2007), y que fuera anunciada con bombos y platillos solo un día después de que los representantes de la empresa hubieran estado sentados en primera fila durante la reciente visita del Presidente Martín Torrijos a la Isla de Bocas del Toro. Como bien lo señaló Lina Vega en su columna del 15 de septiembre, esta acción pareciera estar completamente desvinculada de la aprobación de la fase 2 del proyecto que sucedió sólo hace algunos meses; y lo que es peor, según Vega, ¡la ANAM tuvo que realizar una investigación de más de diecisiete meses para llegar a esta conclusión! Con esta política de control posterior, ¿qué hubiera sido de los ecosistemas de la Isla de Bastimentos si este proyecto no se hubiera detenido por otras razones? ¿No hubiera sido mejor prevenir estos efectos negativos a través del mecanismo de la evaluación de impacto ambiental (EIA), y de paso terminar con la vergonzosa práctica de fragmentar los EIAs en innumerables obras y etapas separadas, lo que no es más que una manera de disfrazar los impactos totales de los proyectos?

Más allá de este lamentable acontecimiento, cuya resolución final se extenderá durante muchos meses más de innumerables artimañas legales, los promotores de proyectos pueden estar seguros de que la ANAM nunca irá mas allá de imponer estas multas que seguramente ellos podrán pagar, ya que la creatividad del equipo directivo de la institución ha inventado una nueva manera de acomodar todos sus abusos – la modificación de las resoluciones de impacto ambiental después de iniciados los proyectos. Y en efecto este ha sido el caso del proyecto hidroeléctrico Chan 75 en las montañas de Bocas del Toro, dentro de la Reserva de la Biosfera de La Amistad, en el que la ANAM parece haber cambiado de opinión acerca de la reubicación de las comunidades Ngabe en del Bosque Protector Palo Seco, dos años después de que la resolución aprobatoria del EIA hubiera prohibido el establecimiento de nuevos asentamientos humanos en esta área protegida. Esto sucedió sólo días después de que los moradores del área hubieran denunciado que la empresa AES Changuinola estaba amenazando, desinformando y manipulando a la población para que salieran de sus fincas y le dieran paso a sus maquinarias. De todos es conocido que si algún campesino hubiera cazado algún animal dentro de esta reserva, ya lo hubieran parado, confiscado y hasta sancionado por semejante infracción, mientras que una corporación extranjera sí puede hacer lo que le dé la gana dentro de las más de 6,000 hectáreas de concesión del Bosque Protector Palo Seco que le ha otorgado la ANAM, a cambio de que la empresa se comprometiera a entregar un millonario aporte a la gestión ambiental de la institución. Claramente, en estos casos, la ANAM ha terminado siendo juez y parte.

Finalmente nos encontramos con el bochornoso espectáculo del Foro Público de la Ampliación del Canal de Panamá, que fuera realizado sólo un día antes de que se inaugurara la construcción de la obra. Este hecho, que hubiera causado indignación, y acaso algún comunicado de protesta, en cualquier institución ambiental que fuera independiente y que se respetara a sí misma, ha pasado completamente desapercibido por los jerarcas de la ANAM. De esta manera, se ha demostrado contundentemente lo que hemos venido afirmando desde hace años, que los procesos de evaluación de impacto ambiental han dejado de tener cualquier significado dentro de la administración de Ligia Castro. Dra. Castro, los hechos hablan por sí mismos, y le pido disculpas por ser yo quien tenga que decirle que Usted ya no esta luciendo su atuendo de Reina. No importa a cuantos eventos de cambio climático asistan, y cuantos galardones reciban sus directivos, su administración no está cumpliendo con el sagrado deber de prevenir los daños ambientales, como lo establece la Ley 41 de 1998, en la que sé que Usted personalmente puso mucho de sí, al igual que el Diputado Concepción, y muchas otras personas más.

Si todavía Usted piensa que estas graves fallas se pueden corregir, le sugiero que le exija a todos los miembros de su equipo directivo que pongan sus cargos a disposición, y que convoque a un dialogo amplio y abierto con la empresa privada y con las organizaciones de la sociedad civil para la elaboración de un nuevo marco legal para la gestión ambiental en nuestro país, que pueda ser presentado en forma de anteproyecto a la Asamblea Nacional en el décimo aniversario de la aprobación de la Ley 41 de 1998. De lo contrario, mejor sería que Usted misma renunciara, y que le permitiera al Presidente de la Republica la designación de una nueva persona, que sí actúe de manera independiente, o que en el peor de los casos, responda claramente a los intereses de la empresa privada y del partido gobernante. Lo que ya no podemos soportar es la actual situación de indefinición, en la que los estudios de impacto ambiental son aprobados con condiciones que nunca se cumplen, y en la que si se hacen las denuncias, el Estado, la empresa privada y las organizaciones ambientalistas tenemos que invertir cuantiosos recursos en inspecciones, investigaciones y acciones legales, al tiempo que se continúan destruyendo los ecosistemas naturales y los derechos de las personas siguen siendo atropellados por quienes sí tienen acceso directo a las más altas esferas del poder público.

El autor es presidente de la organización ambientalista Alianza par la Conservacion y el Desarrollo (ACD).

Demanda de biocombustibles afectaría ecosistemas

Demanda de biocombustibles afectaría ecosistemas

LONDRES, Inglaterra / EFE. —La creciente demanda de biocombustibles para su utilización en el transporte sobre ruedas va a dar lugar a la destrucción de ecosistemas enteros, advierte un nuevo informe la organización no gubernamental “Grain”.
Según “Grain”, se ha producido una estampida en dirección a esos combustibles a base de alcohol extraído de diversas plantas, como alternativa “ecologista” a los combustibles tradicionales de origen fósil; aunque, los primeros son igualmente dañinos para el medio ambiente.

“El gobierno indio habla de plantar 14 millones de hectá-reas de tierra con “jatropha” y, de acuerdo al Banco Interamericano de Desarrollo, Brasil dispone de 120 millones de hectáreas para dedicarse a ese tipo de cultivos”.

En tanto, un grupo de presión a favor de los biocombustibles habla que en quince países africanos hay 379 millones de hectáreas disponibles en quince países africanos para su producción “Estamos hablando de expropiaciones (de tierras) a escala nunca vista”, añade Grain, según el cual el sector está cayendo en manos del llamado “agrobusiness”, que quiere explotarlo como una mercancía más. “En Latinoamérica, Asia y África, critica la ONG, la demanda de “agrocombustibles, está haciendo que se vuelva “al viejo sistema colonial de plantaciones a expensas de los sistemas agrícolas indígenas y de las comunidades locales”.

Concern over conservation issues on Isla Bastimentos, and other islands in the Bocas del Toro province of Panama

June 12, 2007

To Whom It May Concern:

I am writing to express my concern over conservation issues on Isla Bastimentos, and other islands in the Bocas del Toro province of Panama. As a biologist studying birds on the Bocas del Toro Archipelago, I can vouch for the biological uniqueness of this area and the urgent need for stronger conservation measures.

The birds of the Bocas del Toro Archipelago were not well-studied until the Smithsonian Bocas Expedition (SBE) in the late 1980s and early 1990s began systematically sampling on each island. Below I will highlight some of the notable finds of that expedition, as well as some of the preliminary results of my own more recent research. I will conclude with some more detailed thoughts on conservation issues relevant to the Bocas del Toro Archipelago.

 

mangrove cucko

Mangrove cucko in a mangrove tree

One of the more notable finds of the SBE included 2 Mangrove Cuckoos (Coccyzus minor) on Isla Solarte, an island separated from Bastimentos by a narrow mangrove channel. This species is known to be uncommon on the Pacific side of Panama and has never before been found on the Caribbean coast between northern Costa Rica and Venezuela. Thus, the mangroves of Solarte and Bastimentos are likely an area of critical importance for this rare species. The proposal by Red Frog Beach Club to develop a marina in Bahia Honda, the narrow bay between Solarte and Bastimentos, along with the greatly increased boat traffic a marina such as this would cause, would likely directly affect this species if it regularly occurs here, and especially if it is breeding. More surveys are needed to determine the status of this bird, but its presence highlights the importance of mangrove conservation in this area.

Stub tailed spadebill

Stub-tailed Spadebill (Platyrinchus ancrominus)

Of all the birds discovered by the SBE, the Stub-tailed Spadebill (Platyrinchus ancrominus) was perhaps the most surprising. Prior to the expedition, this species was unknown in Panama. Its closest mainland relatives are on the Pacific slope of northwestern Costa Rica. Though no genetic work has been done on this species, the Bocas del Toro race is likely a unique subspecies. It is an uncommon to locally common resident of the understory of mature and second growth forests of the Bocas del Toro Archipelago, but is entirely absent from the mainland. It is likely sensitive to understory clearing.

 

green honeycreeperAnother surprising discovery made by the SBE was the presence of two subspecies of Green Honeycreeper (Chlorophanes spiza arguta and C. s. subtropicalis). C. s. arguta is found throughout the Panamanian mainland, as well as on the more recently formed islands of San Cristobal and Popa. However, two individuals found on the much older island of Bastimentos have the blue-green plumage of C. s. subtropicalis, its nearest mainland relatives found in the Andes of Colombia and western Venezuela. Proposed development on Isla Bastimentos will likely also affect this bird of forest canopies, which molecular genetics studies will likely show to be a rare subspecies unique to Bastimentos. The discovery of this species highlights the importance of Bocas del Toro as a biological crossroads between North and South America. Further study will increase our understanding of the ecological and climatic forces that allowed some South American species to expand their ranges northward historically, and also the reasons for the subsequent retreat of some species which have left relictual populations on the islands of Bocas del Toro. There are several other North/South American species pairs that currently meet and change over in Bocas del Toro including the Scarlet- and Sulfur-rumped Tanagers (Ramphocelus spp.) and the Golden and White Collared Mankins (Manacus spp.), both on the mainland.

The Golden Collared Manakin (Manacus vitellinus), the subject of my studies, also shows complicated and unusual variation across the islands and mainland of Bocas del Toro. The birds found on Isla Bastimentos are significantly larger than their mainland counterparts (although smaller than those found on Isla Colon and Isla Escudo), and surprisingly give a vocalization different from the Golden Collared Manakin. Thus, they show unique phenotypic differences that make it worthy of conservation as a separate subspecies. Similar, though even larger, manakins found on Isla Escudo, the oldest and most isolated of the Bocas del Toro islands, date the likely origin of this subspecies to greater than 10,000 years ago. It was probably once present on the mainland too, during a time when sea levels were lower (during the last ice age) and all of today’s islands were attached to the mainland by “land bridges”. However, pure Golden Collared Manakins and White Collared Manakins appear to have subsumed its ranger there as the climate changed, leaving it isolated on the islands today. There are also other differences between the Bastimentos manakins and their mainland counterparts: Island birds are more social, the males forming extremely large groups, and building display courts (used in female attraction) that are much larger than their mainland counterparts, and often much closer together. The behavior and genetics of these birds on Bastimentos warrants more study. This species often occupies forest edges, and can be found in mature second growth forest, as well as oldgrowth. It is not tolerant of large-scale clearing, however, and it is particularly sensitive to clearing of the forest understory, a practice often employed by developers in this region.

The avifauna of the Bocas del Toro Archipelago is also notable for what it lacks. Perhaps most notable is the absence of toucans from Isla Colon and Isla Bastimentos. Presumably these species were present when the islands were attached to the mainland, but we have no idea what led these species to go extinct on these islands. Presumably the habitat is suitable. The water distance from Isla Popa to Bastimentos is less than 1 km, and even less if one takes into account the many intervening mangrove islands. It would seem that these large birds could cross the gap if they so desired, but maybe water gaps of this size are indeed insurmountable.

Isolated populations of species no longer found on the adjacent mainland and other islands give us insight into the former ranges of many species and the ecological requirements that might have caused their retreat or continued persistence. It should be noted that these unusual biogeographical patterns are not restricted to birds. Similar patterns can be seen, for example, in pit vipers which are absent from Isla Bastimentos, yet present on Isla Colon and Isla Escudo. A similar pattern can be seen in a squirrel species that is restricted to Isla Colon whose closest mainland relatives occur in northwest Costa Rica and Nicaragua. The patterns are not restricted to fauna either. A Smithsonian sponsored rapid diversity assessment in which I participated in 2003, discovered a species of tree on Isla Bastimentos, that had never before been recorded in Panama, its closest relatives being in Costa Rica.

Dendrobates pumilioDendrobates pumilio, Bocas del Toro

A combination of processes, including hybridization and isolation on islands has also likely allowed for the evolution of novel subspecies not found outside of the islands. This is evident not just in birds like the Golden Collared Manakin, but also in other taxa such as sloths and the multiple unique morphs of the poison dart frog, Dendrobates pumilio, found in Bocas del Toro. Isla Bastimentos alone has four distinct morphs that are found only on that island. All are found only in mature shaded forest with intact understory. Many other taxa, including invertebrates and fish in the freshwater streams of Bastimentos and other islands are entirely unstudied. Due to their isolation, there are likely many unique species and subspecies waiting to be discovered in these habitats. The Bocas del Toro Archipelago has often been called the “Galapagos of Central America”. This title is not far off the mark. These islands are a living laboratory for understanding evolutionary and ecological processes, such as speciation, historical and present day biogeography, and the affects of climate change. It should be noted that the only terrestrial protected areas constitute a disproportionately small section of Isla Bastimentos. None of the other islands have any formal protection. We are only just beginning to document the unique combinations and morphs of flora and fauna on these islands, and the ecological forces behind present day and historical biogeographical distributions in Bocas del Toro. The islands offer us unique opportunities to understand the speciation process in the species-rich lowland tropics.

The lack of terrestrial protection is even more alarming when one considers the impact of forest clearing and subsequent sedimentation on marine ecosystems. Healthy marine ecosystems are essential to the future conservation of this entire area and the survival of local human populations. Bocas del Toro is perhaps best known for its coral reefs which have spawned a booming tourism industry. The Bastimentos marine park protects only a fraction of these reefs and, according to Smithsonian research scientist Hector Guzman, many of the most diverse reefs sit beside terrestrial areas that are unprotected. The region can likely handle more small scale development projects that take into account the conservation of the ecosystems that tourists come to see. It cannot handle large scale development that destroys natural ecosystems rather than protecting or restoring them. Small scale tourism projects should be developed in conjunction with the indigenous communities present on these islands, rather than adding unsustainable development to currently undeveloped areas, and excluding the local people from participation and profit. The indigenous communities present on the islands understand that intact ecosystems are essential to their own survival, and that increased income from sustainable tourism can also decrease their direct dependence on the land. Large scale development projects that exclude the indigenous population destroy or alter large sections of land and sea, and relegate these already poor people to continued poverty and continued dependence on diminishing natural resources.

At the very least, thorough, large-scale taxonomic inventories are need on all of the islands, particularly for non-vertebrate fauna. This should be done before any further large-scale development takes place. Second, the boundaries of Isla Bastimentos Marine Park should be expanded to include land area and mangroves directly abutting the most diverse reefs. Buffer zones should be set aside to allow indigenous communities access to the resources they need using traditional low-impact, sustainable practices, with the idea that as they develop small-scale community tourism, they will eventually rely less on these finite and unique island ecosystems. Large-scale development should be halted in areas adjacent to forest preserves and reefs, and preferably stopped altogether. New protected areas should be established on every island in the Archipelago, especially Isla Escudo. Strict zoning laws are needed to limit the kinds of development and location of development relative to critical biological resources. These measures are needed to ensure the continued function of the Bocas del Toro Archipelago as a natural scientific laboratory, and to ensure that the people of Bocas have a sustainable future.

Thank you for your consideration of these issues.

Sincerely,

Tim Billo
Doctoral Student
Box 351800
Seattle, WA 98195 USA
timbillo@u.washington.edu
Ph. 206-543-0417
Fax: 206-543-3041

Corporaciones aplican prácticas ecológicas

CHINA.creciente énfasis en programas sociales y del medioambiente.

Corporaciones aplican prácticas ecológicas

Coca-Cola Co. se propone compensar por los 76 mil millones de galones de agua para fabricar productos.

Multinacionales tienen como iniciativa desde plantar árboles hasta reducir las emisiones de carbón.

BEIJING, China/AP

Coca-Cola Co. modernizará sus prácticas de embotellamiento a nivel global para ahorrar agua y financiará labores de conservación a lo largo del río Yangtzé y otras grandes vías fluviales, como parte de un creciente énfasis en programas sociales y del medioambiente de empresas multinacionales en China.

De acuerdo al programa, Coca-Cola Co. se propone compensar por los 76 mil millones de galones de agua (3.8 litros) que el principal fabricante de bebidas sin alcohol del mundo usa cada año para fabricar Coca Cola, Sprite, Fanta y otros productos.

La compañía dijo que piensa reducir la cantidad de agua usada para lavar, calentar y enfriar bebidas durante el proceso de fabricación. Coca-Cola también proyecta reciclar agua de desecho en sus plantas.

“La promesa esencial es devolver a la naturaleza cada gota que usamos”, dijo en Beijing el presidente de la junta directiva de Coca-Cola, E. Neville Isdell.

“Debemos pensar de manera holística acerca de la disponibilidad de agua para la continua sustentabilidad de nuestra empresa”, señaló Isdell.

Millones para la protección

La embotelladora Coca-Cola, con sede en Atlanta, Estados Unidos, prometió entregar 20 millones de dólares para la Fundación Mundial de la Vida Silvestre a fin de proteger tramos de grandes ríos en América del Norte, Europa, África y Asia. Eso incluye al contaminado río Yangtzé en China, el tercero más largo del mundo.

Las ventas de Coca-Cola por volumen han crecido en los dobles dígitos en China durante los últimos años. Ese país es ahora el cuarto mercado más grande del mundo.

Proyectos sociales

Coca-Cola se ha unido a una serie de corporaciones globales que financian en China proyectos sociales al margen de sus inversiones comerciales.

A medida que China se convierte en un mercado aún más importante, muchas multinacionales están bajo intensas presiones para que muestren que están haciendo algo más en el país que simplemente recaudar ingresos.

Los proyectos financiados por multinacionales en China abarcan desde “plantar algunos árboles en la Gran Muralla” hasta reducir de manera significativa las emisiones de carbón, informó Elizabeth Knup, presidenta del comité de responsabilidad social de las corporaciones de la Cámara Estadounidense de Comercio, en Beijing.

La Prensa, 6 de junio de 2007

El derecho, los medios y el caso Chávez

Burica Press hasta el momento se ha mantenido al margen de los acontecimientos, más mediáticos que reales sobre Venezuela, en estos últimos días y donde erráticamente el Gobierno de Venezuela ha caído en aclaraciones y explicaciones aparentemente innecesarias, acerca de las razones para la no renovación de una concesión estatal a un medio de comunicación.  Todas las explicaciones debieron darse en la resolución de no renovación, que se debe avocar a su vez a normas jurídicas establecidas.  También el Presidente Chávez ha errado en incitar y vociferar con arrogancia y no aclarar la supuesta decisión basada en derecho.

Lo que sí ha estado claro para Burica Press, es que en este momento, ciertos dueños de medios de comunicación y organizaciones periodísticas del hemisferio le tienen montada una campaña mediática impresionante y costosa de desprestigio al gobierno de Hugo Chávez  y las decisiones soberanas del Estado venezolano.  Recordemos que en Panamá un medio fue cerrado por no pagar las cuotas del seguro social a sus empleados y nadie dijo nada y simplemente quedó cerrado y no ha pasado nada.  Claramente el medio era bastante incisivo en su política editorial contra el gobierno de ese entonces y para el sistema oligarca imperante.  Igualmente hace poco más de un año fue cerrado la línea noticiosa y de opinión y los periodistas fueron despedidos en un canal local, FETV y nadie dijo nada, ni mucho menos hubo, páginas en negro, ni aquí, ni en Venezuela.

Nosotros no apoyamos cierres de medios per se, ni nunca lo haremos.  Nosotros no estamos seguros que los medios supuestamente amordazados, digan que en Venezuela no hay libertad de expresión y todos los días, ellos mismos  incitan a los ciudadanos a manifestarse en las calles.  Labor que no es propia de ningún  medio, mucho menos de un medio que promueve telebasura y no formación y cultura ciudadana.

Ojalá se emplazara a todos los medios que producen telebasura y radiobasura a aportar a la sociedad, programas realmente educativos y formadores de valores y conciencia en todos  los ámbitos del saber humano.  Este mundo de alienados sería otro.

Si el Presidente de Venezuela Hugo Chávez, está actuando arbitrariamente al margen de ley venezolana y de los principios internacionales de libertad de expresión, debidamente tipificados, que sea condenado por ello, de lo contrario, que no se diga más.

En medio de todo esto, las víctimas son los mismos, la gente que no comprende ni remotamente, qué es lo que está pasando realmente.

Terminamos por incorporar un escrito del Dr. Marco Gandásegui cuyos planteamientos avalamos:

El derecho y el caso Chávez

 Marco A. Gandásegui, hijo

DOCENTE E INVESTIGADOR DEL CELA

EN PANAMA y en algunos otros países los medios de comunicación cuestionan al presidente de Venezuela Chávez, por sus actuaciones al frente de la patria de Bolívar. Estados Unidos cuestiona la validez de los antecedentes democráticos de Chávez.

Según el presidente George Bush, para ser democrático no sólo hay que ganar elecciones populares. También hay que respetar la propiedad privada y, sobre todo, las inversiones de Estados Unidos (EE.UU).

Todos los actos del mandatario son sometidos a una inspección minuciosa. Entre otras razones, porque Venezuela es uno de los países exportadores de petróleo más importantes del mundo. No es casual que casi la totalidad de la producción de hidrocarburos de Venezuela tiene como destino el mercado norteamericano. Además, Chávez ha proclamado la República Bolivariana con una agenda que presenta una alternativa a la política exterior de EE.UU. en la región. Promueve la integración energética de Suramérica y una comunidad política con gobiernos del hemisferio; y se muestra solidario con muchos pueblos financiando programas de salud que le devuelve esperanzas a quienes no tienen los recursos para pagar los altos costos de los servicios.

Chávez es visto con sospecha porque logró superar la crisis política interna de Venezuela en un momento en que los partidos políticos tradicionales (COPEI y ADECO) colapsaron y dejaron al país en un vacío difícil de reconstituir.

Chávez representa un tercer momento de la vida política venezolana del último siglo. Con motivo de la crisis del modelo liberal, en 1908 llegó al poder Juan Vicente Gómez con un programa conservador que generó fabulosas fortunas y una nueva oligarquía petro-estatal. En 1958, las capas medias lograron tomarse el poder, desplazando a una oligarquía corrupta e incapaz. El pacto de Punto Fijo gobernó a Venezuela durante 30 años hasta llegar a su fin con el “caracazo”, violenta demostración de frustración del pueblo venezolano ante el desgobierno de los nuevos ricos.

A la cabeza de las manifestaciones populares y sin oposición política organizada, Chávez llegó al poder mediante elecciones en dos ocasiones sucesivas. En 2002 sofocó un golpe cívico-militar organizado por una alianza suelta de fuerzas políticas con apoyo de EE.UU. Entre los conspiradores se destacaron viejos políticos, los dueños de algunos supermercados y Radio Caracas TV.

La oposición, según las últimas elecciones, tiene un caudal electoral que representa un tercio del pueblo venezolano. Sobre el plano político hay dos clases de oposición a Chávez. En primer lugar, quienes se oponen a su proyecto populista de crear alianzas entre empresarios y trabajadores con el objetivo de consolidar una nueva forma de hacer política en Venezuela. Este sector de la oposición está buscando una fórmula que le permita competir con Chávez y recuperar el centro político del país. Representa una mayoría de las fuerzas de oposición. En segundo lugar, hay una oposición que anhela reconquistar el poder perdido mediante la fuerza, si es necesario, estableciendo una alianza entre la vieja oligarquía, capas medias radicalizadas y el gobierno de EE.UU. Washington financia actividades del grupo y le proporciona una red internacional para promover su causa.

El primer sector opositor rechaza la política de Chávez y, también, su estilo de gobierno. El segundo grupo ha convertido a Chávez en su símbolo para recuperar el poder mediante tácticas golpistas. Este grupo tiene lazos ideológicos con la ultra-derecha que organizó golpes contra Allende en Chile (principios de la década de 1970), que apoyó la guerra de EE.UU. contra el gobierno sandinista de Nicaragua (en la década de 1980) y que promueve los movimientos secesionistas bolivianos contra Evo Morales (actualmente).

La lucha en Venezuela se ha convertido en un enfrentamiento entre las fuerzas populares que apoyan a Chávez (el 70% del electorado) y una pequeña fracción de la oposición que esgrime tácticas golpistas. EE.UU. y los golpistas han querido tergiversar el enfrentamiento señalando que Chávez ha perdido legitimidad y debe ser derrocado. Para ello, incluso, cuestionan el derecho de Venezuela de no extender una concesión a la empresa Radio Caracas TV.

La lucha en Venezuela no es por la libertad de propiedad de los medios de comunicación y, mucho menos, por la libertad de expresión. Estas libertades están garantizadas en la Constitución, y los propietarios no han señalado preocupación por estos derechos. La lucha en Venezuela está planteada entre dos sectores de la sociedad con proyectos muy distintos. Por un lado, con Chávez a la cabeza, un proyecto que quiere consolidar la democracia en Venezuela. Por el otro, con un grupo de golpistas aliados con EE.UU. dando la cara, representantes de la vieja oligarquía y sectores medios frustrados que anhelan recuperar el poder sin importarles el derecho constituido de Venezuela.